Ante la prohi­bi­ción de la con­cen­tra­ción en home­na­je a los fusi­la­dos el 27 de sep­tiem­bre de 1975- Ahaz­tuak 19361977

Des­de “Ahaz­tuak 1936−1977”, que­re­mos denun­ciar públi­ca­men­te la reso­lu­ción de la Dele­ga­ción del Gobierno por la que se nos prohí­be una con­cen­tra­ción en home­na­je a cin­co lucha­do­res anti­fas­cis­tas que fue­ron ase­si­na­dos por el fran­quis­mo. Rei­vin­di­ca­mos nues­tro dere­cho a cele­brar este tipo de actos.

Nues­tro tra­ba­jo, como colec­ti­vo, tie­ne su refe­ren­cia en la recu­pe­ra­ción de la Memo­ria His­tó­ri­ca y en el logro de la Ver­dad, Jus­ti­cia y Repa­ra­ción para las víc­ti­mas del fran­quis­mo en su globalidad.

No cree­mos que sean de reci­bo las argu­men­ta­cio­nes esgri­mi­das en la reso­lu­ción para prohi­bir­nos la concentración.

Se habla de: con­vo­ca­to­ria rea­li­za­da a tra­vés de los medios digi­ta­les, rela­ti­va al “39 ani­ver­sa­rio de los últi­mos fusi­la­mien­tos del régi­men fran­quis­ta 1975−2014” y en la que apa­re­cen las fotos de cin­co terro­ris­tas… Si no apa­re­cen las per­so­nas a quie­nes se rin­de home­na­je, ¿Qué foto­gra­fías debe­rían apa­re­cer?, las de sus ase­si­nos, quizás.

Hemos veni­do cele­bran­do anual­men­te actos en memo­ria de los últi­mos fusi­la­dos del fran­quis­mo, con pan­car­ta y fotos inclui­das, y de todos los fusi­la­dos y vic­ti­mas de aquel régi­men, sin haber gene­ra­do nun­ca nin­gún pro­ble­ma de orden públi­co. Sin ir más lejos, el año pasa­do se soli­ci­tó per­mi­so en los mis­mos tér­mi­nos y se pudo rea­li­zar la concentración.

El pro­ble­ma radi­ca en la con­si­de­ra­ción de terro­ris­tas, que para la Dele­ga­da del Gobierno, Car­men Alba, tie­nen estos lucha­do­res anti­fran­quis­tas. Sufri­mos las con­se­cuen­cias de una tran­si­ción que refor­zó el “ata­do y bien ata­do” de Fran­co, y de unas leyes, como la de Amnis­tía de 1977 y la de Memo­ria His­tó­ri­ca de 2007 (autén­ti­cas leyes de pun­to final), según las cua­les se con­si­de­ran víc­ti­mas a ser­vi­do­res de una dic­ta­du­ra, como Meli­tón Man­za­nas o Carre­ro Blan­co, y ase­si­nos a los que se enfren­ta­ron a ella y fue­ron fusi­la­dos, como Txi­ki y Otaegi.

Se nos dice, en la reso­lu­ción, que la con­cen­tra­ción res­pon­de a un: fin ilí­ci­to, cual es el de ensal­zar las per­so­nas de quie­nes han sido con­de­na­dos como cola­bo­ra­do­res o inte­gran­tes de la orga­ni­za­ción terro­ris­ta ETA, ala­ban­do, ampa­ran­do o jus­ti­fi­can­do las acti­vi­da­des delic­ti­vas por ellas come­ti­das y por las que fue­ron con­de­na­das, ensal­zan­do ade­más la lucha arma­da. Acep­tan­do la legis­la­ción fran­quis­ta por la que fue­ron con­de­na­dos, y ampa­rán­do­se en ella para prohi­bir la concentración.

Y bajo estos cri­te­rios tene­mos que seguir sopor­tan­do las prohi­bi­cio­nes. Con­si­de­ra­mos esta prohi­bi­ción un hecho de extre­ma gra­ve­dad, por lo que supo­ne la cons­ta­ta­ción de que el mode­lo de impu­ni­dad para el régi­men fran­quis­ta y sus crí­me­nes se refuer­za con la nega­ción del dere­cho a la memo­ria de las vic­ti­mas de aquel régi­men dictatorial.

Des­de “Ahaz­tuak 1936−1977” segui­re­mos recor­dan­do para escla­re­cer la ver­dad, exi­gi­re­mos jus­ti­cia y con­de­na para los cul­pa­bles, y recla­ma­re­mos reparación.

AHAZTUAK 1936 – 1977

(Iru­ñea – Pam­plo­na 27 de sep­tiem­bre de 2014)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.