Entrevista de Nilton Santos al comunista portugues Miguel Urbano

Publi­ca­da en el Sema­na­rio de São Pau­lo

«Bra­sil de Fato»

¿COMO ANALISA EL ATAQUE AL PERIODICO SATIRICO CHARLIE HEBDO Y CUALES LOS MOTIVOS REALES DE ESE ACTO?

– Los aten­ta­dos terro­ris­tas en Euro­pa Occi­den­tal y EEUU son fre­cuen­tes. Este, como el de Ato­cha, en Madrid, sor­pren­dió por la dimen­sión y por tener por blan­co un pres­ti­gio­so sema­na­rio satí­ri­co que publi­ca­ba viñe­tas con­si­de­ra­das humi­llan­tes por los isla­mis­tas faná­ti­cos.

Al Qae­da, los Tali­ba­nes, las Orga­ni­za­cio­nes mafio­sas Suni­tas de Pes­ha­war (que, aus­pi­cia­das por Reagan, han con­du­ci­do la lucha con­tra la Revo­lu­ción Afga­na) y recien­te­men­te el ISIL (el auto­pro­cla­ma­do Esta­do Islá­mi­co) con­ver­gen­tes en el recur­so al terro­ris­mo aun­que con estra­te­gias dife­ren­tes, han invo­ca­do siem­pre la defen­sa de la reli­gión y de los valo­res del Islam para jus­ti­fi­car lo que con­si­de­ran una misión sagra­da.

¿ESTE ATENTADO ES COMPARABLE CON EL 11 DE SEPTIEMBRE. CUAL ES SU OPINIÓN?

La com­pa­ra­ción es sobre­to­do hecha por los medios. Pero, lo que exis­te de común en el ata­que al World Tra­de Cen­ter y al Pen­tá­gono, y la masa­cre de Char­lie Heb­do, es la enor­me reper­cu­sión mun­dial. En los dos casos algu­nos ana­lis­tas y perio­dis­tas atri­bu­ye­ron a los ser­vi­cios secre­tos la con­cep­ción y pre­pa­ra­ción de esos crí­me­nes. Los eje­cu­tan­tes habrían sido meros ins­tru­men­tos de orga­ni­za­cio­nes que pre­ten­dían des­en­ca­de­nar cam­pa­ñas repre­si­vas. En EEUU y Fran­cia inclu­so fue­ron publi­ca­dos libros res­pon­sa­bi­li­zan­do a la CIA por la pre­pa­ra­ción de la tra­ge­dia del 11S.

Aho­ra se repi­te ese tipo de espe­cu­la­ción sen­sa­cio­na­lis­ta. Poli­tó­lo­gos cono­ci­dos como el fran­cés Thierry Meys­san, el ita­liano Man­lio Dinuc­ci, y el esta­dou­ni­den­se Paul Craig Roberts iden­ti­fi­can la mano de los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia en los acon­te­ci­mien­tos de Fran­cia. Los her­ma­nos fran­co-magre­bíes Koua­chi, auto­res de la mons­truo­sa matan­za de Char­lie Heb­do, y el afro-fran­cés Couli­baly, res­pon­sa­ble por la masa­cre de la tien­da judía, no serían agen­tes de orga­ni­za­cio­nes isla­mis­tas si no –como el ale­mán del incen­dio del Reichs­tag – hom­bres mani­pu­la­dos por los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia.

En mi opi­nión esas inter­pre­ta­cio­nes sola­men­te gene­ran con­fu­sión y favo­re­cen a la dere­cha. Ade­mas, los auto­res de los repug­nan­tes aten­ta­dos, en decla­ra­cio­nes gra­ba­das ya asu­mie­ron los con­tac­tos que man­te­nían con Al Qae­da y, even­tual­men­te, con el jiha­dis­mo

¿COMO EVALUA ESA OFENSIVA MEDIATICA MUNDIAL DE CONDENA AL «TERRORISMO ISLASMICO»?

La pala­bra hipo­cre­sía defi­ne bien el esti­lo de la cam­pa­ña mediá­ti­ca. La mayo­ría de los comen­ta­ris­tas y perio­dis­tas que se ocu­pan del tema usan y abu­san de la pala­bra Islam, pero jamas hojea­ron el Corán, poco o nada saben de la his­to­ria de los pue­blos musul­ma­nes y de Moha­med, como pro­fe­ta, fun­da­dor de un Esta­do, crea­dor de una reli­gión y pre­cur­sor de una de las civi­li­za­cio­nes más impor­tan­tes del Medioe­vo.

¿Cuán­tos de esos poli­tó­lo­gos cono­cen algo de los crí­me­nes de los Cru­za­dos en Pales­ti­na antes y des­pués de la con­quis­ta de Jeru­sa­lén? Las masa­cres come­ti­das por los cris­tia­nos de esa épo­ca fue­ron tan impre­sio­nan­tes que un Papa, en una bula, con­de­nó a los Cru­za­dos que en Antio­quía, para inti­mi­dar los musul­ma­nes, asa­ban niños en ban­que­tes de antro­po­fa­gia.

La xeno­fo­bia y el racis­mo en Euro­pa aumen­ta­ron muchí­si­mo des­de la segun­da mitad del siglo XX con la entra­da de millo­nes de inmi­gran­tes musul­ma­nes. Sola­men­te en Fran­cia, los magre­bíes y sus des­cen­dien­tes son hoy mas del 10% de la pobla­ción del país. La aplas­tan­te mayo­ría de esa gen­te jamas man­tu­vo con­tac­tos con gru­pos terro­ris­tas. Pero son mira­dos y tra­ta­dos como ciu­da­da­nos de segun­da cla­se.

Las cam­pa­ñas de isla­mo­fo­bia se abs­tie­nen de con­de­nar los crí­me­nes del impe­ria­lis­mo en Medio Orien­te y Asia Cen­tral, pero con­si­de­ran a todo musul­mán como un poten­cial terro­ris­ta.

Las agre­sio­nes arma­das con­tra los pue­blos de Afga­nis­tán, Iraq y Libia fue­ron pre­ce­di­das de bom­bar­deos mediá­ti­cos que pre­sen­ta­ban las inter­ven­cio­nes mili­ta­res como huma­ni­ta­rias, inse­pa­ra­bles de la defen­sa de la liber­tad y la demo­cra­cia con­tra la bar­ba­rie.

EEUU, con Fran­cia y Reino Uni­do como alia­dos y cóm­pli­ces, sem­bra­ron rui­nas, mise­ria y ham­bre en esos paí­ses. La tro­pa inva­so­ra saqueó museos y des­tru­yó monu­men­tos mile­na­rios que eran patri­mo­nio de la huma­ni­dad. Los esta­dou­ni­den­ses prac­ti­ca­ron la tor­tu­ra como ruti­na. Las bom­bas del Occi­den­te, cris­tiano y supues­ta­men­te civi­li­za­do, mata­ron cen­te­nas de miles de musul­ma­nes; los dro­nes de EEUU ase­si­na­ron niños, muje­res y ancia­nos en aldeas de Pakis­tán, Yemén y Soma­lía.

Muchos terro­ris­tas de Al Qae­da y del ISIL (Esta­do Islá­mi­co) han sido –no hay que olvi­dar­lo- entre­na­dos por ofi­cia­les esta­dou­ni­den­ses y por la CIA.

Cuan­do el Esta­do de Israel expul­só de Pales­ti­na a millo­nes de musul­ma­nes, influ­yen­tes medios euro­peos y nor­te­ame­ri­ca­nos se abs­tu­vie­ron de con­de­nar esa mons­truo­si­dad y cuan­do las Fuer­zas Arma­das de Israel bom­bar­dea­ron Bei­rut e inva­die­ron Líbano y pos­te­rior­men­te Gaza, en ope­ra­cio­nes geno­ci­das, los mis­mos órga­nos de comu­ni­ca­ción social de Occi­den­te absol­vie­ron el fas­cis­mo sio­nis­ta, afir­man­do que actua­ra en legi­ti­ma defen­sa.

¿CUALES SON LAS CONSECUENCIAS QUE ESTE TIPO DE ATENTADO PUEDE DESENCADENAR EN EL MUNDO? ¿QUIEN «GANA» y QUIEN «PIERDE»?

El pre­si­den­te Fra­nçois Hollan­de y el pre­mier Manuel Valls decla­ra­ron que no hay que con­fun­dir el Islam con las orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas, y que los musul­ma­nes de Fran­cia no tie­nen nada que temer del gobierno galo. Pero esas garan­tías ver­ba­les son des­men­ti­das en la vida coti­dia­na. Las pri­me­ras medi­das anun­cia­das por el Esta­do fran­cés y, en muchos depar­ta­men­tos, por el poder local, apun­tan a una mili­ta­ri­za­ción inquie­tan­te de la vida fran­ce­sa. Simul­tá­nea­men­te, la actua­ción de la poli­cía bel­ga en Ver­viers, cuan­do aba­tió allí a dos pre­sun­tos jiha­dis­tas, y las decla­ra­cio­nes sobre los hechos del pri­mer minis­tro en Bru­se­las, acla­ra­ron lo que los diri­gen­tes occi­den­ta­les afir­ma­ron al anun­ciar un refuer­zo del com­ba­te al terro­ris­mo.

No creo que la tra­ge­dia de Char­lie Heb­do pue­da con­tri­buir a empeo­rar las rela­cio­nes (ya muy ten­sas) de EEUU y de la Unión Euro­pea con Chi­na y Rusia. Washing­ton y sus alia­dos no pue­den, con el pre­tex­to de la lucha anti­te­rro­ris­ta, bom­bar­dear Bei­jing o Mos­cú. Pero hay una alta pro­ba­bi­li­dad de que una ola repre­si­va, de con­tor­nos aun impre­vi­si­bles, sea inmi­nen­te en Euro­pa Occi­den­tal.

FRANCIA APROBÓ EL PASADO AÑO UNA LEY QUE PROHIBIÓ MANIFESTACIONES POPULARES DE APOYO A PALESTINA DURANTE LOS BOMBARDEOS ISRAELÍES A GAZA. ¿COMO ANALIZA AL ACTUAL GOBIERNO DE ESE PAÍS?

Es sig­ni­fi­ca­ti­vo que en Fran­cia hayan prohi­bi­do ofi­cial­men­te las mani­fes­ta­cio­nes popu­la­res de apo­yo al pue­blo de Pales­ti­na cuan­do el ejér­ci­to y la fuer­za aérea israe­líes bom­bar­dea­ban Gaza. Pero el gobierno de Hollan­de se abs­tu­vo enton­ces de con­de­nar los crí­me­nes del Esta­do sio­nis­ta.

Es útil recor­dar que no es sola­men­te en Fran­cia (el padre de Mari­ne le Pen, del Fren­te Nacio­nal, pidió ya la revo­ca­ción de Schen­gen sobre las fron­te­ras abier­tas) don­de ocu­rren en estos días gra­ves mani­fes­ta­cio­nes de isla­mo­fo­bia. En Ale­ma­nia se repi­ten con fre­cuen­cia, sobre­to­do en Sajo­nia. En Dres­den, capi­tal de ese Esta­do, asu­mie­ron aspec­tos par­ti­cu­lar­men­te agre­si­vos cuan­do Pegi­da (el movi­mien­to Popu­lar Euro­peo con­tra la Isla­mi­za­ción de Occi­den­te) movi­li­zó en las calles en días suce­si­vos a muchos miles de mani­fes­tan­tes que exi­gían la expul­sión de los inmi­gran­tes musul­ma­nes. La can­ci­ller Ange­la Mer­kel sin­tió la nece­si­dad de inter­ve­nir y con­de­nar a la orga­ni­za­ción cuan­do Pegi­da pro­mo­vió en Ber­lín y otras ciu­da­des des­fi­les del movi­mien­to fas­cis­ta. Ese tipo de ini­cia­ti­vas expre­sa bien la subida de la marea de xeno­fo­bia en Unión Euro­pea.

El dis­cur­so de facha­da demo­crá­ti­ca de los jefes de esta­do y de gobierno que han par­ti­ci­pa­do en la jor­na­da de París refle­jó bien el fari­seís­mo de los ora­do­res. El dis­cur­so de apo­lo­gía de la liber­tad de expre­sión, repe­ti­do exhaus­ti­va­men­te por esos polí­ti­cos, trans­pi­ra tam­bién una pro­fun­da hipo­cre­sía. En Euro­pa como en los EEUU, lo que pre­do­mi­na es la liber­tad irres­tric­ta de los gru­pos finan­cie­ros que con­tro­lan los medios influ­yen­tes para impo­ner dis­cre­cio­nal­men­te la línea edi­to­rial que sir­ve a los intere­ses del gran capi­tal.

EL DOMINGO EN PARIS, EN LA MARCHA CONVOCADA POR EL GOBIERNO FRANCES, LLAMABA LA ATENCIÓN EN LA CABEZA DE LA MANIFESTACIÓN EL PREMIER DE ISRAEL, BENJAMIN NETANYAHU; EL LIDER QUE ORDENÓ EL BOMBARDEO DE GAZA. ¿CUAL SU OPINIÓN?

La pro­tes­ta de millo­nes de fran­ce­ses –cris­tia­nos, musul­ma­nes, judíos y ateos- que inun­da­ron las gran­des ciu­da­des del país tra­du­jo bien el sen­ti­mien­to de soli­da­ri­dad con las vic­ti­mas de los aten­ta­dos y la con­de­na de los cri­mi­na­les. Pero el dis­cur­so de la mayo­ría de los jefes de esta­do y de gobierno que com­pa­re­cie­ron en la colo­sal mar­cha, bau­ti­za­da como repu­bli­ca­na, de París refle­jó –repi­to– el fari­seís­mo de esos polí­ti­cos del sis­te­ma.

Netan­yahu, el cri­mi­nal de gue­rra israe­lí, des­fi­ló en la cabe­za de la mani­fes­ta­ción y mul­ti­pli­co decla­ra­cio­nes de fer­vor demo­crá­ti­co, amplia­men­te difun­di­das por los medios, lo que ilu­mi­na bien la con­ti­nui­dad de la far­sa y la tra­ge­dia en la jor­na­da del 11 de enero. Allí estu­vie­ron tam­bién el ingles Came­ron, la ale­ma­na Ange­la Mer­kel, el espa­ñol Rajoy, el por­tu­gués Pas­sos Coel­ho, el hún­ga­ro Vik­tor Orban, el oli­gar­ca ucra­niano Poros­hen­ko, el tur­co Erdo­gan, prín­ci­pes de Ara­bia Sau­di­ta y de las monar­quías ára­bes del Gol­fo, tira­nos afri­ca­nos, toda una fau­na huma­na res­pon­sa­ble por agre­sio­nes mili­ta­res o crí­me­nes mons­truo­sos con­tra sus pue­blos, gen­te incom­pa­ti­ble con la demo­cra­cia de la que se pro­cla­man defen­so­res.

La reali­dad es trans­pa­ren­te. Pre­sen­tán­do­se como cam­peo­nes de la lucha con­tra el terro­ris­mo los EEUU han pro­mo­vi­do el terro­ris­mo. No se com­ba­te el terro­ris­mo con el terro­ris­mo de esta­do.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: