La información «Made in USA», arma contra los dirigentes europeos

JPEG - 23.5 KB

Anony­mous apa­re­ció por pri­me­ra vez en inter­net en 2003 como un gru­po de hac­kers acti­vis­tas defen­so­res de la liber­tad de expre­sión que ope­ra­ba como un «cere­bro digi­tal glo­bal anar­quis­ta». En reali­dad es un ins­tru­men­to, o más bien un arma des­ti­na­da a ser uti­li­za­da en la gue­rra de la infor­ma­ción. Y la con­si­de­ra­ble ven­ta­ja de esa arma es que muy a menu­do resul­ta difí­cil saber quién está detrás de su uso.
Para nadie pen­sa­ba en ese pro­ble­ma en 1993, cuan­do se tomó la foto –publi­ca­da por Anony­mous– en la que apa­re­ce Ange­la Mer­kel visi­tan­do el Club Elb­te­rras­sen, don­de se reunió con varios skin­heads y con otros per­so­na­jes, entre ellos uno que hacía el salu­do nazi [1].
Ber­lín pre­sen­tó algu­nas expli­ca­cio­nes de cir­cuns­tan­cia. Pero el pro­ble­ma no resi­día ahí. Una foto cap­ta­da hace más de 12 años aca­ba de ser publi­ca­da el 9 de febre­ro de 2015, jus­to antes de la lle­ga­da de Ange­la Mer­kel a Washing­ton y pre­ci­sa­men­te des­pués de su encuen­tro con el pre­si­den­te fran­cés Fran­co­is Hollan­de y con el pre­si­den­te ruso Vla­di­mir Putin, reunión que duró varias horas.
Al publi­car la foto, Anony­mous pre­gun­ta­ba si se podía con­fiar la direc­ción de Ale­ma­nia a una mujer polí­ti­ca que fue miem­bro de la Juven­tud Libre Ale­ma­na –orga­ni­za­ción de la juven­tud socia­lis­ta en la ex Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca Ale­ma­na–, que fue espía de Ber­lín Este y que se reunía con nazis [2].
Antes del ata­que mediá­ti­co se había pro­du­ci­do un impor­tan­te acon­te­ci­mien­to: la can­ci­ller ale­ma­na había expre­sa­do su opo­si­ción a la idea de sumi­nis­trar arma­men­to letal a Ucra­nia.
El 7 de febre­ro, Ange­la Mer­kel había hecho uso de la pala­bra en Munich, duran­te la Con­fe­ren­cia de Segu­ri­dad para decir que: «la situa­ción en Ucra­nia no mejo­ra­rá sumi­nis­tran­do más armas.»
La can­ci­ller ale­ma­na reite­ró esa decla­ra­ción cier­to núme­ro de veces en sus recien­tes via­jes a Esta­dos Uni­dos y Cana­dá.
En Esta­dos Uni­dos, los pri­me­ros en res­pon­der fue­ron el sena­dor John McCain y la secre­ta­ria de Esta­do adjun­ta Vic­to­ria Nuland. El sena­dor McCain com­pa­ró las con­ver­sa­cio­nes entre Mer­kel, Hollan­de y Putin con la reunión entre Nevi­lle Cham­ber­lain y Adolf Hitler. Y la seño­ra Nuland, como de cos­tum­bre, uti­li­zó un len­gua­je par­ti­cu­lar­men­te obs­ceno para cali­fi­car a la diri­gen­te del prin­ci­pal Esta­do euro­peo.
Es impor­tan­te recor­dar que los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia esta­dou­ni­den­ses se dedi­can des­de hace mucho tiem­po a reco­lec­tar, por todos los medios, todo tipo de infor­ma­cio­nes uti­li­za­bles en con­tra de la can­ci­ller ale­ma­na. En octu­bre de 2013 se supo que la NSA (Natio­nal Secu­rity Agency) tenía inter­cep­ta­do el telé­fono per­so­nal de la seño­ra Mer­kel y el hecho que esa agen­cia esta­dou­ni­den­se de espio­na­je tenía bajo vigi­lan­cia a la can­ci­ller de Ale­ma­nia dio lugar a un enor­me escán­da­lo.
Ange­la Mer­kel expli­có enton­ces que no espe­ra­ba ni exi­gía nin­gún tipo de excu­sa en par­ti­cu­lar pero que aquel asun­to abría una impor­tan­te bre­cha en la con­fian­za mutua y fue­ron nece­sa­rios impor­tan­tes esfuer­zos para tra­tar de res­tau­rar­la. Las pro­me­sas no bas­ta­ban y la situa­ción impo­nía cam­bios. En tales cir­cuns­tan­cias, la can­ci­ller difí­cil­men­te podía cal­mar la indig­na­ción gene­ra­li­za­da. Pero Washing­ton hizo oídos sor­dos a las pala­bras de Mer­kel. Final­men­te, el escán­da­lo fue ente­rra­do y no hubo ver­da­de­ros cam­bios.
Pero Ange­la Mer­kel no es la úni­ca que ha sufri­do en car­ne pro­pia las prác­ti­cas de Washing­ton sobre la «liber­tad de expre­sión» de los líde­res euro­peos, sobre cuan­do se tra­ta de Rusia. Los ejem­plos no esca­sean.
Hun­gría, bajo la direc­ción de su pri­mer minis­tro Vik­tor Orban, ha fir­ma­do con Rusia un con­tra­to para ter­mi­nar 2 cen­tra­les nuclea­res en cons­truc­ción a 100 kiló­me­tros de Buda­pest. Esta­dos Uni­dos adop­tó inme­dia­ta­men­te una serie de san­cio­nes con­tra Hun­gría. Y el sena­dor McCain, siem­pre dis­pues­to a ser el pri­me­ro en des­en­fun­dar el revól­ver, cali­fi­có al pri­mer minis­tro hún­ga­ro de «dic­ta­dor fas­cis­ta». Por supues­to, el pre­si­den­te Putin iba a visi­tar Buda­pest el 17 de febre­ro.
Washing­ton tam­po­co ve con bue­nos ojos la posi­ción de Milos Zeman, el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Che­ca, quien se atre­vió a pedir prue­bas de la supues­ta pre­sen­cia de tro­pas rusas en Ucra­nia y exhor­tó a Esta­dos Uni­dos y la Unión Euro­pea a poner fin a las san­cio­nes [con­tra Rusia]. Esta­dos Uni­dos uti­li­zó de inme­dia­to sus redes en la Repú­bli­ca Che­ca para ini­ciar una inten­sa cam­pa­ña ten­dien­te a des­acre­di­tar al pre­si­den­te Zeman.
Como pri­mer minis­tro de Ita­lia, Sil­vio Ber­lus­co­ni nun­ca vaci­ló en seña­lar que la com­pren­sión mutua entre Rusia y Esta­dos Uni­dos cons­ti­tu­ye una nece­si­dad para la esta­bi­li­dad de Euro­pa. Ber­lus­co­ni lle­gó a decla­rar que Esta­dos Uni­dos había actua­do de mane­ra irres­pon­sa­ble al des­ple­gar misi­les «defen­si­vos» en Polo­nia y en la Repú­bli­ca Che­ca, al reco­no­cer la inde­pen­den­cia de Koso­vo y al empu­jar Geor­gia y Ucra­nia a unir­se a la OTAN.
Domi­ni­que Strauss-Kahn, ex direc­tor del FMI, tam­bién fue víc­ti­ma de una pro­vo­ca­ción pla­ni­fi­ca­da con mucha ante­la­ción y orga­ni­za­da en su con­tra en sue­lo esta­dou­ni­den­se, don­de fue acu­sa­do de haber vio­la­do a una cama­re­ra negra duran­te una estan­cia en Nue­va York [3]. Y fue some­ti­do a jui­cio en Esta­dos Uni­dos. Pos­te­rior­men­te se supo que la cama­re­ra había men­ti­do, infor­ma­ción que pasó com­ple­ta­men­te inad­ver­ti­da. Pero Strauss-Kahn per­dió su pues­to a la cabe­za del FMI y no pudo pre­sen­tar­se a la elec­ción pre­si­den­cial en Fran­cia.
Orban, Zeman, Ber­lus­co­ni, Strauss-Kahn y aho­ra la seño­ra Ange­la Mer­kel han sido blan­co de los ata­ques “qui­rúr­gi­cos” de las armas mediá­ti­cas esta­dou­ni­den­ses con­tra los polí­ti­cos euro­peos que Washing­ton con­si­de­ra dema­sia­do inde­pen­dien­tes en mate­ria de polí­ti­ca exte­rior.
El esta­blish­ment esta­dou­ni­den­se esti­ma que Euro­pa tie­ne que man­te­ner­se ali­nea­da y seguir la polí­ti­ca exte­rior de Esta­dos Uni­dos al pie de la letra. Para las éli­tes de Washing­ton, sólo así pue­de alcan­zar­se la per­fec­ción en mate­ria de coope­ra­ción trans­atlán­ti­ca. Jus­to des­pués de su encuen­tro con Ange­la Mer­kel, el pre­si­dent Oba­ma expli­có en una entre­vis­ta a Vox​.com que Esta­dos Uni­dos está obli­ga­do a tener «el ejér­ci­to más pode­ro­so del mun­do». Y agre­gó:

«A veces tene­mos que tor­cer­le un poco el bra­zo a cier­tos paí­ses que no quie­ren hacer lo que les pedi­mos.» [4].

El carác­ter bási­ca­men­te bru­tal de esa decla­ra­ción no deja lugar a dudas sobre el hecho que Esta­dos Uni­dos está dis­pues­to a «tor­cer­le el bra­zo» a cual­quier alia­do que no com­par­ta sus pun­tos de vis­ta sobre los dife­ren­tes pro­ble­mas del mun­do.
Los alia­dos (¿vasa­llos?) euro­peos o asiá­ti­cos pue­den estar segu­ros de que así será. El pre­si­den­te tur­co Erdo­gan pare­ce ser el pró­xi­mo en la lis­ta. Washing­ton no le per­do­na haber fir­ma­do con Putin el acuer­do sobre el gaso­duc­to «Tur­kish Stream» [5].
Y ya se oye cla­ra­men­te el tic­tac del reloj.

[1] «Tur­bu­lent past bun­des­kan­ts­le­ra», Truth in Ukrai­ne, 9 de febre­ro de 2015.
[2] «Ange­la Mer­kel, una neo­con­ser­va­do­ra ale­ma­na en la pre­si­den­cia de la Unión Euro­pea», por Thierry Meys­san, Red Vol­tai­re, 15 de enero de 2007.
[3] «Oba­ma, la gue­rra finan­cie­ra y la eli­mi­na­ción de DSK», por Thierry Meys­san, Kom­so­mols­ka­ya Prav­da, Red Vol­tai­re, 26 de mayo de 2011.
[4] The Vox Con­ver­sa­tion, Vox.
[5] «De cómo Vla­di­mir Putin invir­tió la estra­te­gia de la OTAN», por Thierry Meys­san, Оdna­ko (Rusia), Red Vol­tai­re, 8 de diciem­bre de 2014.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: