Aldaketa soziala orain, ¡tenemos alternativas!

Las orga­ni­za­cio­nes socia­les y sin­di­ca­les que sus­cri­bi­mos la Car­ta de los Dere­chos Socia­les de Eus­kal Herria tene­mos la con­vic­ción de que la movi­li­za­ción es impres­cin­di­ble para avan­zar hacia nues­tros obje­ti­vos. Nece­si­ta­mos una alian­za sin­di­cal y social fuer­te, con espí­ri­tu crí­ti­co, con capa­ci­dad de pro­pues­ta y de con­sen­suar prio­ri­da­des.

La Car­ta cons­ti­tu­ye un ins­tru­men­to cla­ve, que par­te de la nece­si­dad de cam­biar radi­cal­men­te las polí­ti­cas que se están apli­can­do en Eus­kal Herria y reco­ge nues­tra pro­pues­ta de mode­lo alter­na­ti­vo de socie­dad. Los mar­cos nor­ma­ti­vos de la CAPV y de la Comu­ni­dad Foral de Nava­rra deben garan­ti­zar y pro­mo­ver que los dere­chos reco­gi­dos en la Car­ta se pue­dan ejer­cer en Hego Eus­kal Herria (HEH). La Car­ta de Dere­chos Socia­les deman­da la capa­ci­dad de deci­sión ple­na en mate­ria eco­nó­mi­ca y socio-labo­ral y la cons­truc­ción de nues­tros pro­pios ins­tru­men­tos (nor­ma­ti­vos, ins­ti­tu­cio­na­les, etc.). Rea­li­zar este pro­ce­so sobe­ra­nis­ta efec­ti­vo es par­te de nues­tro tra­ba­jo y nues­tro empla­za­mien­to polí­ti­co. Este poder de deci­sión se debe exten­der a todas las cues­tio­nes impor­tan­tes, de cual­quier ámbi­to, que afec­ten a la pobla­ción.

Jun­to a ello exi­gi­mos a las ins­ti­tu­cio­nes la apli­ca­ción inme­dia­ta de las medi­das con­cre­tas reco­gi­das en este docu­men­to. Es nece­sa­rio adop­tar com­pro­mi­sos espe­cí­fi­cos y dotar de los recur­sos finan­cie­ros nece­sa­rios para que estos com­pro­mi­sos se pue­dan cum­plir. Denun­cia­mos que las polí­ti­cas anti­so­cia­les que se vie­nen apli­can­do están dan­do lugar a un empo­bre­ci­mien­to
gene­ra­li­za­do de la pobla­ción. La dis­tri­bu­ción de la rique­za es cada vez más injus­ta. Aumen­tan el paro, la pre­ca­rie­dad, la pobre­za y las desigual­da­des eco­nó­mi­cas y socia­les, por­que no se hacen polí­ti­cas públi­cas para dar la vuel­ta a la situa­ción.

Denun­cia­mos que el Gobierno Vas­co, el Gobierno de Nava­rra y las tres Dipu­tacio­nes Fora­les de la CAPV no están toman­do las medi­das nece­sa­rias para cam­biar de raíz la actual orien­ta­ción de las polí­ti­cas públi­cas, pre­su­pues­ta­rias y fis­ca­les. Ni siquie­ra se ha abier­to un espa­cio de par­ti­ci­pa­ción real en nin­gu­na ins­ti­tu­ción, ni para abor­dar la polí­ti­ca fis­cal, ni para tra­tar los pre­su­pues­tos.
La corrup­ción no es algo ajeno a nues­tra reali­dad. Un cla­ro ejem­plo lo tene­mos en Nava­rra, don­de los suce­si­vos gobier­nos han vacia­do las arcas públi­cas, saquea­do la CAN, hipo­te­ca­do el futu­ro con obras faraó­ni­cas inú­ti­les, des­trui­do gran par­te del patri­mo­nio cul­tu­ral y medioam­bien­tal, obs­ta­cu­li­za­do la recu­pe­ra­ción de la memo­ria o degra­da­do los ser­vi­cios públi­cos. Ape­nas ha habi­do pre­si­den­te de Gobierno de Nava­rra alguno exen­to de sos­pe­cha de prác­ti­cas de corrup­ción.

Por otra par­te, en el ámbi­to de la CAV, hemos asis­ti­do al pro­ce­so de pri­va­ti­za­ción de Kutxa­bank. La mayor par­te del ámbi­to polí­ti­co, con la cola­bo­ra­ción de deter­mi­na­dos sin­di­ca­tos, ha entre­ga­do el patri­mo­nio de ala­ve­ses, viz­caí­nos y gui­puz­coa­nos a una éli­te endo­gá­mi­ca. Ha sido una ver­gon­zo­sa mues­tra de la supe­di­ta­ción del inte­rés gene­ral de la ciu­da­da­nía al inte­rés par­ti­cu­lar y par­ti­dis­ta.

Es posi­ble y nece­sa­rio cam­biar estas polí­ti­cas, que agra­van el paro, la pre­ca­rie­dad, la pobre­za y las desigual­da­des socia­les. La éli­te polí­ti­ca, en su mayo­ría alia­da con el poder eco­nó­mi­co y finan­cie­ro, elu­de sus res­pon­sa­bi­li­da­des en estas cues­tio­nes esen­cia­les. Su úni­ca preo­cu­pa­ción es la de su ima­gen, que tra­ta de lavar con pro­pa­gan­da y repar­to de pre­ben­das en mesas como la del mal lla­ma­do diá­lo­go social. El deba­te pre­su­pues­ta­rio del con­jun­to de las ins­ti­tu­cio­nes de Hego Eus­kal Herria para 2015 ha sido una mues­tra de cómo, en la prác­ti­ca, los par­ti­dos polí­ti­cos han evi­ta­do el deba­te de alter­na­ti­vas reales, impi­dien­do un cam­bio social. No es sufi­cien­te recha­zar lo que está pasan­do, hay que cam­biar la situa­ción de raíz y cons­truir un mode­lo socio­pro­duc­ti­vo en EH basa­do en la cober­tu­ra de las nece­si­da­des bási­cas; la redis­tri­bu­ción de la rique­za, el empleo y los tra­ba­jos; la uni­ver­sa­li­dad de los dere­chos; el lide­raz­go del sec­tor públi­co; la prio­ri­dad del inte­rés colec­ti­vo res­pec­to al impul­so del indi­vi­dua­lis­mo; la efi­cien­cia social y medioam­bien­tal de la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca; la igual­dad entre muje­res y hom­bres…

Las orga­ni­za­cio­nes socia­les y sin­di­ca­les que nos hemos com­pro­me­ti­do con la Car­ta de Dere­chos Socia­les defen­de­mos un mode­lo de socie­dad que pon­ga en el cen­tro el sos­te­ni­mien­to de la vida. La adop­ción de las medi­das reco­gi­das en este docu­men­to supon­dría un avan­ce sus­tan­cial en esa direc­ción. Para ello, exi­gi­mos a las ins­ti­tu­cio­nes de Hego¡ Eus­kal Herria:

UN CAMBIO EN LAS POLÍTICAS PRESUPUESTARIAS, FISCALES Y SOCIALES
1. No acep­tar las limi­ta­cio­nes pre­su­pues­ta­rias y recor­tes que el gobierno espa­ñol ha apro­ba­do. Rever­tir los recor­tes apro­ba­dos por las ins­ti­tu­cio­nes de HEH.
• Rever­tir los recor­tes en la pres­ta­ción de ser­vi­cios apli­ca­dos por impo­si­ción o ini­cia­ti­va pro­pia por las admi­nis­tra­cio­nes
públi­cas vas­cas.
• Las ins­ti­tu­cio­nes de Hego Eus­kal Herria no deben apli­car estos recor­tes ni acep­tar esas limi­ta­cio­nes.
• Com­pen­sar los recor­tes de dere­chos y pres­ta­cio­nes (pen­sio­nes, des­em­pleo, etc.) apro­ba­dos por el gobierno
espa­ñol.
• Dar mar­cha atrás en todos los recor­tes apro­ba­dos por las ins­ti­tu­cio­nes de HEH.

2. Una polí­ti­ca fis­cal jus­ta y pro­gre­si­va que con­tri­bu­ya al repar­to más equi­ta­ti­vo de la rique­za.
• Dar mar­cha atrás en las reba­jas de impues­tos a las ren­tas altas y de capi­tal apro­ba­das en los últi­mos años (IRPF,
Impues­to sobre Socie­da­des, Impues­to sobre el Patri­mo­nio, etc.)
• Que los dife­ren­tes tipos de ingre­sos tri­bu­ten por igual.
• Ins­pec­cio­nar todas las ren­tas que no son del tra­ba­jo en un pla­zo máxi­mo de cin­co años y depu­rar los casos de
corrup­ción fis­cal en las Hacien­das.
• Impe­dir la actua­ción de las per­so­nas físi­cas y jurí­di­cas radi­ca­das en paraí­sos fis­ca­les.

3. Desa­rro­llar los ser­vi­cios públi­cos pro­pios para aten­der los sec­to­res socia­les estra­té­gi­cos.
Para ello es impres­cin­di­ble aumen­tar el gas­to públi­co en sani­dad, edu­ca­ción y ser­vi­cios socia­les para, como pri­mer
paso, equi­pa­rar­lo a la media de la Unión Euro­pea..

4. Aumen­tar las pres­ta­cio­nes socia­les para res­pon­der al incre­men­to del des­em­pleo y de la pobre­za.
• Pres­ta­cio­nes dig­nas para todas las per­so­nas en des­em­pleo
• Cam­biar las actua­les leyes que regu­lan las pres­ta­cio­nes socia­les en la CAPV y Nava­rra para que nin­gu­na per­so­na
que­de por deba­jo del umbral de la pobre­za.

5. Esta­ble­cer por ley el reco­no­ci­mien­to de los siguien­tes dere­chos:
• Cober­tu­ra de todas las situa­cio­nes de depen­den­cia, que serán aten­di­das por un ser­vi­cio públi­co de cali­dad, en
las mis­mas con­di­cio­nes en todos los terri­to­rios.
• Cober­tu­ra en la red públi­ca de todas las pla­zas que se deman­den en la mis­ma para el tra­mo de 0 a 3 años, de
mane­ra gra­tui­ta.
• Pro­tec­ción eco­nó­mi­ca de la infan­cia y juven­tud.
• El acce­so efec­ti­vo a una vivien­da de alqui­ler social, y pena­li­za­ción fis­cal de las vivien­das vacías.

6. Pro­mo­ver un sec­tor públi­co poten­te con capa­ci­dad de lide­raz­go para orga­ni­zar nues­tro mode­lo socio­pro­duc­ti­vo.
Garan­ti­zar des­de el sec­tor públi­co vas­co los dere­chos de aten­ción y cui­da­dos y la uni­ver­sa­li­dad de los ser­vi­cios
públi­cos; impul­sar la inver­sión públi­ca direc­ta en la indus­tria; con­trol públi­co de la pro­duc­ción y comer­cia­li­za­ción de la ener­gía, inver­tir en pro­duc­ción y acti­vi­da­des sos­te­ni­bles que faci­li­ten la tran­si­ción y sobe­ra­nía ener­gé­ti­ca; crear un
sis­te­ma finan­cie­ro públi­co vas­co.

UNA POLÍTICA DE CREACIÓN DE EMPLEO DE CALIDAD
7. La crea­ción de una polí­ti­ca de empleo que defien­da, cree y repar­ta empleo de cali­dad:
• Mejo­ra sus­tan­cial de los sala­rios espe­cial­men­te los más bajos.
• Que no se pue­dan lle­var a cabo EREs sin acuer­do de la mayo­ría de la repre­sen­ta­ción sin­di­cal.
• Redu­cir la jor­na­da labo­ral a 35 horas.
• Dar mar­cha atrás a las suce­si­vas refor­mas labo­ra­les y de nego­cia­ción colec­ti­va.
• Eli­mi­nar las horas extra.
• Ade­lan­tar la edad de jubi­la­ción.
• Esta­ble­cer un nue­vo Sala­rio Míni­mo Inter­pro­fe­sio­nal en sin­to­nía con la Car­ta Social Euro­pea.

GARANTIZAR LA PARTICIPACIÓN DE LA SOCIEDAD
8. Rees­truc­tu­rar todas las ins­ti­tu­cio­nes para posi­bi­li­tar de mane­ra efec­ti­va la par­ti­ci­pa­ción demo­crá­ti­ca de
la socie­dad en el dise­ño, toma de deci­sión y con­trol de todas las polí­ti­cas.
• Es impres­cin­di­ble ins­tau­rar pro­ce­sos reales de eva­lua­ción de las polí­ti­cas públi­cas, con­sul­ta y refe­rén­dum vin­cu­lan­tes en asun­tos impor­tan­tes.
• Esta­ble­ci­mien­to de meca­nis­mos en el Gobierno Vas­co, Gobierno de Nava­rra y en las Dipu­tacio­nes
Fora­les de Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa que per­mi­tan la par­ti­ci­pa­ción de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les y socia­les.

9. Audi­to­ría de la deu­da
Impul­sar y faci­li­tar la ela­bo­ra­ción de una audi­to­ría ciu­da­da­na de la deu­da y com­pro­mi­so de no pagar la par­te decla­ra­da como ile­gí­ti­ma. Este pro­ce­so debe ser social y rea­li­zar­se con la cola­bo­ra­ción de las ins­ti­tu­cio­nes, dan­do la infor­ma­ción
y for­ma­ción nece­sa­rias.

SOSTENIBILIDAD DE LA VIDA Y BUEN VIVIR
10. Las per­so­nas, los pue­blos y la natu­ra­le­za están por enci­ma de los bene­fi­cios de las mul­ti­na­cio­na­les.
• Por un mode­lo socio-eco­nó­mi­co cuya prio­ri­dad sea el sos­te­ni­mien­to de la vida, al ser­vi­cio de las per­so­nas y pue­blos.
• Por la soli­da­ri­dad, la jus­ti­cia e igual­dad en las rela­cio­nes entre las per­so­nas y los pue­blos.
• Por el dere­cho a deci­dir nues­tro pro­pio mode­lo eco­nó­mi­co, social y polí­ti­co para poder garan­ti­zar los dere­chos
socia­les, labo­ra­les, cul­tu­ra­les y medioam­bien­ta­les.
• Recha­zo de todas las ins­ti­tu­cio­nes al TTIP.
• Pri­mar la pro­duc­ción de ener­gías reno­va­bles y para­li­za­ción y prohi­bi­ción del frac­king y su inves­ti­ga­ción; el trans­por­te públi­co colec­ti­vo y la inter­mo­da­li­dad; la reduc­ción, reuti­li­za­ción y reci­cla­je de resi­duos; la sobe­ra­nía
ali­men­ta­ria, etc.

11. Reco­no­mien­to social y repar­to de los cui­da­dos para garan­ti­zar la sos­te­ni­bi­li­dad de la vida y el buen vivir.
Cons­truir un nue­vo mode­lo eco­nó­mi­co y social basa­do en una visión inte­gral del tra­ba­jo que reco­noz­ca la inter­de­pen­den­cia inhe­ren­te a las per­so­nas y garan­ti­ce el dere­cho a una vida dig­na de toda la pobla­ción.

Reco­no­ci­mien­to polí­ti­co y social del tra­ba­jo domés­ti­co y de cui­da­dos y adop­ción de medi­das de corres­pon­sa­bi­li­dad entre muje­res y hom­bres para la redis­tri­bu­ción del mis­mo. Para ello es pre­ci­so refor­mu­lar los mode­los de fami­lia, de femi­ni­dad y de mas­cu­li­ni­dad que impe­ran en nues­tra socie­dad y fomen­tar el desa­rro­llo de ser­vi­cios públi­cos.

12. Garan­ti­zar la igual­dad en las con­di­cio­nes labo­ra­les y socia­les, eli­mi­nan­do toda dis­cri­mi­na­ción por razón de géne­ro, edad, opción sexual, diver­si­dad fun­cio­nal o nacio­na­li­dad.

DEFENSA Y COMPROMISO CON LA DEMOCRACIA Y LOS DERECHOS CULTURALES
13. Recha­zo del recor­te de liber­ta­des.
El recor­te de las liber­ta­des demo­crá­ti­cas y la repre­sión del movi­mien­to sin­di­cal y social que cues­tio­na el sis­te­ma y hace fren­te a la hege­mo­nía del capi­tal es cons­tan­te. Se suce­den refor­mas y deci­sio­nes que van en esa direc­ción.
Las ins­ti­tu­cio­nes deben defen­der el dere­cho demo­crá­ti­co de pro­tes­ta y de movi­li­za­ción, recha­zan­do las medi­das que lo cer­ce­nan y pri­man­do en su acción la defen­sa de este dere­cho.

14. Ata­jar la vio­len­cia con­tra las muje­res.
Adop­tar medi­das y polí­ti­cas trans­ver­sa­les para evi­tar la opre­sión y vio­len­cia que sufren las muje­res.

15. Nor­ma­li­za­ción del eus­ke­ra y la cul­tu­ra.
• Exi­gen­cia de la ple­na ofi­cia­li­dad del eus­ke­ra en todo el terri­to­rio de Eus­kal Herria, y la dero­ga­ción de la Ley del Vas­cuen­ce en Nava­rra.
• Desa­rro­llo de una nue­va polí­ti­ca lingü.stica que ten­ga por obje­to la nor­ma­li­za­ción efec­ti­va del eus­ke­ra y el res­pe­to de los dere­chos lingü.sticos de las per­so­nas eus­kal­du­nes en todos los ámbi­tos de su vida.
• Pla­nes y medi­das reales y nor­ma­ti­vas de nor­ma­li­za­ción en las Admi­nis­tra­cio­nes Públi­cas y de ámbi­to pri­va­do para garan­ti­zar el dere­cho de la ciu­da­da­nía a reci­bir los ser­vi­cios públi­cos en eus­ke­ra y el de las per­so­nas a tra­ba­jar y man­te­ner rela­cio­nes labo­ra­les en eus­ka­ra.
• Supe­rar el actual sis­te­ma de mode­los lingü.sticos ya que el mis­mo no garan­ti­za el cono­ci­mien­to y la comu­ni­ca­ción en eus­ke­ra a todo el alum­na­do.
• Una polí­ti­ca cul­tu­ral diri­gi­da a pre­ser­var el con­jun­to de nues­tro patri­mo­nio inma­te­rial y a poten­ciar tan­to la crea­ti­vi­dad como la con­vi­ven­cia de toda la diver­si­dad que enri­que­ce nues­tra socie­dad.

16. Impul­sar un pro­ce­so sobe­ra­nis­ta para con­se­guir la capa­ci­dad nor­ma­ti­va ple­na en mate­ria eco­nó­mi­ca y social.
La capa­ci­dad de deci­sión pro­pia en todos los aspec­tos eco­nó­mi­cos o socia­les es un obje­ti­vo irre­nun­cia­ble para quie­nes defen­de­mos otro mode­lo de socie­dad.
Como hemos indi­ca­do, la movi­li­za­ción es nues­tra vía para hacer posi­bles estas medi­das. Por ello, hace­mos un lla­ma­mien­to al con­jun­to de la socie­dad vas­ca a com­pro­me­ter­se aquí y aho­ra, con un pro­ce­so para que se adop­ten las deci­sio­nes polí­ti­cas e ins­ti­tu­cio­na­les que sean nece­sa­rias para garan­ti­zar a la ciu­da­da­nía vas­ca los dere­chos socia­les fun­da­men­ta­les reco­gi­dos en este docu­men­to.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: