«Con Bur­la­taHe­rria que­da demos­tra­do el terri­ble défi­cit demo­crá­ti­co del Estado»

Jose­ba Ginés, acu­sa­do de ges­tio­nar la web Bur­la­taHe­rria y absuel­to de un deli­to de enal­te­ci­mien­to del terro­ris­mo, cree que pese a la sen­ten­cia «el daño ya está hecho», pero anun­cia que en Bur­la­ta «hay ganas y nece­si­dad» de abrir una herra­mien­ta de comu­ni­ca­ción local en la red que reco­ja las ini­cia­ti­vas popu­la­res y sociales.

Qué dice exac­ta­men­te la sen­ten­cia abso­lu­to­ria de la Audien­cia Nacional? 
La ver­dad es que no he podi­do toda­vía leer la sen­ten­cia, pero lo que me ha comu­ni­ca­do la abo­ga­da (a quien tam­bién hay que feli­ci­tar) es que por un lado no se ha acre­di­ta­do que yo fue­ra la per­so­na que subía las publi­ca­cio­nes a la web, y lo que es más impor­tan­te, que las infor­ma­cio­nes publi­ca­das entran den­tro de los már­ge­nes de la liber­tad de expre­sión e infor­ma­ción. Tam­bién que se levan­ta el cie­rre cau­te­lar con­tra la web que se decre­tó en junio de 2013, si bien esta medi­da lle­ga ya tar­de por­que el daño ya está hecho y como es lógi­co duran­te este tiem­po no hemos man­te­ni­do el domi­nio ni el con­tra­to con el servidor.

Tras lo ocu­rri­do, ¿por qué crees que cerra­ron la web?
Segu­ra­men­te que serán varias las razo­nes. Por un lado el inten­to de cri­mi­na­li­zar la soli­da­ri­dad con las per­so­nas repre­sa­lia­das. Unas mues­tras de apo­yo, cari­ño y soli­da­ri­dad a las que Bur­la­tahe­rria puso luz infor­ma­ti­va, ya que en nues­tro pue­blo estas mues­tras han sido muy fuer­tes ante las nume­ro­sas deten­cio­nes y encar­ce­la­cio­nes sufri­das. Por supues­to que tam­bién por pura per­se­cu­ción polí­ti­ca de opi­nio­nes disi­den­tes, tal y como lo dejó en evi­den­cia el tes­ti­go poli­cial cuan­do en el jui­cio ase­gu­ró que venían siguien­do nues­tra labor así como la de otras web de Nafa­rroa. Tam­bién creo que nues­tra clau­su­ra fue un esca­lón pre­vio al cie­rre de Ateak Ire­ki, ya que algu­nas de las publi­ca­cio­nes que la fis­ca­lía con­si­de­ra­ba deli­to eran enla­ces a esta web, sus pro­pios videos o publi­ca­cio­nes de las que Bur­la­tahe­rria se hacía eco.

Han sido muchas las per­so­nas que te han apo­ya­do, pero tam­bién hay quie­nes se han nega­do a ello…
Des­de lue­go que si se pue­de sacar algo bueno de todo este tran­ce es la soli­da­ri­dad y el afec­to de muchas per­so­nas, sobre todo de com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras me han hecho sen­tir par­te de un pro­yec­to polí­ti­co com­par­ti­do, pero tam­bién de per­so­nas de otras opcio­nes polí­ti­cas. Sin embar­go tam­bién ha habi­do quien se ha nega­do a denun­ciar esta injus­ti­cia. Para mues­tra las dos veces que esta cues­tión fue al pleno del Ayun­ta­mien­to de Bur­la­ta, don­de las fuer­zas del régi­men enca­be­za­das por UPN y PSN se excu­sa­ban en el recu­rren­te dis­cur­so de no cues­tio­nar las deci­sio­nes judi­cia­les ¡Como las van a cues­tio­nar si éstas están dise­ña­das para que obten­gan rédi­to polí­ti­co! No es casua­li­dad que estas mis­mas for­ma­cio­nes que no denun­cian los ata­ques a la liber­tad de expre­sión con­tra un medio comu­ni­ca­ción de Bur­la­ta, sean las mis­mas que están tra­tan­do de apro­bar su reac­cio­na­ria orde­nan­za mordaza.

Qui­zás algu­nos aho­ra te digan que el Esta­do de Dere­cho fun­cio­na, pero lo cier­to es que la web está cerrada…
Bueno, lo que fun­cio­na bien son el esta­do poli­cial y el con­trol social sobre las per­so­nas. En un Esta­do de Dere­cho en nin­gún caso hubie­ra que haber lle­ga­do a ser juz­ga­do por ofre­cer infor­ma­cio­nes sobre acon­te­ci­mien­tos que se desa­rro­lla­ron en Bur­la­ta, por dar opi­nio­nes o crí­ti­ca polí­ti­ca. Creo que lo que que­da demos­tra­do es el terri­ble défi­cit demo­crá­ti­co de un Esta­do que tie­ne a toda una fis­ca­lía acu­sán­do­nos de delin­quir por uti­li­zar tér­mi­nos como “pre­sos polí­ti­cos”, “repre­sión”, “con­de­na­dos sin con­de­na”, “denun­cias de tor­tu­ras” o por haber infor­ma­do sobre mani­fes­ta­cio­nes lega­les, rue­das de pren­sa públi­cas o reci­bi­mien­tos a las per­so­nas que salían de pri­sión. Ade­más el daño ya está hecho, tras año y medio del cie­rre de la web, aho­ra ya no tene­mos el domi­nio ni posi­bi­li­dad de recu­pe­rar todos los archi­vos publi­ca­dos. Hay que empe­zar de cero.

¿Cómo has pasa­do tú todo este tiem­po a la espe­ra de juicio?
Pues con una ansie­dad e incer­ti­dum­bre cre­cien­te según se apro­xi­ma­ba la fecha, algo com­par­ti­do con mi pare­ja, fami­lia y [email protected] La peti­ción era de dos años de cár­cel y ocho de inha­bi­li­ta­ción abso­lu­ta, lo cual era una preo­cu­pa­ción aña­di­da por lo que supo­nía de estar con­de­na­do a la muer­te civil y polí­ti­ca, ade­más de lo que pudie­ra afec­tar­me en el ámbi­to labo­ral. Si bien como edu­ca­dor de barrio que soy tam­bién me ha vali­do para trans­mi­tir el apren­di­za­je de que las per­so­nas no vale­mos por lo que digan poli­cías, jue­ces o fis­ca­les en sus perió­di­cos, sino por lo que real­men­te hace­mos y los valo­res que trans­mi­ti­mos en el día a día.

¿Vol­ve­rá Bur­la­taHe­rria a la red? ¿Son nece­sa­rios este tipo de medios de comunicación?
Des­de lue­go que los medios loca­les son muy nece­sa­rios por la cer­ca­nía y la posi­bi­li­dad de par­ti­ci­pa­ción direc­ta que ofre­cen. Son nues­tra mejor arma para com­ba­tir el blo­queo infor­ma­ti­vo que pade­cen las ini­cia­ti­vas socia­les y popu­la­res en los medios mayo­ri­ta­rios. Bur­la­taHe­rria no creo que vuel­va tal y como la cono­ci­mos, ya que nació en medio las ile­ga­li­za­cio­nes y evi­den­te­men­te en otro con­tex­to polí­ti­co muy dife­ren­te. En Bur­la­ta hay ganas y nece­si­dad de abrir una herra­mien­ta de comu­ni­ca­ción local en la red que reco­ja todas esas ini­cia­ti­vas popu­la­res y socia­les. Un medio que refle­je esa reali­dad y plu­ra­li­dad que a día de hoy no está cubier­ta. El cam­bio polí­ti­co en Bur­la­ta tam­bién nece­si­ta de medios libres que refle­jen la labor de la mayor par­te de su ciudadanía.

Quie­ro agra­de­cer el apo­yo y soli­da­ri­dad que nos han mos­tra­do medios libres como Ateak Ire­ki, Ahot​sa​.info, Eguz­ki Irra­tia, Gara, Info 7, Naiz​.info, La Hai​ne​.org, Borro­ka garaia da, Kaos en la Red,.… Y por su pues­to a todas las per­so­nas que se han movi­li­za­do en denun­cia de este ata­que a la liber­tad de expresión.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Twitter
Facebook
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *