Amplian­do el ves­tua­rio- Izquier­da Castellana

Des­pués de poner­se a la tarea de con­fec­cio­nar el ter­cer tra­je., cues­tión que ana­li­za­mos en la edi­to­rial del mis­mo nom­bre, el Sis­te­ma está “cosien­do” otro nue­vo tra­je, en este caso para el mer­ca­do elec­to­ral situa­do a la dere­cha. Tam­po­co les intere­sa un Par­ti­do Popu­lar que ten­ga el mono­po­lio abso­lu­to, des­de el pun­to de vis­ta elec­to­ral, en ese sec­tor social, por­que tal cues­tión pue­de gene­rar la fal­sa sen­sa­ción de dema­sia­da auto­no­mía en rela­ción con los «pode­res autén­ti­cos», espe­cial­men­te los finan­cie­ros y los mediáticos.
https://nabaizaleoknabai.files.wordpress.com/2010/10/encuestas-electorales.jpg
Todas las nue­vas ope­ra­cio­nes polí­ti­co-elec­to­ra­les en mar­cha ponen cla­ra­men­te de mani­fies­to la inte­rio­ri­za­ción por par­te del Sis­te­ma de que el actual Régi­men sufre un gra­ví­si­mo dete­rio­ro y que sólo pue­de tener algu­na posi­bi­li­dad de recu­pe­ra­ción ante la opi­nión públi­ca a tra­vés de la crea­ción de apa­ren­tes nue­vos ins­tru­men­tos elec­to­ra­les con capa­ci­dad de gene­rar una cier­ta ilu­sión, aun­que sea momen­tá­nea, así como expec­ta­ti­vas entre aque­llos sec­to­res socia­les más decep­cio­na­dos por la evo­lu­ción de la “cosa públi­ca” en los últi­mos años.
Des­de los pro­pios medios de comu­ni­ca­ción se alien­ta a la opi­nión públi­ca, de una for­ma medi­da y selec­ti­va, de algu­nos pro­ble­mas del Régi­men tal cual es la corrup­ción, eso sí, evi­tan­do que se com­pren­da que ésta es con­sus­tan­cial a la natu­ra­le­za de este Régi­men y del Sis­te­ma al que da cober­tu­ra. La mayo­ría de los casos de corrup­ción a los que aho­ra se les da inten­sa publi­ci­dad son cono­ci­dos des­de hace muchos años (en algu­nos casos más de vein­te), pero sin embar­go has­ta hace unos pocos meses no intere­sa­ba poner­los en pri­mer plano de la agen­da mediá­ti­ca. Simi­lar jue­go hicie­ron con el GAL y el terro­ris­mo de Esta­do en gene­ral: le die­ron can­cha mediá­ti­ca cuan­do polí­ti­ca­men­te intere­só al Sis­te­ma, en aque­lla oca­sión para con­se­guir la sus­ti­tu­ción del PSOE por el PP en la gober­nan­za del Estado.
Una de las carac­te­rís­ti­cas de la coyun­tu­ra que atra­ve­sa­mos es la de la bata­lla que los gru­pos mediá­ti­cos del Sis­te­ma están dan­do para recu­pe­rar la hege­mo­nía en la agen­da polí­ti­ca, tal cómo ocu­rría al ini­cio de la Tran­si­ción. Los gru­pos de comu­ni­ca­ción están atra­ve­san­do tam­bién una pro­fun­da cri­sis des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co y de legi­ti­mi­dad y eso les lle­va a inten­tar pro­fun­di­zar en su influen­cia polí­ti­ca. Aun­que parez­ca para­dó­ji­co a pri­me­ra vis­ta, un cier­to debi­li­ta­mien­to de los ‑has­ta aho­ra- dos gran­des par­ti­dos del Régi­men les resul­ta con­ve­nien­te para la con­se­cu­ción de ese obje­ti­vo de refor­zar su hege­mo­nía política.
Por supues­to que la fina­li­dad prin­ci­pal de esa ope­ra­ción «amplia­ción del ves­tua­rio» es sal­var al Sis­te­ma, aun­que para ello ten­gan que reto­car el Régi­men del 78.
Cier­ta­men­te estas manio­bras gene­ran una cier­ta con­fu­sión momen­tá­nea entre bas­tan­te gen­te, y entre algu­nos sec­to­res esa con­fu­sión será mas dura­de­ra. Pero si hay una estra­te­gia trans­for­ma­do­ra cla­ra, rea­lis­ta pero ambi­cio­sa en su sen­ti­do revo­lu­cio­na­rio, cohe­ren­te entre los aná­li­sis teó­ri­cos y las prác­ti­cas socio-polí­ti­cas, que cla­ro que la hay, los sec­to­res socia­les afec­ta­dos por la cri­sis polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y cul­tu­ral en la que esta­mos inmer­sos com­pro­ba­ran la autén­ti­ca inca­pa­ci­dad de esa opcio­nes arti­cu­la­das a tra­vés del Sis­te­ma y sus medios para resol­ver con un míni­mo de satis­fac­ción los pro­ble­mas del Pue­blo Tra­ba­ja­dor, e irán asu­mien­do que sólo habrá autén­ti­cos cam­bios favo­ra­bles a las cla­ses tra­ba­ja­do­ras y a los Pue­blos del Esta­do si se pro­fun­di­za en la cons­truc­ción del movi­mien­to, la orga­ni­za­ción y la movi­li­za­ción popular.
Las pró­xi­mas movi­li­za­cio­nes con­vo­ca­das por la Coor­di­na­do­ra 25S para el 28 de febre­ro; la movi­li­za­ción del 21 de mar­zo, con­vo­ca­das por las Mar­chas de la Dig­ni­dad o la pre­pa­ra­ción de la Huel­ga Gene­ral de octu­bre serán impor­tan­tes esla­bo­nes en el avan­ce por ese camino referido.
Por supues­to que des­de IzCa, des­de el movi­mien­to comu­ne­ro del S. XXI, esta­mos tam­bién por la par­ti­ci­pa­ción en las elec­cio­nes ‑y de hecho esta­re­mos pre­sen­tes en algu­nas can­di­da­tu­ras en Cas­ti­lla a las municipales‑, pero nues­tra par­ti­ci­pa­ción en cual­quier pla­ta­for­ma elec­to­ral está guia­da por el cri­te­rio de que ésta sir­va para impul­sar la orga­ni­za­ción y al movi­mien­to popu­lar en su con­jun­to, nun­ca para aspi­rar sim­ple­men­te a ges­tio­nar las ins­ti­tu­cio­nes, por mucho que esta ges­tión se nos ven­da como poten­cial­men­te mila­gro­sa. Por­que la expe­rien­cia nos ense­ña muy con­tun­den­te­men­te, y a veces muy dra­má­ti­ca­men­te, que los avan­ces elec­to­ra­les, si no van acom­pa­ña­dos de autén­ti­cos avan­ces en la movi­li­za­ción popu­lar no sir­ven final­men­te para nada; en peor de los casos, para alen­tar el des­áni­mo y la desmovilización.
Hay un aspec­to cola­te­ral, pero que que­re­mos abor­dar antes de fina­li­zar este artícu­lo. Es el de las con­se­cuen­cias inelu­di­bles que ten­drá la cons­truc­ción de nue­vos “pro­duc­tos” para el mer­ca­do elec­to­ral por par­te del Sis­te­ma. Obvia­men­te la apa­ri­ción de esos nue­vos pro­duc­tos, la sus­ti­tu­ción del bipar­ti­dis­mo por el tetra­par­ti­dis­mo, que pare­ce que es en lo que andan actual­men­te, va a supo­ner la exclu­sión de una par­te de la “vie­ja cas­ta” de la buro­cra­cia polí­ti­ca para que se pue­da incor­po­rar una par­te de la “nue­va cas­ta” a ese esta­tus de polí­ti­cos pro­fe­sio­na­les tan codi­cia­do por deter­mi­na­dos sec­to­res de la peque­ña y de la media­na bur­gue­sía espa­ño­la, que difí­cil­men­te a tra­vés de un tra­ba­jo nor­mal podrían alcan­zar. Ello obvia­men­te va a supo­ner gran­des ten­sio­nes y con­flic­tos que ya han empe­za­do a apa­re­cer, aun­que esta­mos sólo al principio.
Esas bata­llas para ocu­par car­gos pue­den ser muy ilus­tra­ti­vas para el con­jun­to del Pue­blo tra­ba­ja­dor, si somos capa­ces de ser didácticos.
Tam­bién segui­mos com­pro­ban­do, tal como seña­lá­ba­mos en una edi­to­rial ante­rior -Las encues­tas como ins­tru­men­to de mani­pu­la­ción socio-polí­ti­ca.-, el uso de las encues­tas como un ele­men­to de mani­pu­la­ción socio-polí­ti­ca. La últi­ma de El País, en rela­ción con la defe­nes­tra­ción de Tomás Gómez, es todo un alar­de de estu­pi­dez, inclu­so impro­pia de ese medio.
Izquier­da Castellana

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *