[Video] Ante el sobre­sei­mien­to de la cau­sa con­tra el Alcal­de de Ses­tao- SOS Arrazakeria

Las orga­ni­za­cio­nes que hoy esta­mos aquí que­re­mos mos­trar nues­tra impo­ten­cia y des­con­cier­to ante el sobre­sei­mien­to por par­te del Juz­ga­do de Bara­kal­do de la cau­sa abier­ta con­tra el alcal­de de Ses­tao, Josu Ber­ga­ra. El 22 de mayo de 2014, once per­so­nas resi­den­tes en Ses­tao, pusie­ron con el apo­yo de SOS Racis­mo de Biz­kaia una denun­cia con­tra el Alcal­de de Ses­tao, Josu Ber­ga­ra, por pre­va­ri­ca­ción con agra­van­te de racis­mo, por negar el empa­dro­na­mien­to de for­ma sis­te­má­ti­ca a veci­nos y veci­nas de Ses­tao que en algu­nos casos lle­va­ban vivien­do en este muni­ci­pio más de dos años.

Los denun­cian­tes habían acu­di­do en repe­ti­das oca­sio­nes al Ayun­ta­mien­to con el fin de que se les die­ra de alta en el padrón muni­ci­pal de Ses­tao, duran­te los años 2012, 2013 y 2014. Sin embar­go, el Ayun­ta­mien­to no les había dado de alta en el padrón, ni les había comu­ni­ca­do por escri­to los moti­vos de esta denegación.

El Arar­te­ko reali­zó un aper­ci­bi­mien­to con el fin de adver­tir de las con­se­cuen­cias pena­les deri­va­das de la fal­ta de cola­bo­ra­ción, pero a pesar de las reco­men­da­cio­nes del Arar­te­ko al Ayun­ta­mien­to de Ses­tao, de aca­bar con esta prác­ti­ca abu­si­va e irre­gu­lar de no empa­dro­nar sin moti­vo alguno, el Ayun­ta­mien­to de Ses­tao no cam­bió su cri­te­rio y con­ti­nuo sin empa­dro­nar a quie­nes arbi­tra­ria­men­te deci­día. A la denun­cia que pre­sen­ta­mos en el Juz­ga­do de Bara­kal­do adjun­ta­mos unas gra­ba­cio­nes en las que se podía escu­char al alcal­de de Ses­tao reco­no­cien­do su dis­cre­cio­na­li­dad en el empa­dro­na­mien­to “lo úni­co que ha hecho el Ayun­ta­mien­to es pasar un fil­tro a los empa­dro­na­mien­tos”, ade­más de escu­char­se un sin fin de comen­ta­rios racis­tas como “gita­nos bue­nos hay muy pocos” o “no quie­ro que esto se con­vier­ta en un San­fran­cis­co”, y lo que es más gra­ve si cabe, el reco­no­ci­mien­to del incum­pli­mien­to sis­te­má­ti­co de la ley “yo incum­plo la ley todos los días, a todos las horas”.

El pasa­do vier­nes 23 de enero, la jue­za noti­fi­có el sobre­sei­mien­to de la denun­cia. Ni siquie­ra han lla­ma­do a decla­rar a Josu Ber­ga­ra. ¿Por qué tan­ta pri­sa en sobre­seer el caso? Hay un recur­so en trá­mi­te al que fis­ca­lía se adhie­re par­cial­men­te a favor de los denun­cian­tes, con­si­de­ran­do per­ti­nen­te para escla­re­cer los hechos la tes­ti­fi­cal pro­pues­ta por SOS Racis­mo, pero la jue­za ha deci­di­do sobre­seer el caso sin espe­rar a la deci­sión de la Audien­cia sobre la per­ti­nen­cia o no de la cita­da tes­ti­fi­cal. ¿Por qué ésta súper pro­tec­ción a los polí­ti­cos? Ya vale! No hay sema­na que no conoz­ca­mos un nue­vo caso tan­to aquí como en el res­to del Esta­do en el que polí­ti­cos de dife­ren­tes par­ti­dos e ideo­lo­gías salen de rosi­tas de casos de pre­va­ri­ca­ción. Esta­mos can­sa­das, abu­rri­das e indig­na­das de ser tes­ti­gos una vez más de que la polí­ti­ca y la jus­ti­cia van de la mano y de que la vul­ne­ra­ción de dere­chos les sale gra­tis a los polí­ti­cos. Hoy, nos sen­ti­mos inde­fen­sas, una vez más.

Para las orga­ni­za­cio­nes aquí pre­sen­tes la defen­sa de los dere­chos socia­les no es un jue­go polí­ti­co. El empa­dro­na­mien­to es un dere­cho bási­co (ade­más de una obli­ga­ción) de toda per­so­na resi­den­te en un muni­ci­pio. El no empa­dro­na­mien­to no es una solu­ción admi­si­ble en nin­gún caso. Se tra­ta de una medi­da injus­ta, que gene­ra des­igual­da­des socia­les, lle­va a muchas per­so­nas don­de hay meno­res a una situa­ción de exclu­sión social lími­te y trans­gre­de los dere­chos fun­da­men­ta­les, sien­do ade­más de todo ello, un deli­to, que no pode­mos con­sen­tir ni a esta ni a nin­gu­na otra administración.

Las admi­nis­tra­cio­nes públi­cas tie­nen que tra­ba­jar por mejo­rar la con­vi­ven­cia, basa­da en el res­pe­to de los dere­chos de todas las per­so­nas sin excu­sas y sin excluir a nadie. Hay que evi­tar las situa­cio­nes de des­igual­dad e injus­ti­cia social, así como los dis­cur­sos y prác­ti­cas racis­tas y xenó­fo­bos, los espec­tácu­los mediá­ti­cos y el pasar por enci­ma de todos y todas para estar en el poder.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *