Oba­ma sodo­mi­za a Euro­pa: Las san­cio­nes pro­fun­di­zan la rece­sión- James Petras

Intro­duc­ción

La Admi­nis­tra­ción Oba­ma pre­sio­na fuer­te­men­te a Euro­pa para impo­ner duras san­cio­nes a Rusia con el fin de defen­der el gol­pe de Esta­do vio­len­to (“cam­bio de régi­men”) en Ucra­nia. Ingla­te­rra, Fran­cia, Ale­ma­nia y el res­to de los regí­me­nes euro­peos cedie­ron a las deman­das de Washington.
Rusia res­pon­dió impo­nien­do san­cio­nes recí­pro­cas, espe­cial­men­te en bie­nes agrí­co­las, y está esta­ble­cien­do socios comer­cia­les alter­na­ti­vos y aumen­to del comer­cio con Chi­na, Irán, Amé­ri­ca Lati­na y África.

La polí­ti­ca de san­cio­nes se impul­sa en momen­tos en que las eco­no­mías de Euro­pa están en una pro­fun­da cri­sis, lo que agra­va el estan­ca­mien­to a lar­go pla­zo y la rece­sión cró­ni­ca. Aquí ana­li­za­re­mos la cri­sis y cómo la polí­ti­ca de san­cio­nes diri­gi­da por Esta­dos Uni­dos está frac­tu­ran­do la Unión Euro­pea. En segun­do lugar, vere­mos cómo las polí­ti­cas impe­ria­les mili­ta­ris­tas de Washing­ton soca­van eco­nó­mi­ca­men­te a Euro­pa y des­es­ta­bi­li­zan mili­tar­men­te el res­to del mun­do. En ter­cer lugar, vamos a dis­cu­tir cómo los líde­res euro­peos están empu­ja­dos por Washing­ton, para decir­lo cru­da­men­te, a tra­vés de un “pro­ce­so de sodo­mía” agre­si­vo, a renun­ciar a su sobe­ra­nía eco­nó­mi­ca y cómo la capi­tu­la­ción ante el pro­yec­to de Esta­dos Uni­dos en Ucra­nia con­du­ci­rá a lar­go pla­zo a su decli­ve y deca­den­cia. Por últi­mo, dis­cu­ti­re­mos las pers­pec­ti­vas a lar­go pla­zo para una eco­no­mía mun­dial re-ali­nea­da don­de los con­flic­tos mili­ta­res pue­den dar lugar a cam­bios a gran escala.

Del estan­ca­mien­to a la rece­sión; de las san­cio­nes a la depresión

En toda Euro­pa, sin excep­ción, la rece­sión ace­cha a las eco­no­mías. Los paí­ses domi­nan­tes, Ale­ma­nia, Fran­cia e Ita­lia están sumi­dos en la rece­sión, de for­ma agu­da y agra­va­da por las san­cio­nes con­tra Rusia dic­ta­da des­de Washing­ton. Des­de Fin­lan­dia, pasan­do a tra­vés de los Esta­dos bál­ti­cos a Euro­pa Cen­tral y del Sur, la «recu­pe­ra­ción» de la zona euro está “kaput”! El «tri­ple gol­pe» de la des­in­ver­sión capi­ta­lis­ta, las san­cio­nes eco­nó­mi­cas y las gue­rras ha pro­vo­ca­do una pro­fun­da cri­sis económica.

Ale­ma­nia: Las «escu­pi­das» del régi­men ame­dren­tan a la indus­tria y las finanzas

La con­fian­za del mer­ca­do finan­cie­ro ale­mán está colap­san­do como resul­ta­do del apo­yo de la can­ci­ller Mer­kel a las san­cio­nes eco­nó­mi­cas y de las res­pues­tas de Rusia y el pre­si­den­te Putin. Varios cien­tos de miles de pues­tos de tra­ba­jo indus­tria­les ale­ma­nes están en ries­go; las impor­ta­cio­nes de petró­leo y gas rusos están en peli­gro; las inver­sio­nes ale­ma­nas a lar­go pla­zo y la expor­ta­ción a un mer­ca­do lucra­ti­vo están en jue­go. Estos temo­res e incer­ti­dum­bres han lle­va­do a la dis­mi­nu­ción de la inver­sión y un cre­ci­mien­to nega­ti­vo sin pre­ce­den­tes de 0,2% en la eco­no­mía ale­ma­na en el segun­do tri­mes­tre de 2014. La rece­sión en Ale­ma­nia gene­ra ondas expan­si­vas en toda Euro­pa que afec­tan espe­cial­men­te a Polo­nia, la Repú­bli­ca Che­ca, Hun­gría y el sur de Europa.

