Issam Kha­wa­ja, diri­gen­te jor­dano : “La Resis­ten­cia Pales­ti­na ha impe­di­do que Israel cum­pla sus objetivos”

Dr. Isaam y Bassel Ismael Salam - FPLP

por Yeni­sei Gar­cía y Gra­cie­la Ramí­rez, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, La Haba­na, 24/​08/​2014 /​Fotos: Héc­tor Planes/

Entre­vis­ta Dr. Issam Kha­wa­ja, Segun­do Secre­ta­rio del Par­ti­do Popu­lar de Jor­da­nia y Pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Médi­cos jor­da­nos y palestinos.

-Dr. comén­te­nos acer­ca de la posi­ción de su par­ti­do en la situa­ción actual del con­flic­to israelo-palestino.

En pri­mer lugar pien­so que vale la pena expli­car, las carac­te­rís­ti­cas de nues­tro par­ti­do, una orga­ni­za­ción que fue fun­da­da en noviem­bre el año 1990, es la con­ti­nua­ción del Fren­te Popu­lar de Libe­ra­ción de Pales­ti­na en Jor­da­nia. El pro­yec­to polí­ti­co del par­ti­do cons­ta de dos ele­men­tos prin­ci­pa­les, el pri­me­ro es un pro­gra­ma que tie­ne que ver con la situa­ción jor­da­na inter­na, en todos los aspec­tos polí­ti­cos, socia­les, la vida demo­crá­ti­ca y parlamentaria.

Por las carac­te­rís­ti­cas demo­grá­fi­cas de la socie­dad jor­da­na, don­de el 69 por cien­to es de ori­gen pales­tino o refu­gia­dos pales­ti­nos, el com­po­nen­te de la cau­sa pales­ti­na es un ele­men­to de la situa­ción inter­na jor­da­na. Cuan­do se habla de Pales­ti­na y todos los pro­ble­mas que enfren­ta, no hablas del pue­blo jor­dano sino de un pue­blo her­mano que tie­ne víncu­los pales­ti­nos, que tie­nen fami­lia­res en un terri­to­rio ocu­pa­do, casi la tota­li­dad de las fami­lias pales­ti­nas en Jor­da­nia tie­nen la otra mitad en Palestina.

Esto es lo que le da esa pecu­lia­ri­dad a nues­tro par­ti­do que pro­yec­ta en su pro­gra­ma polí­ti­co el tema pales­tino como eje prin­ci­pal, don­de se deman­da el dere­cho de retorno, la auto­de­ter­mi­na­ción, la cons­ti­tu­ción del Esta­do Pales­tino con su capi­tal en Jerusalén.

En cuan­to a las pro­yec­cio­nes sobre Jor­da­nia, nues­tro pro­yec­to es esta­ble­cer un gobierno demo­crá­ti­co, patrió­ti­co, anti­im­pe­ria­lis­ta y anti­sio­nis­ta, que abo­ga por la uni­dad ára­be y por la cons­truc­ción de un socia­lis­mo que res­pon­da a los intere­ses de los pue­blos de la región, a nivel estra­té­gi­co anhe­la­mos una gran patria ára­be uni­da, como lo soña­ron los gran­des patrio­tas en Lati­noa­mé­ri­ca, en ese sen­ti­do la cons­truc­ción y con­so­li­da­ción del Alba es un gran ejem­plo y estí­mu­lo del camino a seguir.

Por nues­tra orien­ta­ción polí­ti­ca e ideo­ló­gi­ca, tra­ba­ja­mos estre­cha­men­te vin­cu­la­dos a la cau­sa pales­ti­na, con los refu­gia­dos y en apo­yo a nues­tro pue­blo ocu­pa­do en Cis­jor­da­nia y en la Fran­ja de Gaza, y a los que están en el terri­to­rio ocu­pa­do por Israel des­de 1948. Ese terri­to­rio no lo reco­no­ce­mos como israe­lí, ese es un terri­to­rio pales­tino usur­pa­do lla­ma­do ile­gal­men­te Israel. Nues­tras for­mas de lucha están enmar­ca­das en el terreno polí­ti­co demo­crá­ti­co pro­pa­gan­dís­ti­co, tene­mos rela­cio­nes con una diver­si­dad de orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas de izquier­da fun­da­men­tal­men­te en los paí­ses ára­bes, en el Líbano, Siria, Irak, Egip­to y el res­to del mun­do ára­be des­de Arge­lia has­ta Omán y abo­ga­mos, reite­ro, por una uni­dad entre todas las fuer­zas polí­ti­cas que coin­ci­den con la visión sobre los pro­yec­tos polí­ti­co para lograr el fin de la ocu­pa­ción de Israel a Palestina.

Si no tie­ne en su miri­lla a Pales­ti­na para aca­bar con la ocu­pa­ción sio­nis­ta, pone­mos una gran signo de inte­rro­ga­ción, por­que la brú­ju­la siem­pre debe ir hacia el mis­mo lugar. Todos debe­mos estar com­pro­me­ti­dos por resol­ver la cau­sa jus­ta de Palestina.

-En estos momen­tos dele­ga­cio­nes de Pales­ti­na e Israel se encuen­tran en medio de una tre­gua don­de se espe­ra un diá­lo­go ¿Cuál pue­de ser el futu­ro de estas con­ver­sa­cio­nes tenien­do en cuen­ta que muchas de las deman­das de la lis­ta Pales­ti­na son las mis­ma que vie­nen exi­gién­do­se por más de 50 años?

Qui­sie­ra dete­ner­me en los ante­ce­den­tes de esta dele­ga­ción uni­da de Pales­ti­na, algo que es real­men­te his­tó­ri­co. Cuan­do se for­ma el gobierno de recon­ci­lia­ción nacio­nal pales­tino, a nues­tro jui­cio era una uni­dad frá­gil, no era una uni­dad sóli­da, por­que real­men­te lo que lle­vó a su crea­ción fue una situa­ción de pre­sión que se ejer­ció cuan­do la Auto­ri­dad Nacio­nal Pales­ti­na no obtu­vo éxi­to en las nego­cia­cio­nes con Israel con aus­pi­cio norteamericano.

La ANP se vio en una situa­ción débil, al mis­mo tiem­po Hamas por su vin­cu­la­ción con la Her­man­dad Musul­ma­na en Gaza, tam­bién se debi­li­tó por los suce­sos de Egip­to. La eli­mi­na­ción de la Her­man­dad Musul­ma­na del poder y el fra­ca­so del plan de la Her­man­dad Musul­ma­na en Siria con­tra el gobierno de Bashar Al Assad y con­tra el ejér­ci­to sirio. Qatar que finan­cia­ba y apo­ya­ba polí­ti­ca­men­te al pro­yec­to de la Her­man­dad Musul­ma­na fue des­pla­za­da por Ara­bia Sau­di­ta y Tur­quía que tam­bién lo apo­ya­ba, comen­zó a tener pro­yec­tos inter­nos, enton­ces, Hamas se ve en una situa­ción crí­ti­ca des­fa­vo­ra­ble. Por lo tan­to la situa­ción de hecho obli­gó a ambas par­tes, Hamas y la ANP, cau­san­tes de la divi­sión del año 2007, a bus­car una recon­ci­lia­ción de uni­dad, úni­ca for­ma que pue­de ayu­dar a salir de esta situa­ción difí­cil. Noso­tros siem­pre abo­ga­mos por la unión y había­mos lla­ma­do mucho antes para que esta uni­dad se con­for­ma­ra y desa­rro­lla­ra poco a poco y fue­ra una uni­dad más cada día más fuer­te y sólida.

En este momen­to esa uni­dad es un peli­gro para Israel, cual­quier pro­ce­so uni­ta­rio en el seno pales­tino es para Israel un ver­da­de­ro peli­gro y ese es el moti­vo prin­ci­pal por el cual Israel comen­zó a tra­ba­jar para frac­tu­rar esa uni­dad, con el obje­ti­vo de man­te­ner la sepa­ra­ción entre Gaza y Cis­jor­da­nia. Israel dise­ñó una cam­pa­ña pro­pa­gan­dís­ti­ca con­tra la ANP y con­tra Hamas muy agre­si­va, pero en reali­dad era con­tra todas las organizaciones.

Ellos prin­ci­pal­men­te per­si­guen a los mili­tan­tes de Hamas del Yihad Islá­mi­co por­que son las orga­ni­za­cio­nes que tra­ba­jan para desa­rro­llar una resis­ten­cia con­tra la ocu­pa­ción, tie­nen una línea polí­ti­ca fir­me, bien definida.

Duran­te esa cam­pa­ña de per­se­cu­ción ase­si­na­ron a 40 pales­ti­nos, encar­ce­la­ron a otros 1200, inclu­so miem­bros del Con­se­jo Legis­la­ti­vo y no encon­tra­ron nada ele­men­tal, nin­gu­na evi­den­cia, esta cam­pa­ña fue jus­ti­fi­ca­da con la des­apa­ri­ción de 3 israe­líes, ellos dicen que son ado­les­cen­tes pero se ha docu­men­ta­do que 2 de ellos eran sol­da­dos, Hamas nun­ca se adju­di­có el hecho. Apro­ve­cha­ron el momen­to para hacer esa cam­pa­ña, al no lograr resul­ta­dos impor­tan­tes se exten­die­ron hacia Gaza. Es el ejér­ci­to de ocu­pa­ción israe­lí el que comien­za la agre­sión. Pri­me­ro ase­si­na­ron a varios acti­vis­tas de los bra­zos arma­dos, y toda­vía la resis­ten­cia no había rea­li­za­do nin­gu­na acción armada.

La pri­me­ra res­pues­ta de Gaza para la docu­men­ta­ción his­tó­ri­ca ha sido de bra­zos arma­dos de la izquier­da pales­ti­na, la Bri­ga­da del Fren­te Popu­lar de Abú Alí Mus­ta­fá lan­zó 12 cohe­tes con­tra posi­cio­nes del ejér­ci­to israe­líes, fue enton­ces cuan­do Israel aumen­tó las agre­sio­nes y se incor­po­ra­ron al Fren­te Popu­lar el res­to de las orga­ni­za­cio­nes pales­ti­nas, hablo de esto no para enfo­car divi­sio­nes, sino para dar a cono­cer la ver­dad his­tó­ri­ca que ha lle­va­do a una uni­dad polí­ti­co mili­tar mucho más sóli­da y coor­di­na­da, y nun­ca antes con­se­gui­da en el seno palestino.

Esto dio lugar a que cuan­do comen­zó el pro­ce­so de diá­lo­go, al plan­tear­se la pri­me­ra tre­gua pro­pues­ta por Egip­to, la resis­ten­cia inme­dia­ta­men­te recha­zó la pro­pues­ta por­que no res­pon­día a las exi­gen­cias y mar­có líneas rojas de cual­quier nego­cia­ción rela­cio­na­da con la tre­gua posterior.

En ese momen­to los israe­líes se vie­ron pre­sio­na­dos por­que a pesar de que la resis­ten­cia está blo­quea­da y bom­bar­dea­da, recha­zó la tre­gua, lo cual mar­có a la resis­ten­cia en una posi­ción favorable.

Por esto Israel se vio obli­ga­do a lan­zar una inva­sión terres­tre, ante el temor a su fra­ca­so como en otras oca­sio­nes, argu­men­ta­ron que su obje­ti­vo eran los túne­les en los lími­tes de la fron­te­ra de Gaza.

La ofen­si­va terres­tre demos­tró que los com­ba­tien­tes de la resis­ten­cia están muy bien pre­pa­ra­dos y comen­za­ron a cau­sar bajas en las tro­pas éli­tes del gobierno de Israel. Ellos reco­no­cie­ron alre­de­dor de 70 muer­tos entre ofi­cia­les y sol­da­dos, y fuen­tes israe­líes han dado a cono­cer que hay más de 1400 heridos.

Esa resis­ten­cia que le cau­só bajas en esa con­fron­ta­ción pro­vo­có una situa­ción difí­cil para Israel ya que no pudo ni ter­mi­nar la agre­sión, ni tener triun­fos polí­ti­cos; enton­ces se abre el mue­vo pro­ce­so de nego­cia­ción, des­pués de 2 tre­guas, ambas vio­la­das por Israel.

La dele­ga­ción pales­ti­na es uni­da, no es de una orga­ni­za­ción en sí, sino de toda la resis­ten­cia, por eso se le lla­ma en los medios de difu­sión masi­va: Dele­ga­ción de Pales­ti­na Uni­da, con una posi­ción muy fir­me que ha pues­to sobre la mesa una serie de deman­das con un pun­to esen­cial: parar la agre­sión y levan­tar el blo­queo. Hay otras exi­gen­cias como el puer­to marí­ti­mo y aéreo, el dere­cho de los pes­ca­do­res a nave­gar has­ta 12 millas, la recons­truc­ción de Gaza, entre otras que se han veni­do nego­cian­do por más de 50 años.

Israel en estas nego­cia­cio­nes exi­ge des­ar­mar a la resis­ten­cia e impe­dir que se arme nue­va­men­te. Si exis­tie­ra una aper­tu­ra en los pun­tos fron­te­ri­zos todo lo que entre al terri­to­rio debe­rá ser con­tro­la­do y auto­ri­za­do por el ejér­ci­to de ocupación.

Es posi­ble que la resis­ten­cia acep­te algu­nas de las posi­cio­nes Israe­líes, pero real­men­te para la resis­ten­cia el tema del desar­me, el dere­cho a la lucha arma­da no es un pun­to para dis­cu­tir, no es nego­cia­ble y exis­te un con­sen­so entre los dife­ren­tes gru­pos que inte­gran la delegación.

Creo que la pro­lon­ga­ción de la tre­gua por cin­co días más es una señal de fuer­za de la dele­ga­ción. La reali­dad dice que no todas las deman­das de la resis­ten­cia pue­dan lograr­se pero las cir­cuns­tan­cias son muy favo­ra­bles para alcan­zar lo esen­cial, y al pare­cer el pun­to fron­te­ri­zo de Ara­fat será un tema pen­dien­te a resol­ver­se entre la par­te pales­ti­na y Egip­to de una for­ma independiente.

-¿Enton­ces usted con­si­de­ra que Israel nece­si­ta­ba tam­bién la tregua?

Mien­tras los gru­pos pales­ti­nos se unie­ron, Israel sufrió una frac­tu­ra. El gabi­ne­te, duran­te la últi­ma tre­gua, no esta­ba ente­ra­do de deci­sio­nes de la dele­ga­ción israe­lí con res­pec­to a la exten­sión de la tre­gua, se ente­ra­ron a tra­vés de la prensa.

Al pare­cer Netan­yahu no que­ría lle­var esto al gabi­ne­te por­que hay quie­nes no acep­ta­ban esta deci­sión, que­rían más agre­sión. Pero él y muchos otros gene­ra­les israe­líes se die­ron cuen­ta de que era nece­sa­rio la tre­gua, por­que la con­fron­ta­ción va a favor de la resis­ten­cia y la opi­nión públi­ca mun­dial también.

Israel no logró sus obje­ti­vos con todo el daño que ha cau­sa­do y lle­ga­ron a la con­clu­sión que si siguen con los mis­mos méto­dos lo úni­co que logra­rán es des­en­mas­ca­rar­se más y que­dar ante la his­to­ria como cri­mi­na­les de guerra.

El otro aspec­to de frac­tu­ras den­tro de la direc­ción mili­tar, polí­ti­ca sio­nis­ta, fue­ron los colo­nos que no acep­ta­ron regre­sar a los asen­ta­mien­tos a pesar de las pro­me­sas de segu­ri­dad y pro­tec­ción. Solo se logró con­ven­cer a los israe­líes de que esta­rían pro­te­gi­dos en las pri­me­ras sema­nas de la inter­ven­ción, por­que silen­cia­ban los efec­tos sobre su pro­pio ejér­ci­to, pero la ver­dad no se pue­de ocul­tar lo que ha pro­vo­ca­do mucha des­con­fian­za a todos los niveles.

Tam­bién un juez de Tel Aviv abrió una inves­ti­ga­ción por­que han lle­ga­do a la con­clu­sión de que exis­ten erro­res en la toma de deci­sio­nes polí­ti­cas y militares.

La reper­cu­sión de esta agre­sión ha retor­na­do al inte­rior de Israel pro­du­cien­do varios pro­ble­mas y seña­lan­do sus pun­tos débiles.

-A que res­pon­de el geno­ci­dio de Israel sobre Gaza, cuál es el obje­ti­vo de masa­crar civiles?

Hay muchos ele­men­tos que demues­tran el geno­ci­dio y los crí­me­nes de gue­rra, todos pre­me­di­ta­dos con­tra el pue­blo pales­tino; de ase­si­nar niños, ata­car hos­pi­ta­les, escue­las y refu­gios, inclu­so de Nacio­nes Uni­das, del cual Israel fue adver­ti­do 17 veces de su exis­ten­cia y aún así fue atacado.

Bom­bar­dea­ron un mer­ca­do y cuan­do lle­ga­ron los equi­pos de res­ca­te vol­vie­ron a bom­bar­dear repe­ti­da­men­te ¡quie­ren pro­du­cir muer­tes! Los gene­ra­les israe­líes han habla­do sin eufe­mis­mos, quie­ren pro­du­cir el dolor en todos los rin­co­nes de Gaza, y que en cada sec­tor se sien­ta una dosis de muer­te y des­truc­ción, esto coin­ci­de con lo que dijo el líder his­tó­ri­co de la Revo­lu­ción Cuba­na, Fidel Cas­tro, sobre el nue­vo fas­cis­mo que está prac­ti­can­do Israel.

Ese nue­vo fas­cis­mo sem­bra­do por el colo­nia­lis­mo bri­tá­ni­co a prin­ci­pios del siglo pasa­do, esti­mu­la­do por todas las fuer­zas impe­ria­lis­tas y colo­nia­lis­tas euro­peas, aho­ra es fun­da­men­tal­men­te impul­sa­do por Esta­dos Uni­dos, la prác­ti­ca lo está demostrando.

-En esta agre­sión se ha podi­do cons­ta­tar el uso por par­te de Israel de armas prohi­bi­das inter­na­cio­nal­men­te, qué nos pue­de decir al respecto.

Es muy impor­tan­te men­cio­nar este tema por­que el ejér­ci­to sio­nis­ta ha usa­do tres tipos de arma­men­to leta­les, y esto no lo han infor­ma­do los pales­ti­nos sino un gru­po de volun­ta­rios norue­gos que esta­ban aten­dien­do a los heri­dos y tam­bién la Agen­cia Euro­pea de Dere­chos Humanos.

Uti­li­za­ron explo­si­vos de metal iner­te den­so (DIME por sus siglas en inglés) que pro­vo­ca un peque­ño agu­je­ro en el cuer­po pero su ele­men­to prin­ci­pal es el tungs­teno, una sus­tan­cia que pro­du­ce una des­truc­ción masi­va de todos los teji­dos inter­nos cau­san­do seve­ras hemo­rra­gias insal­va­bles. Así lo des­cri­bie­ron los médi­cos norue­gos, que al reci­bir a los pacien­tes bus­ca­ban heri­das capa­ces de ofre­cer una expli­ca­ción a la hipo­vo­le­mia (shock hemo­rrá­gi­co) y a las bajas ten­sio­nes arte­ria­les, los pacien­tes se le iban de las manos, pero cuan­do efec­tua­ban las autop­sias encon­tra­ban teji­dos ente­ros destrozados.

La otra arma uti­li­za­da ha sido el gas Sarín, que per­te­ne­ce al gru­po de los insec­ti­ci­das que su ele­men­to prin­ci­pal es orga­no­fos­fo­ra­do Es un com­pues­to que pro­du­ce obs­truc­ción de las vías res­pi­ra­to­rias y lle­va a la muer­te por fal­ta de oxí­geno, úni­ca­men­te son sal­va­bles si se lle­ga a tiem­po a cui­da­dos inten­si­vos y las con­di­cio­nes de los hos­pi­ta­les en Gaza no tie­nen esa capa­ci­dad, ade­más en el lap­so de tiem­po que se des­cu­bren los casos y se tras­la­dan, los afec­ta­dos pier­den la vida.

El ter­cer arma­men­to es el Fós­fo­ro Blan­co que se pre­ci­pi­ta en la tie­rra o en cual­quier obje­to y cuan­do hace con­tac­to con el cuer­po, inclu­so des­pués de dos días, pro­du­ce que­ma­du­ras y des­truc­ción de la piel y del teji­do inte­rior lle­gan­do has­ta los huesos.

Enton­ces esta­mos hablan­do de un neo­fas­cis­mo, esta­mos hablan­do de cri­mi­na­les. Nun­ca se pue­de espe­rar que una per­so­na pue­da actuar de la mane­ra que han actua­do en Gaza.

Hay mucha docu­men­ta­ción, muchos tes­ti­mo­nios que deben ser uti­li­za­dos para lle­var a estos cri­mi­na­les a las cor­tes inter­na­cio­na­les de justicia.

-¿Se ha con­si­de­ra­do que estas armas pue­dan dejar secue­las a lar­go plazo?

Al igual que suce­dió en Irak hay con­se­cuen­cias del uso de algu­nos arma­men­tos, como el ura­nio empo­bre­ci­do que se apli­ca­ron en Irak y las con­se­cuen­cias comen­za­ron a des­cu­brir­se tiem­po des­pués. En Gaza en estos momen­tos no se pue­de hacer este tipo de esti­ma­ción por las con­di­cio­nes exis­ten­tes, hay que con­ti­nuar obser­van­do en esta­do de per­ma­nen­te aler­ta, para detec­tar las secue­las que irán apareciendo.

Hay otras for­mas de pro­vo­car efec­tos a lar­go pla­zo, por ejem­plo con la des­truc­ción de la tie­rra útil para la agri­cul­tu­ra, de infra­es­truc­tu­ras de alcan­ta­ri­lla­do, con la limi­ta­ción de la elec­tri­ci­dad, se pue­den pro­vo­car muchas enfermedades.

Como con­tra­par­ti­da de esta bar­ba­rie, me gus­ta­ría seña­lar algo que los medios casi nun­ca resal­tan y es la gran capa­ci­dad de coope­ra­ción den­tro del pue­blo pales­tino; se han for­ma­do miles de volun­ta­rios que repar­ten ali­men­tos, agua, ofre­cen sopor­te psi­co­ló­gi­co a los niños, lo cual ha ayu­da­do a que las fami­lias pue­dan resistir.

-¿Cómo lle­ga la ayu­da huma­ni­ta­ria al pue­blo palestino?

Los días de tre­gua faci­li­ta la entra­da de ayu­da, pero en los días de agre­sión las per­so­nas tie­nen que vivir de lo que han podi­do sumi­nis­trar­se, hay muchas per­so­nas que han reco­lec­ta­do dona­cio­nes den­tro del mis­mo pue­blo y las com­par­ten para lograr subsistir.

Esta­mos hablan­do de una socie­dad don­de el nivel de coope­ra­ción y soli­da­ri­dad inter­na se ha for­ta­le­ci­do, hay muchas fami­lias que han aco­gi­do en su casa a per­so­nas que han que­da­do des­am­pa­ra­das, a pesar de que en muchos de los casos no los conocen.

Esta soli­da­ri­dad inter­na ayu­dó a for­ta­le­cer la resis­ten­cia palestina.

-Amnis­tía inter­na­cio­nal emi­tió un comu­ni­ca­do públi­co con fecha del 7 de agos­to en el que el repre­sen­tan­te del orga­nis­mo en la zona denun­cia­ba que las ambu­lan­cias fue­ron obje­ti­vos de los bom­bar­deos, expli­ca­ba el tex­to que éstas esta­ban per­fec­ta­men­te iden­ti­fi­ca­das y que no exis­tían dudas de que se tra­ta­ban de vehícu­los con heri­dos o en bus­ca de ellos, men­cio­na­ba casos de cho­fe­res de ambu­lan­cias ase­si­na­dos y otros heridos.

Aquí hay un aspec­to impor­tan­te y es que Amnis­tía inter­na­cio­nal está denun­cian­do como cri­men de gue­rra estos actos, que como usted decía con ante­rio­ri­dad son pre­me­di­ta­dos, hay muchos tes­ti­mo­nios que mani­fies­tan los bom­bar­deos con­ti­nuos a los que fue­ron some­ti­dos mien­tras inten­ta­ban tras­la­dar heri­dos, muchos de ellos falle­cie­ron por la impo­si­bi­li­dad de lle­gar a los cen­tros asis­ten­cia­les. Pudie­ra comen­tar­nos al respecto.

Se ha docu­men­ta­do el ase­si­na­to de 26 res­ca­tis­tas y cho­fe­res de ambu­lan­cias y 85 heri­dos. Israel ha des­trui­do 5 hos­pi­ta­les, 25 cen­tros de aten­ción médi­ca y dece­nas de escue­las. Han bom­bar­dea­do terre­nos sem­bra­dos, casas, mez­qui­tas, igle­sias, has­ta los cemen­te­rios, por­que dicen que de allí salían los cohe­tes, tam­bién cen­tros de Defen­sa Civil don­de exis­ten los equi­pa­mien­tos de res­ca­te para los que que­dan atra­pa­dos por los escombros.

Se cono­ce que muchas per­so­nas han muer­to atra­pa­das por per­ma­ne­cer varios días deba­jo de las ruinas.

Han sido eli­mi­na­das más de 73 fami­lias com­ple­tas, la agre­sión se ha lle­va­do a cabo en toda Gaza, como decía antes, ellos quie­ren pro­du­cir el dolor por doquier. Tam­bién arra­sa­ron 6 barrios, las cifras hablan por sí solas. Más de 10 mil casas des­trui­das total­men­te y 40 mil par­cial y gra­ve­men­te afec­ta­das, más de 2 mil civi­les muer­tos, 10 mil heri­dos, la can­ti­dad de niños falle­ci­dos supera los 500…y dicen ellos que son efec­tos cola­te­ra­les. No hay argu­men­to que pue­da resis­tir tan­ta men­ti­ra, esto no son efec­tos cola­te­ra­les, esta es una masa­cre sobre el pue­blo palestino.

Cuan­do ame­na­za­ban con bom­bar­dear las vivien­das, duran­te los pri­me­ros días de la agre­sión, las per­so­nas salían hacia los techos en vez de eva­cuar­se, y des­de allí desa­fia­ban los ata­ques… Israel los mató a todos.

El Minis­tro de defen­sa israe­lí, Moshé­Yaa­lon, dijo:“Hay que que­mar la con­cien­cia pales­ti­na para que nin­guno ten­ga la con­vic­ción de que pue­de ven­cer o enfren­tar­se al ejér­ci­to israe­lí. Hay que arro­di­llar­los en su for­ma de pen­sar”. Esto dio un resul­ta­do con­tra­rio, cada vez el pue­blo está más dis­pues­to a morir.

Hay muchos tes­ti­mo­nios de pales­ti­nos ente­rran­do a sus hijos, sus padres, sus her­ma­nos ase­si­na­dos. Cuan­do salen de los fune­ra­les expre­san: No acep­ta­mos la ren­di­ción, si no se cum­ple con las deman­das de la resis­ten­cia que nos maten a todos. Pre­fe­ri­mos morir a con­ti­nuar esta agonía.

Esta es la cuar­ta agre­sión del gobierno de Israel en menos de 5 años, si los pales­ti­nos acep­tan las con­di­cio­nes sio­nis­tas en poco tiem­po vol­ve­rán a ata­car. - O vivi­mos con dig­ni­dad o que nos maten- Esa es la voz de toda la pobla­ción de Gaza.

Es un enfren­ta­mien­to heroi­co, el de un pue­blo deci­di­do a vivir y a luchar, aun­que pague lo que ten­ga que pagar, en este caso una agre­sión fas­cis­ta cri­mi­nal, don­de se demos­tra­rá que el que tie­ne dere­cho pue­de más que el que tie­ne la fuer­za de destrucción.

.

-En este con­flic­to han sur­gi­do varios acto­res exter­nos que han desem­pe­ña­do un papel impor­tan­te. Cómo valo­ra el rol de los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les, la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y Esta­dos Unidos.

El papel de Esta­dos Uni­dos real­men­te ha sido bochor­no­so, ha hecho de cóm­pli­ce de mane­ra pre­me­di­ta­da. Des­de la Segun­da Gue­rra Mun­dial es el fun­da­men­tal sopor­te del pro­yec­to sio­nis­ta en todos los aspec­tos. Esta­dos Uni­dos vetó en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU todos los pro­yec­tos de reso­lu­cio­nes que con­de­na­ban a Israel y que podían devol­ver­le a Pales­ti­na par­te de sus derechos.

Han man­te­ni­do un apo­yo finan­cie­ro perió­di­co has­ta este momen­to, en cir­cuns­tan­cia de nece­si­dad aumen­tan sus ayu­das sobre todo en lo mili­tar que es de los apor­tes más gran­des a un país fue­ra de su territorio.

Duran­te la actual agre­sión el Con­gre­so de EEUU apro­bó por mayo­ría, por más de 280 votos, el finan­cia­mien­to de la cúpu­la de hie­rro por un valor apro­xi­ma­do de 622 millo­nes de dóla­res, y auto­ri­za­ron al ejér­ci­to israe­lí a uti­li­zar la reser­va de muni­cio­nes que tie­ne el Pen­tá­gono den­tro de Israel, muni­cio­nes que según ellos están des­ti­na­das a las tro­pas nor­te­ame­ri­ca­nas en Euro­pa. Duran­te este mes las decla­ra­cio­nes de Barack Oba­ma, Jhon Kerry y sus voce­ros han jus­ti­fi­ca­do que Israel tie­ne dere­cho a defen­der­se, ¡adu­cien­do que Israel es el agre­di­do! La com­pli­ci­dad y el cinis­mo son tan cri­mi­na­les como sus bombas.

En cuan­to a la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das his­tó­ri­ca­men­te no ha juga­do un papel que favo­rez­ca la cau­sa pales­ti­na, empe­zan­do por el año 1947 cuan­do tomó la deci­sión de par­ti­ción de terri­to­rio pales­tino con la Reso­lu­ción 181. La ONU entre­gó, con el lamen­ta­ble con­sen­so de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, más del 50 por cien­to del terri­to­rio que hoy lla­man esta­do de Israel y per­te­ne­cía por dere­cho e his­to­ria al pue­blo pales­tino. Noso­tros los pales­ti­nos recha­za­mos esa Reso­lu­ción por­que se nos qui­tó la mitad de nues­tro territorio.

Des­pués todas las reso­lu­cio­nes de la ONU que otor­ga­ban algún dere­cho al pue­blo pales­tino han sido veta­das y bur­la­das por Esta­dos Uni­dos e Israel, ellos pre­sio­na­ron y garan­ti­za­ron que no se cum­plie­ran. Con esta últi­ma agre­sión, Nacio­nes Uni­das man­tie­ne la mis­ma polí­ti­ca. Por un lado los lamen­tos y por el otro no impo­nen san­cio­nes fuer­tes que deten­gan la masa­cre de Israel el esta­do ocu­pan­te. Ban Ki-Moon no ha lla­ma­do las cosas por su nom­bre y con­ti­núa mane­jan­do el tema como si fue­ran dos par­tes que están dispu­tan­do algo que pue­de ser del uno o del otro. La ONU emi­tió solo una decla­ra­ción que se dice que es la más enér­gi­ca, pero real­men­te no han hecho lo que corres­pon­de. Se están come­tien­do crí­me­nes de gue­rra. Es sufi­cien­te para lle­var a Israel a una Cor­te Inter­na­cio­nal e impo­ner las san­cio­nes nece­sa­rias. No es que lo esté pidien­do Pales­ti­na, son cri­mi­na­les y hay que decla­rar­los como tal. El Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU debe apli­car lo esti­pu­la­do en el capí­tu­lo VII, que obli­ga por la fuer­za a cum­plir con las Reso­lu­cio­nes, todos los pro­yec­tos que han podi­do con­de­nar a Israel son veta­dos por EEUU y eso los hace cóm­pli­ces de la masa­cre y la ocupación.

Otro aspec­to es que hay muchos paí­ses que a pesar de sus posi­cio­nes impe­ria­lis­tas se han mani­fes­ta­do en con­tra de la agre­sión por­que ya es dema­sia­do evi­den­te. Hay cosas tan cru­das que no se pue­den ocul­tar, pero tam­po­co han toma­do accio­nes nece­sa­rias como cor­tar rela­cio­nes o reti­rar a sus emba­ja­do­res, los úni­cos que han actua­do de mane­ra cons­cien­te con una posi­ción enér­gi­ca y de lo que nos sen­ti­mos muy orgu­llo­sos son los paí­ses lati­no­ame­ri­ca­nos, empe­zan­do por Cuba que his­tó­ri­ca­men­te ha mani­fes­ta­do su soli­da­ri­dad con Pales­ti­na y hace muchos años rom­pió rela­cio­nes con Israel, tam­bién Vene­zue­la, Boli­via, Ecua­dor, El Sal­va­dor, Argen­ti­na, Uru­guay, Chi­le, Nica­ra­gua y Brasil.

Yo digo que hay que men­cio­nar­los a todos por­que sus man­da­ta­rios han hecho mucho y mere­cen, y tie­nen el dere­cho al reco­no­ci­mien­to por sus posi­cio­nes soli­da­rias y fir­mes con nues­tro pueblo.

Lati­noa­mé­ri­ca no solo ha hecho decla­ra­cio­nes públi­cas con­tun­den­tes, sino que ha envia­do ayu­da, no aho­ra que esta­mos en medio de una agre­sión, tam­bién hemos reci­bi­do ayu­da a lar­go pla­zo, por ejem­plo: el otor­ga­mien­to de becas para el futu­ro palestino.

Es impor­tan­te tener en cuen­ta la revi­ta­li­za­ción de la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal a nivel de pue­blo. Siem­pre Pales­ti­na con­tó con el apo­yo de los pue­blos y los movi­mien­tos de libe­ra­ción nacio­nal, pero aho­ra hay movi­li­za­cio­nes impor­tan­tes en nacio­nes don­de his­tó­ri­ca­men­te sus gobier­nos apo­yan a Israel, como en Gran Bre­ta­ña, en Fran­cia, inclu­so en los pro­pios Esta­dos Uni­dos. Hubo un levan­ta­mien­to popu­lar sig­ni­fi­ca­ti­vo a favor de la cau­sa pales­ti­na, una cau­sa que meses ante­rio­res esta­ba olvidada.

Aho­ra esta resis­ten­cia, uni­dad y soli­da­ri­dad han devuel­to el tema pales­tino a un pri­mer plano. Israel siem­pre ha dicho- Los vie­jos mue­ren y los hijos o nue­vas gene­ra­cio­nes se olvi­dan- Sin embar­go ocu­rre lo con­tra­rio, esta cau­sa está más arrai­ga­da que nun­ca en la men­te y en el cora­zón de las nue­vas gene­ra­cio­nes, se tra­ta de una lucha his­tó­ri­ca por­que cuan­do fal­te quien difun­da esta cau­sa, la cau­sa mue­re y en este caso hay todo un pue­blo que la lle­va en su con­vic­ción, los que están fue­ra de su tie­rra y los que están en ella, los pales­ti­nos se afe­rran a defen­der su patria, es una iden­ti­dad de lucha y nun­ca se pue­de decir que un cam­bio de nacio­na­li­dad o ciu­da­da­nía borra el ori­gen. Eso es par­te de nues­tra cultura.

La soli­da­ri­dad pue­de bajar su nivel en algu­nas oca­sio­nes pero lo per­ma­nen­te es que la cau­sa sigue viva den­tro de los pales­ti­nos, algo que los israe­líes tra­tan de arran­car pero no han logrado.

Esta­mos segu­ros de que el futu­ro de la con­fron­ta­ción va a ser el retorno del pue­blo a su tie­rra y la sali­da de la ocupación.

-Nos gus­ta­ría que usted como médi­co pedia­tra nos comen­ta­ra sobre la situa­ción que enfren­tan los niños, muchos de ellos con ampu­tacio­nes y tras­tor­nos psicológicos.

La infan­cia y los ado­les­cen­tes pales­ti­nos están sufrien­do todos los tipos de trau­mas duran­te las agre­sio­nes a las que hemos sido some­ti­dos. Tras­tor­nos por pér­di­das brus­cas de sus seres que­ri­dos, madres padres, ami­gos, her­ma­nos, muchos han que­da­do solos sin que nadie pue­da ocu­par­se de su atención.

El daño psi­co­ló­gi­co pro­vo­ca­do a cien­tos de miles de niños, tes­ti­gos de la masa­cre, que han vis­to morir a sus padres y her­ma­nos, que des­pier­tan de este en horror en la sala de un modes­to hos­pi­tal que tam­bién es bom­bar­dea­do, con sus peque­ños miem­bros ampu­tados. El daño es terri­ble e imper­do­na­ble. Han sufri­do el trau­ma de ver sus casas y escue­las des­tro­za­das fren­te a ellos. Hay que ima­gi­nar­se lo que sig­ni­fi­ca ver morir a tus padres fren­te a tus ojos en con­di­cio­nes muy dolo­ro­sas. Eso no es par­te del desa­rro­llo nor­mal de un niño, es muy traumatizante.

Hay niños de la ante­rior agre­sión que se los ve fren­te a las cáma­ras cuan­do los entre­vis­tan dan­do decla­ra­cio­nes como adul­tos y uno los ve y pien­sa, que bien se expre­sa, que madu­rez; pero eso es solo el resul­ta­do del trau­ma y el dolor.

Son niños que nece­si­tan jugar y no vivir eva­dien­do bom­bar­deos y ente­rran­do mártires.

Eso sig­ni­fi­ca no pasar por un desa­rro­llo psi­co­mo­tor ade­cua­do, cuan­do se cor­tan fases y no se va de mane­ra esca­lo­na­da el desa­rro­llo de la per­so­na­li­dad y psi­co­ló­gi­co pro­du­ce trau­mas severos.

Los niños que sufren ampu­tacio­nes de sus miem­bros o sen­ti­dos, allí en Gaza se pue­den encon­trar todo tipo de tras­tor­nos y para supe­rar­lo se nece­si­ta mucho tra­ba­jo espe­cia­li­za­do para evi­tar la pre­sen­cia de secue­las o lo míni­mo de ellas.

Los gru­pos de volun­ta­rios mode­ran estos efec­tos tra­tan­do de pro­du­cir la risa, el entre­te­ni­mien­to y el jue­go pero a cien­cia cier­ta no se sabe cómo se desa­rro­lla­rán estos trau­mas en el futu­ro, es difí­cil por­que ade­más de la volun­tad se requie­ren muchos recursos.

Las per­so­nas son capa­ces de desa­rro­llar la resis­ten­cia y adap­tar­se a situa­cio­nes muy difí­ci­les, yo per­so­nal­men­te recuer­do la gue­rra de los 6 días en junio de 1967. Tenía 6 años, la viví y nun­ca la olvi­do. Tam­bién viví la del 68 y des­pués la del 70, a veces esa dure­za de la vida te mar­ca y te lle­va al for­ta­le­ci­mien­to de la personalidad.

El trau­ma exis­te como tam­bién se desa­rro­lla cier­ta inmu­ni­dad lo que ayu­da a sopor­tar mayor estrés. Esto quie­re decir que esta gen­te está más pre­pa­ra­da para resis­tir situa­cio­nes mayo­res que per­so­nas que no han sufri­do tanto.

Uno ve a los niños en los cam­pa­men­tos des­cal­zos y con mucha esca­sez y son exce­len­tes en la escue­la y tie­nen men­tes muy creativas.

Los trau­mas no solo son de los niños, los adul­tos tie­nen que enfren­tar­se tam­bién a cir­cuns­tan­cias difí­ci­les tras per­der a sus pare­jas y con­ti­nuar ade­lan­te con la edu­ca­ción de sus hijos. Sobran las razo­nes para con­de­nar a estos cri­mi­na­les hoy, antes de maña­na, para que paguen por todo lo que han hecho.

-Dr Kha­wa­ja nos comen­ta de sus víncu­los con Cuba.

Mi víncu­lo con Cuba comien­za cuan­do tenía 17 años, cuan­do tuve la opor­tu­ni­dad de venir a estu­diar medi­ci­na por una beca y pasé 12 años. Hice la espe­cia­li­dad en Pedia­tría y des­pués reali­cé un post-gra­do de Cui­da­dos Inten­si­vos Pediá­tri­cos. He esta­do por casi todos los rin­co­nes de la isla, conoz­co a Cuba des­de el cam­po has­ta la ciu­dad, conoz­co a su pue­blo y siem­pre he dicho que Cuba es mi segun­da patria. Me ha aco­gi­do al igual que a otros com­pa­ñe­ros y nos han tra­ta­do como sus hijos, nun­ca hemos sen­ti­do dife­ren­cias, al con­tra­rio, en muchas oca­sio­nes hemos sen­ti­do que a noso­tros nos daban privilegios.

A los pro­fe­so­res, amis­ta­des, cono­ci­dos yo les debo mi for­ma­ción pro­fe­sio­nal. Aquí tam­bién me pre­pa­ré para enfren­tar la vida como ser humano, como un ser soli­da­rio; que uno tie­ne que dar sin espe­rar nada a cam­bio. Eso para mí ha teni­do mucha influen­cia en mi prác­ti­ca. Yo con­ti­núo ejer­cien­do la medi­ci­na como si estu­vie­ra en Cuba, tra­ba­jo en salud públi­ca, no pue­do tra­ba­jar en el sec­tor pri­va­do, no con­ci­bo aten­der un pacien­te y des­pués cobrar. A veces yo le pro­vo­co car­ga de tra­ba­jo a mis com­pa­ñe­ros, por­que cuan­do envían casos de otros cen­tros pri­va­dos por­que no tie­nen como pagar, yo los reci­bo, aun­que las camas estén lle­nas o las con­di­cio­nes no estén crea­das. Ese es nues­tro deber.

Yo me sien­to endeu­da­do con Cuba, y mi deu­da es impa­ga­ble; como dijo Fidel sobre la deu­da externa.

Des­de el año 1976, cuan­do se gra­duó el pri­mer gru­po de médi­cos, y has­ta la fecha se han gra­dua­do en las dife­ren­tes espe­cia­li­da­des de la salud más de 1000 ára­bes con una alta cali­dad en su for­ma­ción y profesionalidad.

Nun­ca será sufi­cien­te nues­tro agra­de­ci­mien­to a la Revo­lu­ción cuba­na por su apo­yo al pue­blo palestino.

-Duran­te esta agre­sión falle­ció pro­duc­to de los bom­bar­deos su cole­ga y ami­go Anas Abu Kas ¿Cómo ha sen­ti­do esa muerte?

A pesar de que estu­dia­mos dife­ren­tes espe­cia­li­da­des siem­pre con­si­de­ra­mos que el pro­yec­to de un com­ba­tien­te es un pro­yec­to de todos. A nues­tro com­pa­ñe­ro y cole­ga Anas Abu Kas lo ase­si­na­ron en ple­ni­tud de su vida.

En el año 1982 cuan­do la inva­sión de Israel al Líbano con­tra la resis­ten­cia pales­ti­na, el 95 por cien­to de los estu­dian­tes pales­ti­nos que estu­dia­ban en Cuba aban­do­na­ron los estu­dios y fue­ron al Líbano, yo estu­ve entre ellos, tenía­mos mucha disposición.

Noso­tros per­di­mos un com­pa­ñe­ro en aquel enton­ces, en esta oca­sión hemos per­di­do a Anas que estu­dió far­ma­co­lo­gía y fue para Gaza a ser­vir a su pue­blo. El per­dió en el 2012 a sus padres y aho­ra pier­de la vida dejan­do a dos hijos peque­ños, es muy dolo­ro­so por­que en ese momen­to Anas ejer­cía una pro­fe­sión civil, no esta­ba en posi­ción de com­ba­te y fue obje­ti­vo de las bombas.

Para noso­tros cons­ti­tu­ye una gran pér­di­da, pero al mis­mo tiem­po es una fuen­te de fuer­za para seguir ade­lan­te, con la con­vic­ción de que la mane­ra de res­pon­der a estos crí­me­nes es con más for­ma­ción, más médi­cos, más far­ma­céu­ti­cos, más inge­nie­ros, más abo­ga­dos y más com­ba­tien­tes. Es una gue­rra glo­bal no solo en lo mili­tar sino en la posi­bi­li­dad de desa­rro­llar una socie­dad en toda su dimen­sión, tal como un pue­blo tie­ne dere­cho. Hon­rar la memo­ria de Anas es com­pro­me­ter­nos más en todos los sentidos.

-La cau­sa pales­ti­na no está ais­la­da como quie­re Israel y esa resis­ten­cia es par­te de un eje ára­be regio­nal, ¿nos pue­de ampliar al respecto?

La resis­ten­cia pales­ti­na no está ais­la­da del eje del área y es un com­po­nen­te muy influ­yen­te den­tro de las fuer­zas pro­gre­sis­tas del mun­do ára­be, por­que está en la van­guar­dia de los enfren­ta­mien­tos. Esto no se mide por cuán­to se tie­ne de armas, es afe­rrar­se al derecho.

El hecho de que los enemi­gos quie­ran doble­gar al pue­blo pales­tino y este se man­ten­ga fir­me da fuer­zas para con­ti­nuar la lucha en todos los sentidos.

Nues­tra pro­yec­ción polí­ti­ca e ideo­ló­gi­ca es que debe haber solo un país ára­be uni­do, por­que nos une la his­to­ria, la len­gua, recur­sos y has­ta la reli­gión, exis­ten todos los fac­to­res para una uni­dad igual que en Amé­ri­ca Latina.

Esta pro­yec­ción nece­si­ta tiem­po, pero su fac­tor esen­cial es la cau­sa pales­ti­na que es la cen­tral. Todos coin­ci­den en ello, la ban­de­ra pales­ti­na es la ban­de­ra pan­ára­be, es la que uni­fi­ca a todos los pue­blos de la región.

28/​08/​2014 Des­de Jordania.

En cuan­to a la tre­gua acor­da­da hay que valo­rar varios ele­men­tos:
1- Alto al fue­go bila­te­ral y gene­ral a par­tir de las 19:00 horas del
día 26 de agos­to del 2014.
2- Inme­dia­ta aper­tu­ra de los pasos fron­te­ri­zos entre Gaza e “Israel”,
para garan­ti­zar la rápi­da entra­da de las ayu­das huma­ni­ta­rias y de
res­ca­te y los mate­ria­les nece­sa­rios para la reconstrucción.
3- Pes­ca en pro­fun­di­dad de 6 millas de mar.
4- con­ti­nuar las nego­cia­cio­nes indi­rec­tas en rela­ción con los otros
asun­tos duran­te un mes de fija­do el alto al fuego.

Cuan­do ana­li­za­mos los pun­tos acor­da­dos tene­mos que eva­luar­los tenien­do en cuen­ta todas las cir­cuns­tan­cias y los efec­tos direc­tos y cola­te­ra­les que han resul­ta­dos en ambos par­tes (el agre­sor sio­nis­ta y la resis­ten­cia pales­ti­na), en base de esto diré lo siguiente:
– Triun­fo de la resis­ten­cia pales­ti­na por­que Israel no logró ninguno
de sus obje­ti­vos polí­ti­cos y militares.
– La resis­ten­cia y el pue­blo pales­tino en Gaza que sufre direc­ta­men­te la agre­sión han logra­do la mayor uni­dad y cohe­sión jamás logra­da a lo lar­go de la con­fron­ta­ción con el sio­nis­mo e Israel.
– Las dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes pales­ti­nas de resis­ten­cia han logrado
la máxi­ma uni­dad polí­ti­co-mili­tar duran­te el enfren­ta­mien­to a la
agresión.
– La capa­ci­dad tác­ti­co-mili­tar y con­trol y man­do de la resis­ten­cia se
man­tu­vo intac­ta duran­te los 51 días de agre­sión feroz (más de 20 mil tone­la­das de explo­si­vos fue­ron lan­za­dos sobre la fran­ja de Gaza
equi­va­len a 5 bom­bas de las lan­za­das con­tra Hiroshi­ma por los
nor­te­ame­ri­cano duran­te la segun­da gue­rra mundial).
– La resis­ten­cia logró un alto al fue­go sin tocar su dere­cho a armar­se de nue­vo y anu­ló la prin­ci­pal deman­da israe­lí de desar­me de la resistencia.
– En el momen­to de lograr una for­ti­fi­ca­ción de la uni­dad político

mili­tar en la par­te Pales­ti­na, se ha mani­fes­ta­do un fractura
fran­ca en las filas y fren­te interno Israe­lí sea a nivel de mando
polí­ti­co, de gabi­ne­te, de opi­nión públi­ca y entre estos ele­men­tos de
for­ma ver­ti­cal y hori­zon­tal. Lo más pro­ba­ble es que la vida política
de Netan­yahu está para ter­mi­nar con un fra­ca­so vergonzoso.
– Es ver­dad que fue­ron obli­ga­dos a des­pla­zar­se más de medio millón de pales­ti­nos den­tro de la fran­ja de GAZA, pero más del 70% de los colo­nos que vivían en los asen­ta­mien­tos de la ori­lla de Gaza con pro­fun­di­dad de 5 – 7 Kiló­me­tros se han ido para las gran­des ciu­da­des y casi todos des­con­fían de su ejér­ci­to y de su capa­ci­dad en garan­ti­zar­le la segu­ri­dad si regre­san a los asentamientos.
– Lo más impor­tan­te es que la resis­ten­cia Pales­ti­na ha logrado
ins­tau­rar nue­vas reglas estra­té­gi­cas don­de pudo arras­trar al ejército
de ocu­pa­ción a una con­fron­ta­ción de des­gas­te que duró 51 días .. que es la “gue­rra” más lar­ga de la his­to­ria del esta­do de Israel… y con quién?? con una resis­ten­cia sitia­da, en un terreno muy redu­ci­do (362 km cua­dra­dos) .. es la volun­tad y con­vic­ción en un dere­cho que jamás será renun­cia­do por nues­tro pueblo.
– Netan­yahu tuvo que men­tir y men­tir y repe­tir la men­ti­ra en su
con­fe­ren­cia de pren­sa por­que era inca­paz de decir la ver­dad. Dijo
que Israel logró sus obje­ti­vos, pero lo que lo des­mien­te es la
opi­nión públi­ca israe­lí que está depri­mi­da y se sien­te inse­gu­ra más
que nun­ca por lo que vie­ne. Mien­tras que el pue­blo palestino
don­de quie­ra en Gaza y afue­ra cele­bró una vic­to­ria y resistencia
legen­da­ria, con la dis­po­si­ción de seguir.
– Esta con­tien­da ha entra­do en un alto al fue­go, pero la resistencia
se está pre­pa­ran­do ya para la pró­xi­ma con­fron­ta­ción. Es el destino
de nues­tro pueblo.
– Israel fue obli­ga­do a ir a nego­cia­cio­nes duras y acep­tar un alto al fue­go sin lograr sus obje­ti­vos polí­ti­co-mili­ta­res por el fac­tor RESISTENCIA Y UNIDAD Pales­ti­na, lo que no pudo lograr la vía nego­cia­do­ra a lo lar­go de 20 años des­de los acuer­dos de Oslo.
– Israel más que nun­ca está suje­ta a ser per­se­gui­da por las cor­tes de jus­ti­cia inter­na­cio­na­les por crí­me­nes de gue­rra y geno­ci­dio con­tra el pue­blo Pales­tino si la Auto­ri­dad Pales­ti­na apro­ve­cha el dere­cho que le otor­ga la ley inter­na­cio­nal para pre­sen­tar la docu­men­ta­ción necesaria.
– Este acuer­do a pesar de no con­te­ner todas las deman­das de la
resis­ten­cia pales­ti­na tam­po­co inclu­ye las prin­ci­pa­les demandas
israe­líes. Es decir un sta­tus de balan­ce entre fuer­za agre­so­ra con
todo el pode­río y sofis­ti­ca­ción mili­tar moder­na y resis­ten­cia popular
de gue­rri­lla sitia­da. Esto lo pode­mos resu­mir así:

El triun­fa­dor es quien ha impe­di­do al otro lograr sus objetivos
polí­ti­co-mili­ta­res. La resis­ten­cia ha impe­di­do al ejér­ci­to israelí
lograr sus obje­ti­vos y cau­só frac­tu­ras y reve­ló pun­tos frá­gi­les en su seno, es ganar la bata­lla por pun­tos, que cada vez son más en la balan­za Pales­ti­na y menos en la balan­za israe­lí . La irre­duc­ti­ble volun­tad del pue­blo pales­tino a resis­tir la ocu­pa­ción nos da la cer­te­za que la vic­to­ria será nuestra.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.