[Cast/​Eusk] El pre­so vas­co Ibon Ipa­rra­gi­rre en ries­go real de muer­te- Etxerat

Tras ana­li­zar el esta­do actual de salud de Ibon Ipa­rra­gi­rre­re y los dife­ren­tes infor­mes médi­cos rela­ti­vos al mis­mo, hemos lle­ga­do a las siguien­tes con­clu­sio­nes médi­cas: Ibon Ipa­rra­gi­rre pade­ce la enfer­me­dad del SIDA, de esta­dio 3 C. Por tan­to, nos encon­tra­mos ante una fase avan­za­da de esta enfer­me­dad gra­ve e incu­ra­ble. Pero el pro­ble­ma y la gra­ve­dad no se limi­ta úni­ca­men­te a la enfer­me­dad en sí: esta enfer­me­dad le afec­ta gra­ve­men­te tan­to a nivel neu­ro­ló­gi­co como, a con­se­cuen­cia de ello, a nivel cognitivo.
Efec­ti­va­men­te, las con­se­cuen­cias neu­ro­ló­gi­cas se tra­du­cen en una leu­co­pa­tía con con­se­cuen­cias tales como cri­sis con­vul­si­vas y un cua­dro de Demen­cia SIDA. La Demen­cia SIDA le pro­vo­ca un tras­torno de con­duc­ta de ran­go psi­có­ti­co, que va a impo­si­bi­li­tar una nor­mal rela­ción con su entorno, con gran ries­go de con­flic­to ante inter­pre­ta­cio­nes y fabu­la­cio­nes para­noi­des de las nor­mas y órdenes.

Exis­te un ries­go real de empeo­ra­mien­to de los sín­to­mas y, por ende de la enfer­me­dad. Y exis­te el ries­go de no inter­pre­tar correc­ta­men­te el ori­gen y la razón de este tipo de con­duc­tas con­flic­ti­vas, con con­se­cuen­cias devas­ta­do­ras para el pacien­te: san­cio­nes del tipo de ais­la­mien­to en cel­da, por poner un ejem­plo. En con­se­cuen­cia, hemos de recal­car que tan gra­ve es la afec­ción inmu­no­ló­gi­ca como la neu­ro­ló­gi­ca. Gra­ve­dad y ries­go que aumen­tan de seguir en el mis­mo entorno y en las mis­mas con­di­cio­nes de vida.A pesar de la situa­ción ante­rior­men­te expues­ta, la reali­dad actual es que Ibon se encuen­tra ais­la­do en el depar­ta­men­to de enfer­me­ría de la pri­sión. A nues­tro enten­der, esta situa­ción no le favo­re­ce en nada en lo rela­ti­vo a su salud integral.

Efec­ti­va­men­te, el tras­torno de ran­go psi­có­ti­co que pade­ce afec­ta direc­ta­men­te a su rela­ción con el entorno en su ver­tien­te para­noi­ca, lo que pue­de ori­gi­nar situa­cio­nes gra­ves tan­to para su per­so­na como para los que com­par­ten su mis­mo espa­cio, sin que su entorno afec­ti­vo más cer­cano pue­da inter­ve­nir. Tenien­do en cuen­ta el tipo de rela­cio­nes con­flic­ti­vas con su entorno que ha desa­rro­lla­do, la situa­ción de ais­la­mien­to no hace más que agra­var su situación.Hay que men­cio­nar, además.

El hecho de que Ibon pade­ce de pro­ble­mas de visión, con­se­cuen­cia tam­bién de la enfer­me­dad base. Por el cono­ci­mien­to que tene­mos has­ta aho­ra, Ibon no reci­be nin­gún tipo de tra­ta­mien­to para este tipo de afec­ción ni pue­de ejer­ci­tar las téc­ni­cas reha­bil­ta­do­ras pre­ci­sas para paliar dicha situación.Por últi­mo, seña­lar que este tipo de enfer­me­dad pre­ci­sa para paliar su gra­ve­dad de un entorno afec­ti­vo y fami­liar cer­cano. Esta con­si­de­ra­ción fue teni­da en cuen­ta con ante­rio­ri­dad, con oca­sión de su ante­rior excar­ce­la­ción, y enten­de­mos que en la actua­li­dad per­sis­ten tan­to la enfer­me­dad como las cir­cuns­tan­cias de la misma.

Por tan­to, y resu­mien­do, a nues­tro enten­der Ibon Ipa­rra­gi­rre es un pacien­te con ries­go real de muer­te. En este momen­to, tenien­do en cuen­ta la gra­ve­dad de su enfer­me­dad, el lugar don­de se encuen­tra recluí­do y el tras­torno con­duc­tual que ha desa­rro­lla­do como con­se­cuen­cia de la enfer­me­dad, una mane­ra fun­da­men­tal de paliar las gra­ves con­se­cuen­cias de su enfer­me­dad resi­de en su inclu­sión den­tro del entorno fami­liar y afec­ti­vo más cercano.

Eus­ke­ra

Ibon Ipa­rra­gi­rre­ren osa­sun egun­go egoe­ra eta txos­ten medi­kuak azter­tu ondo­ren, medi­ku alde­tik hona­ko ondo­rioe­ta­ra iritsi gara: Ibon Ipa­rra­gi­rrek IHES gaitza du, 3 C esta­dio­koa. Beraz, gai­xo­ta­sun honen esta­dio aurre­ra­tu batean gau­de, oso larri eta sen­dae­zi­na dena.
Bai­na ara­zoa ez da baka­rrik IHE­Sa­re­na: gaitz horrek neu­ro­lo­gi­ko­ki ere era­gi­ten dio, larri­ki gai­ne­ra, arlo kog­ni­ti­boa ukitzen due­la­rik. Izan ere, leu­ko­pa­tia era­gi­ten dion ondo­rio neu­ro­lo­gi­koak ditu, gaitzak berak era­gi­na, kri­si kon­bul­tsi­boak eta IHE­Sa­ren demen­tzia koa­dro bat sortuz.
Era­gin horren ondo­rioz, psi­ko­si mota­ko jarre­ra oldar­ko­rra­ren nahas­me­na nagu­si­tu da bera­ren­gan, bere bai­ta­ko errea­li­ta­tea­ren inter­pre­ta­zio eta fabu­la­zio para­noi­koek bere ingu­rua­re­ki­ko harre­ma­ne­tan gataz­ken arris­kua area­go­tuz. Nahas­men mota honek oke­rre­ra egi­te­ko arris­ku errea­la du, eta honen inter­pe­ta­zio oke­rrak neu­rri oke­rrak har­tzea era­gin deza­ke: bakar­tze erre­gi­me­nean ezar­tzea, adibidez.

Beraz, gaitz inmu­no­lo­gi­koa oso larria iza­nik ere, afek­zio neu­ro­lo­gi­koa­ren ondo­rioak ere oso larriak dira, egoe­ra, giro eta ingu­ru horre­tan jarrai­tuz gero.Bere osa­sun egoe­ra horre­la iza­nik ere, espetxe­ko eri­zain­de­gian bakar­tua dute Ibon. Egoe­ra horre­tan bere ingu­ru hur­bi­le­ne­ko per­tso­nen­gan­dik bakar­tua ego­teak ez dio bate­re lagun­tzen. Nahas­me­na­ren ondo­rioz ingu­rua­re­kin duen harre­man gataz­katsuak sor­tzen duen arris­kua kon­tuan iza­nik, larrial­di une batean bakar­tua ego­teak ara­zoa eta arris­kua area­go­tu baino ez du egiten.Gaixotasunaren ondo­rioz, gai­ne­ra, ikus­men ara­zoak ditu Ibonek.

Orain arte, bai­na, ez du tra­ta­men­du goki­rik jaso eta ezin du ikus­men ari­ke­ta­rik egin.Eta, gai­ne­ra, gai­xo­ta­sun mota honek ingu­ru afek­ti­bo eta fami­lia­rra­ren beha­rra eskatzen du. Horre­ga­tik, bes­teak bes­te, eza­rri zuten espetxe­ratze arin­dua­ren erre­gi­me­nean orain dela hiru urte eta, gure ustez, ingu­ru horre­ta­tik urrun ego­teak kal­tea baino ez dio era­gi­ten bere osa­sun inte­gra­lean. Gau­zak horre­la, eta labur­bil­duz, Ibon Ipa­rra­gi­rre bizitza arris­ku errea­la duen pazien­te bat dela deritzo­gu. Une hone­tan, pai­ratzen duen gaitza­ren larri­ta­su­na kon­tuan har­tu­rik, dagoen lekuan ego­nik eta ingu­rua­re­ki­ko gara­tu duen nahas­me­na hain­tza­kotzat har­tu­rik, bere ingu­ru afek­ti­bo zein fami­lia­rrean ego­teak baka­rrik arin­du deza­ke gai­xo­ta­su­na­ren zama.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.