Alda­ke­ta sozia­la orain, ¡tene­mos alter­na­ti­vas!

Las orga­ni­za­cio­nes socia­les y sin­di­ca­les que sus­cri­bi­mos la Car­ta de los Dere­chos Socia­les de Eus­kal Herria tene­mos la con­vic­ción de que la movi­li­za­ción es impres­cin­di­ble para avan­zar hacia nues­tros obje­ti­vos. Nece­si­ta­mos una alian­za sin­di­cal y social fuer­te, con espí­ri­tu crí­ti­co, con capa­ci­dad de pro­pues­ta y de con­sen­suar prio­ri­da­des.

La Car­ta cons­ti­tu­ye un ins­tru­men­to cla­ve, que par­te de la nece­si­dad de cam­biar radi­cal­men­te las polí­ti­cas que se están apli­can­do en Eus­kal Herria y reco­ge nues­tra pro­pues­ta de mode­lo alter­na­ti­vo de socie­dad. Los mar­cos nor­ma­ti­vos de la CAPV y de la Comu­ni­dad Foral de Nava­rra deben garan­ti­zar y pro­mo­ver que los dere­chos reco­gi­dos en la Car­ta se pue­dan ejer­cer en Hego Eus­kal Herria (HEH). La Car­ta de Dere­chos Socia­les deman­da la capa­ci­dad de deci­sión ple­na en mate­ria eco­nó­mi­ca y socio-labo­ral y la cons­truc­ción de nues­tros pro­pios ins­tru­men­tos (nor­ma­ti­vos, ins­ti­tu­cio­na­les, etc.). Rea­li­zar este pro­ce­so sobe­ra­nis­ta efec­ti­vo es par­te de nues­tro tra­ba­jo y nues­tro empla­za­mien­to polí­ti­co. Este poder de deci­sión se debe exten­der a todas las cues­tio­nes impor­tan­tes, de cual­quier ámbi­to, que afec­ten a la pobla­ción.

Jun­to a ello exi­gi­mos a las ins­ti­tu­cio­nes la apli­ca­ción inme­dia­ta de las medi­das con­cre­tas reco­gi­das en este docu­men­to. Es nece­sa­rio adop­tar com­pro­mi­sos espe­cí­fi­cos y dotar de los recur­sos finan­cie­ros nece­sa­rios para que estos com­pro­mi­sos se pue­dan cum­plir. Denun­cia­mos que las polí­ti­cas anti­so­cia­les que se vie­nen apli­can­do están dan­do lugar a un empo­bre­ci­mien­to
gene­ra­li­za­do de la pobla­ción. La dis­tri­bu­ción de la rique­za es cada vez más injus­ta. Aumen­tan el paro, la pre­ca­rie­dad, la pobre­za y las des­igual­da­des eco­nó­mi­cas y socia­les, por­que no se hacen polí­ti­cas públi­cas para dar la vuel­ta a la situa­ción.

Denun­cia­mos que el Gobierno Vas­co, el Gobierno de Nava­rra y las tres Dipu­tacio­nes Fora­les de la CAPV no están toman­do las medi­das nece­sa­rias para cam­biar de raíz la actual orien­ta­ción de las polí­ti­cas públi­cas, pre­su­pues­ta­rias y fis­ca­les. Ni siquie­ra se ha abier­to un espa­cio de par­ti­ci­pa­ción real en nin­gu­na ins­ti­tu­ción, ni para abor­dar la polí­ti­ca fis­cal, ni para tra­tar los pre­su­pues­tos.
La corrup­ción no es algo ajeno a nues­tra reali­dad. Un cla­ro ejem­plo lo tene­mos en Nava­rra, don­de los suce­si­vos gobier­nos han vacia­do las arcas públi­cas, saquea­do la CAN, hipo­te­ca­do el futu­ro con obras faraó­ni­cas inú­ti­les, des­trui­do gran par­te del patri­mo­nio cul­tu­ral y medioam­bien­tal, obs­ta­cu­li­za­do la recu­pe­ra­ción de la memo­ria o degra­da­do los ser­vi­cios públi­cos. Ape­nas ha habi­do pre­si­den­te de Gobierno de Nava­rra alguno exen­to de sos­pe­cha de prác­ti­cas de corrup­ción.

Por otra par­te, en el ámbi­to de la CAV, hemos asis­ti­do al pro­ce­so de pri­va­ti­za­ción de Kutxa­bank. La mayor par­te del ámbi­to polí­ti­co, con la cola­bo­ra­ción de deter­mi­na­dos sin­di­ca­tos, ha entre­ga­do el patri­mo­nio de ala­ve­ses, viz­caí­nos y gui­puz­coa­nos a una éli­te endo­gá­mi­ca. Ha sido una ver­gon­zo­sa mues­tra de la supe­di­ta­ción del inte­rés gene­ral de la ciu­da­da­nía al inte­rés par­ti­cu­lar y par­ti­dis­ta.

Es posi­ble y nece­sa­rio cam­biar estas polí­ti­cas, que agra­van el paro, la pre­ca­rie­dad, la pobre­za y las des­igual­da­des socia­les. La éli­te polí­ti­ca, en su mayo­ría alia­da con el poder eco­nó­mi­co y finan­cie­ro, elu­de sus res­pon­sa­bi­li­da­des en estas cues­tio­nes esen­cia­les. Su úni­ca preo­cu­pa­ción es la de su ima­gen, que tra­ta de lavar con pro­pa­gan­da y repar­to de pre­ben­das en mesas como la del mal lla­ma­do diá­lo­go social. El deba­te pre­su­pues­ta­rio del con­jun­to de las ins­ti­tu­cio­nes de Hego Eus­kal Herria para 2015 ha sido una mues­tra de cómo, en la prác­ti­ca, los par­ti­dos polí­ti­cos han evi­ta­do el deba­te de alter­na­ti­vas reales, impi­dien­do un cam­bio social. No es sufi­cien­te recha­zar lo que está pasan­do, hay que cam­biar la situa­ción de raíz y cons­truir un mode­lo socio­pro­duc­ti­vo en EH basa­do en la cober­tu­ra de las nece­si­da­des bási­cas; la redis­tri­bu­ción de la rique­za, el empleo y los tra­ba­jos; la uni­ver­sa­li­dad de los dere­chos; el lide­raz­go del sec­tor públi­co; la prio­ri­dad del inte­rés colec­ti­vo res­pec­to al impul­so del indi­vi­dua­lis­mo; la efi­cien­cia social y medioam­bien­tal de la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca; la igual­dad entre muje­res y hom­bres…

Las orga­ni­za­cio­nes socia­les y sin­di­ca­les que nos hemos com­pro­me­ti­do con la Car­ta de Dere­chos Socia­les defen­de­mos un mode­lo de socie­dad que pon­ga en el cen­tro el sos­te­ni­mien­to de la vida. La adop­ción de las medi­das reco­gi­das en este docu­men­to supon­dría un avan­ce sus­tan­cial en esa direc­ción. Para ello, exi­gi­mos a las ins­ti­tu­cio­nes de Hego¡ Eus­kal Herria:

UN CAMBIO EN LAS POLÍTICAS PRESUPUESTARIAS, FISCALES Y SOCIALES
1. No acep­tar las limi­ta­cio­nes pre­su­pues­ta­rias y recor­tes que el gobierno espa­ñol ha apro­ba­do. Rever­tir los recor­tes apro­ba­dos por las ins­ti­tu­cio­nes de HEH.
• Rever­tir los recor­tes en la pres­ta­ción de ser­vi­cios apli­ca­dos por impo­si­ción o ini­cia­ti­va pro­pia por las admi­nis­tra­cio­nes
públi­cas vas­cas.
• Las ins­ti­tu­cio­nes de Hego Eus­kal Herria no deben apli­car estos recor­tes ni acep­tar esas limi­ta­cio­nes.
• Com­pen­sar los recor­tes de dere­chos y pres­ta­cio­nes (pen­sio­nes, des­em­pleo, etc.) apro­ba­dos por el gobierno
espa­ñol.
• Dar mar­cha atrás en todos los recor­tes apro­ba­dos por las ins­ti­tu­cio­nes de HEH.

2. Una polí­ti­ca fis­cal jus­ta y pro­gre­si­va que con­tri­bu­ya al repar­to más equi­ta­ti­vo de la rique­za.
• Dar mar­cha atrás en las reba­jas de impues­tos a las ren­tas altas y de capi­tal apro­ba­das en los últi­mos años (IRPF,
Impues­to sobre Socie­da­des, Impues­to sobre el Patri­mo­nio, etc.)
• Que los dife­ren­tes tipos de ingre­sos tri­bu­ten por igual.
• Ins­pec­cio­nar todas las ren­tas que no son del tra­ba­jo en un pla­zo máxi­mo de cin­co años y depu­rar los casos de
corrup­ción fis­cal en las Hacien­das.
• Impe­dir la actua­ción de las per­so­nas físi­cas y jurí­di­cas radi­ca­das en paraí­sos fis­ca­les.

3. Desa­rro­llar los ser­vi­cios públi­cos pro­pios para aten­der los sec­to­res socia­les estra­té­gi­cos.
Para ello es impres­cin­di­ble aumen­tar el gas­to públi­co en sani­dad, edu­ca­ción y ser­vi­cios socia­les para, como pri­mer
paso, equi­pa­rar­lo a la media de la Unión Euro­pea..

4. Aumen­tar las pres­ta­cio­nes socia­les para res­pon­der al incre­men­to del des­em­pleo y de la pobre­za.
• Pres­ta­cio­nes dig­nas para todas las per­so­nas en des­em­pleo
• Cam­biar las actua­les leyes que regu­lan las pres­ta­cio­nes socia­les en la CAPV y Nava­rra para que nin­gu­na per­so­na
que­de por deba­jo del umbral de la pobre­za.

5. Esta­ble­cer por ley el reco­no­ci­mien­to de los siguien­tes dere­chos:
• Cober­tu­ra de todas las situa­cio­nes de depen­den­cia, que serán aten­di­das por un ser­vi­cio públi­co de cali­dad, en
las mis­mas con­di­cio­nes en todos los terri­to­rios.
• Cober­tu­ra en la red públi­ca de todas las pla­zas que se deman­den en la mis­ma para el tra­mo de 0 a 3 años, de
mane­ra gra­tui­ta.
• Pro­tec­ción eco­nó­mi­ca de la infan­cia y juven­tud.
• El acce­so efec­ti­vo a una vivien­da de alqui­ler social, y pena­li­za­ción fis­cal de las vivien­das vacías.

6. Pro­mo­ver un sec­tor públi­co poten­te con capa­ci­dad de lide­raz­go para orga­ni­zar nues­tro mode­lo socio­pro­duc­ti­vo.
Garan­ti­zar des­de el sec­tor públi­co vas­co los dere­chos de aten­ción y cui­da­dos y la uni­ver­sa­li­dad de los ser­vi­cios
públi­cos; impul­sar la inver­sión públi­ca direc­ta en la indus­tria; con­trol públi­co de la pro­duc­ción y comer­cia­li­za­ción de la ener­gía, inver­tir en pro­duc­ción y acti­vi­da­des sos­te­ni­bles que faci­li­ten la tran­si­ción y sobe­ra­nía ener­gé­ti­ca; crear un
sis­te­ma finan­cie­ro públi­co vas­co.

UNA POLÍTICA DE CREACIÓN DE EMPLEO DE CALIDAD
7. La crea­ción de una polí­ti­ca de empleo que defien­da, cree y repar­ta empleo de cali­dad:
• Mejo­ra sus­tan­cial de los sala­rios espe­cial­men­te los más bajos.
• Que no se pue­dan lle­var a cabo EREs sin acuer­do de la mayo­ría de la repre­sen­ta­ción sin­di­cal.
• Redu­cir la jor­na­da labo­ral a 35 horas.
• Dar mar­cha atrás a las suce­si­vas refor­mas labo­ra­les y de nego­cia­ción colec­ti­va.
• Eli­mi­nar las horas extra.
• Ade­lan­tar la edad de jubi­la­ción.
• Esta­ble­cer un nue­vo Sala­rio Míni­mo Inter­pro­fe­sio­nal en sin­to­nía con la Car­ta Social Euro­pea.

GARANTIZAR LA PARTICIPACIÓN DE LA SOCIEDAD
8. Rees­truc­tu­rar todas las ins­ti­tu­cio­nes para posi­bi­li­tar de mane­ra efec­ti­va la par­ti­ci­pa­ción demo­crá­ti­ca de
la socie­dad en el dise­ño, toma de deci­sión y con­trol de todas las polí­ti­cas.
• Es impres­cin­di­ble ins­tau­rar pro­ce­sos reales de eva­lua­ción de las polí­ti­cas públi­cas, con­sul­ta y refe­rén­dum vin­cu­lan­tes en asun­tos impor­tan­tes.
• Esta­ble­ci­mien­to de meca­nis­mos en el Gobierno Vas­co, Gobierno de Nava­rra y en las Dipu­tacio­nes
Fora­les de Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa que per­mi­tan la par­ti­ci­pa­ción de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les y socia­les.

9. Audi­to­ría de la deu­da
Impul­sar y faci­li­tar la ela­bo­ra­ción de una audi­to­ría ciu­da­da­na de la deu­da y com­pro­mi­so de no pagar la par­te decla­ra­da como ile­gí­ti­ma. Este pro­ce­so debe ser social y rea­li­zar­se con la cola­bo­ra­ción de las ins­ti­tu­cio­nes, dan­do la infor­ma­ción
y for­ma­ción nece­sa­rias.

SOSTENIBILIDAD DE LA VIDA Y BUEN VIVIR
10. Las per­so­nas, los pue­blos y la natu­ra­le­za están por enci­ma de los bene­fi­cios de las mul­ti­na­cio­na­les.
• Por un mode­lo socio-eco­nó­mi­co cuya prio­ri­dad sea el sos­te­ni­mien­to de la vida, al ser­vi­cio de las per­so­nas y pue­blos.
• Por la soli­da­ri­dad, la jus­ti­cia e igual­dad en las rela­cio­nes entre las per­so­nas y los pue­blos.
• Por el dere­cho a deci­dir nues­tro pro­pio mode­lo eco­nó­mi­co, social y polí­ti­co para poder garan­ti­zar los dere­chos
socia­les, labo­ra­les, cul­tu­ra­les y medioam­bien­ta­les.
• Recha­zo de todas las ins­ti­tu­cio­nes al TTIP.
• Pri­mar la pro­duc­ción de ener­gías reno­va­bles y para­li­za­ción y prohi­bi­ción del frac­king y su inves­ti­ga­ción; el trans­por­te públi­co colec­ti­vo y la inter­mo­da­li­dad; la reduc­ción, reuti­li­za­ción y reci­cla­je de resi­duos; la sobe­ra­nía
ali­men­ta­ria, etc.

11. Reco­no­mien­to social y repar­to de los cui­da­dos para garan­ti­zar la sos­te­ni­bi­li­dad de la vida y el buen vivir.
Cons­truir un nue­vo mode­lo eco­nó­mi­co y social basa­do en una visión inte­gral del tra­ba­jo que reco­noz­ca la inter­de­pen­den­cia inhe­ren­te a las per­so­nas y garan­ti­ce el dere­cho a una vida dig­na de toda la pobla­ción.

Reco­no­ci­mien­to polí­ti­co y social del tra­ba­jo domés­ti­co y de cui­da­dos y adop­ción de medi­das de corres­pon­sa­bi­li­dad entre muje­res y hom­bres para la redis­tri­bu­ción del mis­mo. Para ello es pre­ci­so refor­mu­lar los mode­los de fami­lia, de femi­ni­dad y de mas­cu­li­ni­dad que impe­ran en nues­tra socie­dad y fomen­tar el desa­rro­llo de ser­vi­cios públi­cos.

12. Garan­ti­zar la igual­dad en las con­di­cio­nes labo­ra­les y socia­les, eli­mi­nan­do toda dis­cri­mi­na­ción por razón de géne­ro, edad, opción sexual, diver­si­dad fun­cio­nal o nacio­na­li­dad.

DEFENSA Y COMPROMISO CON LA DEMOCRACIA Y LOS DERECHOS CULTURALES
13. Recha­zo del recor­te de liber­ta­des.
El recor­te de las liber­ta­des demo­crá­ti­cas y la repre­sión del movi­mien­to sin­di­cal y social que cues­tio­na el sis­te­ma y hace fren­te a la hege­mo­nía del capi­tal es cons­tan­te. Se suce­den refor­mas y deci­sio­nes que van en esa direc­ción.
Las ins­ti­tu­cio­nes deben defen­der el dere­cho demo­crá­ti­co de pro­tes­ta y de movi­li­za­ción, recha­zan­do las medi­das que lo cer­ce­nan y pri­man­do en su acción la defen­sa de este dere­cho.

14. Ata­jar la vio­len­cia con­tra las muje­res.
Adop­tar medi­das y polí­ti­cas trans­ver­sa­les para evi­tar la opre­sión y vio­len­cia que sufren las muje­res.

15. Nor­ma­li­za­ción del eus­ke­ra y la cul­tu­ra.
• Exi­gen­cia de la ple­na ofi­cia­li­dad del eus­ke­ra en todo el terri­to­rio de Eus­kal Herria, y la dero­ga­ción de la Ley del Vas­cuen­ce en Nava­rra.
• Desa­rro­llo de una nue­va polí­ti­ca lingü.stica que ten­ga por obje­to la nor­ma­li­za­ción efec­ti­va del eus­ke­ra y el res­pe­to de los dere­chos lingü.sticos de las per­so­nas eus­kal­du­nes en todos los ámbi­tos de su vida.
• Pla­nes y medi­das reales y nor­ma­ti­vas de nor­ma­li­za­ción en las Admi­nis­tra­cio­nes Públi­cas y de ámbi­to pri­va­do para garan­ti­zar el dere­cho de la ciu­da­da­nía a reci­bir los ser­vi­cios públi­cos en eus­ke­ra y el de las per­so­nas a tra­ba­jar y man­te­ner rela­cio­nes labo­ra­les en eus­ka­ra.
• Supe­rar el actual sis­te­ma de mode­los lingü.sticos ya que el mis­mo no garan­ti­za el cono­ci­mien­to y la comu­ni­ca­ción en eus­ke­ra a todo el alum­na­do.
• Una polí­ti­ca cul­tu­ral diri­gi­da a pre­ser­var el con­jun­to de nues­tro patri­mo­nio inma­te­rial y a poten­ciar tan­to la crea­ti­vi­dad como la con­vi­ven­cia de toda la diver­si­dad que enri­que­ce nues­tra socie­dad.

16. Impul­sar un pro­ce­so sobe­ra­nis­ta para con­se­guir la capa­ci­dad nor­ma­ti­va ple­na en mate­ria eco­nó­mi­ca y social.
La capa­ci­dad de deci­sión pro­pia en todos los aspec­tos eco­nó­mi­cos o socia­les es un obje­ti­vo irre­nun­cia­ble para quie­nes defen­de­mos otro mode­lo de socie­dad.
Como hemos indi­ca­do, la movi­li­za­ción es nues­tra vía para hacer posi­bles estas medi­das. Por ello, hace­mos un lla­ma­mien­to al con­jun­to de la socie­dad vas­ca a com­pro­me­ter­se aquí y aho­ra, con un pro­ce­so para que se adop­ten las deci­sio­nes polí­ti­cas e ins­ti­tu­cio­na­les que sean nece­sa­rias para garan­ti­zar a la ciu­da­da­nía vas­ca los dere­chos socia­les fun­da­men­ta­les reco­gi­dos en este docu­men­to.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *