Eguz­ki denun­cia que las eléc­tri­cas sigan cobran­do a los ciu­da­da­nos la mora­to­ria nuclear

iberdrola otsaila 2015 1- Iber­dro­la, Sevi­lla­na de Elec­tri­ci­dad y Ende­sa van a cobrar 69 millo­nes a cuen­ta de los ciu­da­da­nos y si suma­mos lo cobra­do des­de 1996 va a alcan­zar la cifra de 5.750 millo­nes de euros.
- Eguz­ki ha inter­pues­to un recur­so, pidien­do que dejen sin efec­to las com­pe­sa­ci­nes del 2014 y 2015, pues con­si­de­ra que no es jus­to “res­ca­tar” el des­pil­fa­rro de empre­sas pri­va­das con dine­ro de los ciudadanos.
- Eguz­ki lla­ma a par­ti­ci­par en la mani­fes­ta­ción por el cie­rre y des­man­te­la­mien­to de Garo­ña, a cele­brar el día 28 en Gasteiz.

Eguz­ki ha pre­sen­ta­do recur­so de alza­da con­tra la recien­te reso­lu­ción de la Direc­ción Gene­ral de Polí­ti­ca Ener­gé­ti­ca del Minis­te­rio de Indus­tria por la que se deter­mi­na que Iber­dro­la, Sevi­lla­na de Elec­tri­ci­dad y Ende­sa cobra­rán 68 millo­nes de euros corres­pon­dien­tes a la anua­li­dad de 2014 de las indem­ni­za­cio­nes deri­va­das de la mora­to­ria nuclear decre­ta­da por el Gobierno espa­ñol en 1983, que afec­tó a las cen­tra­les de Lemoiz, Val­de­ca­ba­lle­ros y Tri­llo II. La reso­lu­ción esta­ble­ce tam­bién que aún res­tan otros 184 millo­nes para que la deu­da se con­si­de­re saldada.

En el recur­so, Eguz­ki hace notar que, entre 1996 y 2015, la mora­to­ria supu­so un des­em­bol­so de 5.750 millo­nes, que salie­ron de los bol­si­llos de los ciu­da­da­nos a tra­vés del reci­bo de la luz. Esta escan­da­lo­sa can­ti­dad cubre con cre­ces cual­quier per­jui­cio que se hubie­ra podi­do cau­sar a las empre­sas, por lo que nues­tra orga­ni­za­ción recla­ma al Minis­te­rio que deje sin efec­to las com­pen­sa­cio­nes esta­ble­ci­das tan­to para la anua­li­dad de 2014 como para las siguien­tes, por enten­der que los con­su­mi­do­res deben dejar de sopor­tar su pago a tra­vés de una tari­fa eléc­tri­ca abu­si­va, máxi­me ante el núme­ro de per­so­nas y fami­lias exis­ten­te en situa­ción de pobre­za energética.

En opi­nión de Eguz­ki, estas indem­ni­za­cio­nes, en reali­dad, nun­ca han sido legí­ti­mas, pues fue­ron las empre­sas las que, a pesar de la for­tí­si­ma opo­si­ción ciu­da­da­na –par­ti­cu­lar­men­te en el caso de la cen­tral de Lemoiz – , se empe­ña­ron en un pro­gra­ma de nuclea­ri­za­ción fara­nó­ni­co que no se sus­ten­ta­ba en la deman­da real de ener­gía. Lue­go no pudie­ron hacer fren­te a los cos­tes finan­cie­ros de seme­jan­te apues­ta y, de hecho, la mora­to­ria ha sido inter­pre­ta­da con fre­cuen­cia como un res­ca­te encu­bier­to de las eléc­tri­cas por par­te del Esta­do, a cuen­ta de los bol­si­llos de los consumidores.

Lo curio­so del caso es que, a pesar de haber paga­do esa millo­na­da, las ins­ta­la­cio­nes de Lemoiz ni siquie­ra están en manos de una ins­ti­tu­ción públi­ca, sino que siguen sien­do pro­pie­dad de Iber­dro­la, que perió­di­ca­men­te lan­za algún glo­bo son­da sobre su posi­ble reuti­li­za­ción para tal o cual proyecto.

Mani­fes­ta­ción por el cie­rre de la cen­tral de Garoña

Eguz­ki no quie­re des­apro­ve­char la oca­sión para denun­ciar que la vetus­ta cen­tral nuclear de Garo­ña, que está a pun­to de cum­plir 44 años, siga repre­sen­tan­do una ame­na­za, pues se pre­ten­de alar­gar su vida útil has­ta 2031, nada menos.

El caso es que, bien por la mora­to­ria, por la pró­rro­ga o por lo que sea, las eléc­tri­cas siem­pre ganan, por supues­to, con la ines­ti­ma­ble com­pli­ci­dad de los gobier­nos de turno. ¡Cómo no pen­sar que algo tie­ne que ver con esto la polí­ti­ca de puer­tas giratorias!

Algu­nas de estas refle­xio­nes lle­va­re­mos en la cabe­za los miem­bros de Eguz­ki a la mani­fes­ta­ción que, con­vo­ca­da por Ara­ba sin Garo­ña, par­ti­rá el 28 de febre­ro, a las 19.00 horas, de la Pla­za de la Vir­gen Blan­ca de Gas­teiz, y a la que ani­ma­mos a acu­dir a la ciudadanía.

Eguz­ki, en Eus­kal Herria febre­ro de 2015

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *