Fas­cis­mo Crio­llo- Nar­ci­so Isa Conde

Por Nar­ci­so Isa Conde

Las ame­na­zas de muer­te a Juan Bolí­var, Huchi, Cava­da y Ame­lia, comu­ni­ca­do­res que coin­ci­den en denun­ciar y adver­tir sobre las injus­ti­cias y peli­gros que se deri­van del auge del racis­mo anti-hai­tiano, no son ni acci­den­ta­les ni inco­ne­xas. Y eso no es cual­quier cosa, más cuan­do pro­cu­ran cerrar algu­nas de las pocas ven­ta­nas que se pro­nun­cian de esa manera.

He insis­ti­do que aquí se ha veni­do con­for­man­do un movi­mien­to neo-fas­cis­ta, que ya con­tro­la múl­ti­ples ins­ti­tu­cio­nes civi­les y mili­ta­res del corrom­pi­do Esta­do domi­ni­cano, par­ti­dos y par­ti­du­chos, medios de comu­ni­ca­ción y cúpu­las empresariales.

El con­ser­va­du­ris­mo his­tó­ri­co se está trans­for­man­do en un fas­cis­mo sin­gu­lar, a la luz del auge del racis­mo, las dis­cri­mi­na­cio­nes y la xeno­fo­bia (odio inmigrantes/​as empobrecidos/​as) que bro­ta de los coho­llos de un sis­te­ma capi­ta­lis­ta putre­fac­to y una par­ti­do­cra­cia corrompida.

El fas­cis­mo crio­llo en expan­sión se cobi­ja en el anti-hai­tia­nis­mo his­tó­ri­co que ema­na de una con­cep­ción colo­nia­lis­ta his­pa­nó­fi­las, que a su vez se nutre de una his­to­rio­gra­fía tra­di­cio­nal men­ti­ro­sa y reac­cio­na­ria, que ha sido satu­ra­da de des­pre­cio a la negri­tud, estig­ma­ti­za­cio­nes a nues­tras valio­sas raí­ces afri­ca­nas, y una dis­cri­mi­na­ción racis­ta galo­pan­te con­tra la pobla­ción negra de ori­gen haitiano.

Ese nefas­to movi­mien­to ha sido pro­te­gi­do por la impu­ni­dad que le garan­ti­za la cla­se domi­nan­te-gober­nan­te y sigue acom­pa­ña­do del trá­fi­co humano con fines de sobre-explo­ta­ción y semi-escla­vi­tud, mien­tras su fal­so e hipó­cri­ta ultra-nacio­na­lis­mo es pro­mo­vi­do por un voci­fe­ran­te coro mediático.

De esa mane­ra se ha crea­do una estruc­tu­ra de cua­dros polí­ti­cos, fun­cio­na­rios, jefes mili­ta­res, jue­ces, inte­lec­tua­les… que con­for­man­do un movi­mien­to de masas fana­ti­za­das ha logra­do arti­cu­lar resor­tes esta­ta­les y cor­po­ra­ti­vos a corrien­tes de opi­nión y a ins­tan­cia de movi­li­za­ción cada vez más agresivas.

Eso es fas­cis­mo y no otra cosa. Fas­cis­mo crio­llo nutri­do de hai­tiano-fobia. Fas­cis­mo gene­ra­dor de odio, into­le­ran­cia extre­ma, vio­len­cia criminal…extensivas a todos/​as los/​as que lo denun­cian, des­en­mas­ca­ran o impugnan.

Fas­cis­mo esti­mu­la­do por el auge mun­dial de movi­mien­tos nazi-racis­tas, xenó­bi­co, anti-negro, anti-islá­mi­co, anti-emi­gran­tes, anti-indí­ge­nas… gene­ra­dos por un impe­ria­lis­mo senil y una lum­pen bur­gue­sía soez.

Fas­cis­mo pro­pio de esta fase de des­com­po­si­ción del capi­ta­lis­mo, útil para des­viar genui­nos sen­ti­mien­tos de auto-deter­mi­na­ción y jus­tos recla­mos de res­pe­to a iden­ti­da­des nacio­na­les, crean­do fal­sos enemi­gos y ame­na­zas fan­tas­ma­gó­ri­cas, exclu­yen­do al blan­co de ata­que fun­da­men­tal repre­sen­ta­do por el impe­ria­lis­mo opresor.

Fas­cis­mo que gene­ra y pro­vo­ca vio­len­cia. ¡Que mata!.

Por lo que es de cui­da­do el asunto.

Por lo que urgen polí­ti­cas, deman­das y con­fluen­cias ten­den­tes a crear con­cien­cia colec­ti­va para con­te­ner su ascen­so, ais­lar­lo nacio­nal e inter­na­cio­nal­men­te y derro­tar­lo políticamente.

7 – 02-2015-RD

/isaconde.com/

/[email protected]/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *