El doble dis­cur­so y la dema­go­gia popu­lis­ta tie­nen ante­ce­den­tes en Grecia

El aná­li­sis de James Petras en CX36, lunes 2 de febre­ro de 2014. Escu­char: http://​www​.ivoox​.com/​a​n​a​l​i​s​i​s​-​j​a​m​e​s​-​p​e​t​r​a​s​-​c​x​3​6​-​l​u​n​e​s​-​a​u​d​i​o​s​-​m​p​3​_​r​f​_​4​0​2​9​7​6​0​_​1​.​h​tml

Efraín Chury Iri­bar­ne: Para comen­zar, te pedi­mos un comen­ta­rio sobre la reu­nión de jefes de Esta­do que con­vo­có el pre­si­den­te Barack Oba­ma para el 8 de febrero.

JP: Hay varias cosas actual­men­te sobre la mesa. Pri­me­ro, están los esfuer­zos por for­ta­le­cer las accio­nes con­tra Rusia, en una reu­nión inter­na­cio­nal, en la que se tra­ta de impo­ner una polí­ti­ca más agre­si­va. Hay resis­ten­cia en Euro­pa, enton­ces se tra­ta de uti­li­zar esa reu­nión para con­se­guir el consenso.Lo que es muy difí­cil por las con­di­cio­nes polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas actua­les en Euro­pa, par­ti­cu­lar­men­te enca­be­za­da por la disi­den­cia grie­ga con su nue­vo gobierno que está resis­tien­do nue­vas sanciones.

Otra aspec­to está diri­gi­do a tra­tar el estan­ca­mien­to eco­nó­mi­co que de repen­te ha comen­za­do a tener impac­to aquí, sobre todo en la baja­da de las expor­ta­cio­nes, par­ti­cu­lar­men­te del sec­tor manu­fac­tu­re­ro. Hemos vis­to que las expor­ta­cio­nes que for­man una par­te impor­tan­te de la Eco­no­mía esta­dou­ni­den­se han caí­do en for­ma ver­ti­cal, están en tasas nega­ti­vas actual­men­te, por­que los mer­ca­dos exter­nos están en difi­cul­ta­des prin­ci­pal­men­te en Euro­pa, don­de el estan­ca­mien­to y el retro­ce­so sigue sien­do fuer­te y han baja­do las impor­ta­cio­nes. Lo mis­mo suce­de con Amé­ri­ca Lati­na, Asia y Cana­dá. Y aho­ra Chi­na ha deja­do de ser la fuer­za eco­no­mi­ca que era. Por tan­to, el mer­ca­do externo esta­dou­ni­den­se está pesan­do mucho en la Eco­no­mía y hemos vis­to la caí­da en el últi­mo tri­mes­tre, que indi­ca que pode­mos entrar en una nue­va rece­sión a fines de 2015.

Enton­ces, tan­to en el exte­rior como en el inte­rior, las cosas no mar­chan bien para el pre­si­den­te Oba­ma y bus­ca a par­tir de reunio­nes inter­na­cio­na­les, tra­tar de con­tra­rres­tar eso con medi­das fis­ca­les y una polí­ti­ca de tor­cer el bra­zo de Euro­pa, para que sigan la línea de con­fron­ta­ción con Rusia.

EChI: ¿Oba­ma bus­ca una nue­va gue­rra fría o tra­ta de que Rusia se meta en Ucra­nia para jus­ti­fi­car un posi­ble ataque?

JP: Los exper­tos en polí­ti­ca exte­rior aquí han comen­ta­do que la gue­rra fría ya comen­zó con las san­cio­nes, las pos­tu­ras agre­si­vas y el quie­bre de las rela­cio­nes diplo­má­ti­cas con Rusia. Hemos vuel­to a la polí­ti­ca de demo­ni­zar al pre­si­den­te Putin. Y lo que está atrás de todo esto, es la idea de Washing­ton de que Rusia pudie­ra vol­ver al esta­do de vasa­lla­je de los ’90, don­de podían con un gobierno débil, un gobierno entre­guis­ta, con­se­guir la domi­na­ción de Rusia.

Enton­ces, la idea aquí es una gue­rra fría reedi­tan­do la tác­ti­ca de los años ’80, que pasa por debi­li­tar al gobierno ruso y con­se­guir la domi­na­ción total de la eco­no­mía, como se hizo en la épo­ca de Yel­tsin. Es decir, la meta es lograr un gran retro­ce­so para Rusia pero un gran avan­ce para el poder y la domi­na­ción norteamericana.

Para alcan­zar esa meta, la herra­mien­ta es usar la agre­sión en Ucra­nia por par­te de los paí­ses de la OTAN para pro­vo­car una carre­ra arma­men­tís­ti­ca, que podría poner en ban­ca­rro­ta a Rusia y tal vez, uti­li­zar­la para enfren­tar a Rusia en uno y otro lugar. Por ejem­plo, en los paí­ses bál­ti­cos, se están desa­rro­llan­do ejer­ci­cios mili­ta­res muy agre­si­vos; Polo­nia está muy meti­da con Litua­nia, Leto­nia y Esto­nia, en toda una polí­ti­ca de poner a la Unión Euro­pea en pie de gue­rra con­tra Rusia.

Pode­mos pen­sar tam­bién que para la cri­sis en Euro­pa es útil tener una gue­rra fría como una dis­trac­ción, una des­via­ción, de los gran­des pro­ble­mas eco­nó­mi­cos inter­nos. Washing­ton tie­ne el pro­yec­to de for­ta­le­cer esas ten­den­cias dere­chis­tas en Euro­pa y a par­tir de eso, cons­truir un fren­te den­tro de EEUU que podría debi­li­tar las fuer­zas pro­gre­sis­tas que bus­can cam­biar la polí­ti­ca más hacia el centro.

Y has­ta aho­ra la gue­rra fría nor­te­ame­ri­ca­na es una cosa de la cúpu­la, por­que el pue­blo aquí toda­vía pien­sa pri­me­ro en los pro­ble­mas eco­nó­mi­cos y recién des­pués, en cual­quier tema externo.

EChI: ¿El res­to del mun­do está cons­cien­te de lo que supo­ne un con­flic­to en esta área?

JP: Yo creo que si, hay mucha preo­cu­pa­ción. Por ejem­plo, en Japón hay gran­des pro­tes­tas con­tra el mili­ta­ris­mo ascen­den­te; en Chi­na tam­bién hay con­cien­cia de que EEUU esta toman­do medi­das agre­si­vas e inter­ven­cio­nis­tas, mani­pu­lan­do las pro­tes­tas en Hong Kong y otros luga­res para debi­li­tar al gobierno. La cam­pa­ña mediá­ti­ca es igual, es total­men­te anti Chi­na y anti Rusia, y bus­ca fomen­tar una acti­tud de con­flic­to, y que Rusia y Chi­na son las cau­sas de cual­quier pro­ble­ma que enfren­ta el pueblo.

Pero como decía, en Euro­pa, par­ti­cu­lar­men­te en el sur de Euro­pa, hay una gran con­cien­cia del peli­gro de esta polí­ti­ca de agre­sión. Y tam­bién entien­den que es con­tra­pro­du­cen­te, por­que muchos pro­duc­tos agrí­co­las de Espa­ña y Gre­cia se expor­tan a Rusia y han sufri­do gran­des pérdidas.

En Fran­cia, la popu­la­ri­dad de la polí­ti­ca pro OTAN es muy débil. Hollan­de, que es el prin­ci­pal voce­ro de esta polí­ti­ca, ha baja­do nue­va­men­te su popu­la­ri­dad. Pen­sa­mos que la alter­na­ti­va tan­to de la dere­cha dura del Fren­te Nacio­nal, así como de los sec­to­res más pro­gre­sis­tas del sin­di­ca­lis­mo, ha gana­do influen­cias. Enton­ces, no es fácil impo­ner la polí­ti­ca nor­te­ame­ri­ca­na con Rusia, cuan­do está en jue­go el peli­gro de una gue­rra nuclear.

EChI: Bien, nos vamos a Gre­cia. ¿Cómo ana­li­zas estos pri­me­ros días del gobierno de Syri­za y las nego­cia­cio­nes del pri­mer minis­tro Ale­xis Tsipras.

JP: Hay nove­da­des. Uno lo sigue con mucha cau­te­la y tra­ta de inter­pre­tar­lo. Las decla­ra­cio­nes de Ale­xis Tsi­pras son por un lado muy con­ci­lia­do­ras, en el sen­ti­do que acep­tan la deu­da, acep­tan la nece­si­dad de pagar­la, sólo bus­can una mora­to­ria, una pos­ter­ga­ción en los pagos actua­les, para poder cana­li­zar dine­ro a esti­mu­lar la economía.

Pero hay una cosa que debo comen­tar per­so­nal­men­te. Yo estu­ve ase­so­ran­do al pri­mer gobierno del Par­ti­do Socia­lis­ta de Andreas Papan­dréu des­de el año 1981 has­ta 1984 cuan­do renun­ció. Y hay una ten­den­cia en Gre­cia, de los polí­ti­cos de izquier­da, inclu­so los que se auto con­si­de­ran radi­ca­les: es que dan seña­les por la izquier­da y toman vira­jes a la dere­cha. Es decir, uti­li­zan un dis­cur­so radi­cal para cose­char votos y des­pués, cuan­do lle­gan al poder, pos­ter­gan cual­quier cam­bio estructural.

Recuer­do que Papan­dréu pro­me­tió aban­do­nar la OTAN, pro­me­tió cerrar las bases mili­ta­res, pro­me­tió salir de la UE; pero al final de cuen­tas sim­ple­men­te acep­tó mayo­res prés­ta­mos de la UE y cobrar más ren­ta por las bases mili­ta­res. Todo que­dó igual, sólo aumen­tó los sala­rios, el núme­ro de empleo y los gas­tos socia­les. Final­men­te, empe­cé a ver que la ideo­lo­gía, la retó­ri­ca, no se corres­pon­día a la práctica.

Creo que hay para­le­lis­mos entre Syri­za y el Par­ti­do Socia­lis­ta Grie­go de los ’80, y temo que algo simi­lar pue­da pasar. Recuer­do que cuan­do fui a hablar con el Pri­mer Minis­tro, entré por la puer­ta izquier­da y cuan­do salí, por la puer­ta dere­cha entra­ba el emba­ja­dor nor­te­ame­ri­cano. Y la secre­ta­ria me dijo: ‘Petras, no pien­ses que estás influ­yen­do, por­que uti­li­za sus crí­ti­cas a la dere­cha para jus­ti­fi­car su apo­yo a las polí­ti­cas norteamericanas’.

Enton­ces, el doble dis­cur­so y la dema­go­gia popu­lis­ta es algo que tie­ne ante­ce­den­tes en Gre­cia. No digo que Tsi­pras sea igual que el vie­jo Papan­dréu, pero creo que debe­mos andar con cau­te­la. Muchos que no cono­cen la his­to­ria y la cul­tu­ra polí­ti­ca grie­ga se han subi­do al tren de Syri­za, dicien­do que van a hacer muchos cam­bios socia­les. Pero tene­mos que sus­pen­der el jui­cio y espe­rar y pre­sio­nar para que cum­plan por lo menos par­cial­men­te el pro­gra­ma, por­que las nece­si­da­des en Gre­cia son enor­mes. Creo que una trai­ción al pue­blo, al elec­to­ra­do, va a cos­tar­le a Syri­za, va a cos­tar­le a Gre­cia mucho más de lo que le cos­tó en los años ’80, cuan­do yo estu­ve allá.

EChI: ¿En qué otros temas vie­nes trabajando?

JP: Lo pri­me­ro es un comen­ta­rio sobre Ucrania.Un gene­ral ucra­niano, que no es exac­ta­men­te un rebel­de, es un ofi­cia­lis­ta, decla­ró que no hay sol­da­dos rusos en Ucra­nia. Que todo es una men­ti­ra de su pro­pio gobierno, que acu­sa a Rusia, cuan­do lo que hay en cur­so es una gue­rra civil con­tra el pue­blo del Este, que bus­ca mayor inde­pen­den­cia, demo­cra­cia y esca­par de los con­tro­les que inten­ta impo­ner­le la Jun­ta de Kiev.

Es una decla­ra­ción impor­tan­te por­que la pren­sa en todo occi­den­te acu­sa a Rusia de fomen­tar el con­flic­to y de que está meti­da en la gue­rra, y no es cier­to. Es una gue­rra civil con los sec­to­res popu­la­res del Este ganan­do terreno y el gobierno occi­den­tal, el gobierno de Kiev, muy debi­li­ta­do y con poco apo­yo popu­lar. Inclu­so hay muchas deser­cio­nes de sol­da­dos que ya no creen las men­ti­ras del gobierno que acu­sa a Rusia de estar com­ba­tien­do, pero cuan­do están allá en el Este encuen­tran sólo a ucranianos.

Enton­ces, debe­mos tomar en cuen­ta que la situa­ción en Ucra­nia sigue sien­do muy con­flic­ti­va pero con avan­ces de los sec­to­res libertadores.

El otro tema que que­ría comen­tar es lo de Nis­man. En el caso Nis­man, cada vez que encon­tra­mos nue­vos datos, encon­tra­mos más víncu­los entre Nis­man, Israel y la CIA. Todas las acu­sa­cio­nes que han hecho vie­nen de supues­tas escu­chas hechas por agen­tes de la CIA en Argentina.

Uno tie­ne que decir que Nis­man no es un már­tir argen­tino, es un már­tir de las agen­cias inter­na­cio­na­les de Inte­li­gen­cia que uti­li­za­ron su posi­ción para hacer acu­sa­cio­nes bus­can­do debi­li­tar al gobierno de los Kirch­ner. Debe­mos enten­der que Nis­man fun­cio­na­ba más como bra­zo externo de la polí­ti­ca de las agen­cias de Inte­li­gen­cia que como un inves­ti­ga­dor judi­cial sobre el acto terro­ris­ta de la AMIA, bus­can­do cul­pa­bi­li­zar a Irán para rom­per rela­cio­nes entre Irán y el mun­do occi­den­tal. Y sobre todo, para per­ju­di­car las nego­cia­cio­nes para la paz, que es exac­ta­men­te la polí­ti­ca del Mos­sad, de Israel.

No es coin­ci­den­cia que inten­si­fi­ca­ba sus acu­sa­cio­nes con­tra Cris­ti­na Fer­nán­dez en momen­tos en que se dete­rio­ra­ban las rela­cio­nes de Israel con el mun­do. Israel bus­ca­ba un már­tir para dis­traer a la opi­nión públi­ca y a la vez, per­ju­di­car la opi­nión mun­dial con­tra Irán. Es decir, Irán es la prin­ci­pal víc­ti­ma en todo este com­plot de Nis­man en Argen­ti­na; pero Argen­ti­na es sim­ple­men­te un terreno para el con­flic­to de Israel con­tra Irán.

Final­men­te quie­ro ter­mi­nar con un comen­ta­rio que hizo Fidel Cas­tro, que es muy impor­tan­te sobre la aper­tu­ra del diá­lo­go entre EEUU y Cuba; avi­san­do al mun­do y par­ti­cu­lar­men­te a los cuba­nos, que hay que mar­char con toda cau­te­la. Fidel dijo que muchas veces EEUU uti­li­za la diplo­ma­cia, la nego­cia­ción, para man­te­ner el sta­tus quo. Es decir, no quie­ren dis­cu­tir el fin del embar­go, del blo­queo, no quie­ren dis­cu­tir la entre­ga de Guan­tá­na­mo, un terri­to­rio cubano colo­ni­za­do hace más de cien años; quie­ren impo­ner con­di­cio­nes sobre el tra­ta­mien­to interno de la polí­ti­ca en Cuba.

Y creo que es un buen avi­so de Fidel, advir­tien­do a los nue­vos polí­ti­cos cuba­nos que deben cui­dar­se. No está con­tra de las nego­cia­cio­nes, para nada, lo que dice es que hay muchas tram­pas cuan­do uno empie­za a tra­tar con los nor­te­ame­ri­ca­nos. Y él debe saber­lo por­que por más de 50 años, Fidel fue el mejor baluar­te en defen­sa de la sobe­ra­nía de Cuba, evi­tan­do tan­to los ata­ques mili­ta­res como el blo­queo económico.

Creo que es un buen avi­so, por­que de repen­te des­pués de las decla­ra­cio­nes de Fidel, el gobierno empie­za a recon­si­de­rar algu­nas pro­pues­tas nor­te­ame­ri­ca­nas sobre la reaper­tu­ra. Debe­mos enten­der que la pri­me­ra arma que uti­li­za EEUU en todos estos esfuer­zos de des­es­ta­bi­li­zar al gobierno es fomen­tar las orga­ni­za­cio­nes no guber­na­men­ta­les, que son bra­zos polí­ti­cos para sub­ver­tir un país.

Y han usa­do esto en Rusia y otros paí­ses para inter­ve­nir, uti­li­zan­do ins­tru­men­tos como las ONG’s para debi­li­tar la polí­ti­ca del gobierno. Han uti­li­za­do las ONG’s en Vene­zue­la, en Boli­via, en Chi­na, etc. Supues­ta­men­te gru­pos que bus­can for­ta­le­cer la socie­dad civil, u orga­ni­za­cio­nes por los dere­chos huma­nos, pero nun­ca cri­ti­can los dere­chos huma­nos en EEUU, los miles de muer­tos en Siria, Irak, . Son muy cues­tio­na­das estas ONG’s por­que sólo cri­ti­can a los adver­sa­rios de EEUU.

Enton­ces, Fidel ha dicho cuí­da­te de esta aper­tu­ra con EEUU por­que sigue sien­do un país imperialista.

Extrac­ta­do por La Hai­ne

Tex­to com­ple­to en: http://​www​.lahai​ne​.org/​e​l​-​d​o​b​l​e​-​d​i​s​c​u​r​s​o​-​y​-la

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *