Leo­ne­la Relys, la incan­sa­ble educadora

b_250_0_16777215_00_images_yo_si_puedo2.jpg

“La muer­te no es verdad
cuan­do se ha cum­pli­do bien la obra de la vida”
José Martí.

Murió Leo­ne­la Relys, la crea­do­ra del méto­do de alfa­be­ti­za­ción cubano “Yo, sí pue­do” con el que siguen apren­dien­do a leer y escri­bir millo­nes de per­so­nas en varios luga­res del mun­do. Muje­res y hom­bres que a tra­vés de las letras logra­ron enten­der sus dere­chos como ciu­da­da­nos, o sim­ple pero no menos impor­tan­te leer un cuen­to, un poe­ma o saber fir­mar y ver como bro­ta­ba de esos lápi­ces el nom­bre con el que nos iden­ti­fi­can las demás personas.

Nació en Cama­güey el 20 de abril de 1947. Vivió muchos años en La Haba­na lugar don­de reali­zó bue­na par­te de su tra­ba­jo como docen­te. Mili­tan­te del Par­ti­do Comu­nis­ta de Cuba, lucha­do­ra incan­sa­ble en la defen­sa de las con­quis­tas de la revo­lu­ción cuba­na. Una de sus for­mas para hacer­lo fue, como maes­tra o pro­fe­so­ra, ense­ñar bien tan­to sus cono­ci­mien­tos aca­dé­mi­cos como sus prin­ci­pios mora­les y revo­lu­cio­na­rios a cada com­pa­trio­ta, a cada latino o a cada latinoamericana.

A los 15 años fue alfa­be­ti­za­do­ra en la épo­ca del lla­ma­do de Fidel a lle­nar de letras, sabe­res y cono­ci­mien­tos los diver­sos rin­co­nes de la geo­gra­fía cuba­na. Más ade­lan­te, ante otro lla­ma­do del pio­ne­ro mayor, Fidel, lle­gó a la tie­rra de Pétion a coor­di­na­dor la alfa­be­ti­za­ción de la pobla­ción hai­tia­na que reci­bió de Leo­ne­la no solo sus sabe­res sino su amis­tad y cari­ño. Con esta expe­rien­cia nue­va­men­te el Coman­dan­te, la envía a la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la, y pos­te­rior­men­te imple­men­ta el pro­gra­ma en Boli­via, Colom­bia, Nica­ra­gua, Pana­má, Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na, Gui­nea Bis­sau y en Sevi­lla España.

Fue lau­rea­da con múl­ti­ples con­de­co­ra­cio­nes a nivel nacio­nal e inter­na­cio­nal. En Cuba reci­bió “las órde­nes Frank País de Pri­me­ro y Segun­do Gra­do, que otor­ga el Con­se­jo de Esta­do de la Repú­bli­ca de Cuba, así como la Orden Ana Betan­court y las meda­llas Tra­ba­ja­dor Inter­na­cio­na­lis­ta, Con­me­mo­ra­ti­va 40 Ani­ver­sa­rio de las FAR y José Tey, así como el títu­lo de Heroí­na del Tra­ba­jo de la Repú­bli­ca de Cuba”1.

En el exte­rior, la Unes­co le con­ce­dió a Cuba la Men­ción Hono­rí­fi­ca Rey Sei­jong y pos­te­rior­men­te el Pre­mio Rey Seijong.

b_301_199_16777215_00_images_alfabetizar.jpgEn su lar­ga tra­yec­to­ria publi­có más de 20 libros para la edu­ca­ción y la alfa­be­ti­za­ción. Nun­ca ceso en su afán por inven­tar nue­vas y mejo­res for­mas para com­par­tir sus cono­ci­mien­tos. No se con­for­mó con lo logra­do a tra­vés del méto­do “Yo, sí pue­do”. Con­ti­nuó pro­ble­ma­ti­zan­do su obra para que fue­ra más efi­caz, con la ela­bo­ra­ción de nue­vas car­ti­llas que imple­men­ta­ban el uso de celu­la­res en los luga­res don­de no había ni radio ni tele­vi­sión pero sí el sis­te­ma de tele­fo­nía móvil. Lo que sir­vie­ra para que el pue­blo apren­die­ra a leer y escri­bir lo adaptaba.

Leo­ne­la fue una de esas per­so­nas que ejer­ció el heroís­mo de lo coti­diano, del que habla­ra el Che. Se entre­gó duran­te toda su vida a tra­ba­jar para la patria y su pue­blo, con cari­ño y pasión sin sen­tir que fue­ra un sacri­fi­cio sino el deber revo­lu­cio­na­rio. Ella fue y segui­rá sien­do una de esas héroes.

Como revo­lu­cio­na­ria era soli­da­ria con las cau­sas de los pue­blos, por tan­to, nun­ca dudo en apo­yar­nos en la tarea de cons­truir un futu­ro digno para la nue­va Colombia.

——
1 Cubain­for­ma­cion: http://​www​.cubain​for​ma​cion​.tv/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​/​i​n​t​e​r​n​a​c​i​o​n​a​l​i​s​m​o​-​c​u​b​a​n​o​/​6​0​8​5​8​-​f​a​l​l​e​c​i​o​-​l​e​o​n​e​l​a​-​r​e​l​y​s​-​c​r​e​a​d​o​r​a​-​d​e​l​-​m​e​t​o​d​o​-​c​u​b​a​n​o​-​d​e​-​a​l​f​a​b​e​t​i​z​a​c​i​o​n​-​y​o​-​s​i​-​p​u​e​doa

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *