No al Esta­do Poli­cial. Por la demo­cra­cia y la jus­ti­cia social- Izquier­da Castellana

Des­de la Izquier­da Cas­te­lla­na que­re­mos aler­tar al con­jun­to de la ciu­da­da­nía sobre la ofen­si­va repre­si­va y la invo­lu­ción auto­ri­ta­ria en la que está inmer­so el actual Gobierno.

La nue­va Ley de Segu­ri­dad Ciu­da­da­na, cono­ci­da popu­lar­men­te como Ley Mor­da­za o la refor­ma en mar­cha del Códi­go Penal, entre otras, con­fi­gu­ran un mar­co jurí­di­co en el cual los dere­chos y liber­ta­des de las gen­tes y los Pue­blos que­da­rán mucho más men­gua­das de lo que actual­men­te están.

A ese pano­ra­ma nor­ma­ti­vo-jurí­di­co se aso­cia una prác­ti­ca del Minis­te­rio del Inte­rior, sus fuer­zas poli­cia­les y la Admi­nis­tra­ción de Jus­ti­cia, que de algu­na for­ma ade­lan­ta ya lo que nos espe­ra si no con­se­gui­mos frenarlo.

Las deten­cio­nes de 11 compañ[email protected] anar­quis­tas, 7 de [email protected] cua­les están en pri­sión; la peti­ción de un total de 81 años de cár­cel a [email protected] anti­fas­cis­tas de Valle­kas; los nume­ro­sos casos de sin­di­ca­lis­tas y acti­vis­tas socia­les pen­dien­tes de jui­cio con altas peti­cio­nes de cár­cel o a la espe­ra de ser cum­pli­das; las bru­ta­les inter­ven­cio­nes poli­cia­les en diver­sas mani­fes­ta­cio­nes pací­fi­cas, muy espe­cial­men­te en las con­vo­ca­das por la Coor­di­na­do­ra 25S; la sen­ten­cia de 4 años de cár­cel al com­pa­ñe­ro Alfon por su par­ti­ci­pa­ción en la Huel­ga Gene­ral del 14 de noviem­bre de 2012; la deten­ción de 16 per­so­nas de la izquier­da vas­ca, entre [email protected] 12 [email protected] que iban a par­ti­ci­par como defensores/​as en los jui­cios pro­gra­ma­dos para los siguien­tes días… Esta des­crip­ción con­fi­gu­ra un pano­ra­ma que nos acer­ca peli­gro­sa­men­te a lo que se entien­de por un Esta­do policial.

Fren­te a esta situa­ción se hace impres­cin­di­ble tra­ba­jar por la crea­ción de una cul­tu­ra de la soli­da­ri­dad y de la resis­ten­cia democrática.

El Régi­men está seria­men­te preo­cu­pa­do por su super­vi­ven­cia, ante el avan­ce de los movi­mien­tos popu­la­res y de los Pro­ce­sos Des­ti­tu­yen­tes-Cons­ti­tu­yen­tes en los Pue­blos del Esta­do y en el con­jun­to de éste.

La repre­sión es el ins­tru­men­to estra­té­gi­co prin­ci­pal que uti­li­zan para evi­tar su caí­da, pero simul­tá­nea­men­te tam­bién cons­tru­yen herra­mien­tas mediá­ti­cas y polí­ti­cas ‑[email protected] aspi­ran­tes a for­mar la nue­va casta‑, que sin plan­tear cam­bio sus­tan­cial alguno del Régi­men y mucho menos del Sis­te­ma, pre­ten­den gene­rar «la ilu­sión» entre algu­nos sec­to­res socia­les de que las cosas pue­den cam­biar por el sim­ple hecho de que cam­bien algu­nos de los actua­les ges­to­res del Régi­men y su Sistema.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *