PNV y su mode­lo de ges­tión: suce­dió en Lemona

Igor Meltxor

(22.11.2011)
Bil­du des­cu­bre un txo­ko «clan­des­tino» en un pabe­llón muni­ci­pal de Lemoa

«Fui­mos a por un mate­rial que nos hacía fal­ta y fue enton­ces cuan­do nos per­ca­ta­mos de la exis­ten­cia de una entre­plan­ta de la que no tenía­mos noti­cia. Pre­gun­ta­mos a los tra­ba­ja­do­res y nos dije­ron que se había cons­trui­do pos­te­rior­men­te. Allí esta­ba una peque­ña ofi­ci­na, los ser­vi­cios y los ves­tua­rios de los com­po­nen­tes de la bri­ga­da, y cuál fue nues­tra sor­pre­sa cuan­do des­cu­bri­mos tras una puer­ta el txoko».
«Los tra­ba­ja­do­res de la bri­ga­da daban por hecho que noso­tros cono­cía­mos de su exis­ten­cia», «Es un txo­ko con todos los equi­pa­mien­tos necesarios.
Está de lujo y nos teme­mos que el dine­ro para poner esos elec­tro­do­més­ti­cos de gama alta en esa coci­na, la tele­vi­sión y el otro mobi­lia­rio auxi­liar ha sali­do de las arcas muni­ci­pa­les», comen­ta­ba la alca­le­de­sa de Bil­du, Saioa Elejabarrieta.
Tras el des­cu­bri­mien­to comen­za­ron las inda­ga­cio­nes para acla­rar la situa­ción del txo­ko «irre­gu­lar». Pri­me­ro acu­die­ron al secre­ta­rio-inter­ven­tor del Ayun­ta­mien­to, que les infor­mó de que no está escri­tu­ra­do por nadie, ade­más de que no hay prue­ba docu­men­tal algu­na de los metros cua­dra­dos que se han gana­do al pabe­llón de Wol­ko al cons­truir esa entreplanta.

(26.11.2011)
El PNV de Lemoa ofre­ce datos sobre el txo­ko «clan­des­tino» que gene­ran dudas

La Jun­ta Muni­ci­pal del PNV indi­ca que desean dar las expli­ca­cio­nes opor­tu­nas «y dejar de lado his­to­rias de ges­tión inapro­pia­da, secre­tis­mo e ile­ga­li­dad que quie­ren repro­char a los ante­rio­res ges­to­res del muni­ci­pio». Infor­man de que el txo­ko, que cali­fi­can como «lugar de reu­nión que dis­po­ne de coci­na», se cons­tru­yó cuan­do se adqui­rió el pabe­llón, en el man­da­to 1999 – 2003, «aten­dien­do el deseo de téc­ni­cos y el alcal­de», el jel­ki­de Miguel Arrai­bi, que lo que­rían para reci­bir a repre­sen­tan­tes de ins­ti­tu­cio­nes y empresas.
Cal­cu­lan que el equi­pa­mien­to de ese espa­cio fue de 7.000 euros. «El mobi­lia­rio ‑aña­den- y los elec­tro­do­més­ti­cos se adqui­rie­ron en pro­mo­cio­nes espe­cia­les, ofer­tas…». Con­fir­man que el txo­ko no está regis­tra­do, pues dicen que no es un esta­ble­ci­mien­to hos­te­le­ro, por lo que «su exis­ten­cia no es ilegal».
El local de Zubi­zi­ku «se ha uti­li­za­do prin­ci­pal­men­te para rea­li­zar encuen­tros de tra­ba­jo y reunio­nes», ade­más de para pre­pa­rar even­tos espe­cia­les como la Cabal­ga­ta de Reyes o la lle­ga­da de Olentzero.
“Se tra­ta de un lugar cono­ci­do por la mayo­ría de los veci­nos y veci­nas, este cen­tro de reunio­nes no supo­nía secre­to alguno; téc­ni­cos, per­so­nal del Ayun­ta­mien­to, repre­sen­tan­tes de empre­sas… han asis­ti­do algu­na vez y dece­nas de per­so­nas cono­cían su exis­ten­cia en Lemoa».

(24.7.2013)
Un ex alcal­de del PNV y seis emplea­dos cobra­ron casi 50.000 euros en die­tas de kilo­me­tra­je sin justificar

El ante­rior alcal­de de Lemoa, Javier Beo­bi­de (PNV), otro con­ce­jal peneu­vis­ta y cin­co tra­ba­ja­do­res del Ayun­ta­mien­to, ingre­sa­ron casi 50.000 euros en die­tas de kilo­me­tra­je sin nin­gu­na jus­ti­fi­ca­ción entre 2007 y 2011.

Las die­tas de kilo­me­tra­je se pasa­ban, según los datos del con­sis­to­rio, dos veces al año: en las mis­mas fechas en junio y diciem­bre con la úni­ca jus­ti­fi­ca­ción de “Die­ta de loco­mo­ción”, sin espe­ci­fi­car los des­pla­za­mien­tos. La can­ti­dad total abo­na­da es de 48.630 euros

La inves­ti­ga­ción inter­na ha detec­ta­do tam­bién que el con­sis­to­rio tenía, cuan­do gober­na­ba el PNV, un club de via­je, por el que se abo­na­ba cada año 800 euros, con el que se acce­de a des­cuen­tos en via­jes y del que se des­co­no­ce quien se bene­fi­ció de ello. La cuo­ta se dio de baja en junio de 2011, jus­to antes de la entra­da en el con­sis­to­rio de Bildu.

24.000 euros en bebi­das alcohó­li­cas” entre 2007 y 2011. El pago no era del con­su­mo en res­tau­ran­tes o bares sino com­pras direc­tas a “dife­ren­tes” mayo­ris­tas tan­to de vino como otro tipo de alcohol con casos de “bote­llas de vino a 163 euros”

6.000 euros en la tar­je­ta de cré­di­to que esta­ba a nom­bre del ante­rior alcal­de “en gas­tos no justificados”

Los 16.000 euros gas­ta­dos en puros (denun­cia­do en mayo 2013) se rea­li­za­ban por la maña­na en un estan­co de Bilbao

48.000 euros de gas­tos en res­tau­ran­tes de lujo de loca­li­da­des como Fuen­ma­yor en La Rioa, San Sebas­tián o Pamplona..

Gran­des gas­tos por el caso irre­gu­lar de la archivera
Al acce­der a la Alcal­día de Lemoa, Bil­du des­cu­brió irre­gu­la­ri­da­des en los con­tra­tos de una archi­ve­ra y una topó­gra­fa. En el segun­do de los casos, no esta­ba jus­ti­fi­ca­da la nece­si­dad de ese empleo fijo pero lo cier­to es que tra­ba­jó 13 años con un con­tra­to de obra o ser­vi­cio y al ser des­pe­di­da el Con­sis­to­rio tuvo que des­em­bol­sar 80.000 euros por una sen­ten­cia judicial.
El caso de la archi­ve­ra es, a jui­cio de la coa­li­ción, más san­gran­te. Entre 2002 y 2011 el Ayun­ta­mien­to tuvo con­tra­ta­da a esa per­so­na con un suel­do anual de 29.000 euros. Lo curio­so es que per­ci­bió «más de 280.000 euros pese a que casi nun­ca reali­zó su tra­ba­jo». «Como estu­vo con­tra­ta­da de for­ma irre­gu­lar, en la actua­li­dad man­tie­ne un plei­to con­tra el Ayun­ta­mien­to que cau­sa­rá un gas­to de miles de euros a Lemoa».
Bil­du denun­ció que, a raíz de las irre­gu­la­ri­da­des come­ti­das en ese pues­to, el archi­vo muni­ci­pal que­dó en un esta­do «deplo­ra­ble» tras años de ges­tión jel­tza­le. Al ser vital para el buen fun­cio­na­mien­to de la ins­ti­tu­ción local, el equi­po de Saioa Ele­ja­ba­rrie­ta ha teni­do que inver­tir muchas horas de tra­ba­jo y 85.000 euros «para que vuel­va a ser funcional».

Reac­cion PNV

“Reite­ra­mos que no es el esti­lo de ges­tión de EAJ-PNV el rea­li­za­do en Lemoa y vol­ve­mos a pedir dis­cul­pas a los lemoatarras”
El Biz­kai Buru Batzar de EAJ-PNV ha vuel­to a reite­rar que “no es el esti­lo de ges­tión de nues­tro Par­ti­do el rea­li­za­do en Lemoa, como lo hemos demos­tra­do duran­te muchos años en la mayo­ría de los ayun­ta­mien­tos de Biz­kaia basán­do­nos en la ges­tión trans­pa­ren­te, efi­caz y hon­ra­da, siem­pre enca­mi­na­da a lograr el mayor bien­es­tar de los habi­tan­tes de cada pue­blo del territorio”.

(29.5.2014)
Lemoa inves­ti­ga­rá posi­bles irre­gu­la­ri­da­des urbanísticas

Ave­ri­guar por qué la repar­ce­la­ción del sec­tor resi­den­cial San Igna­zio de Lemoa cos­tó 500.000 euros y por qué sien­do una obli­ga­ción de los pro­pie­ta­rios asu­mir su pago, el Con­sis­to­rio aun no ha recu­pe­ra­do lo gastado

Solo una empre­sa se pre­sen­ta­ra a la lici­ta­ción de la ges­tión inte­gral de este sec­tor residencial

No se entien­de qué lle­vo al incre­men­to en la cons­truc­ción de más de 30 vivien­das en el sue­lo resi­den­cial de Pozue­ta, que supe­ra­ban las pre­vis­tas en la licen­cia. “Son pro­yec­tos que están sin fina­li­zar por­que los pro­mo­to­res y cons­truc­to­res dicen que no tie­nen dine­ro y se van dejan­do deu­das con el Ayun­ta­mien­to, un pufo que ascien­de a 120.000 euros por par­te de la pro­mo­to­ra en cuestion

Denun­cian la cons­truc­ción de vivien­das jun­to a acti­vi­da­des indus­tria­les en fun­cio­na­mien­to,” a sabien­das de que los nue­vos veci­nos denun­cian al Ayun­ta­mien­to, que aho­ra tie­ne que hacer fren­te a indemnizaciones”

Unas sema­nas des­pués, tan­to PNV como PSOE vota­ron en con­tra de la pro­pues­ta para la crea­ción de una comi­sión espe­cial de urbanismo.

Has­ta aquí los datos y las denun­cias. Aho­ra es el turno de que cada uno de [email protected] saque sus pro­pias conclusiones

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.