La capi­tu­la­ción ser­vil de Mer­kel ante la orden del pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos de san­cio­nar a uno de los prin­ci­pa­les socios comer­cia­les de Ale­ma­nia, Rusia, pue­de per­ju­di­car gra­ve­men­te su futu­ro eco­nó­mi­co. Las expor­ta­cio­nes indus­tria­les de Ale­ma­nia a Rusia lle­gan a 36 mil millo­nes de euros; hay 20 mil millo­nes de euros en inver­sio­nes anua­les; y más de 400.000 tra­ba­ja­do­res ale­ma­nes están emplea­dos en empre­sas que expor­tan a Rusia… Joe Kae­ser, direc­tor eje­cu­ti­vo de Sie­mens, expli­có que «las ten­sio­nes polí­ti­cas plan­tean gra­ves ries­gos para el cre­ci­mien­to de Euro­pa este año y el pró­xi­mo». Las ven­tas en algu­nos sec­to­res se han redu­ci­do un 15% des­de junio de 2014. La eco­no­mía de Ale­ma­nia ya se enfren­ta­ba a un estan­ca­mien­to, inclu­so antes del gol­pe de Esta­do en Kiev… pero los expor­ta­do­res de maqui­na­ria están espe­cial­men­te preo­cu­pa­dos de per­der el mer­ca­do ruso ya que otros mer­ca­dos han dis­mi­nui­do. Por ejem­plo, las ven­tas ale­ma­nas a Bra­sil han dis­mi­nui­do casi un 20%.

Ade­más, los agri­cul­to­res ale­ma­nes se ven per­ju­di­ca­dos: La expor­ta­ción de car­ne y pro­duc­tos cár­ni­cos ale­ma­nes a Rusia es de de 276 millo­nes de euros, el 21% de sus expor­ta­cio­nes fue­ra de la UE. Los pro­duc­to­res lác­teos ale­ma­nes obtie­nen $ 160 millo­nes de euros del comer­cio con Rusia, el 14% del total de expor­ta­cio­nes a paí­ses no per­te­ne­cien­tes a la UE.

Mer­kel sacri­fi­có a sabien­das la indus­tria ale­ma­na, la agri­cul­tu­ra y el empleo al res­pal­dar la polí­ti­ca de Oba­ma de «sodo­mi­zar a sus alia­dos euro­peos». Por otro lado, las san­cio­nes de Oba­ma con­tra Rusia prác­ti­ca­men­te no tie­nen impac­to en sus intere­ses eco­nó­mi­cos. Sólo los euro­peos van a sen­tir el sacu­dón. El apo­yo de Mer­kel al gol­pe de Esta­do de EEUU y la OTAN en Kiev y el asal­to mili­tar anti­de­mo­crá­ti­co en cur­so el este de Ucra­nia está dan­do lugar a un resur­gi­mien­to de las polí­ti­cas de con­fron­ta­ción de la Gue­rra Fría hacia Rusia, y enfren­ta el recha­zo de la mayo­ría de los pro­duc­to­res y expor­ta­do­res ale­ma­nes, así como el públi­co alemán.

Ita­lia: Cri­sis capi­ta­lis­ta y Sanciones

Ita­lia se ha que­da­do atas­ca­da en un lus­tro de pro­fun­da rece­sión y con­ti­núa a lo lar­go de 2014. Su PIB cayó un 0,2% en el segun­do tri­mes­tre, con lo que el PIB cae por deba­jo del nivel del año 2000!. Las san­cio­nes con­tra Rusia han cos­ta­do a Ita­lia más de mil millo­nes de euros en expor­ta­cio­nes per­di­das, gol­pean­do el nor­te de Ita­lia con más fuer­za y pro­vo­can­do la ira de la con­ser­va­do­ra Liga del Nor­te. Las gran­des empre­sas ita­lia­nas de ener­gía, con gran­des inver­sio­nes en Rusia, se enfren­tan a pér­di­das aún mayo­res. Los agri­cul­to­res ita­lia­nos, des­de Tos­ca­na a Sici­lia, están expe­ri­men­tan­do gran­des pér­di­das en las expor­ta­cio­nes agrí­co­las. En otras pala­bras, con las san­cio­nes, la eco­no­mía ita­lia­na cró­ni­ca­men­te enfer­ma ha per­di­do cual­quier posi­bi­li­dad de recu­pe­ra­ción y es pro­ba­ble que pase de la rece­sión a la depresión.

Fran­cia: del cre­ci­mien­to cero a la recesión

Fran­cia ha entra­do en un perío­do de regre­sión per­pe­tua: el des­em­pleo supera el 11%, el sub­em­pleo y el «tra­ba­jo de chan­gas» es un 20%… el PIB se sitúa en nive­les de rece­sión, entre cero y 0,5%… La aus­te­ri­dad, con recor­tes a gran esca­la en los pro­gra­mas socia­les y deduc­cio­nes fis­ca­les para las empre­sas, ha ero­sio­na­do el gas­to de con­su­mo sin aumen­tar la inver­sión capi­ta­lis­ta. Y las san­cio­nes de Oba­ma con­tra Rusia daña­rán aún más las expor­ta­cio­nes fran­ce­sas, espe­cial­men­te de sus sec­to­res agrí­co­las y fabri­can­tes de armas. Y el “super-mili­ta­ris­ta-socia­lis­ta” pre­si­den­te Hollan­de ha ero­sio­na­do la balan­za de pagos y los pro­ble­mas pre­su­pues­ta­rios de Fran­cia median­te el envío de la fuer­za aérea y tro­pas de tie­rra a inter­ve­nir en tres continentes.
Esto ha hecho que más del 82% de los votan­tes fran­ce­ses eli­gie­sen par­ti­dos alter­na­ti­vos, lle­van­do a la delan­te­ra al par­ti­do de dere­cha nacio­na­lis­ta Fren­te Nacional.

El “Patio tra­se­ro de Euro­pa”: Espa­ña, Gre­cia y Portugal

Pro­fun­da­men­te ente­rra­dos en una depre­sión de una déca­da en la que el des­em­pleo osci­la entre el 26% en Gre­cia y en Espa­ña al 16% en Por­tu­gal, las con­tra-san­cio­nes de Rusia han afec­ta­do seve­ra­men­te los sec­to­res de expor­ta­ción agrí­co­la, hacien­do que se pudran en los cam­pos mon­ta­ñas de uvas, toma­tes y otros pro­duc­tos pere­ce­de­ros. Tone­la­das de pro­duc­tos del sur de Euro­pa van a ter­mi­nar como com­po­ta. Dece­nas de miles de agri­cul­to­res se enfren­tan a pro­ble­mas aún mayo­res y más se verán for­za­dos a la quie­bra debi­do a los dic­ta­dos de Washington.

Los agri­cul­to­res espa­ño­les podrían per­der 158 millo­nes de euros por las san­cio­nes con­tra su fru­ta fres­ca y fru­tos secos, el 22% de sus expor­ta­cio­nes tota­les a los paí­ses no comu­ni­ta­rios. Los agri­cul­to­res grie­gos per­de­rán 107 millo­nes de euros, el 41% de las expor­ta­cio­nes a paí­ses no comu­ni­ta­rios. Los expor­ta­do­res de car­nes espa­ño­las per­de­rán 111 millo­nes de euros o el 13% de sus mer­ca­dos fue­ra de la UE.

La Unión Euro­pea les ofre­ce muy poco ali­vio para lo que nece­si­tan los miles de agri­cul­to­res pues­tos en apu­ros por las medi­das de Oba­ma. Mien­tras tan­to, Rusia abre mer­ca­dos alter­na­ti­vos en Amé­ri­ca Lati­na, y la UE ha envia­do sus emi­sa­rios al extran­je­ro para pedir a los gobier­nos lati­no­ame­ri­ca­nos que recha­cen las mul­ti­mi­llo­na­rias ofer­tas de agro-nego­cios con Rusia y que se sumen a las san­cio­nes de Esta­dos Uni­dos y la UE. Has­ta el momen­to, todos los paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na han recha­za­do la ofen­si­va de “seduc­ción” de la UE. El Pre­si­den­te Correa de Ecua­dor dijo con des­pre­cio hacia la UE: «No tene­mos que pedir per­mi­so a nadie para expor­tar a nacio­nes ami­gas. Por lo que yo sé, Amé­ri­ca Lati­na no es par­te de la Unión Euro­pea «. Egip­to y Tur­quía están inter­vi­nien­do para reem­pla­zar a los agri­cul­to­res de Euro­pa y los EE.UU. median­te la expor­ta­ción de sus pro­duc­tos agrí­co­las a Rusia.

Hun­gría, Bul­ga­ria, Polo­nia, Fin­lan­dia, Litua­nia, Dina­mar­ca y los Paí­ses Bajos

El pre­si­den­te de Hun­gría, Vik­tor Orban, pro­tes­ta por las san­cio­nes y ame­na­za con rom­per filas, mien­tras Buda­pest cal­cu­la las pér­di­das en sus expor­ta­cio­nes y la ame­na­za que son para un país enr­gé­ti­ca­men­te depen­dien­te. El com­pla­cien­te pre­si­den­te de Bul­ga­ria cedió a la pre­sión de Bru­se­las y rene­gó de un acuer­do de $ 40 mil millo­nes de dóla­res por un gaso­duc­to fir­ma­do entre Rusia y los empre­sa­rios búl­ga­ros pre­ci­pi­tan­do una cri­sis ban­ca­ria y el colap­so de su segun­do mayor ban­co – Cor­bank. Los depó­si­tos de cien­tos de miles de búl­ga­ros han sido inmo­vi­li­za­dos o sim­ple­men­te des­apa­re­cie­ron. Así Bru­se­las sodo­mi­za a los búl­ga­ros con la ban­ca­rro­ta de sus pro­pios bancos.

Fin­lan­dia, antes el “niño para la foto” de los ideó­lo­gos de la «ter­ce­ra vía», se encuen­tra en una depre­sión a lar­go pla­zo. Su eco­no­mía se ha redu­ci­do duran­te los últi­mos 4 años con­se­cu­ti­vos e inclu­so los opti­mis­tas del régi­men esti­man que nece­si­ta­rán 10 años para recu­pe­rar­se. El pri­mer minis­tro fin­lan­dés, Alex Stubbs, un ideó­lo­go del libre mer­ca­do, es un fir­me par­ti­da­rio de las san­cio­nes con­tra Rusia, aun­que esto cor­ta­rá drás­ti­ca­men­te las expor­ta­cio­nes agrí­co­las (pro­duc­tos lác­teos, car­ne, pes­ca­do, etc.). Stubbs defien­de su capi­tu­la­ción catas­tró­fi­ca ante la toma del poder de la OTAN en Kiev pro­cla­man­do que «nues­tros prin­ci­pios (sic) no están a la ven­ta; cree­mos en las ins­ti­tu­cio­nes inter­na­cio­na­les; cree­mos en el Esta­do de Derecho «.

Fin­lan­dia, en vir­tud de su pre­si­den­te «res­pe­tuo­so de la ley», per­de­rá al menos 253 millo­nes de euros este año, el 68% de sus expor­ta­cio­nes a los paí­ses no comu­ni­ta­rios. En otras pala­bras, esta mario­ne­ta polí­ti­ca ha sacri­fi­ca­do el bien­es­tar de cien­tos de miles de pro­duc­to­res de leche en Fin­lan­dia para apo­yar un régi­men impues­to por la OTAN en Kiev, que ha esta­do envian­do uni­da­des de neo-nazis para matar com­ba­tien­tes de la resis­ten­cia y civi­les en Ucrania.

Los mil millo­nes de dóla­res del comer­cio de expor­ta­ción agrí­co­la de Polo­nia hacia Rusia des­apa­re­cen, lle­van­do a Var­so­via a men­di­gar a Washing­ton y Bru­se­las por sub­si­dios de emer­gen­cia y supli­can­do a los nor­te­ame­ri­ca­nos que “coman man­za­nas pola­cas”. Los fru­ti­cul­to­res pola­cos per­de­rán 317 millo­nes de euros en ven­tas, el 61% de sus expor­ta­cio­nes a los paí­ses no comu­ni­ta­rios. Sus expor­ta­do­res de car­ne per­de­rán 162 millo­nes de euros, un 20% de su comer­cio con los paí­ses no comu­ni­ta­rios. Los pro­duc­to­res de leche van a per­der 142 millo­nes de euros, el 32% de las expor­ta­cio­nes a paí­ses no comunitarios.

Los pola­cos, que en todo momen­to han asu­mi­do la pos­tu­ra rusó­fo­ba más reac­cio­na­ria y esta­ban pro­fun­da­men­te impli­ca­dos en la orga­ni­za­ción y capa­ci­ta­ción de las ban­das neo-fas­cis­tas que derro­ca­ron al gobierno elec­to de Ucra­nia, aho­ra están empu­jan­do carri­tos por las calles de Var­so­via ven­dien­do man­za­nas y sal­chi­chas, en lugar de estar pro­ve­yen­do las gón­do­las de los super­mer­ca­dos de Rusia – y que­ján­do­se de los neo­yor­qui­nos, que debe­rían dejar de lado sus pro­pias man­za­nas para que las pola­cas tomen el relevo.

Litua­nia per­de­rá 308 millo­nes de euros en expor­ta­cio­nes de fru­tas fres­cas a Rusia, el 81% de sus expor­ta­cio­nes a los paí­ses no comu­ni­ta­rios; los pro­duc­to­res de leche van a per­der 161 millo­nes de euros en ven­tas, el 74% de las expor­ta­cio­nes fue­ra de la UE. Dina­mar­ca y Holan­da per­de­rán más de 800 millo­nes de euros en agro-expor­ta­cio­nes a Rusia ‑pro­fun­di­zan­do su recesión.

Con­clu­sión

Mien­tras que el pre­si­den­te Oba­ma, el esta­fa­dor siem­pre per­sua­si­vo de Washing­ton, ha “pene­tra­do” a los líde­res de la UE empu­jan­do más aún a sus eco­no­mías hacia la rece­sión, para poder poner en mar­cha una nue­va Gue­rra Fría con Rusia, los EEUU se hun­de más pro­fun­da­men­te en los enfren­ta­mien­tos mili­ta­res en Irak, Ucra­nia y Siria. Oba­ma pare­ce haber per­di­do el con­trol sobre los pro­gra­mas de ayu­da mili­tar en medio del caos: los alia­dos sio­nis­tas de Netan­yahu en el Con­gre­so de EEUU logra­ron que la Casa Blan­ca y la can­ci­lle­ría apro­ba­sen envíos adi­cio­na­les de armas del Pen­tá­gono a Israel, debi­li­tan­do todo posi­ble freno de la admi­nis­tra­ción sobre el geno­ci­dio israe­lí en cur­so en Gaza.

Japón se une a las san­cio­nes de EEUU y la UE con­tra Rusia exa­cer­ban­do su pro­pia cri­sis eco­nó­mi­ca: en 2014 Japón expe­ri­men­tó su peor con­trac­ción des­de 2009, con una caí­da de 7,1% en el segun­do tri­mes­tre. El cada vez más impo­pu­lar pri­mer minis­tro japo­nés Abe se ha com­pro­me­ti­do a una esca­la­da de rear­me. Más polí­ti­cos japo­ne­ses visi­tan el San­tua­rio de Yasu­ku­ni, el tem­plo mili­ta­ris­ta que hon­ra a sus cri­mi­na­les de gue­rra, en un des­per­tar de los recuer­dos horri­bles de las víc­ti­mas de Japón Impe­rial. Hay enfren­ta­mien­tos japo­ne­ses cada vez más beli­co­sos con Chi­na sobre algu­nos mon­to­nes de rocas en dispu­ta en el Mar Meri­dio­nal de Chi­na… Mien­tras aumen­ta el papel de Japón como pivo­te mili­tar de Oba­ma en Asia, la eco­no­mía japo­ne­sa se hunde.

Nin­gún país euro­peo pue­de bene­fi­ciar­se abra­zan­do al régi­men fra­ca­sa­do en Kiev… La mone­da de Ucra­nia está en caí­da libre – se coti­za peor que el papel higié­ni­co sucio. Sus prin­ci­pa­les indus­trias, total­men­te depen­dien­tes del comer­cio con Rusia, están en quie­bra o han sido bom­bar­dea­das por el régi­men del gol­pe de la OTAN en Kiev. Sus expor­ta­cio­nes agrí­co­las están devas­ta­das. Mien­tras tan­to, se acon­se­ja a las fami­lias ucra­nia­nas a cor­tar su pro­pia made­ra o cavar bus­can­do su pro­pio car­bón, en pre­vi­sión de un invierno total­men­te ais­la­do del gas de Rusia, por­que los oli­gar­cas en Kiev no han sido capa­ces o no están dis­pues­tos a pagar la enor­me deu­da de ener­gía. Por su fir­me apo­yo a este régi­men en ban­ca­rro­ta, gober­na­do por un «oli­gar­ca mul­ti­mi­llo­na­rio» en Kiev, por la defen­sa de los «prin­ci­pios» al modo del pre­si­den­te fin­lan­dés Stubbs, un millón de agri­cul­to­res euro­peos ente­rra­rán sus pro­pias man­za­nas, ver­te­rán su pro­pia leche en las calles y tira­rán sus uvas, naran­jas y toma­tes podri­dos… Y esto es así para que sus líde­res, Oba­ma, Came­ron, Mer­kel y Hollan­de pue­dan defen­der sus ver­da­de­ros «prin­ci­pios» de expan­sión terri­to­rial, exten­dien­do sus ope­ra­cio­nes mili­ta­res has­ta las fron­te­ras con Rusia y hablan­do como gue­rre­ros, mien­tras lle­van a la des­truc­ción de las eco­no­mías pro­duc­ti­vas en sus paí­ses, a la quie­bra de sus agri­cul­to­res y fabri­can­tes, lle­van­do a más millo­nes al des­em­pleo y pro­fun­di­zan­do el sufri­mien­to de la recesión.

Ucra­nia se uni­rá a una cre­cien­te lis­ta de paí­ses, Libia, Egip­to, Siria, Irak, Afga­nis­tán, Pakis­tán, Soma­lia y Yemen, que Washing­ton y la OTAN han «sal­va­do» (para­fra­sean­do a un gene­ral esta­dou­ni­den­se)… destruyéndolos.

Una vez más la polí­ti­ca de cons­truc­ción del impe­rio diri­gi­da por el ejér­ci­to de Esta­dos Uni­dos tira aba­jo el desa­rro­llo eco­nó­mi­co: las gue­rras ani­qui­la­do­ras y las san­cio­nes des­tru­yen mer­ca­dos via­bles y empo­bre­cen a sec­to­res ente­ros de la eco­no­mía. La impo­si­ción de san­cio­nes en el extran­je­ro invi­ta a las repre­sa­lias, el efec­to boo­me­rang para­li­za a los pro­duc­to­res nacio­na­les. Al hun­dir­se el comer­cio mun­dial y la inver­sión, el estan­ca­mien­to interno tam­bién se con­vier­te en endé­mi­co, las rece­sio­nes se pro­fun­di­zan y la recu­pe­ra­ción se con­vier­te en una qui­me­ra leja­na. La pren­sa finan­cie­ra, el “Wall Street Jour­nal” y “The Finan­cial Times”, que se han con­ver­ti­do en megá­fo­nos de los seño­res occi­den­ta­les de la gue­rra, ya no publi­ca­rán loas al libre mer­ca­do sino aren­gas vio­len­tas gri­tan­do por gue­rra y san­cio­nes… que cerra­rán los mer­ca­dos y des­trui­rán la con­fian­za de los inversores.

Sodo­mi­za­dos por Oba­ma, los lame­bo­tas euro­peos en ban­ca­rro­ta pasa­rán la gorra del mendigo.

Ita­lia se enfren­ta a la reali­dad de una déca­da de estancamiento.

La eco­no­mía de Por­tu­gal colap­sa y se arrastra.

Las fábri­cas ale­ma­nas de maqui­na­rias se paralizan.

Los “prin­ci­pios” de Fin­lan­dia vol­ve­rán como un malo­lien­te boo­me­rang marrón.

Ingla­te­rra se con­vier­te en una ciu­dad-esta­do de ban­cos para el blan­queo de dine­ro, don­de un ter­cio de sus niños viven en la pobreza.

Polo­nia se con­su­me sí mis­ma, ebria de armas y man­za­nas podridas.

En una pala­bra, some­tién­do­se a la doc­tri­na de Washing­ton de la gue­rra per­ma­nen­te, Euro­pa esqui­va el úni­co camino por el que pue­de salir de la cri­sis per­ma­nen­te: la coexis­ten­cia pací­fi­ca. Los mega-sodo­mi­tas de Washing­ton y los lame­bo­tas de Euro­pa han ele­gi­do las san­cio­nes antes que el comer­cio y la des­truc­ción antes que la pros­pe­ri­dad. Están pagan­do un pre­cio: el males­tar interno, la pér­di­da de los mer­ca­dos a favor de las eco­no­mías emer­gen­tes y el caos cre­cien­te como la for­ma de vida en Euro­pa occidental.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Artícu­lo ori­gi­nal: http://​petras​.lahai​ne​.org/​?​p​=​1​999 – Tra­duc­ción revi­sa­da por La Haine

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.