Fascismo Criollo- Narciso Isa Conde

Por Nar­ci­so Isa Con­de

Las ame­na­zas de muer­te a Juan Bolí­var, Huchi, Cava­da y Ame­lia, comu­ni­ca­do­res que coin­ci­den en denun­ciar y adver­tir sobre las injus­ti­cias y peli­gros que se deri­van del auge del racis­mo anti-hai­tiano, no son ni acci­den­ta­les ni inco­ne­xas. Y eso no es cual­quier cosa, más cuan­do pro­cu­ran cerrar algu­nas de las pocas ven­ta­nas que se pro­nun­cian de esa mane­ra.

He insis­ti­do que aquí se ha veni­do con­for­man­do un movi­mien­to neo-fas­cis­ta, que ya con­tro­la múl­ti­ples ins­ti­tu­cio­nes civi­les y mili­ta­res del corrom­pi­do Esta­do domi­ni­cano, par­ti­dos y par­ti­du­chos, medios de comu­ni­ca­ción y cúpu­las empre­sa­ria­les.

El con­ser­va­du­ris­mo his­tó­ri­co se está trans­for­man­do en un fas­cis­mo sin­gu­lar, a la luz del auge del racis­mo, las dis­cri­mi­na­cio­nes y la xeno­fo­bia (odio inmigrantes/​as empobrecidos/​as) que bro­ta de los coho­llos de un sis­te­ma capi­ta­lis­ta putre­fac­to y una par­ti­do­cra­cia corrom­pi­da.

El fas­cis­mo crio­llo en expan­sión se cobi­ja en el anti-hai­tia­nis­mo his­tó­ri­co que ema­na de una con­cep­ción colo­nia­lis­ta his­pa­nó­fi­las, que a su vez se nutre de una his­to­rio­gra­fía tra­di­cio­nal men­ti­ro­sa y reac­cio­na­ria, que ha sido satu­ra­da de des­pre­cio a la negri­tud, estig­ma­ti­za­cio­nes a nues­tras valio­sas raí­ces afri­ca­nas, y una dis­cri­mi­na­ción racis­ta galo­pan­te con­tra la pobla­ción negra de ori­gen hai­tiano.

Ese nefas­to movi­mien­to ha sido pro­te­gi­do por la impu­ni­dad que le garan­ti­za la cla­se domi­nan­te-gober­nan­te y sigue acom­pa­ña­do del trá­fi­co humano con fines de sobre-explo­ta­ción y semi-escla­vi­tud, mien­tras su fal­so e hipó­cri­ta ultra-nacio­na­lis­mo es pro­mo­vi­do por un voci­fe­ran­te coro mediá­ti­co.

De esa mane­ra se ha crea­do una estruc­tu­ra de cua­dros polí­ti­cos, fun­cio­na­rios, jefes mili­ta­res, jue­ces, inte­lec­tua­les… que con­for­man­do un movi­mien­to de masas fana­ti­za­das ha logra­do arti­cu­lar resor­tes esta­ta­les y cor­po­ra­ti­vos a corrien­tes de opi­nión y a ins­tan­cia de movi­li­za­ción cada vez más agre­si­vas.

Eso es fas­cis­mo y no otra cosa. Fas­cis­mo crio­llo nutri­do de hai­tiano-fobia. Fas­cis­mo gene­ra­dor de odio, into­le­ran­cia extre­ma, vio­len­cia criminal…extensivas a todos/​as los/​as que lo denun­cian, des­en­mas­ca­ran o impug­nan.

Fas­cis­mo esti­mu­la­do por el auge mun­dial de movi­mien­tos nazi-racis­tas, xenó­bi­co, anti-negro, anti-islá­mi­co, anti-emi­gran­tes, anti-indí­ge­nas… gene­ra­dos por un impe­ria­lis­mo senil y una lum­pen bur­gue­sía soez.

Fas­cis­mo pro­pio de esta fase de des­com­po­si­ción del capi­ta­lis­mo, útil para des­viar genui­nos sen­ti­mien­tos de auto-deter­mi­na­ción y jus­tos recla­mos de res­pe­to a iden­ti­da­des nacio­na­les, crean­do fal­sos enemi­gos y ame­na­zas fan­tas­ma­gó­ri­cas, exclu­yen­do al blan­co de ata­que fun­da­men­tal repre­sen­ta­do por el impe­ria­lis­mo opre­sor.

Fas­cis­mo que gene­ra y pro­vo­ca vio­len­cia. ¡Que mata!.

Por lo que es de cui­da­do el asun­to.

Por lo que urgen polí­ti­cas, deman­das y con­fluen­cias ten­den­tes a crear con­cien­cia colec­ti­va para con­te­ner su ascen­so, ais­lar­lo nacio­nal e inter­na­cio­nal­men­te y derro­tar­lo polí­ti­ca­men­te.

7–02-2015-RD

/isaconde.com/

/[email protected]/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: