Estados Unidos y La Unión Europea instalaron en Ucrania un gobierno fascista y castigan a Rusia

A fines del 2010, Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos de la Unión Euro­pea ini­cia­ron una ofen­si­va en Ucra­nia con el obje­ti­vo geo­es­tra­té­gi­co de aco­rra­lar a Rusia y acer­car­se a la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na. Invir­tie­ron miles de millo­nes de dóla­res para obli­gar a dejar la Pre­si­den­cia a Vík­tor Fédo­ro­vich Yanu­kó­vich que, al final, fue des­ti­tui­do por el Con­gre­so Nacio­nal el 21 de febre­ro de 2014 en el trans­cur­so del gol­pe de Esta­do des­en­ca­de­na­do por el Euro­mai­dán en Kiev, una orga­ni­za­ción terro­ris­ta, prooc­ci­den­tal y de carac­te­res en extre­mo nacio­na­lis­tas, que con­for­man los gru­pos neo­na­zi­fas­cis­tas.

Esta­dos Uni­dos y los alia­dos de la UE entre­ga­ron fajos de bille­tes de euros y dóla­res, repar­tie­ron armas y equi­pos mili­ta­res, en espe­cial a los par­ti­dos nazi­fas­cis­tas como Svo­bo­da, a gru­pos polí­ti­cos prooc­ci­den­ta­les, a par­ti­dos y movi­mien­tos de las dere­chas nacio­na­lis­tas, a pan­di­llas y gru­pos juve­ni­les que, con dine­ro en una mano, con la otra dis­pa­ra­ban armas hacia cual­quier lado en las mani­fes­ta­cio­nes de la pla­za Mai­dan

Final­men­te, los fas­cis­tas y sus socios de Ucra­nia, Euro­pa y Esta­dos Uni­dos entre­ga­ron al poder a Petró Poros­hen­ko incon­di­cio­nal del impe­rio y de la UE, y en col­mo del cinis­mo impe­rial impu­sie­ron san­cio­nes a Rusia por haber “ane­xa­do” Cri­mea y defen­der la cul­tu­ra y valo­res nacio­na­les en Donetsk, Lugansk y Jar­kov. Yan­quis y euro­peos saca­ron ile­gal­men­te del poder a Vík­tor Fédo­ro­vich Yanu­kó­vich, arma­ron a sus opo­si­to­res, cau­sa­ron muer­tos y heri­dos a más de gran­des des­truc­cio­nes. Pero en la moral de las galli­nas que carac­te­ri­za al impe­rio y sus secua­ces euro­peos, quien debe mere­cer todas las san­cio­nes es el impe­ria­lis­mo y sus adlá­te­res,

El cíni­co Poros­hern­ko en nom­bre de los fas­cis­tas soli­ci­tó armas leta­les a Cana­dá y Esta­dos Uni­dos para rear­mar a su ejér­ci­to y ocu­par mili­tar­men­te el sud­es­te ucra­niano. Por lo pron­to, la UE entre­gó a Ucra­nia 11 mil millo­nes de euros como pri­me­ra cuo­ta, en tan­to Esta­dos Uni­dos y la UE crea­ron una fuer­za espe­cial de reac­ción rápi­da que actua­rá bajo el man­do de la OTAN. El obje­ti­vo es ins­ta­lar bases mili­ta­res de la OTAN para impo­ner un cer­co a Rusia.

Pero Rusia no es Afga­nis­tán, Irak, Libia o Soma­lia. Rusia adop­tó una res­pues­ta estra­té­gi­ca con­tra EEUU y la Unión Euro­pea. Cerró por un año su mer­ca­do nacio­nal a la Unión Euro­pea al no per­mi­tir la impor­ta­ción de fru­tas y ver­du­ras, por un equi­va­len­te a 5.252 millo­nes de Euros. El pre­cio de fru­tas, hor­ta­li­zas y cítri­cos, así como de otros pro­duc­tos pere­ce­de­ros, ha caí­do un 40% en toda Euro­pa des­de que Rusia ha res­pon­di­do a las san­cio­nes. Exis­ten pode­ro­sos gru­pos empre­sa­ria­les de Occi­den­te que sufri­rán pér­di­das, y en varias oca­sio­nes ya han expre­sa­do su incon­for­mi­dad con las san­cio­nes impues­tas a Rusia. “Rusia advir­tió, ade­más, que los vue­los euro­peos con des­tino a Asia ten­drían que sobre­vo­lar el Polo Nor­te. La ruta transibe­ria­na es la más cor­ta de las exis­ten­tes entre Euro­pa y Asia, ya que per­mi­te redu­cir el via­je en 4.000 kiló­me­tros (unas dos horas de dife­ren­cia) y aho­rrar a las com­pa­ñías aéreas 30.000 dóla­res por jor­na­da. Así mis­mo prohi­bió la impor­ta­ción de todos los pro­duc­tos agrí­co­las y cár­ni­cos de Esta­dos Uni­dos, Cana­dá, Norue­ga y Aus­tra­lia. "Todo lo que se pro­du­ce en EE.UU. y se impor­ta des­de allí a Rusia será prohi­bi­do", ha dicho el ase­sor del direc­tor del ser­vi­cio aéreo, Ale­xéi Ale­xé­yen­ko”.

Has­ta aho­ra, si no regre­sa un poco de cor­du­ra a los hal­co­nes de Washing­ton y la OTAN, Ucra­nia podría ser la mecha que encien­da el pol­vo­rín ató­mi­co en el que se sien­ta la huma­ni­dad. La locu­ra impe­rial neo­co­lo­ni­za­do­ra pare­ce no cesar jamás y ha desata­do ata­ques de avia­ción a Irak y según el pre­mio Nobel de la Paz, Barack Oba­ma, ata­ca­rá a Siria has­ta derro­car al Gobierno legí­ti­mo de Bas­har al- Asad. ¿Esto no es una gro­se­ra e inacep­ta­ble inje­ren­cia? ¿Quién san­cio­na a la Casa Ban­ca y a sus cipa­yos euro­peos?

Des­pués de la Cum­bre de la OTAN efec­tua­da en Gales, Reino Uni­do, los días 04 y 05 de sep­tiem­bre de 2014, como una estra­te­gia que no admi­te su derro­ta, exi­gie­ron el alto el fue­go que fue fir­ma­do el vier­nes (05 de sep­tiem­bre de 2014) en Minsk (capi­tal de Bie­lo­rru­sia). Pero al igual que otros simi­la­res, los nazi­fas­cis­tas de Kiev incum­plen los acuer­dos y ansían seguir con la car­ni­ce­ría con­tra civi­les inde­fen­sos, a pesar de que sufren exten­sas e inten­sas bajas y derro­tas. “El acuer­do decía que las fuer­zas anti­fas­cis­tas de las Repú­bli­cas Popu­la­res de Donetsk y Lugansk, y el Ejér­ci­to fas­cis­ta ucra­niano deben dete­ner las ope­ra­cio­nes ofen­si­vas acti­vas en el este y reti­rar sus tro­pas de las zonas de com­ba­te, el mis­mo que debe com­ple­men­tar­se con los siguien­tes ele­men­tos: moni­to­reo inter­na­cio­nal, exclu­sión de avio­nes de com­ba­te, inter­cam­bio de pri­sio­ne­ros, corre­dor de ayu­da huma­ni­ta­ria, etc. En reali­dad el papel pue­de aguan­tar todo”, pero una vez más el gobierno fas­cis­ta de Ucra­nia occi­den­tal ha incum­pli­do todos sus com­pro­mi­sos.

Exis­te un con­tu­ber­nio entre el fas­cis­mo de Poros­hen­ko y la cri­mi­nal OTAN: Esto es evi­den­te si se obser­va que ya han rea­li­za­do varios ejer­ci­cios mili­ta­res con­jun­tos, por lo menos sie­te, entre la OTAN y las fuer­zas fas­cis­tas de Kiev. Al pare­cer pre­pa­ran una ofen­si­va a ser desata­da por una coa­li­ción inte­gra­da por ejér­ci­tos que par­ti­ci­pan en estos ejer­ci­cios con­jun­tos bajo las ban­de­ras de la OTAN y diri­gi­dos por el ejér­ci­to cri­mi­nal de Esta­dos Uni­dos.

La ofen­si­va podría coin­ci­dir cuan­do se difun­da el infor­me final de la inves­ti­ga­ción del derri­bo del avión mala­sio MH17 ocu­rri­do el 17 de julio de 2014, que efec­túo, el Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal de los Paí­ses Bajos (Holan­da) publi­ca­do el 09 de sep­tiem­bre de 2014. La noti­cia en reali­dad fue impac­tan­te. “El infor­me está com­pues­to de 34 pági­nas y se con­clu­ye que el avión esta­ba en bue­nas con­di­cio­nes, se des­car­ta que haya habi­do fallas huma­nas y téc­ni­cas y, fun­da­men­tal­men­te, se dice que la cau­sa de la tra­ge­dia habría sido por “impac­to de nume­ro­sos obje­ti­vos a gran velo­ci­dad y de gran poten­cia”. infor­me que, a pesar del ses­go anti­ru­so, lle­va a con­cluir que fue impac­ta­do por misi­les del ejér­ci­to fas­cis­ta de Ucra­nia que lo con­fun­dió con un avión que vola­ba hacia Mos­cú, con el Pre­si­den­te de la Fede­ra­ción Rusa, Vla­di­mir Putin lue­go de su his­tó­ri­ca gira por Cuba, Nica­ra­gua, Argen­ti­na y Bra­sil en don­de asis­tió a la Cum­bre del BRICS.

Piotr Dei­ne­kin, un alto repre­sen­tan­te de Agen­cia Fede­ral de Trans­por­te Aéreo de Rusia (Rosa­viatsia) dijo a Itar­Tass y publi­ca­da por Rusia Today el 09 de sep­tiem­bre de 2014: "Estoy sor­pren­di­do por la infor­ma­ción publi­ca­da por la comi­sión que inves­ti­ga la tra­ge­dia. ¿Aca­so para esta­ble­cer el hecho de que el Boeing esta­ba en bue­nas con­di­cio­nes se ha nece­si­ta­do tan­to tiem­po?, para lue­go ase­gu­rar que los espe­cia­lis­tas rusos no han teni­do nin­gu­na duda res­pec­to al esta­do téc­ni­co de la aero­na­ve. Ellos [los Paí­ses Bajos, cuyas auto­ri­da­des han publi­ca­do el infor­me] no se dig­na­ron a res­pon­der a nin­gu­na de las 28 pre­gun­tas que les diri­gió la Agen­cia Fede­ral de Trans­por­te Aéreo de Rusia. Toda­vía no hemos reci­bi­do ni una res­pues­ta. Está cla­ro que la Comi­sión actúa bajo la pre­sión de algu­nas otras fuer­zas que bus­can ocul­tar las cau­sas ver­da­de­ras de la tra­ge­dia".

A más de lo espe­ci­fi­ca­do, el ana­lis­ta agre­ga que en estos hechos ocu­rri­dos casi simul­tá­nea­men­te, se debe con­si­de­rar, que hay dos prue­bas de misi­les balís­ti­cos inter­con­ti­nen­ta­les efec­tua­dos por las dos poten­cias beli­ge­ran­tes, Esta­dos Uni­dos y Rusia: el pri­me­ro fue lan­za­do por las fuer­zas esta­dou­ni­den­ses el 09 de sep­tiem­bre de 2014 des­de la par­te cen­tral del Mar Medi­te­rrá­neo y se diri­gía hacia el lito­ral este (cayó a 300 kiló­me­tros al nor­te de Tel Aviv, Israel)" y detec­ta­do por el cen­tro radio­téc­ni­co de Arma­vir (sis­te­ma de aler­ta de misi­les) en el sur de Rusia. El segun­do, un misil inter­con­ti­nen­tal Bula­va, que fue lan­za­do (exi­to­so) el 10 de sep­tiem­bre de 2014 des­de el sub­ma­rino nuclear estra­té­gi­co ruso de cla­se Boréi Vla­dí­mir Mono­maj que esta­ba ubi­ca­do en el Mar Blan­co. Se tra­ta del pri­mer lan­za­mien­to para el sub­ma­rino y el ensa­yo núme­ro 20 para el misil.

En el aná­li­sis en comen­to se afir­ma: “En la reali­dad la con­fron­ta­ción es muy fuer­te entre Esta­dos Uni­dos y Rusia. Esto tam­bién se refle­ja en Ucra­nia. La deses­pe­ra­ción esta­dou­ni­den­se es real­men­te enor­me ante los gra­ves hechos geo­eco­nó­mi­cos que se apro­xi­man, sobre todo, la inmi­nen­te quie­bra de su sis­te­ma dólar por lo que algu­nos paí­ses aho­ra están orien­tán­do­se a acu­mu­lar oro en gran­des can­ti­da­des, para estar en mejo­res con­di­cio­nes cuan­do aque­llo ocu­rra, algu­nas empre­sas a inver­tir en inmue­bles (pro­pie­da­des, edi­fi­cios, terre­nos, etc.) y que algu­nos ana­lis­tas han lla­ma­do a los que dis­po­nen de los bille­tes ver­des a que se des­ha­gan de ellos antes de que este implo­sio­ne. Tomar nota de esto es muy impor­tan­te para no per­der las pers­pec­ti­vas y poder ubi­car­nos correc­ta­men­te en la mar­cha de los acon­te­ci­mien­tos que están ocu­rrien­do últi­ma­men­te en la pales­tra inter­na­cio­nal, según infor­ma­ba Enri­que Muñoz Gama­rra, soció­lo­go peruano, espe­cia­lis­ta en geo­po­lí­ti­ca y aná­li­sis inter­na­cio­nal, en un estu­dio publi­ca­do por Argen­press. Esta­dos Uni­dos en su cali­dad de impe­rio uni­po­lar no admi­te, has­ta estos días, que sur­jan otras poten­cias que le hagan som­bra y con­vier­tan al mudo en mul­ti­po­lar. No acep­ta que Rusia y Chi­na sean poten­cias com­pe­ti­ti­vas y que sus voces sean escu­cha­das por los cin­co con­ti­nen­tes y esa es la deses­pe­ra­ción de la Casa Blan­ca y sus hal­co­nes. Enton­ces hay que desatar los caba­llos del Apo­ca­lip­sis, así la huma­ni­dad des­apa­rez­ca en un inmen­so hon­go nuclear.

Aho­ra, el mun­do sabe quién es el enemi­go de la huma­ni­dad que, en cali­dad de impe­rio del terror, desata todas las gue­rras, inva­sio­nes y agre­sio­nes mili­ta­res que cau­san dolor, rie­gan san­gre y siem­bran muer­te por diver­sas par­tes de la tie­rra.

Has­ta el expre­si­den­te de Polo­nia, el pro­yan­qui Lech Wale­sa, advir­tió sobre una posi­ble ayu­da mili­tar de la Orga­ni­za­ción del Tra­ta­do del Atlán­ti­co Nor­te (OTAN) a Ucra­nia.

“Tal medi­da podría lle­var a una gue­rra nuclear”, opi­nó Wale­sa en res­pues­ta a una pre­gun­ta de los perio­dis­tas sobre la deci­sión de la OTAN para crear una “fuer­za de res­pues­ta inme­dia­ta” con el fin de hacer fren­te a una poten­cial agre­sión que según la Alian­za, pro­ven­dría de Rusia.

De con­for­mi­dad con His­pa­na Tv. “El secre­ta­rio gene­ral de la OTAN, Anders Fogh Ras­mus­sen, expli­có que esta nue­va uni­dad, que pue­da ser des­ple­ga­da rápi­da­men­te en Euro­pa Orien­tal y los paí­ses bál­ti­cos, inclui­ría varios miles de sol­da­dos y res­pon­de­ría con apo­yo aéreo, marí­ti­mo y de fuer­zas espe­cia­les.

Al comen­tar sobre esta medi­da, el exman­da­ta­rio pola­co se pre­gun­tó: “La Unión Euro­pea (UE) es cons­cien­te de que Rusia tie­ne armas nuclea­res? OTAN las tie­ne tam­bién. ¿Debe­mos enton­ces des­truir­nos unos a otros?”.

El Papa Fran­cis­co que gobier­na a unos 700 millo­nes de cató­li­cos, tam­bién, advir­tió sobre la III Gue­rra Mun­dial que habría comen­za­do en diver­sas regio­nes del mun­do, siem­pre con la inter­ven­ción de Esta­dos Uni­dos, sus alia­dos y la OTAN agre­ga­ría­mos. Wale­sa, refi­rién­do­se a Ucra­nia, expre­sa­ba sus temo­res al decir que hay que “dejar a un lado esta idea absur­da y no invo­lu­crar­se dema­sia­do en esta cri­sis”.

De igual modo, la revis­ta ale­ma­na ‘Die Welt’ sos­tu­vo que “la inte­gra­ción de Ucra­nia en la OTAN o los sumi­nis­tros de armas al país por par­te de Occi­den­te aumen­ta­rían el ries­go de una gue­rra a gran esca­la”.

La revis­ta advir­tió que la inten­ción de Kiev para con­ver­tir­se en un miem­bro de la Alian­za, así como reci­bir armas de Occi­den­te podría pare­cer jus­ti­fi­ca­da, pero efec­ti­va­men­te con­lle­va­rá a “con­se­cuen­cias explo­si­vas”.

La deci­sión de la OTAN para armar a Ucra­nia se pro­du­jo días des­pués de que la Alian­za Atlán­ti­ca anun­cia­ra la supues­ta pre­sen­cia en Ucra­nia de más de mil fuer­zas rusas, sobre todo, en la zona de Novoa­zovsk, este de Ucra­nia; una ale­ga­ción des­men­ti­da enér­gi­ca­men­te por Mos­cú.

Los neo­fas­cis­tas que gobier­nan Ucra­nia con Poros­hen­ko a la cabe­za come­ten toda cla­se fecho­rías con­tra su pue­blo, en una espe­cie de orgía para vio­lar todos los dere­chos huma­nos. La Revis­ta El Dere­cho de Vivir en Paz, en un repor­ta­je espe­cial sos­te­nía: “En junio pasa­do el gobierno ruso pre­sen­tó a la opi­nión públi­ca el segun­do Libro Blan­co sobre las Vio­la­cio­nes a los Dere­chos Huma­nos en Ucra­nia que com­pren­den hechos suce­di­dos entre abril y junio del 2014.

El infor­me, de 97 pági­nas, en ocho capí­tu­los, hace un reco­rri­do deta­lla­do de la situa­ción que está afec­tan­do a la pobla­ción civil, y que en tér­mi­nos prác­ti­cos, ha inci­di­do a que miles de per­so­nas estén huyen­do de su pro­pio país ori­gi­nan­do una cri­sis huma­ni­ta­ria sin pre­ce­den­tes.

Las auto­ri­da­des de inmi­gra­ción rusa han regis­tra­do ya a 168.000 refu­gia­dos, pero creen que son 730.000 ucra­nia­nos que han entra­do al país des­de ini­cios del 2014.

El Infor­me, enu­me­ran­do una serie de hechos, acu­sa al gobierno de fac­to de Ucra­nia, enca­be­za­do por el mul­ti­mi­llo­na­rio Petro Poros­hen­ko, de estar vio­lan­do sis­te­má­ti­ca­men­te los dere­chos huma­nos. El docu­men­to indi­ca que se han pro­du­ci­do ase­si­na­tos de civi­les y secues­tros de opo­si­to­res polí­ti­cos.

Den­tro de la dece­nas de casos que apa­re­cen con­sig­na­dos en el infor­me se men­cio­na la tra­ge­dia suce­di­da en Odes­sa, el 2 de mayo pasa­do, don­de un total de 48 per­so­nas murie­ron a con­se­cuen­cia de los dis­tur­bios y enfren­ta­mien­to entre per­so­nas a favor como en con­tra del gobierno y que ter­mi­nó en el incen­dio de la Casa de los Sin­di­ca­tos de Ode­sa, situa­da en el cen­tro de la ciu­dad.

“Bajo la vigi­lan­cia de las auto­ri­da­des loca­les, dece­nas de per­so­nas fue­ron bru­tal­men­te ase­si­na­das por mili­tan­tes ultra­na­cio­na­lis­tas y neo­na­zis ucra­nia­nos”, indi­ca el docu­men­to, agre­gan­do, que “la úni­ca cul­pa que estas per­so­nas tenían eran sus dife­ren­tes pun­tos de vis­ta sobre el futu­ro de Ucra­nia. Sin embar­go, nin­gu­na de los per­so­nas que come­tie­ron este cri­men ha sido cas­ti­ga­da aún”.

El infor­me tam­bién denun­cia que hay “dis­cri­mi­na­ción lin­güís­ti­ca, xeno­fo­bia, y un nacio­na­lis­mo agre­si­vo” don­de, ade­más, no hay dere­cho a la liber­tad de pen­sa­mien­to y de creen­cia, que hay mani­fes­ta­cio­nes de into­le­ran­cia reli­gio­sa, así como ame­na­zas a la Igle­sia Orto­do­xa. A todo lo ante­rior, se evi­den­cian res­tric­cio­nes a la liber­tad de los medios de comu­ni­ca­ción y al tra­ba­jo de los perio­dis­tas.

RESISTENCIA AL NUEVO GOBIERNO

Acu­sa el docu­men­to que el gobierno de Ucra­nia está lle­van­do a cabo supues­tas “ope­ra­cio­nes anti­te­rro­ris­ta” en luga­res don­de lo que hay no es terro­ris­mo sino resis­ten­cia civil al gobierno de fac­to el que tie­ne carac­te­rís­ti­cas fas­cis­ta y neo­na­zi. Esto suce­de actual­men­te en las ciu­da­des de Donetsk y Lugansk don­de se libran bata­llas entre la resis­ten­cia y el Ejér­ci­to de Ucra­nia, a pesar del Acuer­do de Cese Al Fue­go..

“La fal­ta de volun­tad de las auto­ri­da­des de fac­to de Kiev de res­pe­tar los intere­ses legí­ti­mos del sud­es­te de Ucra­nia, y su ten­den­cia a hablar des­de una posi­ción de fuer­za, a la gen­te, y que vie­nen con deman­das legí­ti­mas, ha dado lugar a una nue­va esca­la­da de la cri­sis”, dice el infor­me.

NO NOS CALLARÁN

A fines de agos­to, el Minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Rusia, Ser­gey Lavrov, indi­có que Ucra­nia está vivien­do una situa­ción de “cri­sis huma­ni­ta­ria” y que el gobierno de Rusia está pre­pa­ran­do nue­vos envíos de ayu­da huma­ni­ta­ria en coor­di­na­ción con el Comi­té Inter­na­cio­nal de la Cruz Roja (CICR) y las auto­ri­da­des loca­les.

“Espe­ra­mos que todo sal­ga según lo pla­nea­do y que todos los que nece­si­tan ayu­da, es decir, prác­ti­ca­men­te toda la pobla­ción civil de la región de Lugansk y de Donetsk, la reci­ban”, indi­có Ser­gey Lavrov, en rue­da de pren­sa.

Al mis­mo tiem­po, infor­mó que “la Cruz Roja ha hecho hin­ca­pié en la nece­si­dad urgen­te de mejo­rar la situa­ción, y pidió a todas las par­tes a abs­te­ner­se de uti­li­zar armas con efec­tos indis­cri­mi­na­dos y de diri­gir ata­ques con­tra la pobla­ción civil o ins­ta­la­cio­nes civi­les, como casas, escue­las, guar­de­rías, ins­ti­tu­cio­nes médi­cas o vehícu­los sani­ta­rios”.

Tam­bién dijo que “se está tra­tan­do de echar tie­rra” sobre cues­tio­nes gra­ves que han suce­di­do en Ucra­nia seña­lan­do los casos de los fran­co­ti­ra­do­res en el Mai­dan, en febre­ro pasa­do, la tra­ge­dia en Odes­sa, y el uso de heli­cóp­te­ros con el logo­ti­po de la ONU por el ejér­ci­to ucra­niano.

Sobre las crí­ti­cas con­tra Rusia, Lavrov indi­có que “no per­mi­ti­re­mos que nadie nos calle” agre­gan­do que es nece­sa­rio lle­var a la jus­ti­cia a los que han come­ti­do crí­me­nes de gue­rra con­tra la pobla­ción civil.

OTROS ENFOQUES

Mien­tras el gobierno ruso denun­cia­ba al ejér­ci­to y al gobierno de Ucra­nia de vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos, un infor­me de la ONU puso el acen­to en acu­sar a los sepa­ra­tis­tas pro­rru­sos de estar come­tien­do vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos.

El docu­men­to fue cali­fi­ca­do por las auto­ri­da­des rusas como “poco obje­ti­vo” y de ser “un encar­go polí­ti­co” para ‘blan­quear’ a las auto­pro­cla­ma­das auto­ri­da­des de Kiev”.

Por su par­te, la orga­ni­za­ción Human Rights Watch acu­só al Ejér­ci­to ucra­niano del uso indis­cri­mi­na­do de arti­lle­ría y cohe­tes con­tra la ciu­dad de Lugansk, en el este del país, lo que cons­ti­tu­ye una vio­la­ción al dere­cho inter­na­cio­nal. Seña­lan­do, ade­más, que los insur­gen­tes fue­ron res­pon­sa­bles de algu­nos ata­ques con­tra las áreas bajo con­trol guber­na­men­tal.

Human Rights Watch tam­bién lla­mó la aten­ción a que “Ucra­nia some­te a los inmi­gran­tes y a la gen­te bus­can­do asi­lo a abu­sos, inclu­yen­do pro­lon­ga­das deten­cio­nes en pési­mas con­di­cio­nes, a vio­len­cia, robo y extor­sión, y, en algu­nos casos, a retor­nos for­za­dos para enfren­tar tor­tu­ra o per­se­cu­ción”.

Amnis­tía Inter­na­cio­nal, por otro lado, indi­có que “es fun­da­men­tal que todas las par­tes en el con­flic­to de Ucra­nia res­pe­ten el dere­cho inter­na­cio­nal y hagan todo lo posi­ble para evi­tar las bajas civi­les. El dere­cho inter­na­cio­nal huma­ni­ta­rio prohí­be ter­mi­nan­te­men­te los ata­ques indis­cri­mi­na­dos que no inten­tan dis­tin­guir entre obje­ti­vos mili­ta­res y civi­les. Las cir­cuns­tan­cias que rodea­ron las trá­gi­cas muer­tes de civi­les deben inves­ti­gar­se impar­cial­men­te, sin demo­ra”, aco­tó.

La orga­ni­za­ción recor­dó que el 15 de julio, un ata­que aéreo con­tra Snizh­ne, peque­ña loca­li­dad situa­da a menos de 25 kiló­me­tros de la fron­te­ra rusa, mató a 11 civi­les. Los avio­nes eran del gobierno de turno. Ban Ki-moon, Secre­ta­rio Gene­ral de la ONU, seña­ló que la con­ti­nui­dad de los com­ba­tes es una peli­gro­sa esca­la­da en la cri­sis aña­dien­do que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal no debe per­mi­tir­se que la situa­ción se inten­si­fi­que más, ni que con­ti­núe la vio­len­cia y la des­truc­ción.

Agre­gan­do que es nece­sa­rio bus­car una sali­da pací­fi­ca del con­flic­to. Un infor­me recien­te de la ONU dice que más 3.593 per­so­nas han per­di­do la vida en el con­flic­to en Ucra­nia, lo que sig­ni­fi­ca que han mata­do a unas 36 al día.

Lo cier­to de todo, es que hay que dete­ner la gue­rra, que es nece­sa­rio un “Alto al Fue­go” de todas las par­tes en con­flic­to, y que hay que bus­car el dia­lo­go y solu­cio­nes pací­fi­cas.

Mien­tras Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos de la Unión Euro­pea arman a las ban­das y al ejér­ci­to fas­cis­ta del gobierno de Poros­hen­ko ins­ta­la­do en Kiev, la san­cio­na­da Rusia apo­ya la inten­ción del Con­se­jo de Euro­pa de inves­ti­gar los hechos acae­ci­dos en Ucra­nia des­pués de que fue­ra obli­ga­do a aban­do­nar Kie­vel pre­su­de­net febre­ro de 2014, decla­ró este jue­ves el minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Rusia, Ser­gei Lavrov. “Yo sé vues­tra posi­ción y la apo­yo. Inclu­ye la nece­si­dad de lle­var ade­lan­te una inves­ti­ga­ción has­ta el final, una inves­ti­ga­ción necesari2a en torno a todos los inci­den­tes que ocu­rrie­ron des­pués de febre­ro”, dijo Lavrov en una reunión con el secre­ta­rio gene­ral del Con­se­jo de Euro­pa, Thorb­jorn Jagland.

Jagland reco­no­ció que las vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos en

Ucra­nia impo­nen un desafío para el orga­nis­mo.

Las regio­nes del sud­es­te de Ucra­nia nun­ca reco­no­cie­ron la legi­ti­mi­dad de las auto­ri­da­des que lle­ga­ron al poder el 22 de febre­ro a tra­vés de un gol­pe.

Des­de media­dos de abril, Kiev ha diri­gi­do ope­ra­cio­nes mili­ta­res en con­tra de los par­ti­da­rios de la inde­pen­den­cia del régi­men. Según cifras de Nacio­nes Uni­das, el con­flic­to ya ha cos­ta­do la vida de 2.600 civi­les.

Las regio­nes de Donetsk y Luhansk sufren por la cri­sis huma­ni­ta­ria debi­do a la fal­ta de sumi­nis­tros bási­cos. En tan­to, Mos­cú ha empla­za­do reite­ra­da­men­te al gobierno ucra­niano para que deten­ga el derra­ma­mien­to de san­gre.

Por su par­te, el colum­nis­ta del perió­di­co bri­tá­ni­co ’The Guar­dian’,

Seu­mas Mil­ne mani­fes­ta­ba: "Como Ucra­nia demues­tra, lejos de ase­gu­rar la paz, la OTAN es un peli­gro para ella". La Alian­za pro­vo­có el con­flic­to en ese país y aho­ra impi­de encau­zar­lo hacia una solu­ción polí­ti­ca.

"Fue pre­ci­sa­men­te la ame­na­za de que Ucra­nia for­me par­te de una alian­za mili­tar hos­til hacia Rusia, a pesar de la opo­si­ción de la mayor par­te de ucra­nia­nos y su Gobierno ele­gi­do de aquel enton­ces, lo que en pri­mer lugar pro­vo­có esta cri­sis. En vez de sal­va­guar­dar la paz, la OTAN sir­vió de cau­sa de la cre­cien­te ten­sión y la gue­rra", afir­ma­ba Mil­ne en ’The Guar­dian’.

El colum­nis­ta no ocul­tó sus dudas sobre la lógi­ca y la estra­te­gia con la que los líde­res de la Alian­za Atlán­ti­ca lle­gan a la cum­bre de New­port, en Gales. En su opi­nión, el even­to lle­ga en un buen momen­to para "los maes­tros de la gue­rra".

Para Mil­ne los paí­ses miem­bros de la OTAN fue­ron inca­pa­ces duran­te déca­das de hallar argu­men­tos para per­pe­tuar la exis­ten­cia de la Alian­za tras la desin­te­gra­ción del blo­que del Pac­to de Var­so­via y la Unión Sovié­ti­ca. Aho­ra han desig­na­do a un adver­sa­rio y les da igual que su ban­do del con­flic­to esté apo­ya­do por gru­pos neo­fas­cis­tas. En el pasa­do, recuer­da el autor, la OTAN tam­bién incluía algu­nos regí­me­nes fas­cis­tas.

El colum­nis­ta inglés decía que exis­ten "pla­nes de ins­ta­la­ción de las fuer­zas de reac­ción rápi­da en Euro­pa del Este para la disua­sión de Mos­cú". "A la OTAN le gus­ta creer­se una comu­ni­dad inter­na­cio­nal. En reali­dad es el club mili­tar inter­ven­cio­nis­ta y expan­sio­nis­ta de los Esta­dos más ricos del mun­do y sus saté­li­tes, que se usa para res­pal­dar los intere­ses eco­nó­mi­cos y estra­té­gi­cos occi­den­ta­les", afir­ma el colum­nis­ta.

"La idea de que Rusia haya inven­ta­do una nue­va for­ma híbri­da de con­flic­to arma­do en Ucra­nia es un dis­pa­ra­te", ase­ve­ra Mil­ne. Fue­ron los paí­ses de la Alian­za los que apli­ca­ron ese mode­lo en dis­tin­tos con­flic­tos regio­na­les del pasa­do abu­san­do del man­da­to de la ONU. Y en el caso de Ucra­nia, "la OTAN y la UE, no Rusia, pro­vo­ca­ron la cri­sis actual".

La sena­do­ra esta­dou­ni­den­se Dian­ne Feins­tein, que diri­ge el Comi­té espe­cial sobre Inte­li­gen­cia en la Cáma­ra alta del Con­gre­so, expre­só sus dudas sobre la efec­ti­vi­dad de las san­cio­nes impues­tas a Rusia. "Algu­nos dicen que hay que espe­rar has­ta que las san­cio­nes ten­gan efec­to y la eco­no­mía (rusa) empeo­re. No estoy de acuer­do con eso. Son muy valien­tes y sobre­vi­vi­rán cual­quier difi­cul­tad eco­nó­mi­ca", opi­nó la demó­cra­ta.

"No estoy segu­ra de que (las san­cio­nes) fun­cio­nen", dijo Feins­tein en una entre­vis­ta con el canal de tele­vi­sión esta­dou­ni­den­se NBC.

Por otra par­te, el pre­si­den­te ruso Vla­dí­mir Putin goza de un nivel muy alto de popu­la­ri­dad y apo­yo en su país y a nivel inter­na­cio­nal, y las san­cio­nes, impues­tas a la vis­ta de la situa­ción en Ucra­nia, no podrán afec­tar el esta­do de áni­mo de los rusos.

Por otra par­te, la sena­do­ra tam­bién seña­ló que para resol­ver la san­grien­ta cri­sis en Ucra­nia es nece­sa­rio man­te­ner con­ver­sa­cio­nes direc­tas con las auto­ri­da­des rusas.

Mike Whit­ney, en La Hai­ne /​Con­tra­in­je­ren­cia sos­te­nía que el ejér­ci­to ucra­niano está sien­do moli­do a palos, lo que sig­ni­fi­ca que la glo­rio­sa “estra­te­gia del pivo­te” de Oba­ma sim­ple­men­te se ha estre­lla­do con­tra una pared de ladri­llo “Actual­men­te esta­mos asis­tien­do a un acon­te­ci­mien­to épi­co e his­tó­ri­co. El ejér­ci­to regu­lar de Ucra­nia y los bata­llo­nes de cas­ti­go están sufrien­do una derro­ta catas­tró­fi­ca al sur de Donetsk… Toda­vía no están del todo cla­ras las inten­cio­nes de la Jun­ta de evi­tar una derro­ta com­ple­ta aquí…

Al dila­pi­dar las bri­ga­das de com­ba­te más capa­ces en ope­ra­cio­nes ofen­si­vas sis­te­má­ti­cas, la Jun­ta ha sufri­do enor­mes pér­di­das y, al mis­mo tiem­po, una aplas­tan­te derro­ta pura­men­te mili­tar. El fren­te sur se ha derrum­ba­do” Lo afir­ma­do por Whit­ney evi­den­cia que Oba­ma y sus mucha­chos están derro­ta­dos y que por sobre todo tipo de san­cio­nes Rusia goza de bue­na salud.

Pero la huma­ni­dad nece­si­ta paz para derro­tar el ham­bre que mata a millo­nes de per­so­nas cada día, paz para alcan­zar el desa­rro­llo y paz que per­mi­ta la sobre­vi­ven­cia de la espe­cie. Pero todo indi­ca que la paz care­ce de sig­ni­fi­ca­do en la men­te de los impe­ria­lis­tas y sus cipa­yos euro­peos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: