Gana espa­cio la hipó­te­sis que ata­que con­tra Char­lie Heb­do fue una “ope­ra­ción de fal­sa ban­de­ra” de EE.UU.

La pri­me­ra aler­ta la dio el ex sub­se­cre­ta­rio del Teso­ro de Esta­dos Uni­dos, Paul Craig Roberts, advir­tien­do que el aten­ta­do en Paris, tenía todas las carac­te­rís­ti­cas de una “ope­ra­ción de fal­sa ban­de­ra”: des­de enton­ces la hipó­te­sis no deja de cre­cer.

Mili­ta­res fran­ce­ses patru­llan la torre eif­fel en pre­cau­ción tras los anten­ta­dos pasa­dos. /​Foto: Ber­trand Guay – AFP

La Red 21 ::

En su sitio web www​.paul​crai​gro​berts​.org/​2​0​1​5​/​0​1​/​0​8​/​c​h​a​r​l​i​e​-​h​e​b​d​o​-​t​s​a​r​n​a​e​v​s​-​t​r​i​a​l​-​q​u​i​-​b​o​no/ el aho­ra ana­lis­ta de polí­ti­ca inter­na­cio­nal pun­tua­li­za que los hechos en Char­lie Heb­do, son solo par­te de una ope­ra­ti­va para “apun­ta­lar al esta­do vasa­llo de Fran­cia ante Washing­ton. Los sos­pe­cho­sos pue­den ser tan­to cul­pa­bles como chi­vos expia­to­rios” escri­bía antes de que todos los invo­lu­cra­dos fue­ran muer­tos, lo que aca­bó con toda posi­bi­li­dad de saber la ver­dad.

Como pun­to base de su argu­men­ta­ción el ana­lis­ta recuer­da que “la Poli­cía encon­tró el docu­men­to de iden­ti­dad de Said Koua­chi, muy cer­ca de la sede de Char­lie Heb­do, en la mis­ma esce­na del tiro­teo”. El hecho recuer­da otros terro­ris­tas igual de “des­cui­da­dos”: los supues­tos cul­pa­bles por el aten­ta­do a las Torres Geme­las, cuyos pasa­por­tes apa­re­cie­ron intac­tos entre las rui­nas de los edi­fi­cios, pese a haber esta­lla­do con el avión y con los ras­ca­cie­los.

“Así fue­ron todos los com­plots terro­ris­tas crea­dos por el FBI que sir­vie­ron para crear pri­me­ro y con­so­li­dar des­pués, la ame­na­za terro­ris­ta como algo real para los esta­dou­ni­den­ses”, expli­ca, apun­tan­do que ya no que­dan dudas que se tra­ta de gene­rar odio con­tra los musul­ma­nes e isla­mis­tas, y mos­trar que están fue­ra de con­trol, para que el Depar­ta­men­to de Esta­do pue­da jugar sus mejo­res car­tas en el domi­nio geo­po­lí­ti­cos de los paí­ses hipo­té­ti­ca­men­te afec­ta­dos.

“Des­de que las auto­ri­da­des han des­cu­bier­to que los pue­blos occi­den­ta­les, pue­den actuar estú­pi­da­men­te y creer cual­quier men­ti­ra que luce como trans­pa­ren­te, van a recu­rrir a esa men­ti­ra y usar­la una y otra vez”, pun­tua­li­zó Roberts.

La mul­ti­pli­ca­ción de pun­tos oscu­ros del ata­que

Los videos apun­tan a con­fir­mar la ver­sión ofi­cial: los ata­can­tes gri­tan “Allah Akbar!” y dicen “ven­gar a Maho­ma”, ade­más de reco­no­cer ante algu­nos de los sobre­vi­vien­tes de Char­lie Heb­do, que eran “de Al-Qae­da”.

Sin embar­go la línea de acción no coin­ci­de con lo habi­tual: tan­to los mili­tan­tes de la Her­man­dad Musul­ma­na, como Al Qae­da y el Esta­do Islá­mi­co, ade­más de matar a todos los ateos pre­sen­tes, habrían que­ma­do los archi­vos o los hubie­ran des­trui­do en pre­sen­cia de los “peca­do­res”, como es la acción común para este tipo de asun­to.

Siem­pre los yiha­dis­tas han des­trui­do pri­me­ro “lo que ofen­de a Dios”, antes que cas­ti­gar a sus enemi­gos. Tam­po­co pare­ce común haber­se reti­ra­do del lugar tan rápi­do, sin aca­bar con todos al menos, ya que para quie­nes lle­van ade­lan­te la “gue­rra san­ta”, la muer­te no es ame­na­za sino más bien recom­pen­sa, con lo que podían con­su­mar has­ta e final su terri­ble tarea.

Con indu­men­ta­ria lejos de la habi­tual en los yiha­dis­tas, los ata­can­tes tie­nen un des­pla­za­mien­to y uso pro­fe­sio­nal de las armas bas­tan­te inusual: sola­men­te dis­pa­ran cuan­do es nece­sa­rio, con pre­ci­sión qui­rúr­gi­ca simi­lar a la de coman­dos mili­ta­res.

La eje­cu­ción de un poli­cía heri­do en el sue­lo, abrió más inte­rro­gan­tes toda­vía: ¿quién esta­ba pre­ci­sa­men­te gra­ban­do el asun­to y por qué?; a pesar de los tiros de armas tan poten­tes, ¿no apa­re­ce san­gre en la cabe­za del poli­cía? ¿por qué quien gra­ba­ba no lo siguió hacien­do?; y la más curio­sa: ¿por qué la tele­vi­sión fran­ce­sa edi­tó el video, antes de pre­sen­tar­lo a los fran­ce­ses y qué fue lo que se cor­tó?

“Este ata­que ha sido un tra­ba­jo interno y toda per­so­na iden­ti­fi­ca­da por la NSA como hos­til a las gue­rras occi­den­ta­les con­tra los musul­ma­nes va a ser incri­mi­na­da por un tra­ba­jo interno dise­ña­do para devol­ver a Fran­cia bajo el pul­gar de Washing­ton”, inter­pre­tó final­men­te el ana­lis­ta Roberts que afir­ma esto disi­mu­la­rá en par­te las con­se­cuen­cias que Fran­cia sufre por apo­yar a Washing­ton en su polí­ti­ca exte­rior con­tra Rusia, ade­más de su socie­dad en los ata­ques en Irak y Siria.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: