Solu­ción final made in PP- Víc­tor Arro­gan­te

El pro­yec­to «Solu­ción final» fue idea­do por Adolf Hitler, para exter­mi­nar a los judíos en Euro­pa. Casi lo logra. El nazis­mo ale­mán exter­mi­nó, al menos, a 10.000.000 de per­so­nas entre judíos y otros gru­pos étni­cos, socia­les e ideo­ló­gi­cos. Fran­co, en su gue­rra y duran­te la Segun­da Gue­rra Mun­dial, favo­re­ció el Holo­caus­to. Aho­ra, Rajoy y su «aus­te­ri­ci­dio», tie­ne en el pun­to de mira a otros colec­ti­vos. Hitler, Fran­co y Rajoy: la con­ti­nui­dad de un pro­yec­to. Nazis­mo, fran­quis­mo y neo­li­be­ra­lis­mo popu­lar.

La Solu­ción final o «Solu­ción final de la cues­tión judía» fue el plan nazi, para lle­var a cabo el geno­ci­dio sis­te­má­ti­co de la pobla­ción judía euro­pea, mucho antes de la Segun­da Gue­rra Mun­dial. En 1919 Adolf Hitler escri­bió su pri­mer docu­men­to polí­ti­co, en el que seña­la­ba que la «cues­tión judía» debía ser resuel­ta a tra­vés de la «remo­ción total» de los judíos de Euro­pa, que debe­ría lle­var­se a cabo «no de for­ma emo­cio­nal, median­te pogro­mos o méto­dos simi­la­res, sino con base a una efi­cien­te pla­ni­fi­ca­ción».

Solu­ción final, Holo­caus­to, o «Shoah» — en ale­mán, End­lö­sung — , sig­ni­fi­co depor­ta­ción sis­te­má­ti­ca y exter­mi­nio de toda per­so­na cla­si­fi­ca­da, como «judía» y otros colec­ti­vos «inde­sea­bles» para los nazis. Entre los méto­dos uti­li­za­dos estu­vie­ron la asfi­xia por gas vene­no­so, dis­pa­ros, ahor­ca­mien­to, tra­ba­jos for­za­dos, el ham­bre, la tor­tu­ra médi­ca, los gol­pes y los expe­ri­men­tos pseu­do cien­tí­fi­cos. La Con­fe­ren­cia de Wan­see, en enero de 1942, pla­ni­fi­có la ace­le­ra­ción de la Solu­ción final en Euro­pa. Se estu­dia­ron los mejo­res méto­dos para exter­mi­nar a todo el pue­blo judío euro­peo. Resul­ta­ron ser efi­ca­ces para sus obje­ti­vos. Entre 1941 y 1944 con­si­guie­ron exter­mi­nar a seis millo­nes de per­so­nas de pro­ce­den­cia judía. Las víc­ti­mas no judías, fue­ron millo­nes de pola­cos, comu­nis­tas y otros sec­to­res de la izquier­da polí­ti­ca, homo­se­xua­les, gita­nos, dis­ca­pa­ci­ta­dos físi­cos y men­ta­les y pri­sio­ne­ros de gue­rra sovié­ti­cos. Tam­bién repu­bli­ca­nos espa­ño­les. En total, al menos, más de diez millo­nes de seres huma­nos, fue­ron exter­mi­na­dos y has­ta sesen­ta millo­nes en la gue­rra pro­vo­ca­da por Ale­ma­nia.

Todo fue cal­cu­la­do y pre­me­di­ta­do. No se esca­ti­ma­ron medios téc­ni­cos ni cien­tí­fi­cos. La gran indus­tria ale­ma­na fue cóm­pli­ce y pese a la nega­ción popu­lar, todos tuvie­ron algún tipo de res­pon­sa­bi­li­dad, en la mayor matan­za de toda la his­to­ria de la huma­ni­dad. Rudolf Höss, ins­pec­tor gene­ral de los cam­pos de con­cen­tra­ción, ahor­ca­do en Ausch­witz por cri­mi­nal de gue­rra, cuen­ta en sus memo­rias, que Himm­ler le dijo: «El Füh­rer ha dado la orden de pro­ce­der a la Solu­ción final del pro­ble­ma judío. Noso­tros, los SS, somos los encar­ga­dos de lle­var a cabo esta orden. A usted le incum­be esta tarea dura y peno­sa», advir­tién­do­le guar­dar silen­cio inclu­so ante sus supe­rio­res.

En Espa­ña, Fran­co, comen­za­ba su «Solu­ción final» con­tra judíos, maso­nes, comu­nis­tas y defen­so­res de la liber­tad y la demo­cra­cia. Los nazis, que pre­ci­sa­ron los pla­zos del exter­mi­nio, tuvie­ron con su ami­go Fran­co, la defe­ren­cia de otor­gar­le varias mora­to­rias, para que el régi­men pudie­ra hacer­se car­go de los judíos espa­ño­les. «No qui­so sal­var­les la vida, pero exi­gió sus bie­nes por escri­to», dice Eduar­do Mar­tín de Pozue­lo. Hubo judíos espa­ño­les sal­va­dos, por media­ción de algu­nos diplo­má­ti­cos espa­ño­les, que actua­ron en con­tra de las direc­tri­ces del gobierno. Tam­bién por la pre­sión de Esta­dos Uni­dos y Gran Bre­ta­ña. Fran­co no fue neu­tral, fue pro nazi, admi­ra­dor del III Reich, anti­se­mi­ta y estu­vo con­tra el «con­tu­ber­nio» judeo masó­ni­co y comu­nis­ta has­ta su muer­te. Fran­co y sus minis­tros, fue­ron cóm­pli­ces del Holo­caus­to, por omi­sión deli­be­ra­da de sal­var a miles de per­so­nas en manos de los nazis. Se apo­de­ra­ron de sus bie­nes y hacien­das, come­tien­do crí­me­nes por saqueo y exter­mi­nio ideo­ló­gi­co.

El infor­me Eberhard Von Stoh­rer, dice: «En Espa­ña no exis­te un pro­ble­ma judío como en Ale­ma­nia. La expul­sión de los judíos por la rei­na Isa­be­lla la Cató­li­ca (sic) a fina­les del siglo XV, ha evi­ta­do la ger­mi­na­ción del pro­ble­ma judío». En la Espa­ña cató­li­ca, apos­tó­li­ca y roma­na, no cabían los judíos. Qui­nien­tos años de his­to­ria nos con­tem­plan y aho­ra no caben los «moros», sal­vo los pro­ce­den­tes del Gol­fo Pér­si­co. «Hitler hizo el tra­ba­jo sucio al dic­ta­dor espa­ñol, para que pudie­ra librar­se de ciu­da­da­nos peli­gro­sos si vol­vían a Espa­ña». Fran­co pudo haber sal­va­do de la muer­te a más de cin­cuen­ta mil per­so­nas; si no lo hizo es cóm­pli­ce de su exter­mi­nio. Poco pudo haber­le impor­ta­do, des­pués de ser res­pon­sa­ble del «millón de muer­tos» que cau­só la gue­rra pro­vo­ca­da por él, tras el gol­pe con­tra la legí­ti­ma Repú­bli­ca. Los here­de­ros de Fran­co, quien dejó todo «ata­do y bien ata­do», gobier­nan Espa­ña. En el len­gua­je y con­cep­tos algo han cam­bia­do, pero la esen­cia sigue sien­do la mis­ma. En lo social, el Par­ti­do Popu­lar, está lle­van­do a cabo su par­ti­cu­lar «Solu­ción final».

La Solu­ción final made in PP, fija su aten­ción en los ancia­nos sin medios, que se sien­ten mal­tra­ta­dos al no poder sub­sis­tir dig­na­men­te por sus bajas pen­sio­nes, el tiem­po que les que­de de vida. Enfer­mos cró­ni­cos que mue­ren, sin que la polí­ti­ca del gobierno les pres­te ni siquie­ra el con­sue­lo de la muer­te dig­na. Per­so­nas depen­dien­tes que no son aten­di­das y viven en con­di­cio­nes deplo­ra­bles. Para­dos de lar­ga dura­ción, gen­tes sin tra­ba­jo, que no cobran nin­gún tipo de ayu­da eco­nó­mi­ca ni social, o que tra­ba­jan­do, sufren pobre­za ener­gé­ti­ca. Per­so­nas inmi­gran­tes, tra­ba­ja­do­ras, avo­ca­das a la mise­ria o a la expul­sión del terri­to­rio espa­ñol si mira­mien­tos. Dijo Rajoy a Cayo Lara: «Me pin­ta usted un país que no conoz­co». Yo lo cono­ce­mos bien, como a él y a su ideo­lo­gía. En Espa­ña hay 13 millo­nes de per­so­nas exclui­das y 5 en exclu­sión seve­ra, según el infor­me Esta­do de la Pobre­za en Espa­ña, de la Red Euro­pea de Exclu­sión y Pobre­za. En los pró­xi­mos cua­tro años, se espe­ran 1,3 millo­nes más. Todo por una polí­ti­ca neo­li­be­ral. Un autén­ti­co «aus­te­ri­ci­dio», apli­ca­do con­tra la cla­se tra­ba­ja­do­ra y los más des­pro­te­gi­dos e inde­fen­sos. Con su polí­ti­ca conoz­co cuán­to nos des­pre­cian.

El capi­tal ha gana­do la lucha de cla­se, sin que la cla­se tra­ba­ja­do­ra ni los sin­di­ca­tos reac­cio­nen debi­da­men­te. El ajus­te de cuen­tas del capi­tal, repre­sen­ta­do en la actual ideo­lo­gía neo­li­be­ral, está pre­sen­te en la polí­ti­ca de Mariano Rajoy Brey, su gobierno y su par­ti­do. Nos quie­ren muer­tos mejor que vie­jos, para­dos, enfer­mos, depen­dien­tes o mar­gi­na­dos. Nos quie­ren pobres mejor que ricos, que para eso ya están ellos. Indu­cen al sui­ci­dio con los desahu­cios, al expul­sar de sus casas sin mira­mien­tos y con vio­len­cia poli­cial, que es vio­len­cia de Esta­do con­tra el pue­blo nece­si­ta­do.

Un colec­ti­vo sin la aten­ción debi­da, es el de los mayo­res de más de 60 años y con bajos ingre­sos, pen­sio­nes de jubi­la­ción míni­mas o exiguas ayu­das asis­ten­cia­les. Es un colec­ti­vo que se encuen­tra en situa­ción de des­ven­ta­ja o vul­ne­ra­bi­li­dad social. La fal­ta de aten­ción y ayu­da públi­ca, les gene­ra des­igual­dad, pre­ca­rie­dad; y con ello, aho­ra, ade­más, tie­nen que ayu­dar eco­nó­mi­ca­men­te a hijos y nie­tos sin empleo. Más de la mitad de los ancia­nos sufre pobre­za ener­gé­ti­ca. El pri­me­ro en el pun­to de mira.

La par­ti­cu­lar «Solu­ción final» made in PP, se obser­va en sus múl­ti­ples polí­ti­cas anti­so­cia­les, regre­si­vas y repre­si­vas, que lle­va a cabo des­de hace tres años. Como jus­ti­fi­ca­ción y para el enga­ño gene­ral, el minis­tro de exte­rio­res Mar­ga­llo, rati­fi­ca­do por el de eco­no­mía, han repre­sen­ta­do el cinis­mo y la dema­go­gia en su máxi­ma expre­sión: «Sin la ayu­da espa­ño­la a Gre­cia, podrían haber subi­do un 50% las ayu­das a los para­dos y un 38% las pen­sio­nes» o que «los 26.000 millo­nes pres­ta­dos a Gre­cia equi­va­len al gas­to en pres­ta­cio­nes de todo un año», que dice Guin­dos. No nos cuen­tan lo que se podría haber­se hecho, con los más de 100.000 millo­nes que ha cos­ta­do el res­ca­te públi­co a los ban­cos pri­va­dos; tam­po­co lo que se hubie­ra hecho con lo roba­do y la mala ges­tión en la Ban­kia de Ble­sa y Rato o por el con­ti­nuo saqueo con­tra las arcas públi­cas. Los minis­tros son dema­go­gos de pro­fe­sión y cíni­cos por con­di­ción; mani­pu­lan y espar­cen ciza­ña, ante lo que se les ave­ci­na: el fue­go ha comen­za­do a pren­der sus bar­bas.

Un estu­dio ela­bo­ra­do por las ins­ti­tu­cio­nes espa­ño­las de defen­so­res del pue­blo denun­cia pro­ble­mas en los ser­vi­cios de urgen­cias hos­pi­ta­la­rias y la aten­ción a los inmi­gran­tes «irre­gu­la­res» se ve difi­cul­ta­da con la emi­sión de fac­tu­ras y hacer­les fir­mar com­pro­mi­sos de pago. Lo que pre­ten­de el gobierno que se mue­ran o que se vayan. La Pla­ta­for­ma de Afec­ta­dos por la Hepa­ti­tis C, res­pon­sa­bi­li­za al gobierno de las muer­tes y lesio­nes de los enfer­mos que no han reci­bi­do los nue­vos fár­ma­cos. Se han que­re­lla­do con­tra la ex minis­tra Mato y con­tra el nue­vo Alon­so por tres pre­sun­tos homi­ci­dios y más de una vein­te­na de lesio­nes de enfer­mos. Son las víc­ti­mas de la omi­sión del deber de soco­rro, tenien­do en cuen­ta que el 80% de los enfer­mos tie­ne pres­cri­to el tra­ta­mien­to con los fár­ma­cos ade­cua­dos pero no los ha reci­bi­do. «12 muer­tes dia­rias» se pro­du­cen en Espa­ña por esta enfer­me­dad, ase­gu­ran des­de la Pla­ta­for­ma.

La abue­la de David Boye­ro ha muer­to, por­que se can­só de espe­rar. Murió tras per­ma­ne­cer más de 24 horas en un box de Urgen­cias del Hos­pi­tal Ramón y Cajal, por un tras­torno que «era cues­tión de dos días». Se can­só de espe­rar. «Toda una vida de sacri­fi­cios, de impues­tos y tra­ba­jo duro para que la Sani­dad Públi­ca no sea capaz de subir­la a una habi­ta­ción en más de un día». El des­man­te­la­mien­to del Sis­te­ma Públi­co de Salud, comen­zó des­de el pri­mer día del gobierno de Rajoy, sub­vir­tien­do el man­da­to cons­ti­tu­cio­nal. El artícu­lo 43 de la Cons­ti­tu­ción esta­ble que «Se reco­no­ce el dere­cho a la pro­tec­ción de la salud. Com­pe­te a los pode­res públi­cos orga­ni­zar y tute­lar la salud públi­ca a tra­vés de medi­das pre­ven­ti­vas y de las pres­ta­cio­nes y ser­vi­cios nece­sa­rios». Papel moja­do, como en otros tan­tos dere­chos y liber­ta­des. Los ser­vi­cios de urgen­cia están colap­sa­dos y se están con­vir­tien­do en ante­sa­las de la muer­te.

Las per­so­nas depen­dien­tes tam­bién sufren en sus car­nes la «Solu­ción final» del gobierno. Una de cada cin­co murió en lis­ta de espe­ra sin reci­bir la ayu­da que le corres­pon­día, según los datos del últi­mo dic­ta­men del Obser­va­to­rio de la Depen­den­cia. El sis­te­ma de la depen­den­cia se encuen­tra «en situa­ción demo­li­ción con­tro­la­da», dicen en su infor­me la Aso­cia­ción de Direc­to­ras y Geren­tes de Ser­vi­cios Socia­les. Más de 100.000 depen­dien­tes han falle­ci­do des­de 2012 espe­ran­do una ayu­da reco­no­ci­da por el Esta­do y no que no ha lle­ga­do. La reali­dad que dibu­jan es de una autén­ti­ca «Solu­ción final». Que no enga­ñen las esta­dís­ti­cas, la reduc­ción de la lis­ta de espe­ra, no se ha pro­du­ci­do por un incre­men­to de las aten­cio­nes, sin por que los usua­rios han muer­to en este tiem­po. Falle­cen más usua­rios, que bene­fi­cia­rios nue­vos entran en el sis­te­ma.

El minis­te­rio del inte­rior, del muy cas­to y cari­ta­ti­vo Fer­nán­dez del Opus, ha eje­cu­ta­do la depor­ta­ción —sin con­tar las «expul­sio­nes en calien­te»— de 9.410 inmi­gran­tes en 257 vue­los inter­na­cio­na­les fle­ta­dos has­ta octu­bre de 2014. Es cul­pa­ble, como cul­pa­bles son los 16 guar­dias civi­les impu­tados y sus man­dos, por la muer­te de los inmi­gran­tes en Tara­jal. La Guar­dia Civil dis­pa­ró pelo­tas de goma y botes de humo a un gru­po de sub­saha­ria­nos que inten­ta­ba alcan­zar la cos­ta espa­ño­la, pri­me­ro por tie­rra y lue­go por mar. Omi­tie­ron el deber de soco­rro a per­so­nas en ries­go de morir y murie­ron; que no son 15, como dicen los datos ofi­cia­les, sino 80, según tes­ti­mo­nio de los super­vi­vien­tes.

Los gran­des bene­fi­cia­rios de la polí­ti­ca de recor­tes en gas­tos socia­les, son el capi­tal finan­cie­ro, que domi­na el mun­do, que influ­yen­do en la polí­ti­ca, en las ins­ti­tu­cio­nes, en lo mediá­ti­co y en lo aca­dé­mi­co, «con­ti­núa pro­mo­cio­nan­do el dog­ma que sus­ten­ta el apa­ra­to ideo­ló­gi­co que lo sos­tie­ne», según el pro­fe­sor Vice­nç Nava­rro. Sabía­mos que el Esta­do de Bien­es­tar esta­ba en peli­gro y aho­ra pade­ce­mos su des­apa­ri­ción. El Ban­co Cen­tral Euro­peo, la Comi­sión Euro­pea, el Con­se­jo Euro­peo y el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal, insis­ten en que para salir de la cri­sis, hay que con­ti­nuar con las medi­das de aus­te­ri­dad: redu­cir más el gas­to públi­co, de for­ma espe­cial el gas­to social; así como con­ti­nuar con las «refor­mas estruc­tu­ra­les»: faci­li­tar el des­pi­do de los tra­ba­ja­do­res y redu­cir los sala­rios, para el mayor bene­fi­cio empre­sa­rial. Todo para ellos.

Las polí­ti­cas de aus­te­ri­dad han cau­sa­do un enor­me daño a la mayo­ría de la pobla­ción y Rajoy insis­te en ello. El gobierno del Par­ti­do Popu­lar, ha eli­mi­na­do dere­chos y res­trin­gi­do liber­ta­des, en aras de esa aus­te­ri­dad cana­lla. Gran par­te de los dere­chos per­di­dos, están oca­sio­nan­do cala­mi­da­des, sufri­mien­to humano y muer­tes en tiem­pos de paz, siguien­do pla­nes pre­me­di­ta­dos, con esti­lo pro­pio de un esta­do tota­li­ta­rio. Esta­mos sufrien­do una autén­ti­ca «Solu­ción final» made in PP.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *