Esta­dos Uni­dos y La Unión Euro­pea ins­ta­la­ron en Ucra­nia un gobierno fas­cis­ta y cas­ti­gan a Rusia

A fines del 2010, Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos de la Unión Euro­pea ini­cia­ron una ofen­si­va en Ucra­nia con el obje­ti­vo geo­es­tra­té­gi­co de aco­rra­lar a Rusia y acer­car­se a la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na. Invir­tie­ron miles de millo­nes de dóla­res para obli­gar a dejar la Pre­si­den­cia a Vík­tor Fédo­ro­vich Yanu­kó­vich que, al final, fue des­ti­tui­do por el Con­gre­so Nacio­nal el 21 de febre­ro de 2014 en el trans­cur­so del gol­pe de Esta­do des­en­ca­de­na­do por el Euro­mai­dán en Kiev, una orga­ni­za­ción terro­ris­ta, prooc­ci­den­tal y de carac­te­res en extre­mo nacio­na­lis­tas, que con­for­man los gru­pos neonazifascistas.

Esta­dos Uni­dos y los alia­dos de la UE entre­ga­ron fajos de bille­tes de euros y dóla­res, repar­tie­ron armas y equi­pos mili­ta­res, en espe­cial a los par­ti­dos nazi­fas­cis­tas como Svo­bo­da, a gru­pos polí­ti­cos prooc­ci­den­ta­les, a par­ti­dos y movi­mien­tos de las dere­chas nacio­na­lis­tas, a pan­di­llas y gru­pos juve­ni­les que, con dine­ro en una mano, con la otra dis­pa­ra­ban armas hacia cual­quier lado en las mani­fes­ta­cio­nes de la pla­za Maidan

Final­men­te, los fas­cis­tas y sus socios de Ucra­nia, Euro­pa y Esta­dos Uni­dos entre­ga­ron al poder a Petró Poroshen­ko incon­di­cio­nal del impe­rio y de la UE, y en col­mo del cinis­mo impe­rial impu­sie­ron san­cio­nes a Rusia por haber “ane­xa­do” Cri­mea y defen­der la cul­tu­ra y valo­res nacio­na­les en Donetsk, Lugansk y Jar­kov. Yan­quis y euro­peos saca­ron ile­gal­men­te del poder a Vík­tor Fédo­ro­vich Yanu­kó­vich, arma­ron a sus opo­si­to­res, cau­sa­ron muer­tos y heri­dos a más de gran­des des­truc­cio­nes. Pero en la moral de las galli­nas que carac­te­ri­za al impe­rio y sus secua­ces euro­peos, quien debe mere­cer todas las san­cio­nes es el impe­ria­lis­mo y sus adláteres,

El cíni­co Poroshern­ko en nom­bre de los fas­cis­tas soli­ci­tó armas leta­les a Cana­dá y Esta­dos Uni­dos para rear­mar a su ejér­ci­to y ocu­par mili­tar­men­te el sudes­te ucra­niano. Por lo pron­to, la UE entre­gó a Ucra­nia 11 mil millo­nes de euros como pri­me­ra cuo­ta, en tan­to Esta­dos Uni­dos y la UE crea­ron una fuer­za espe­cial de reac­ción rápi­da que actua­rá bajo el man­do de la OTAN. El obje­ti­vo es ins­ta­lar bases mili­ta­res de la OTAN para impo­ner un cer­co a Rusia.

Pero Rusia no es Afga­nis­tán, Irak, Libia o Soma­lia. Rusia adop­tó una res­pues­ta estra­té­gi­ca con­tra EEUU y la Unión Euro­pea. Cerró por un año su mer­ca­do nacio­nal a la Unión Euro­pea al no per­mi­tir la impor­ta­ción de fru­tas y ver­du­ras, por un equi­va­len­te a 5.252 millo­nes de Euros. El pre­cio de fru­tas, hor­ta­li­zas y cítri­cos, así como de otros pro­duc­tos pere­ce­de­ros, ha caí­do un 40% en toda Euro­pa des­de que Rusia ha res­pon­di­do a las san­cio­nes. Exis­ten pode­ro­sos gru­pos empre­sa­ria­les de Occi­den­te que sufri­rán pér­di­das, y en varias oca­sio­nes ya han expre­sa­do su incon­for­mi­dad con las san­cio­nes impues­tas a Rusia. “Rusia advir­tió, ade­más, que los vue­los euro­peos con des­tino a Asia ten­drían que sobre­vo­lar el Polo Nor­te. La ruta tran­si­be­ria­na es la más cor­ta de las exis­ten­tes entre Euro­pa y Asia, ya que per­mi­te redu­cir el via­je en 4.000 kiló­me­tros (unas dos horas de dife­ren­cia) y aho­rrar a las com­pa­ñías aéreas 30.000 dóla­res por jor­na­da. Así mis­mo prohi­bió la impor­ta­ción de todos los pro­duc­tos agrí­co­las y cár­ni­cos de Esta­dos Uni­dos, Cana­dá, Norue­ga y Aus­tra­lia. «Todo lo que se pro­du­ce en EE.UU. y se impor­ta des­de allí a Rusia será prohi­bi­do», ha dicho el ase­sor del direc­tor del ser­vi­cio aéreo, Ale­xéi Alexéyenko”.

Has­ta aho­ra, si no regre­sa un poco de cor­du­ra a los hal­co­nes de Washing­ton y la OTAN, Ucra­nia podría ser la mecha que encien­da el pol­vo­rín ató­mi­co en el que se sien­ta la huma­ni­dad. La locu­ra impe­rial neo­co­lo­ni­za­do­ra pare­ce no cesar jamás y ha des­ata­do ata­ques de avia­ción a Irak y según el pre­mio Nobel de la Paz, Barack Oba­ma, ata­ca­rá a Siria has­ta derro­car al Gobierno legí­ti­mo de Bashar al- Asad. ¿Esto no es una gro­se­ra e inacep­ta­ble inje­ren­cia? ¿Quién san­cio­na a la Casa Ban­ca y a sus cipa­yos europeos?

Des­pués de la Cum­bre de la OTAN efec­tua­da en Gales, Rei­no Uni­do, los días 04 y 05 de sep­tiem­bre de 2014, como una estra­te­gia que no admi­te su derro­ta, exi­gie­ron el alto el fue­go que fue fir­ma­do el vier­nes (05 de sep­tiem­bre de 2014) en Minsk (capi­tal de Bie­lo­rru­sia). Pero al igual que otros simi­la­res, los nazi­fas­cis­tas de Kiev incum­plen los acuer­dos y ansían seguir con la car­ni­ce­ría con­tra civi­les inde­fen­sos, a pesar de que sufren exten­sas e inten­sas bajas y derro­tas. “El acuer­do decía que las fuer­zas anti­fas­cis­tas de las Repú­bli­cas Popu­la­res de Donetsk y Lugansk, y el Ejér­ci­to fas­cis­ta ucra­niano deben dete­ner las ope­ra­cio­nes ofen­si­vas acti­vas en el este y reti­rar sus tro­pas de las zonas de com­ba­te, el mis­mo que debe com­ple­men­tar­se con los siguien­tes ele­men­tos: moni­to­reo inter­na­cio­nal, exclu­sión de avio­nes de com­ba­te, inter­cam­bio de pri­sio­ne­ros, corre­dor de ayu­da huma­ni­ta­ria, etc. En reali­dad el papel pue­de aguan­tar todo”, pero una vez más el gobierno fas­cis­ta de Ucra­nia occi­den­tal ha incum­pli­do todos sus compromisos.

Exis­te un con­tu­ber­nio entre el fas­cis­mo de Poroshen­ko y la cri­mi­nal OTAN: Esto es evi­den­te si se obser­va que ya han rea­li­za­do varios ejer­ci­cios mili­ta­res con­jun­tos, por lo menos sie­te, entre la OTAN y las fuer­zas fas­cis­tas de Kiev. Al pare­cer pre­pa­ran una ofen­si­va a ser des­ata­da por una coa­li­ción inte­gra­da por ejér­ci­tos que par­ti­ci­pan en estos ejer­ci­cios con­jun­tos bajo las ban­de­ras de la OTAN y diri­gi­dos por el ejér­ci­to cri­mi­nal de Esta­dos Unidos.

La ofen­si­va podría coin­ci­dir cuan­do se difun­da el infor­me final de la inves­ti­ga­ción del derri­bo del avión mala­sio MH17 ocu­rri­do el 17 de julio de 2014, que efec­túo, el Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal de los Paí­ses Bajos (Holan­da) publi­ca­do el 09 de sep­tiem­bre de 2014. La noti­cia en reali­dad fue impac­tan­te. “El infor­me está com­pues­to de 34 pági­nas y se con­clu­ye que el avión esta­ba en bue­nas con­di­cio­nes, se des­car­ta que haya habi­do fallas huma­nas y téc­ni­cas y, fun­da­men­tal­men­te, se dice que la cau­sa de la tra­ge­dia habría sido por “impac­to de nume­ro­sos obje­ti­vos a gran velo­ci­dad y de gran poten­cia”. infor­me que, a pesar del ses­go anti­ru­so, lle­va a con­cluir que fue impac­ta­do por misi­les del ejér­ci­to fas­cis­ta de Ucra­nia que lo con­fun­dió con un avión que vola­ba hacia Mos­cú, con el Pre­si­den­te de la Fede­ra­ción Rusa, Vla­di­mir Putin lue­go de su his­tó­ri­ca gira por Cuba, Nica­ra­gua, Argen­ti­na y Bra­sil en don­de asis­tió a la Cum­bre del BRICS.

Piotr Dei­ne­kin, un alto repre­sen­tan­te de Agen­cia Fede­ral de Trans­por­te Aéreo de Rusia (Rosa­viatsia) dijo a Itar­Tass y publi­ca­da por Rusia Today el 09 de sep­tiem­bre de 2014: «Estoy sor­pren­di­do por la infor­ma­ción publi­ca­da por la comi­sión que inves­ti­ga la tra­ge­dia. ¿Aca­so para esta­ble­cer el hecho de que el Boeing esta­ba en bue­nas con­di­cio­nes se ha nece­si­ta­do tan­to tiem­po?, para lue­go ase­gu­rar que los espe­cia­lis­tas rusos no han teni­do nin­gu­na duda res­pec­to al esta­do téc­ni­co de la aero­na­ve. Ellos [los Paí­ses Bajos, cuyas auto­ri­da­des han publi­ca­do el infor­me] no se dig­na­ron a res­pon­der a nin­gu­na de las 28 pre­gun­tas que les diri­gió la Agen­cia Fede­ral de Trans­por­te Aéreo de Rusia. Toda­vía no hemos reci­bi­do ni una res­pues­ta. Está cla­ro que la Comi­sión actúa bajo la pre­sión de algu­nas otras fuer­zas que bus­can ocul­tar las cau­sas ver­da­de­ras de la tragedia».

A más de lo espe­ci­fi­ca­do, el ana­lis­ta agre­ga que en estos hechos ocu­rri­dos casi simul­tá­nea­men­te, se debe con­si­de­rar, que hay dos prue­bas de misi­les balís­ti­cos inter­con­ti­nen­ta­les efec­tua­dos por las dos poten­cias beli­ge­ran­tes, Esta­dos Uni­dos y Rusia: el pri­me­ro fue lan­za­do por las fuer­zas esta­dou­ni­den­ses el 09 de sep­tiem­bre de 2014 des­de la par­te cen­tral del Mar Medi­te­rrá­neo y se diri­gía hacia el lito­ral este (cayó a 300 kiló­me­tros al nor­te de Tel Aviv, Israel)» y detec­ta­do por el cen­tro radio­téc­ni­co de Arma­vir (sis­te­ma de aler­ta de misi­les) en el sur de Rusia. El segun­do, un misil inter­con­ti­nen­tal Bula­va, que fue lan­za­do (exi­to­so) el 10 de sep­tiem­bre de 2014 des­de el sub­ma­rino nuclear estra­té­gi­co ruso de cla­se Boréi Vla­dí­mir Mono­maj que esta­ba ubi­ca­do en el Mar Blan­co. Se tra­ta del pri­mer lan­za­mien­to para el sub­ma­rino y el ensa­yo núme­ro 20 para el misil.

En el aná­li­sis en comen­to se afir­ma: “En la reali­dad la con­fron­ta­ción es muy fuer­te entre Esta­dos Uni­dos y Rusia. Esto tam­bién se refle­ja en Ucra­nia. La deses­pe­ra­ción esta­dou­ni­den­se es real­men­te enor­me ante los gra­ves hechos geo­eco­nó­mi­cos que se apro­xi­man, sobre todo, la inmi­nen­te quie­bra de su sis­te­ma dólar por lo que algu­nos paí­ses aho­ra están orien­tán­do­se a acu­mu­lar oro en gran­des can­ti­da­des, para estar en mejo­res con­di­cio­nes cuan­do aque­llo ocu­rra, algu­nas empre­sas a inver­tir en inmue­bles (pro­pie­da­des, edi­fi­cios, terre­nos, etc.) y que algu­nos ana­lis­tas han lla­ma­do a los que dis­po­nen de los bille­tes ver­des a que se des­ha­gan de ellos antes de que este implo­sio­ne. Tomar nota de esto es muy impor­tan­te para no per­der las pers­pec­ti­vas y poder ubi­car­nos correc­ta­men­te en la mar­cha de los acon­te­ci­mien­tos que están ocu­rrien­do últi­ma­men­te en la pales­tra inter­na­cio­nal, según infor­ma­ba Enri­que Muñoz Gama­rra, soció­lo­go peruano, espe­cia­lis­ta en geo­po­lí­ti­ca y aná­li­sis inter­na­cio­nal, en un estu­dio publi­ca­do por Argen­press. Esta­dos Uni­dos en su cali­dad de impe­rio uni­po­lar no admi­te, has­ta estos días, que sur­jan otras poten­cias que le hagan som­bra y con­vier­tan al mudo en mul­ti­po­lar. No acep­ta que Rusia y Chi­na sean poten­cias com­pe­ti­ti­vas y que sus voces sean escu­cha­das por los cin­co con­ti­nen­tes y esa es la deses­pe­ra­ción de la Casa Blan­ca y sus hal­co­nes. Enton­ces hay que des­atar los caba­llos del Apo­ca­lip­sis, así la huma­ni­dad des­apa­rez­ca en un inmen­so hon­go nuclear.

Aho­ra, el mun­do sabe quién es el enemi­go de la huma­ni­dad que, en cali­dad de impe­rio del terror, des­ata todas las gue­rras, inva­sio­nes y agre­sio­nes mili­ta­res que cau­san dolor, rie­gan san­gre y siem­bran muer­te por diver­sas par­tes de la tierra.

Has­ta el expre­si­den­te de Polo­nia, el pro­yan­qui Lech Wale­sa, advir­tió sobre una posi­ble ayu­da mili­tar de la Orga­ni­za­ción del Tra­ta­do del Atlán­ti­co Nor­te (OTAN) a Ucrania.

“Tal medi­da podría lle­var a una gue­rra nuclear”, opi­nó Wale­sa en res­pues­ta a una pre­gun­ta de los perio­dis­tas sobre la deci­sión de la OTAN para crear una “fuer­za de res­pues­ta inme­dia­ta” con el fin de hacer fren­te a una poten­cial agre­sión que según la Alian­za, pro­ven­dría de Rusia.

De con­for­mi­dad con His­pa­na Tv. “El secre­ta­rio gene­ral de la OTAN, Anders Fogh Ras­mus­sen, expli­có que esta nue­va uni­dad, que pue­da ser des­ple­ga­da rápi­da­men­te en Euro­pa Orien­tal y los paí­ses bál­ti­cos, inclui­ría varios miles de sol­da­dos y res­pon­de­ría con apo­yo aéreo, marí­ti­mo y de fuer­zas especiales.

Al comen­tar sobre esta medi­da, el exman­da­ta­rio pola­co se pre­gun­tó: “La Unión Euro­pea (UE) es cons­cien­te de que Rusia tie­ne armas nuclea­res? OTAN las tie­ne tam­bién. ¿Debe­mos enton­ces des­truir­nos unos a otros?”.

El Papa Fran­cis­co que gobier­na a unos 700 millo­nes de cató­li­cos, tam­bién, advir­tió sobre la III Gue­rra Mun­dial que habría comen­za­do en diver­sas regio­nes del mun­do, siem­pre con la inter­ven­ción de Esta­dos Uni­dos, sus alia­dos y la OTAN agre­ga­ría­mos. Wale­sa, refi­rién­do­se a Ucra­nia, expre­sa­ba sus temo­res al decir que hay que “dejar a un lado esta idea absur­da y no invo­lu­crar­se dema­sia­do en esta crisis”.

De igual modo, la revis­ta ale­ma­na ‘Die Welt’ sos­tu­vo que “la inte­gra­ción de Ucra­nia en la OTAN o los sumi­nis­tros de armas al país por par­te de Occi­den­te aumen­ta­rían el ries­go de una gue­rra a gran escala”.

La revis­ta advir­tió que la inten­ción de Kiev para con­ver­tir­se en un miem­bro de la Alian­za, así como reci­bir armas de Occi­den­te podría pare­cer jus­ti­fi­ca­da, pero efec­ti­va­men­te con­lle­va­rá a “con­se­cuen­cias explosivas”.

La deci­sión de la OTAN para armar a Ucra­nia se pro­du­jo días des­pués de que la Alian­za Atlán­ti­ca anun­cia­ra la supues­ta pre­sen­cia en Ucra­nia de más de mil fuer­zas rusas, sobre todo, en la zona de Novoa­zovsk, este de Ucra­nia; una ale­ga­ción des­men­ti­da enér­gi­ca­men­te por Moscú.

Los neo­fas­cis­tas que gobier­nan Ucra­nia con Poroshen­ko a la cabe­za come­ten toda cla­se fecho­rías con­tra su pue­blo, en una espe­cie de orgía para vio­lar todos los dere­chos huma­nos. La Revis­ta El Dere­cho de Vivir en Paz, en un repor­ta­je espe­cial sos­te­nía: “En junio pasa­do el gobierno ruso pre­sen­tó a la opi­nión públi­ca el segun­do Libro Blan­co sobre las Vio­la­cio­nes a los Dere­chos Huma­nos en Ucra­nia que com­pren­den hechos suce­di­dos entre abril y junio del 2014.

El infor­me, de 97 pági­nas, en ocho capí­tu­los, hace un reco­rri­do deta­lla­do de la situa­ción que está afec­tan­do a la pobla­ción civil, y que en tér­mi­nos prác­ti­cos, ha inci­di­do a que miles de per­so­nas estén huyen­do de su pro­pio país ori­gi­nan­do una cri­sis huma­ni­ta­ria sin precedentes.

Las auto­ri­da­des de inmi­gra­ción rusa han regis­tra­do ya a 168.000 refu­gia­dos, pero creen que son 730.000 ucra­nia­nos que han entra­do al país des­de ini­cios del 2014.

El Infor­me, enu­me­ran­do una serie de hechos, acu­sa al gobierno de fac­to de Ucra­nia, enca­be­za­do por el mul­ti­mi­llo­na­rio Petro Poroshen­ko, de estar vio­lan­do sis­te­má­ti­ca­men­te los dere­chos huma­nos. El docu­men­to indi­ca que se han pro­du­ci­do ase­si­na­tos de civi­les y secues­tros de opo­si­to­res políticos.

Den­tro de la dece­nas de casos que apa­re­cen con­sig­na­dos en el infor­me se men­cio­na la tra­ge­dia suce­di­da en Odes­sa, el 2 de mayo pasa­do, don­de un total de 48 per­so­nas murie­ron a con­se­cuen­cia de los dis­tur­bios y enfren­ta­mien­to entre per­so­nas a favor como en con­tra del gobierno y que ter­mi­nó en el incen­dio de la Casa de los Sin­di­ca­tos de Ode­sa, situa­da en el cen­tro de la ciudad.

“Bajo la vigi­lan­cia de las auto­ri­da­des loca­les, dece­nas de per­so­nas fue­ron bru­tal­men­te ase­si­na­das por mili­tan­tes ultra­na­cio­na­lis­tas y neo­na­zis ucra­nia­nos”, indi­ca el docu­men­to, agre­gan­do, que “la úni­ca cul­pa que estas per­so­nas tenían eran sus dife­ren­tes pun­tos de vis­ta sobre el futu­ro de Ucra­nia. Sin embar­go, nin­gu­na de los per­so­nas que come­tie­ron este cri­men ha sido cas­ti­ga­da aún”.

El infor­me tam­bién denun­cia que hay “dis­cri­mi­na­ción lin­güís­ti­ca, xeno­fo­bia, y un nacio­na­lis­mo agre­si­vo” don­de, ade­más, no hay dere­cho a la liber­tad de pen­sa­mien­to y de creen­cia, que hay mani­fes­ta­cio­nes de into­le­ran­cia reli­gio­sa, así como ame­na­zas a la Igle­sia Orto­do­xa. A todo lo ante­rior, se evi­den­cian res­tric­cio­nes a la liber­tad de los medios de comu­ni­ca­ción y al tra­ba­jo de los periodistas.

RESISTENCIA AL NUEVO GOBIERNO

Acu­sa el docu­men­to que el gobierno de Ucra­nia está lle­van­do a cabo supues­tas “ope­ra­cio­nes anti­te­rro­ris­ta” en luga­res don­de lo que hay no es terro­ris­mo sino resis­ten­cia civil al gobierno de fac­to el que tie­ne carac­te­rís­ti­cas fas­cis­ta y neo­na­zi. Esto suce­de actual­men­te en las ciu­da­des de Donetsk y Lugansk don­de se libran bata­llas entre la resis­ten­cia y el Ejér­ci­to de Ucra­nia, a pesar del Acuer­do de Cese Al Fuego..

“La fal­ta de volun­tad de las auto­ri­da­des de fac­to de Kiev de res­pe­tar los intere­ses legí­ti­mos del sudes­te de Ucra­nia, y su ten­den­cia a hablar des­de una posi­ción de fuer­za, a la gen­te, y que vie­nen con deman­das legí­ti­mas, ha dado lugar a una nue­va esca­la­da de la cri­sis”, dice el informe.

NO NOS CALLARÁN

A fines de agos­to, el Minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Rusia, Ser­gey Lavrov, indi­có que Ucra­nia está vivien­do una situa­ción de “cri­sis huma­ni­ta­ria” y que el gobierno de Rusia está pre­pa­ran­do nue­vos envíos de ayu­da huma­ni­ta­ria en coor­di­na­ción con el Comi­té Inter­na­cio­nal de la Cruz Roja (CICR) y las auto­ri­da­des locales.

“Espe­ra­mos que todo sal­ga según lo pla­nea­do y que todos los que nece­si­tan ayu­da, es decir, prác­ti­ca­men­te toda la pobla­ción civil de la región de Lugansk y de Donetsk, la reci­ban”, indi­có Ser­gey Lavrov, en rue­da de prensa.

Al mis­mo tiem­po, infor­mó que “la Cruz Roja ha hecho hin­ca­pié en la nece­si­dad urgen­te de mejo­rar la situa­ción, y pidió a todas las par­tes a abs­te­ner­se de uti­li­zar armas con efec­tos indis­cri­mi­na­dos y de diri­gir ata­ques con­tra la pobla­ción civil o ins­ta­la­cio­nes civi­les, como casas, escue­las, guar­de­rías, ins­ti­tu­cio­nes médi­cas o vehícu­los sanitarios”.

Tam­bién dijo que “se está tra­tan­do de echar tie­rra” sobre cues­tio­nes gra­ves que han suce­di­do en Ucra­nia seña­lan­do los casos de los fran­co­ti­ra­do­res en el Mai­dan, en febre­ro pasa­do, la tra­ge­dia en Odes­sa, y el uso de heli­cóp­te­ros con el logo­ti­po de la ONU por el ejér­ci­to ucraniano.

Sobre las crí­ti­cas con­tra Rusia, Lavrov indi­có que “no per­mi­ti­re­mos que nadie nos calle” agre­gan­do que es nece­sa­rio lle­var a la jus­ti­cia a los que han come­ti­do crí­me­nes de gue­rra con­tra la pobla­ción civil.

OTROS ENFOQUES

Mien­tras el gobierno ruso denun­cia­ba al ejér­ci­to y al gobierno de Ucra­nia de vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos, un infor­me de la ONU puso el acen­to en acu­sar a los sepa­ra­tis­tas pro­rru­sos de estar come­tien­do vio­la­cio­nes a los dere­chos humanos.

El docu­men­to fue cali­fi­ca­do por las auto­ri­da­des rusas como “poco obje­ti­vo” y de ser “un encar­go polí­ti­co” para ‘blan­quear’ a las auto­pro­cla­ma­das auto­ri­da­des de Kiev”.

Por su par­te, la orga­ni­za­ción Human Rights Watch acu­só al Ejér­ci­to ucra­niano del uso indis­cri­mi­na­do de arti­lle­ría y cohe­tes con­tra la ciu­dad de Lugansk, en el este del país, lo que cons­ti­tu­ye una vio­la­ción al dere­cho inter­na­cio­nal. Seña­lan­do, ade­más, que los insur­gen­tes fue­ron res­pon­sa­bles de algu­nos ata­ques con­tra las áreas bajo con­trol gubernamental.

Human Rights Watch tam­bién lla­mó la aten­ción a que “Ucra­nia some­te a los inmi­gran­tes y a la gen­te bus­can­do asi­lo a abu­sos, inclu­yen­do pro­lon­ga­das deten­cio­nes en pési­mas con­di­cio­nes, a vio­len­cia, robo y extor­sión, y, en algu­nos casos, a retor­nos for­za­dos para enfren­tar tor­tu­ra o persecución”.

Amnis­tía Inter­na­cio­nal, por otro lado, indi­có que “es fun­da­men­tal que todas las par­tes en el con­flic­to de Ucra­nia res­pe­ten el dere­cho inter­na­cio­nal y hagan todo lo posi­ble para evi­tar las bajas civi­les. El dere­cho inter­na­cio­nal huma­ni­ta­rio prohí­be ter­mi­nan­te­men­te los ata­ques indis­cri­mi­na­dos que no inten­tan dis­tin­guir entre obje­ti­vos mili­ta­res y civi­les. Las cir­cuns­tan­cias que rodea­ron las trá­gi­cas muer­tes de civi­les deben inves­ti­gar­se impar­cial­men­te, sin demo­ra”, acotó.

La orga­ni­za­ción recor­dó que el 15 de julio, un ata­que aéreo con­tra Snizh­ne, peque­ña loca­li­dad situa­da a menos de 25 kiló­me­tros de la fron­te­ra rusa, mató a 11 civi­les. Los avio­nes eran del gobierno de turno. Ban Ki-moon, Secre­ta­rio Gene­ral de la ONU, seña­ló que la con­ti­nui­dad de los com­ba­tes es una peli­gro­sa esca­la­da en la cri­sis aña­dien­do que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal no debe per­mi­tir­se que la situa­ción se inten­si­fi­que más, ni que con­ti­núe la vio­len­cia y la destrucción.

Agre­gan­do que es nece­sa­rio bus­car una sali­da pací­fi­ca del con­flic­to. Un infor­me recien­te de la ONU dice que más 3.593 per­so­nas han per­di­do la vida en el con­flic­to en Ucra­nia, lo que sig­ni­fi­ca que han mata­do a unas 36 al día.

Lo cier­to de todo, es que hay que dete­ner la gue­rra, que es nece­sa­rio un “Alto al Fue­go” de todas las par­tes en con­flic­to, y que hay que bus­car el dia­lo­go y solu­cio­nes pacíficas.

Mien­tras Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos de la Unión Euro­pea arman a las ban­das y al ejér­ci­to fas­cis­ta del gobierno de Poroshen­ko ins­ta­la­do en Kiev, la san­cio­na­da Rusia apo­ya la inten­ción del Con­se­jo de Euro­pa de inves­ti­gar los hechos acae­ci­dos en Ucra­nia des­pués de que fue­ra obli­ga­do a aban­do­nar Kie­vel pre­su­de­net febre­ro de 2014, decla­ró este jue­ves el minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Rusia, Ser­gei Lavrov. “Yo sé vues­tra posi­ción y la apo­yo. Inclu­ye la nece­si­dad de lle­var ade­lan­te una inves­ti­ga­ción has­ta el final, una inves­ti­ga­ción necesari2a en torno a todos los inci­den­tes que ocu­rrie­ron des­pués de febre­ro”, dijo Lavrov en una reu­nión con el secre­ta­rio gene­ral del Con­se­jo de Euro­pa, Thorb­jorn Jagland.

Jagland reco­no­ció que las vio­la­cio­nes a los dere­chos huma­nos en

Ucra­nia impo­nen un desa­fío para el organismo.

Las regio­nes del sudes­te de Ucra­nia nun­ca reco­no­cie­ron la legi­ti­mi­dad de las auto­ri­da­des que lle­ga­ron al poder el 22 de febre­ro a tra­vés de un golpe.

Des­de media­dos de abril, Kiev ha diri­gi­do ope­ra­cio­nes mili­ta­res en con­tra de los par­ti­da­rios de la inde­pen­den­cia del régi­men. Según cifras de Nacio­nes Uni­das, el con­flic­to ya ha cos­ta­do la vida de 2.600 civiles.

Las regio­nes de Donetsk y Luhansk sufren por la cri­sis huma­ni­ta­ria debi­do a la fal­ta de sumi­nis­tros bási­cos. En tan­to, Mos­cú ha empla­za­do reite­ra­da­men­te al gobierno ucra­niano para que deten­ga el derra­ma­mien­to de sangre.

Por su par­te, el colum­nis­ta del perió­di­co bri­tá­ni­co ’The Guardian’,

Seu­mas Mil­ne mani­fes­ta­ba: «Como Ucra­nia demues­tra, lejos de ase­gu­rar la paz, la OTAN es un peli­gro para ella». La Alian­za pro­vo­có el con­flic­to en ese país y aho­ra impi­de encau­zar­lo hacia una solu­ción política.

«Fue pre­ci­sa­men­te la ame­na­za de que Ucra­nia for­me par­te de una alian­za mili­tar hos­til hacia Rusia, a pesar de la opo­si­ción de la mayor par­te de ucra­nia­nos y su Gobierno ele­gi­do de aquel enton­ces, lo que en pri­mer lugar pro­vo­có esta cri­sis. En vez de sal­va­guar­dar la paz, la OTAN sir­vió de cau­sa de la cre­cien­te ten­sión y la gue­rra», afir­ma­ba Mil­ne en ’The Guardian’.

El colum­nis­ta no ocul­tó sus dudas sobre la lógi­ca y la estra­te­gia con la que los líde­res de la Alian­za Atlán­ti­ca lle­gan a la cum­bre de New­port, en Gales. En su opi­nión, el even­to lle­ga en un buen momen­to para «los maes­tros de la guerra».

Para Mil­ne los paí­ses miem­bros de la OTAN fue­ron inca­pa­ces duran­te déca­das de hallar argu­men­tos para per­pe­tuar la exis­ten­cia de la Alian­za tras la desin­te­gra­ción del blo­que del Pac­to de Var­so­via y la Unión Sovié­ti­ca. Aho­ra han desig­na­do a un adver­sa­rio y les da igual que su ban­do del con­flic­to esté apo­ya­do por gru­pos neo­fas­cis­tas. En el pasa­do, recuer­da el autor, la OTAN tam­bién incluía algu­nos regí­me­nes fascistas.

El colum­nis­ta inglés decía que exis­ten «pla­nes de ins­ta­la­ción de las fuer­zas de reac­ción rápi­da en Euro­pa del Este para la disua­sión de Mos­cú». «A la OTAN le gus­ta creer­se una comu­ni­dad inter­na­cio­nal. En reali­dad es el club mili­tar inter­ven­cio­nis­ta y expan­sio­nis­ta de los Esta­dos más ricos del mun­do y sus saté­li­tes, que se usa para res­pal­dar los intere­ses eco­nó­mi­cos y estra­té­gi­cos occi­den­ta­les», afir­ma el columnista.

«La idea de que Rusia haya inven­ta­do una nue­va for­ma híbri­da de con­flic­to arma­do en Ucra­nia es un dis­pa­ra­te», ase­ve­ra Mil­ne. Fue­ron los paí­ses de la Alian­za los que apli­ca­ron ese mode­lo en dis­tin­tos con­flic­tos regio­na­les del pasa­do abu­san­do del man­da­to de la ONU. Y en el caso de Ucra­nia, «la OTAN y la UE, no Rusia, pro­vo­ca­ron la cri­sis actual».

La sena­do­ra esta­dou­ni­den­se Dian­ne Feins­tein, que diri­ge el Comi­té espe­cial sobre Inte­li­gen­cia en la Cáma­ra alta del Con­gre­so, expre­só sus dudas sobre la efec­ti­vi­dad de las san­cio­nes impues­tas a Rusia. «Algu­nos dicen que hay que espe­rar has­ta que las san­cio­nes ten­gan efec­to y la eco­no­mía (rusa) empeo­re. No estoy de acuer­do con eso. Son muy valien­tes y sobre­vi­vi­rán cual­quier difi­cul­tad eco­nó­mi­ca», opi­nó la demócrata.

«No estoy segu­ra de que (las san­cio­nes) fun­cio­nen», dijo Feins­tein en una entre­vis­ta con el canal de tele­vi­sión esta­dou­ni­den­se NBC.

Por otra par­te, el pre­si­den­te ruso Vla­dí­mir Putin goza de un nivel muy alto de popu­la­ri­dad y apo­yo en su país y a nivel inter­na­cio­nal, y las san­cio­nes, impues­tas a la vis­ta de la situa­ción en Ucra­nia, no podrán afec­tar el esta­do de áni­mo de los rusos.

Por otra par­te, la sena­do­ra tam­bién seña­ló que para resol­ver la san­grien­ta cri­sis en Ucra­nia es nece­sa­rio man­te­ner con­ver­sa­cio­nes direc­tas con las auto­ri­da­des rusas.

Mike Whit­ney, en La Hai­ne /​Con­tra­in­je­ren­cia sos­te­nía que el ejér­ci­to ucra­niano está sien­do moli­do a palos, lo que sig­ni­fi­ca que la glo­rio­sa “estra­te­gia del pivo­te” de Oba­ma sim­ple­men­te se ha estre­lla­do con­tra una pared de ladri­llo “Actual­men­te esta­mos asis­tien­do a un acon­te­ci­mien­to épi­co e his­tó­ri­co. El ejér­ci­to regu­lar de Ucra­nia y los bata­llo­nes de cas­ti­go están sufrien­do una derro­ta catas­tró­fi­ca al sur de Donetsk… Toda­vía no están del todo cla­ras las inten­cio­nes de la Jun­ta de evi­tar una derro­ta com­ple­ta aquí…

Al dila­pi­dar las bri­ga­das de com­ba­te más capa­ces en ope­ra­cio­nes ofen­si­vas sis­te­má­ti­cas, la Jun­ta ha sufri­do enor­mes pér­di­das y, al mis­mo tiem­po, una aplas­tan­te derro­ta pura­men­te mili­tar. El fren­te sur se ha derrum­ba­do” Lo afir­ma­do por Whit­ney evi­den­cia que Oba­ma y sus mucha­chos están derro­ta­dos y que por sobre todo tipo de san­cio­nes Rusia goza de bue­na salud.

Pero la huma­ni­dad nece­si­ta paz para derro­tar el ham­bre que mata a millo­nes de per­so­nas cada día, paz para alcan­zar el desa­rro­llo y paz que per­mi­ta la sobre­vi­ven­cia de la espe­cie. Pero todo indi­ca que la paz care­ce de sig­ni­fi­ca­do en la men­te de los impe­ria­lis­tas y sus cipa­yos europeos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *