En 2014 Euro­pa ha con­de­na­do cua­tro veces a Espa­ña por vio­lar los dere­chos humanos

Dia­go­nal

Las tor­tu­ras duran­te deten­cio­nes inco­mu­ni­ca­das, la vul­ne­ra­ción de dere­chos de las per­so­nas deman­dan­tes de asi­lo y la apro­pia­ción de bie­nes por par­te de la Igle­sia son los tres temas que han lle­va­do al Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Huma­nos (TEDH) a con­de­nar al Esta­do espa­ñol has­ta en cua­tro oca­sio­nes duran­te 2014, según un infor­me ela­bo­ra­do por Rights Inter­na­cio­nal Spain. El TEDH ha con­de­na­do a Espa­ña por vio­lar los artícu­los 2, 3, 6 y 13 del Con­ve­nio Euro­peo para la Pro­tec­ción de los Dere­chos Huma­nos y Liber­ta­des Fundamentales.

El Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la Unión Euro­pea tam­bién ha emi­ti­do, duran­te este año 2014, sen­ten­cias rela­cio­na­das con la vio­la­ción de dere­chos y con las que se obli­ga a modi­fi­car la legis­la­ción española.

Con­de­nas del Tri­bu­nal Euro­peo de Dere­chos Huma­nos (TEDH)

Dere­chos de las per­so­nas migran­tes. Asun­to AC y otros (sen­ten­cia del 22 de abril).

30 deman­dan­tes de pro­tec­ción inter­na­cio­nal de ori­gen saha­raui lle­ga­ron a Cana­rias entre enero de 2011 y agos­to de 2012 en pate­ras des­pués de que Marrue­cos des­man­te­la­ra, en noviem­bre de 2010, el cam­po de Gdeim Izik, Espa­ña recha­zó sus soli­ci­tu­des de asi­lo y orde­nó su expul­sión a Marrue­cos, medi­das que ellos recu­rrie­ron. La Audien­cia Nacio­nal sus­pen­dió cau­te­lar­men­te la expul­sión, pero al día siguien­te con­clu­yó que “no esta­ba jus­ti­fi­ca­da la medi­da de urgencia”.

Des­pués de que esta ins­ti­tu­ción recha­za­ra sus deman­das, acu­die­ron al TEDH, en don­de entre­ga­ron una soli­ci­tud de medi­das pro­vi­sio­na­les expli­can­do que su vida corría peli­gro en Marrue­cos y que fami­lia­res suyos habían sufri­do abu­sos sexua­les y tor­tu­ras por par­te de la poli­cía marro­quí como repre­sa­lia tras lo suce­di­do en Gdeim Izik.

El TEDH orde­nó a Espa­ña que para­li­za­ra la expul­sión mien­tras resol­vía la deman­da y, en su sen­ten­cia, con­clu­yó que la Audien­cia Nacio­nal no había res­pe­ta­do los dere­chos de los saha­rauis al haber resuel­to dema­sia­do rápi­do, sin dejar tiem­po para que los deman­dan­tes de asi­lo apo­ya­ran su soli­ci­tud con más información.

Deten­ción inco­mu­ni­ca­da y tor­tu­ras. Asun­to Etxe­ba­rría Caba­lle­ro (sen­ten­cia del 7 de octubre).

Bea­triz Etxe­ba­rria estu­vo en deten­ción inco­mu­ni­ca­da duran­te cin­co días en mar­zo de 2011, duran­te la inves­ti­ga­ción de un deli­to por supues­ta per­te­nen­cia a ETA. Denun­ció que duran­te esos días sufrió tor­tu­ras, abu­sos sexua­les y malos tra­tos, pero el juz­ga­do de ins­truc­ción archi­vó la denun­cia sólo en base al infor­me foren­se y en sus decla­ra­cio­nes, sin prac­ti­car otras dili­gen­cias de inves­ti­ga­ción pro­pues­tas, como el visio­na­do de las imá­ge­nes gra­ba­das por las cáma­ras del cen­tro de deten­ción o las decla­ra­cio­nes de los poli­cías implicados.

El TEDH en su vere­dic­to seña­ló la fal­ta de esfuer­zo por par­te de la jus­ti­cia espa­ño­la en inves­ti­gar si Etxe­ba­rria había sufri­do tor­tu­ras duran­te su deten­ción y puso en duda la lega­li­dad del régi­men de deten­ción inco­mu­ni­ca­da remi­tién­do­se a las reco­men­da­cio­nes del Comi­té Euro­peo para la Pre­ven­ción de la Tor­tu­ra (CPT).

Un año antes, en mayo de 2013, un infor­me de CPT reco­gía como verí­di­co el tes­ti­mo­nio de Etxe­ba­rria, entre otros. Tam­bién sub­ra­ya­ba que el obje­ti­vo de las tor­tu­ras era que las víc­ti­mas fir­ma­ran una decla­ra­ción y seña­la­ba que, en los casos cita­dos en el infor­me, las reda­das salían del mis­mo juez de la Audien­cia Nacio­nal: Gran­de-Mar­las­ka. Espa­ña fue con­de­na­da a indem­ni­zar a Etxe­ba­rria con 29.000 euros por daños morales.

Deten­ción inco­mu­ni­ca­da y tor­tu­ras. Asun­to Ataun Rojo (sen­ten­cia del 7 de octubre).

El mis­mo día de la sen­ten­cia sobre el caso de Etxe­ba­rria, el TEDH con­de­nó a Espa­ña por un caso simi­lar, el de Oihan Ataun, quien tam­bién denun­ció haber sufri­do tor­tu­ras duran­te su deten­ción inco­mu­ni­ca­da, en noviem­bre de 2008. El juz­ga­do de ins­truc­ción tam­bién archi­vó su denun­cia sin prac­ti­car ape­nas dili­gen­cias de inves­ti­ga­ción. Espa­ña fue con­de­na­da a pagar 24.000 euros a Oihan por daños morales.

La con­de­na del TEDH por el caso de Ataun es la sex­ta que reci­be Espa­ña por no inves­ti­gar casos de tor­tu­ras duran­te deten­cio­nes inco­mu­ni­ca­das. Según seña­la la web Naiz, cin­co de estas seis con­de­nas son rela­ti­vas a ciu­da­da­nos vascos.

Bie­nes apro­pia­dos por la Igle­sia. Asun­to Socie­dad Anó­ni­ma de Ucie­za (sen­ten­cia del 4 de noviembre).

La enti­dad gana­de­ra Socie­dad Anó­ni­ma de Ucie­za com­pró en 1978 una fin­ca en Ribas de Cam­pos (Palen­cia) en la que se incluía una igle­sia y algu­nos edi­fi­cios que ante­rior­men­te for­ma­ban par­te de un monas­te­rio. 16 años des­pués, el obis­po de Palen­cia ins­cri­bió a su nom­bre las ins­ta­la­cio­nes de la fin­ca res­pal­dán­do­se en la Ley Hipo­te­ca­ria de 1946, que per­mi­te a la Igle­sia ins­cri­bir como suyos bie­nes ecle­siás­ti­cos que no tuvie­ran pro­pie­ta­rio –aun­que en este caso sí lo tenían-. El Tri­bu­nal Supre­mo y el Cons­ti­tu­cio­nal recha­za­ron los recur­sos y ape­la­cio­nes que pre­sen­tó la socie­dad. En noviem­bre, el TEDH sen­ten­ció que se vio­la­ron los dere­chos de pro­pie­dad de la socie­dad y esta­ble­ció un pla­zo de tres meses para fijar la indemnización.

Sen­ten­cias del Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la Unión Euro­pea (TJUE)

Dere­cho al olvi­do. Asun­to Goo­gle, Agen­cia de Pro­tec­ción de Datos y Mario Cos­te­ja (sen­ten­cia del 13 de mayo).

Mario Cos­te­ja acu­dió a la Audien­cia Nacio­nal ante la nega­ti­va de Goo­gle a borrar en las bús­que­das de sui nom­bre los resul­ta­dos en los que apa­re­cía infor­ma­ción sobre un embar­go por deu­das a la Segu­ri­dad Social. La Audien­cia Nacio­nal ele­vó una cues­tión pre­ju­di­cial al Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la Unión Euro­pea en la que pre­gun­ta­ba si en este caso era de apli­ca­ción la Direc­ti­va 95/​47/​CE sobre pro­tec­ción de datos. El tri­bu­nal euro­peo con­fir­mó la apli­ca­ción de esta direc­ti­va, crean­do así juris­pru­den­cia sobre el “dere­cho al olvi­do”. Has­ta aho­ra, más de 13.000 espa­ño­les han pedi­do a Goo­gle la apli­ca­ción del “dere­cho al olvido”.

“Lo que debe preo­cu­par­nos es que el dere­cho a la pro­tec­ción de la inti­mi­dad sea un impe­di­men­to para poder acce­der a cier­ta infor­ma­ción”, seña­la­ban a Dia­go­nal des­de la orga­ni­za­ción Acces Info, sub­ra­yan­do la con­fron­ta­ción entre la apli­ca­ción del “dere­cho al olvi­do” y el dere­cho a la infor­ma­ción.

Dere­cho a la vivien­da. Asun­to Sán­chez Mor­ci­llo, Abril Gar­cía y BBVA (sen­ten­cia del 17 de julio).

La Audien­cia Pro­vin­cial de Cas­te­llón ele­vó al TJUE una cues­tión pre­ju­di­cial ante una eje­cu­ción hipo­te­ca­ria en la que, siguien­do la Ley de Enjui­cia­mien­to Civil, no se per­mi­tía a la fami­lia desahu­cia­da recu­rrir en ape­la­ción, a pesar de que denun­cie que el con­tra­to con­te­nía cláu­su­las abu­si­vas, obli­gan­do a que acu­dir a una cau­sa para­le­la sobre estas cláu­su­las. El TJUE afir­mó que la nor­ma­ti­va pro­ce­sal espa­ño­la en este tipo de cau­sas son con­tra­rias a la nor­ma­ti­va euro­pea (Direc­ti­va 93/​13/​CEE) y vul­ne­ra el dere­cho a la tute­la judi­cial efectiva.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.