Los recor­tes no pue­den poner en peli­gro la segu­ri­dad de quie­nes tra­ba­jan en la sani­dad pública

El sin­di­ca­to LAB quie­re hacer públi­co su posi­cio­na­mien­to ante la cri­sis sani­ta­ria que ha supues­to el con­ta­gio por virus de Ébo­la entre el per­so­nal sani­ta­rio de la Comu­ni­dad de Madrid. 

En pri­mer lugar el sin­di­ca­to quie­re soli­da­ri­zar­se con las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros sani­ta­rios de la comu­ni­dad de Madrid y en par­ti­cu­lar con la com­pa­ñe­ra auxi­liar de enfer­me­ría contagiada.

Los pri­me­ros cul­pa­bles de lo acon­te­ci­do son los gober­nan­tes espa­ño­les del PP, que median­te su polí­ti­ca de recor­tes y des­man­te­la­mien­to de la sani­dad públi­ca han con­tri­bui­do a faci­li­tar este con­ta­gio, jun­to con la negli­gen­cia mos­tra­da al repa­triar a per­so­nas con­ta­gia­das que úni­ca­men­te podían reci­bir tra­ta­mien­to palia­ti­vo, el cual se les podía ofre­cer en la zona afec­ta­da si se hubie­ra envia­do la infra­es­truc­tu­ra y ayu­da sani­ta­ria necesaria.

Ante ello des­ta­ca­mos la labor de paí­ses como Cuba que deci­den man­dar a pie de cama en Sie­rra Leo­na a 165 pro­fe­sio­na­les sani­ta­rios (médi­cos), así como la de diver­sas ONGs con per­so­nal voluntario.

Enten­de­mos que en Hego Eus­kal Herria el per­so­nal de los ser­vi­cios públi­cos sani­ta­rios se encon­tra­ría igual­men­te expues­to ante la apa­ri­ción de un caso de Ébo­la, ya que se care­cen de las infra­es­truc­tu­ras, medios mate­ria­les y for­ma­ción para que se desa­rro­lle su labor asis­ten­cial con ple­nas garan­tías para su pro­pia seguridad.
Des­de ese pun­to de vis­ta exi­gi­mos a los ges­to­res de Osa­sun­bi­dea y Osa­ki­detza que habi­li­ten las medi­das per­ti­nen­tes en pre­vi­sión de que se pue­da pro­du­cir la apa­ri­ción de algún caso en nues­tro terri­to­rio, y adver­ti­mos a las-os com­pa­ñe­ros de la situa­ción de inde­fen­sión en que se encon­tra­rían de dar­se el mismo.

Los recor­tes no pue­den poner en peli­gro la segu­ri­dad de las per­so­nas que tra­ba­ja­mos en la sani­dad públi­ca. Por lo que, a sabien­das de que Osa­ki­detza y Osa­sun­bi­dea ya ha pues­to en mar­cha un pro­to­co­lo de actua­ción y tie­ne cen­tros hos­pi­ta­la­rios refe­ren­cia­les para aten­der a los posi­bles casos que pue­dan sur­gir, no pode­mos per­mi­tir negli­gen­cias como las ocu­rri­das en Madrid. Por lo tan­to en pri­me­ra ins­tan­cia solicitamos:
Que todo el per­so­nal sani­ta­rio que pres­ta aten­ción direc­ta pacien­te o mane­je mues­tras (aten­ción pri­ma­ria, urgen­cias, ambu­lan­cias, labo­ra­to­rios) sea infor­ma­do y for­ma­do sobre el pro­to­co­lo a utilizar.
For­ma­ción exhaus­ti­va en con­te­ni­dos y exten­si­va en el tiem­po has­ta que se haya fami­lia­ri­za­do con el pro­to­co­lo, y que en todo momen­to cuen­te con unas figu­ras res­pon­sa­bles que reali­cen labo­res de observación-supervisión.Que se deli­mi­te el per­so­nal espe­cí­fi­co que atien­da estos casos, evi­tan­do la rota­ción de pro­fe­sio­na­les y redu­cien­do así posi­bi­li­dad de contagio.Que el res­to de per­so­nal sani­ta­rio que no tra­ba­je en estos ser­vi­cios direc­tos tam­bién sea debi­da­men­te informado.Que Osa­ki­detza y Osa­sun­bi­dea garan­ti­cen que el per­so­nal que tra­ba­ja en los ser­vi­cios pri­va­ti­za­dos (lim­pie­za, lavan­de­ría,…) conoz­ca y esté for­ma­do en el mane­jo de resi­duos con­ta­mi­na­dos. Y des­ta­ca­mos que en situa­cio­nes como la que nos ocu­pa, nos reafir­ma­mos en la rever­sión de todo lo pri­va­ti­za­do para un mejor con­trol, garan­tía y segu­ri­dad del tra­ba­jo que realizan.Que los EPIs (Equi­po de Pro­tec­ción Indi­vi­dual) que uti­li­ce el per­so­nal sani­ta­rio y no sani­ta­rio sea de “ries­go bio­ló­gi­co 4” tal y como acon­se­jan los pro­to­co­los internacionales.Que los pro­to­co­los no que­den en papel moja­do sino que se arti­cu­le su apli­ca­ción prác­ti­ca, desig­nan­do equi­pos res­pon­sa­bles dota­dos capa­ci­dad ope­ra­ti­va y de los medios huma­nos y mate­ria­les pre­ci­sos . En caso de que no se habi­li­ten los pro­to­co­los y se dis­pon­gan los recur­sos nece­sa­rios toma­re­mos las medi­das per­ti­nen­tes para adver­tir y garan­ti­zar la segu­ri­dad de todo el per­so­nal sani­ta­rio de Osas­ki­detza y Osa­sun­bi­dea. A su vez no tole­ra­re­mos que se inten­te cul­pa­bi­li­zar a las pro­pias plan­ti­llas de los posi­bles con­ta­gios, tal y como están inten­tan­do hacer en el caso de Madrid.

A modo de con­clu­sión y de refle­xión plan­tea­mos que es pre­ci­so abrir el deba­te en torno al mode­lo sani­ta­rio que nece­si­ta­mos en Eus­kal Herria, el cual a tenor de todo lo ocu­rri­do, con todas las caren­cias que ha des­ta­pa­do, debe­ría ser dia­me­tral­men­te opues­to al que se ha ido impo­nien­do des­de las ins­tan­cias del esta­do español.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.