El inmo­vi­lis­mo espa­ñol no podrá fre­nar la volun­tad demo­crá­ti­ca del Pue­blo de Cata­lu­ña- Izquier­da Castellana

El 11 de sep­tiem­bre, una vez más, la ciu­da­da­nía de Cata­lu­ña ha expre­sa­do de for­ma masi­va su deseo de ejer­cer el Dere­cho a Deci­dir. No sólo han sido los cer­ca de dos millo­nes que par­ti­ci­pa­ron en la “V” que con­vo­có y orga­ni­zó la Asam­blea Nacio­nal Cata­la­na (ACN), que demos­tró la poten­cia­li­dad y capa­ci­dad orga­ni­za­ti­va de la socie­dad civil, sino las múl­ti­ples y diver­sas expre­sio­nes en todos los ámbi­tos que se desa­rro­lla­ron, en las que el Pue­blo de Cata­lu­ña demos­tró que se con­si­de­ra, de for­ma masi­va, un suje­to social y polí­ti­co pro­pio con el dere­cho a deci­dir su futu­ro. El Bún­ker espa­ñol con­vo­có una mani­fes­ta­ción en Tarra­go­na con un resul­ta­do que no pudo ser más paté­ti­co, cua­tro mil per­so­nas asis­tie­ron a la cita. Toda una expre­sión de que lado está el sen­tir amplia­men­te mayo­ri­ta­rio de Cataluña.

El Gobierno espa­ñol del PP, con el apo­yo entu­sias­ta del PSOE y UpyD, ha infor­ma­do por acti­va y por pasi­va de que van a impe­dir que la con­sul­ta del 9 de noviem­bre se lle­ve aca­bo. Si fue­ra nece­sa­rio sus­pen­dien­do com­pe­ten­cias de la Gene­ra­li­tat y lle­ga­do el caso la Auto­no­mía mis­ma. En Iz​.Ca. le damos total cre­di­bi­li­dad a esas ame­na­zas por­que cono­ce­mos muy bien el carác­ter anti­de­mo­crá­ti­co y neo­fran­quis­ta del blo­que domi­nan­te español.

Pero esa polí­ti­ca pro­to­fas­cis­ta del blo­que domi­nan­te espa­ñol será res­pon­di­da en la calle has­ta la vic­to­ria, no sólo por el Pue­blo de Cata­lu­ña sino tam­bién por todos los sec­to­res demo­crá­ti­cos del con­jun­to de Pue­blos del Esta­do Espa­ñol. Será el camino para la caí­da de el Régi­men del 78, cada día mas enfren­ta­do a los intere­ses de las mayo­rías socia­les del con­jun­to de los Pue­blos del Estado.

La evo­lu­ción polí­ti­ca de los pró­xi­mos meses exi­gi­rá que todo el mun­do se retra­te y se com­pro­me­ta con la lucha demo­crá­ti­ca o, por el con­tra­rio, se con­vier­ta en cóm­pli­ce del neofranquismo.

No hay demo­cra­cia sin dere­cho a decidir.

Pro­ce­sos cons­ti­tu­yen­tes ya.

Izquier­da Castellana

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.