Gana espacio la hipótesis que ataque contra Charlie Hebdo fue una “operación de falsa bandera” de EE.UU.

La primera alerta la dio el ex subsecretario del Tesoro de Estados Unidos, Paul Craig Roberts, advirtiendo que el atentado en Paris, tenía todas las características de una “operación de falsa bandera”: desde entonces la hipótesis no deja de crecer.

Mili­ta­res fran­ce­ses patru­llan la torre eif­fel en pre­cau­ción tras los anten­ta­dos pasa­dos. /​Foto: Ber­trand Guay – AFP

La Red 21 ::

En su sitio web www​.paul​crai​gro​berts​.org/​2​0​1​5​/​0​1​/​0​8​/​c​h​a​r​l​i​e​-​h​e​b​d​o​-​t​s​a​r​n​a​e​v​s​-​t​r​i​a​l​-​q​u​i​-​b​o​no/ el aho­ra ana­lis­ta de polí­ti­ca inter­na­cio­nal pun­tua­li­za que los hechos en Char­lie Heb­do, son solo par­te de una ope­ra­ti­va para “apun­ta­lar al esta­do vasa­llo de Fran­cia ante Washing­ton. Los sos­pe­cho­sos pue­den ser tan­to cul­pa­bles como chi­vos expia­to­rios” escri­bía antes de que todos los invo­lu­cra­dos fue­ran muer­tos, lo que aca­bó con toda posi­bi­li­dad de saber la ver­dad.

Como pun­to base de su argu­men­ta­ción el ana­lis­ta recuer­da que “la Poli­cía encon­tró el docu­men­to de iden­ti­dad de Said Koua­chi, muy cer­ca de la sede de Char­lie Heb­do, en la mis­ma esce­na del tiro­teo”. El hecho recuer­da otros terro­ris­tas igual de “des­cui­da­dos”: los supues­tos cul­pa­bles por el aten­ta­do a las Torres Geme­las, cuyos pasa­por­tes apa­re­cie­ron intac­tos entre las rui­nas de los edi­fi­cios, pese a haber esta­lla­do con el avión y con los ras­ca­cie­los.

“Así fue­ron todos los com­plots terro­ris­tas crea­dos por el FBI que sir­vie­ron para crear pri­me­ro y con­so­li­dar des­pués, la ame­na­za terro­ris­ta como algo real para los esta­dou­ni­den­ses”, expli­ca, apun­tan­do que ya no que­dan dudas que se tra­ta de gene­rar odio con­tra los musul­ma­nes e isla­mis­tas, y mos­trar que están fue­ra de con­trol, para que el Depar­ta­men­to de Esta­do pue­da jugar sus mejo­res car­tas en el domi­nio geo­po­lí­ti­cos de los paí­ses hipo­té­ti­ca­men­te afec­ta­dos.

“Des­de que las auto­ri­da­des han des­cu­bier­to que los pue­blos occi­den­ta­les, pue­den actuar estú­pi­da­men­te y creer cual­quier men­ti­ra que luce como trans­pa­ren­te, van a recu­rrir a esa men­ti­ra y usar­la una y otra vez”, pun­tua­li­zó Roberts.

La multiplicación de puntos oscuros del ataque

Los videos apuntan a confirmar la versión oficial: los atacantes gritan “Allah Akbar!” y dicen “vengar a Mahoma”, además de reconocer ante algunos de los sobrevivientes de Charlie Hebdo, que eran “de Al-Qaeda”.

Sin embar­go la línea de acción no coin­ci­de con lo habi­tual: tan­to los mili­tan­tes de la Her­man­dad Musul­ma­na, como Al Qae­da y el Esta­do Islá­mi­co, ade­más de matar a todos los ateos pre­sen­tes, habrían que­ma­do los archi­vos o los hubie­ran des­trui­do en pre­sen­cia de los “peca­do­res”, como es la acción común para este tipo de asun­to.

Siem­pre los yiha­dis­tas han des­trui­do pri­me­ro “lo que ofen­de a Dios”, antes que cas­ti­gar a sus enemi­gos. Tam­po­co pare­ce común haber­se reti­ra­do del lugar tan rápi­do, sin aca­bar con todos al menos, ya que para quie­nes lle­van ade­lan­te la “gue­rra san­ta”, la muer­te no es ame­na­za sino más bien recom­pen­sa, con lo que podían con­su­mar has­ta e final su terri­ble tarea.

Con indu­men­ta­ria lejos de la habi­tual en los yiha­dis­tas, los ata­can­tes tie­nen un des­pla­za­mien­to y uso pro­fe­sio­nal de las armas bas­tan­te inusual: sola­men­te dis­pa­ran cuan­do es nece­sa­rio, con pre­ci­sión qui­rúr­gi­ca simi­lar a la de coman­dos mili­ta­res.

La eje­cu­ción de un poli­cía heri­do en el sue­lo, abrió más inte­rro­gan­tes toda­vía: ¿quién esta­ba pre­ci­sa­men­te gra­ban­do el asun­to y por qué?; a pesar de los tiros de armas tan poten­tes, ¿no apa­re­ce san­gre en la cabe­za del poli­cía? ¿por qué quien gra­ba­ba no lo siguió hacien­do?; y la más curio­sa: ¿por qué la tele­vi­sión fran­ce­sa edi­tó el video, antes de pre­sen­tar­lo a los fran­ce­ses y qué fue lo que se cor­tó?

“Este ata­que ha sido un tra­ba­jo interno y toda per­so­na iden­ti­fi­ca­da por la NSA como hos­til a las gue­rras occi­den­ta­les con­tra los musul­ma­nes va a ser incri­mi­na­da por un tra­ba­jo interno dise­ña­do para devol­ver a Fran­cia bajo el pul­gar de Washing­ton”, inter­pre­tó final­men­te el ana­lis­ta Roberts que afir­ma esto disi­mu­la­rá en par­te las con­se­cuen­cias que Fran­cia sufre por apo­yar a Washing­ton en su polí­ti­ca exte­rior con­tra Rusia, ade­más de su socie­dad en los ata­ques en Irak y Siria.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: