Se ha inten­si­fi­ca­do el pro­ce­so de con­cen­tra­ción de rique­za y poder en unas pocas manos- LAB Sindikatua

Median­te el siguien­te infor­me, el sin­di­ca­to LAB dibu­ja un diag­nós­ti­co som­brío sobre la situa­ción socio-eco­nó­mi­ca. La des­igual­dad de ren­tas ha aumen­ta­do con­si­de­ra­ble­men­te. Se ha inten­si­fi­ca­do el pro­ce­so de con­cen­tra­ción de rique­za y poder en unas pocas manos, a cos­ta del empo­bre­ci­mien­to gene­ra­li­za­do de la socie­dad. La bre­cha entre gru­pos socia­les ricos y pobres se ha dis­pa­ra­do. El Esta­do Espa­ñol apa­re­ce seña­la­do como el miem­bro de la UE don­de más han cre­ci­do estas diferencias.


LA EUROZONA SE ESTANCA Y CRECE EL TEMOR A UNA TERCERA RECESIÓN.
El diag­nós­ti­co sobre la eco­no­mía euro­pea no podría ser más som­brío. La debi­li­dad eco­nó­mi­ca de la zona euro se ha agra­va­do dan­do ini­cio a una preo­cu­pan­te fase de estan­ca­mien­to, debi­do al dete­rio­ro sufri­do por lo tres prin­ci­pa­les socios comu­ni­ta­rios: la eco­no­mía ale­ma­na se con­trae, el Esta­do fran­cés regis­tra cre­ci­mien­to nulo, e Ita­lia vuel­ve a entrar en recesión.

Este con­tex­to de ralen­ti­za­ción eco­nó­mi­ca se com­pli­ca toda­vía más ante el cre­cien­te ries­go de caer en una espi­ral defla­cio­nis­ta que las­tra­ría la eco­no­mía euro­pea e impe­di­ría la recu­pe­ra­ción duran­te un perío­do pro­lon­ga­do de tiempo.

APLICANDO LA MISMAS RECETAS, LA SITUACIÓN EMPEORARA PARA LA MAYORÍA SOCIAL. 
No sal­dre­mos de esta situa­ción, mien­tras per­sis­ta la estra­te­gia diri­gi­da a com­ba­tir los sín­to­mas de la cri­sis y elu­dir las cau­sas de fon­do, que no son otras que el sobre­en­deu­da­mien­to del sec­tor pri­va­do y los pro­ble­mas de insol­ven­cia del sis­te­ma bancario.

Y, los efec­tos de dicha estra­te­gia se tra­du­cen en des­truc­ción de empleo, exten­sión de paro, recru­de­ci­mien­to de la pre­ca­rie­dad labo­ral, hun­di­mien­to de los sala­rios, usur­pa­ción de dere­chos, recor­te de ser­vi­cios públi­cos y debi­li­ta­mien­to de los sis­te­mas de pro­tec­ción social.

¿Sig­nos posi­ti­vos?. El empleo esta­ble a tiem­po com­ple­to es sus­ti­tui­do por empleo pre­ca­rio a jor­na­da par­cial. La supues­ta recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca es tan débil que ni siquie­ra ha gene­ra­do tra­ba­jo neto; y sólo la exten­sión de la con­tra­ta­ción a tiem­po par­cial ha per­mi­ti­do repar­tir el empleo exis­ten­te entre más personas.

PANORAMA EN HEGO EUSKAL HERRIA. Con­se­cuen­cias de las rece­tas aplicadas:

• La tasa de paro en Hego Eus­kal Herria es del 16,1%. Se tra­ta de una ele­va­da tasa de paro si se com­pa­ra con la media de la Unión Euro­pea (10,2%) pero sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te infe­rior a la del Esta­do espa­ñol (24,5%).

• El paro de lar­ga dura­ción alcan­za cotas escan­da­lo­sas y no deja de cre­cer. En la actua­li­dad hay unas 134,500 (62%) per­so­nas para­das que lle­van más de un año bus­can­do empleo infruc­tuo­sa­men­te. Y, den­tro de este colec­ti­vo, hay alre­de­dor de 88,000 (40,6%) per­so­nas que lle­van como míni­mo dos años bus­can­do empleo; colec­ti­vo social muy vul­ne­ra­ble ya que se enfren­ta a mayo­res difi­cul­ta­des de inser­ción labo­ral y ade­más ha ago­ta­do sus pres­ta­cio­nes por desempleo.

• A pesar de la alar­ma que se ema­na de estos datos, el gobierno res­trin­ge el acce­so a las pres­ta­cio­nes por des­em­pleo y redu­ce su cuan­tía. Actual­men­te, en Hego Eus­kal Herria, más de la mitad de las per­so­nas en paro (50,7%) ya no reci­ben nin­gún tipo de pres­ta­ción por des­em­pleo y se enfren­tan a durí­si­mas con­di­cio­nes de supervivencia.

• Se inten­si­fi­ca la trans­fe­ren­cia de ren­tas des­de los sala­rios a los bene­fi­cios empre­sa­ria­les. En 2012, el peso de los sala­rios retro­ce­de has­ta el 46,7% del PIB (en 2001, el 51,5% del PIB) en favor de los bene­fi­cios empresariales.

• En defi­ni­ti­va, la des­igual­dad de ren­tas ha aumen­ta­do con­si­de­ra­ble­men­te. Se ha inten­si­fi­ca­do el pro­ce­so de con­cen­tra­ción de rique­za y poder en unas pocas manos, a cos­ta del empo­bre­ci­mien­to gene­ra­li­za­do de la socie­dad. La bre­cha entre gru­pos socia­les ricos y pobres se ha dis­pa­ra­do. El Esta­do Espa­ñol apa­re­ce seña­la­do como el miem­bro de la UE don­de más han cre­ci­do estas diferencias.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.