El men­sa­je de Fidel y por qué me divier­ten los medios- Iroel Sanchez

Fidel envió este lunes una car­ta a sus “com­pa­ñe­ros de la Fede­ra­ción Estu­dian­til Uni­ver­si­ta­ria” en que hace un reco­rri­do his­tó­ri­co por diver­sos temas, reite­ra la invia­bi­li­dad de las solu­cio­nes capi­ta­lis­tas para los pro­ble­mas del mun­do, expli­ca cómo era el alcan­ce de la edu­ca­ción supe­rior en la Cuba pre­rre­vo­lu­cio­na­ria y, a par­tir de recor­dar la vic­to­ria cuba­na con­tra la Sudá­fri­ca del Apartheid en Ango­la, apo­ya­da por EE.UU . e Israel con armas nuclea­res, recuerda:

“!Las tro­pas inter­na­cio­na­lis­tas cuba­nas se reti­ra­ron con honor de Áfri­ca. Sobre­vino enton­ces el Perio­do Espe­cial en tiem­po de paz, que ha dura­do ya más de 20 años sin levan­tar ban­de­ra blan­ca, algo que no hici­mos ni hare­mos jamás.”

Se dedu­ce cola­te­ral­men­te que no está gra­ve­men­te enfer­mo como supu­sie­ron algu­nos sema­nas atrás:

“…cuan­do me invi­ta­ron uste­des a par­ti­ci­par en el lan­za­mien­to de la jor­na­da por el 70 ani­ver­sa­rio de mi ingre­so a la Uni­ver­si­dad, lo que supe sor­pre­si­va­men­te, y en días muy ata­rea­dos por diver­sos temas en los que tal vez pue­da ser toda­vía rela­ti­va­men­te útil, deci­dí des­can­sar dedi­cán­do­le algu­nas horas al recuer­do de aque­llos años”.

A los estu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios les habla de su rela­ción des­de joven con el pen­sa­mien­to de Marx y de Lenin y les des­de dice, lue­go de alu­dir al millo­na­rio esta­dou­ni­den­se más exi­to­so y su tesis de que “el sis­te­ma de pro­duc­ción y dis­tri­bu­ción pri­vi­le­gia­da de las rique­zas con­ver­ti­ría de gene­ra­ción en gene­ra­ción a los pobres en ricos”:

“Obser­ven bien las reali­da­des de este cono­ci­do, glo­ba­li­za­do y muy mal repar­ti­do pla­ne­ta Tie­rra, don­de se cono­ce cada recur­so vital depo­si­ta­do en vir­tud de fac­to­res his­tó­ri­cos: algu­nos con mucho menos de los que nece­si­tan; otros, con tan­tos que no hallan qué hacer con ellos. En medio aho­ra de gran­des ame­na­zas y peli­gros de gue­rras rei­na el caos en la dis­tri­bu­ción de los recur­sos finan­cie­ros y en el repar­to de la pro­duc­ción social. La pobla­ción del mun­do ha cre­ci­do, entre los años 1800 y 2015, de mil millo­nes a sie­te mil millo­nes de habi­tan­tes. ¿Podrán resol­ver­se de esta for­ma el incre­men­to de la pobla­ción en los pró­xi­mos 100 años y las nece­si­da­des de ali­men­to, salud, agua y vivien­da que ten­drá la pobla­ción mun­dial cual­quie­ra que fue­sen los avan­ces de la ciencia?”

Fidel, hace un apar­te y pasa a expli­car enton­ces a los “ami­gos de Cuba”, que “cono­cen la con­duc­ta ejem­plar de nues­tro pue­blo”, lo que lla­ma “mi posi­ción esen­cial en bre­ves palabras”:

“No con­fío en la polí­ti­ca de Esta­dos Uni­dos ni he inter­cam­bia­do una pala­bra con ellos, sin que esto sig­ni­fi­que, ni mucho menos, un recha­zo a una solu­ción pací­fi­ca de los con­flic­tos o peli­gros de gue­rra. Defen­der la paz es un deber de todos. Cual­quier solu­ción pací­fi­ca y nego­cia­da a los pro­ble­mas entre Esta­dos Uni­dos y los pue­blos o cual­quier pue­blo de Amé­ri­ca Lati­na, que no impli­que la fuer­za o el empleo de la fuer­za, debe­rá ser tra­ta­da de acuer­do a los prin­ci­pios y nor­mas inter­na­cio­na­les. Defen­de­re­mos siem­pre la coope­ra­ción y la amis­tad con todos los pue­blos del mun­do y entre ellos los de nues­tros adver­sa­rios polí­ti­cos. Es lo que esta­mos recla­man­do para todos.

“El Pre­si­den­te de Cuba ha dado los pasos per­ti­nen­tes de acuer­do a sus pre­rro­ga­ti­vas y las facul­ta­des que le con­ce­den la Asam­blea Nacio­nal y el Par­ti­do Comu­nis­ta de Cuba.

“Los gra­ves peli­gros que ame­na­zan hoy a la huma­ni­dad ten­drían que ceder paso a nor­mas que fue­sen com­pa­ti­bles con la dig­ni­dad huma­na. De tales dere­chos no está exclui­do nin­gún país.

“Con este espí­ri­tu he lucha­do y con­ti­nua­ré luchan­do has­ta el últi­mo aliento.”

Al diri­gir­se a los “ami­gos de Cuba” ‑some­ti­dos al cons­tan­te bom­bar­deo de men­ti­ras y mani­pu­la­cio­nes- el Coman­dan­te en Jefe demues­tra estar al tan­to de preo­cu­pa­cio­nes y dudas que des­de posi­cio­nes hones­tas pue­dan haber­se expre­sa­do res­pec­to a este tema por per­so­nas soli­da­rias con la Revolución.

Todo lo ante­rior prue­ba que esta car­ta no es una “fe de vida” como lo ha inter­pre­ta­do la medio­cri­dad mediá­ti­ca, sino la demos­tra­ción de que el líder de la Revo­lu­ción está infor­ma­do y acti­vo en la lucha ideo­ló­gi­ca en Cuba y el mun­do, sin aban­do­nar ni la fir­me­za ni la luci­dez que siem­pre le han acompañado.

A la vez que se pro­nun­cia sobre temas de la mayor tras­cen­den­cia, Fidel demues­tra la impor­tan­cia que con­ce­de a los enési­mos rumo­res sobre su salud: nin­gu­na. Pero divier­te ver cómo los gran­des medios de comu­ni­ca­ción, quie­nes obvia­men­te no son com­pa­ñe­ros de Fidel ni “ami­gos de Cuba”, por lo que el men­sa­je no es para ellos, se apre­su­ran en masa ‑silen­cian­do toda la argu­men­ta­ción his­tó­ri­ca- a tra­du­cir y sim­pli­fi­car las pala­bras de quien hace pocos días daban por muerto.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *