9N: Rabia, asco, emo­ción, agra­de­ci­mien­to y frial­dad- Borro­ka Garaia

Cuan­do la direc­ción de CiU se sal­tó el pac­to alcan­za­do con los par­ti­dos sobe­ra­nis­tas cata­la­nes y la socie­dad orga­ni­za­da trans­for­man­do lo que esta­ba pre­vis­to ser como refe­rén­dum vin­cu­lan­te en “pro­ce­so de par­ti­ci­pa­ción” sim­bó­li­co de cara al 9N sen­tí una pro­fun­da rabia.
Segu­ra­men­te no solo uni­da a este caso con­cre­to, sino a todas y cada una de las puña­la­das por la espal­da que la bur­gue­sía con dis­fraz popu­lar es capaz de hacer (alguien debe­ría echar un vis­ta­zo a la espal­da de David Fer­nán­dez por si aca­so). Pues real­men­te ten­go la pro­fun­da con­vic­ción de que nin­gu­na impo­si­ción de nin­gún esta­do es sufi­cien­te con­tra una volun­tad popu­lar cla­ra­men­te deter­mi­na­da a hacer­se valer y que el pre­cio paga­do por la juven­tud y la cla­se tra­ba­ja­do­ra en per­se­cu­ción, san­gre y repre­sión no es equi­pa­ra­ble a las moles­tias lega­les que pue­dan sufrir dig­na­ta­rios que en su vida han sido pues­tos con­tra la pared por la policía.

Enten­día que el sig­ni­fi­ca­do de la nue­va carac­te­ri­za­ción que se había dado al 9N era un ele­men­to des­ten­sio­na­dor de alto gra­do, colo­car a una masa popu­lar en vez de fren­te a un momen­to deci­si­vo en algo no deci­si­vo y eso tie­ne un alto pre­cio. Es inten­tar robar a la his­to­ria. Es algo que en Eus­kal Herria creo que lo cono­ce­mos bien. No es lo mis­mo diri­gir­se hacia algo deci­si­vo que hacia algo tran­si­to­rio no vinculante.

La vota­ción de ayer tuvo muchas cosas en con­tra. Todo el apa­ra­to fas­cis­ta de un esta­do des­de lo mediá­ti­co pasan­do por la ame­na­za direc­ta judi­cial y mili­tar jun­to a los tara­dos neo­na­zis, una izquier­da espa­ño­la tan­to “la revo­lu­cio­na­ria” como la que no (sal­vo con­ta­dí­si­mas excep­cio­nes que están veta­das de los medios), calla­da o mal­me­tien­do con­tra la libre deci­sión cata­la­na, sin­tién­do­se todas ellas apén­di­ce de ese esta­do cri­mi­nal y una infra­es­truc­tu­ra pre­ca­ria y mise­ra­ble debi­do a todos esos fac­to­res y a los impe­di­men­tos direc­tos del esta­do. Cabe des­ta­car la insul­tan­te y mafio­sa hipo­cre­sía espa­ño­lis­ta a la inte­li­gen­cia de poner en duda las garan­tías y los medios de la jor­na­da de ayer cuan­do han sido ellos mis­mos los que han inten­ta­do con mil perre­rías de que sea así. Te meten un puñe­ta­zo en el ojo y aun se que­jan de que no pue­das ver bien.
De asco.

La vota­ción de ayer ha sido la más lim­pia por par­te cata­la­na de toda su his­to­ria. Pues ha sido con­vo­ca­da y lle­va­da a cabo por ellos y ellas mis­mas, no por fuer­zas impe­ria­lis­tas exter­nas españolas.

Miran­do a los núme­ros con frial­dad, la con­jun­ción de fac­to­res expli­ca­dos des­de el prin­ci­pio de este artícu­lo ha dado como resul­ta­do una par­ti­ci­pa­ción del 36% de la pobla­ción lla­ma­da a votar. La mayo­ría de ellos y ellas optan­do por el esta­do inde­pen­dien­te, con­for­man­do un 29% inde­pen­den­tis­ta del total.

Cen­so 6.224.140
Votos emi­ti­dos 2.236.806

Esta­do inde­pen­dien­te (si-si) 1.806.336
Esta­do (dependiente/​federal) (sí-no) 225.659
No 101.601

Que 2 millo­nes de per­so­nas fren­te a la adver­si­dad y al inten­to de des­ca­fei­nar la jor­na­da hayan sali­do a la calle a ejer­cer un voto de una pre­gun­ta prohi­bi­da que no entra en la lega­li­dad espa­ño­la tie­ne mucho méri­to para ellas. Y real­men­te muchas de las imá­ge­nes que nos dejó el día de ayer emo­cio­nan y ele­van el alma a todo aman­te de la liber­tad. Sien­do el sig­ni­fi­ca­do popu­lar del 9N un impul­so tam­bién para el res­to de pue­blos que luchan por ella como el nues​tro​.No que­da estar mas que agra­de­ci­dos por ello.

Sin embar­go y vol­vien­do a la frial­dad, la vota­ción de ayer en los núme­ros exis­ten­tes deja­ba atrás el esta­tu­to de auto­no­mía cata­lán, pero no daba para quo­rum ni para pro­cla­mar la inde­pen­den­cia. Y pro­ba­ble­men­te han sido los fac­to­res expli­ca­dos jun­to a algu­nos otros con­ve­nien­te­men­te ocul­ta­dos por el ilu­sio­nis­mo polí­ti­co los que ten­gan rela­ción con ello. Esto hace que vol­va­mos al prin­ci­pio del artículo.

El esce­na­rio post-9N resul­ta com­pli­ca­do. Y creo que como míni­mo pre­vis­to por las accio­nes no apa­ren­tes de cier­tas éli­tes que van des­de la bur­gue­sía cata­la­na a la espa­ño­la. Como escri­bía en un comen­ta­rio un lec­tor cata­lán, aho­ra Mas (ya lo ade­lan­ta­ba ayer con pos­tu­reos y decla­ra­cio­nes de labo­ra­to­rio) se ve a sí mis­mo refor­za­do inten­tan­do capi­ta­li­zar y per­so­na­li­zar el resul­ta­do con­ve­nien­te y cal­cu­la­da­men­te no deci­so­rio para nego­ciar con Madrid ade­más de exten­der su gobierno. Y el peli­gro de dila­tar el pro­ce­so para cru­zar las puer­tas que se abri­rán (tam­bién cal­cu­la­da­men­te para atar, bien ata­da, la segun­da par­te de la refor­ma fran­quis­ta) hacia un nue­vo pac­to de con­ten­ción esta­rá ahí, como bien advier­te la CUP, remar­can­do que CiU no es un agen­te váli­do para eje­cu­tar la independencia. 

Se abre un perío­do, pro­ba­ble­men­te lar­go, que va a nece­si­tar de mucha de la ener­gía popu­lar demos­tra­da ayer para crear las con­di­cio­nes de enca­rar­se hacia un momen­to deci­so­rio y pue­de coin­ci­dir en el tiem­po con el pro­pio pro­ce­so de enca­rar­se a lo mis­mo en Eus­kal Herria si el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co tie­ne las miras altas y recu­pe­ra la con­fian­za per­di­da en sí mis­mo des­de­ñan­do la depen­den­cia hacia fac­to­res del ilu­sio­nis­mo polí­ti­co que no le acer­ca­rán a la liber­tad sino que enquis­ta­rán el estan­ca­mien­to actual del pro­ce­so de libe­ra­ción nacio­nal y social.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.