Asam­blea de Anda­lu­cia ante el ade­lan­te de las elec­cio­nes

La pre­si­den­ta de la Jun­ta de Anda­lu­cía ha disuel­to el par­la­men­to y con­vo­ca­do elec­cio­nes auto­nó­mi­cas para el pró­xi­mo 22 de mar­zo. Ante esta deci­sión, la Coor­di­na­do­ra del colec­ti­vo socio­po­lí­ti­co y cul­tu­ral Asam­blea de Anda­lu­cía con­si­de­ra nece­sa­rio hacer públi­co lo siguien­te:

1. Una vez más, Anda­lu­cía está sien­do des­ca­ra­da­men­te uti­li­za­da por los intere­ses par­ti­dis­tas del PSOE, que has­ta aho­ra ha veni­do gober­nan­do inin­te­rrum­pi­da­men­te las ins­ti­tu­cio­nes anda­lu­zas, des­de hace casi cua­ren­ta años, esta­ble­cien­do un ver­da­de­ro régi­men polí­ti­co, basa­do en el clien­te­lis­mo, la corrup­ción y el ser­vi­lis­mo res­pec­to a los intere­ses de la ban­ca y las gran­des empre­sas mul­ti­na­cio­na­les, que ha man­te­ni­do a nues­tro pue­blo en la depen­den­cia eco­nó­mi­ca, la subal­ter­ni­dad polí­ti­ca y la alie­na­ción cul­tu­ral.

2. La supues­ta ines­ta­bi­li­dad exis­ten­te en el gobierno auto­nó­mi­co no es otra cosa que una bur­da excu­sa para que Doña Susa­na Díaz sitúe las elec­cio­nes anda­lu­zas antes de dos anun­cia­das catás­tro­fes elec­to­ra­les del PSOE: las elec­cio­nes muni­ci­pa­les y las elec­cio­nes gene­ra­les. Con esta hui­da hacia ade­lan­te se quie­re uti­li­zar a Anda­lu­cía como amor­ti­gua­dor de la caí­da de un par­ti­do que ha per­di­do la mayor par­te de los apo­yos que había teni­do has­ta aho­ra. Es en Anda­lu­cía don­de, com­pa­ra­ti­va­men­te, el des­cen­so de votos del que sigue hacién­do­se lla­mar par­ti­do socia­lis­ta pare­ce que va a ser menor y por ello se ade­lan­tan un año las elec­cio­nes anda­lu­zas ante la pers­pec­ti­va de que, si se cele­bra­ran en su momen­to, serían el ter­cer desas­tre elec­to­ral. Más allá de las ambi­cio­nes polí­ti­cas o las cir­cuns­tan­cias per­so­na­les de quien ocu­pa hoy la pre­si­den­cia de la Jun­ta, son los intere­ses de par­ti­do los que lle­van, una vez más, a uti­li­zar a Anda­lu­cía de for­ma con­tra­ria a los intere­ses de los anda­lu­ces y anda­lu­zas.

3. Esta rup­tu­ra uni­la­te­ral por el PSOE del pac­to de gobierno con IU que le per­mi­tió man­te­ner­se en el gobierno aun habien­do per­di­do las ante­rio­res elec­cio­nes, demues­tra cla­ra­men­te que este pac­to jamás debió haber sido sus­cri­to por esta for­ma­ción. Las repe­ti­das decla­ra­cio­nes de los líde­res de IU de que era un pac­to de izquier­das para hacer «otra polí­ti­ca» dife­ren­te a la del PP, sin recor­tes y en bene­fi­cio de las cla­ses popu­la­res, se han vis­to des­au­to­ri­za­das en la reali­dad dia­ria. Ni tan siquie­ra pue­den poner aho­ra en su haber, al cerrar­se la legis­la­tu­ra un año antes de lo que corres­pon­día, la apro­ba­ción de las leyes supues­ta­men­te pro­gre­sis­tas con­te­ni­das en el pac­to de gobierno por­que el PSOE ha cerra­do la posi­bi­li­dad de apro­bar­las. IU se ha deja­do uti­li­zar por el PSOE como un klí­nex que es nece­sa­rio uti­li­zar en un momen­to deter­mi­na­do pero que se tira lue­go sin pro­ble­mas a la basu­ra cuan­do ya ha cum­pli­do su fun­ción. Su papel de apo­yo incon­di­cio­nal al par­ti­do «socia­lis­ta», a cam­bio de una muy redu­ci­da influen­cia y cien car­gos, no podía tener sino este pago final, muy fácil de pre­ver.

4. Lla­ma­mos a las anda­lu­zas y anda­lu­ces a no dejar­se sedu­cir por quie­nes van a inten­tar aho­ra defen­der sus intere­ses de par­ti­do y per­so­na­les escu­dán­do­se en la ban­de­ra y el nom­bre de Anda­lu­cía. A pesar de sus pala­bras y ges­tos popu­lis­tas, nues­tra tie­rra sólo les intere­sa para prac­ti­car en ella un «extrac­ti­vis­mo de votos» que les dé ren­ta­bi­li­dad elec­to­ral. Ni reco­no­cen a nues­tra patria anda­lu­za como nacio­na­li­dad, ni defien­den los intere­ses de nues­tro pue­blo, ni tie­nen volun­tad algu­na de pro­mo­ver las trans­for­ma­cio­nes en el mode­lo de Esta­do que son nece­sa­rias para que Anda­lu­cía se dote de los ins­tru­men­tos para dejar de osten­tar el ver­gon­zo­so lide­raz­go en des­em­pleo, emi­gra­ción, des­igual­dad y défi­cit edu­ca­ti­vo y sani­ta­rio y pue­da ini­ciar el camino de su reafir­ma­ción como pue­blo.

5. Lla­ma­mos a for­ta­le­cer los movi­mien­tos socia­les en defen­sa de los intere­ses de las cla­ses popu­la­res anda­lu­zas y a no acep­tar que actuar en polí­ti­ca se reduz­ca a estar pre­sen­te en las ins­ti­tu­cio­nes o par­ti­ci­par en elec­cio­nes. Sólo con un com­pro­mi­so per­ma­nen­te y un tra­ba­jo colec­ti­vo des­de una lógi­ca que no ten­ga como obje­ti­vo la con­se­cu­ción de ganan­cias ni el bene­fi­cio per­so­nal sino la lucha con­tra las des­igual­da­des será posi­ble el nece­sa­rio avan­ce hacia la sobe­ra­nía polí­ti­ca, la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria, la ren­ta bási­ca uni­ver­sal, for­mas de rela­ción y deci­sión demo­crá­ti­cas en lo polí­ti­co, lo eco­nó­mi­co y lo cul­tu­ral y ser­vi­cios ade­cua­dos a las nece­si­da­des de las per­so­nas y los colec­ti­vos socia­les.
La eman­ci­pa­ción del pue­blo anda­luz y su libe­ra­ción de la depen­den­cia y la subal­ter­ni­dad que hoy sufre con­sis­te pre­ci­sa­men­te en el pro­ce­so hacia estos obje­ti­vos. Y el pri­mer paso para ello es la denun­cia de las mani­pu­la­cio­nes que sigue sufrien­do Anda­lu­cía en bene­fi­cio de intere­ses que no son los suyos y la no cola­bo­ra­ción con los mani­pu­la­do­res.

¡VIVA ANDALUCÍA LIBRE!

26 de Enero de 2015

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *