Sor­pre­sa habi­tual en las obras del TAV- Tolo­sal­de­ko AHT Gel­di­tu! Elkarlana

La noche del miér­co­les al jue­ves tuvi­mos cono­ci­mien­to de que en las obras del TAV de Her­nial­de se pro­du­jo un enor­me soca­vón deno­mi­na­do por los téc­ni­cos en la mate­ria con el tér­mino de “chi­me­nea”. Al pare­cer el impre­sio­nan­te agu­je­ro tie­ne lugar de mane­ra impre­vis­ta y cuan­do el per­so­nal de las empre­sas con­tra­ta­das tra­ba­jan en la rea­li­za­ción del túnel se pro­du­jo el enor­me derrum­ba­mien­to de tie­rras. Según leí­mos ayer en los medios no hay que lamen­tar daños huma­nos, aun­que en cual­quier momen­to pue­de ocu­rrir una des­gra­cia a tenor de lo que esta­mos obser­van­do, y es que espe­re­mos que los derrum­ba­mien­tos en obras del TAV no se con­vier­tan en algo habi­tual, una vez ocu­rri­dos los derrum­ba­mien­tos en el túnel de Zumá­rra­ga y el de ayer de la zona de Hernialde.
Curio­sa­men­te en ambos derrum­ba­mien­tos han sido los veci­nos y los medios de comu­ni­ca­ción quie­nes han dado la voz de alar­ma mien­tras el Gobierno Vas­co guar­da­ba silencio.
Lamen­ta­ble­men­te, hay que decir que es habi­tual tener que escu­char estas noti­cias. En las obras del TAV, se pro­du­cen acci­den­tes una y otra vez a pesar del silen­cio ofi­cial. Por eso mis­mo, el derrum­ba­mien­to de Her­nial­de lo cata­lo­ga­ron ayer de mane­ra inacep­ta­ble des­de el Gobierno Vas­co como de “hecho pre­vi­si­ble, habi­tual, o nor­mal en el desa­rro­llo de las obras”. El día que ocu­rra una des­gra­cia mor­tal para los veci­nos de la zona o para los tra­ba­ja­do­res, ¿tam­bién lo cata­lo­ga­rán de la mis­ma mane­ra? ¿Por­qué el Gobierno Vas­co ha ocul­ta­do a los veci­nos de la zona y la socie­dad en gene­ral este nue­vo derrum­ba­mien­to? ¿Qué es lo que tie­ne que ocul­tar el Gobierno Vas­co con el TAV?
Al mis­mo tiem­po damos cuen­ta de otra “sor­pre­sa habi­tual” ocu­rri­da en Anoe­ta. Se han seca­do dos ríos, en con­cre­to el río Sor­gintxu­lo a su paso por Anoe­ta y el río Zuma­li­kar­di en direc­ción a Astea­su. Asi mis­mo debi­do a un ver­ti­do rea­li­za­do des­de la depu­ra­do­ra de agua de las obras del TAV al río Alki­za, apa­re­cie­ron en agos­to más de cien tru­chas muer­tas. Y así podría­mos seguir con­tan­do un lar­go etcé­te­ra de dis­tin­tos suce­sos ocu­rri­dos en el desa­rro­llo de las obras del TAV.
Por lo tan­to, exi­gi­mos la para­li­za­ción del TAV para que des­apa­rez­can las refe­ri­das “sor­pre­sas habi­tua­les”. Cree­mos que la tie­rra y los pue­blos mere­cen todo nues­tro res­pe­to y nues­tra pro­tec­ción. Y en este sen­ti­do hace­mos una denun­cia públi­ca de las cons­tan­tes agre­sio­nes al medio natu­ral, aho­ra más de relie­ve que nun­ca con la posi­ble fir­ma del tra­ta­do TTIP, que tan secre­ta­men­te están ela­bo­ran­do Esta­dos Uni­dos y la Unión Euro­pea. Por tan­to nos reafir­ma­mos en la denun­cia del TAV y hace­mos un lla­ma­mien­to a unir fuer­zas para lograr la inme­dia­ta para­li­za­ción del absur­do del TAV.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.