Moham­med Deif y la razón de los éxi­tos de la Resis­ten­cia en Gaza

¿Pode­mos decir que Moham­med Deif es el Imad Mug­ni­yeh (jefe mili­tar de Hez­bo­lá muer­to en un aten­ta­do israe­lí) de Pales­ti­na? Ambos per­te­ne­cen a una mis­ma escue­la y han lucha­do con­tra un enemi­go común. Duran­te los últi­mos años, Deif ha pre­si­di­do los esfuer­zos para incre­men­tar sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te la for­ta­le­za mili­tar de la Resis­ten­cia e impo­ner nue­vas ecua­cio­nes en el con­flic­to con la enti­dad sionista.

La actua­ción de Deif ha demos­tra­do su capa­ci­dad de lide­raz­go para guiar a la Resis­ten­cia en una gran bata­lla con deter­mi­na­ción y un alto nivel de sofis­ti­ca­ción fren­te a un enemi­go arma­do con las armas más pode­ro­sas y que goza de recur­sos finan­cie­ros enor­mes gra­cias al apo­yo de EEUU. Bajo su lide­raz­go, la Resis­ten­cia ha demos­tra­do una alta capa­ci­dad en áreas como el man­do y con­trol, la inte­li­gen­cia y el mane­jo de misiles.

Hamas y otras fac­cio­nes de la Resis­ten­cia pales­ti­na han desa­rro­lla­do e impor­ta­do las tác­ti­cas y cono­ci­mien­tos de la expe­rien­cia liba­ne­sa con las modi­fi­ca­cio­nes que se corres­pon­den a las cir­cuns­tan­cias espe­cí­fi­cas de Gaza. Para ello han con­ta­do con espe­cia­lis­tas ira­níes, sirios y liba­ne­ses, que han con­tri­bui­do con sus cono­ci­mien­tos y con el envío de armas al desa­rro­llo de la capa­ci­dad mili­tar de los pales­ti­nos de Gaza. Varios ofi­cia­les de las fac­cio­nes de la Resis­ten­cia pales­ti­na han segui­do cur­sos en Irán y Siria o en el Líbano con Hez­bo­lá sobre los dife­ren­tes cam­pos de la cien­cia mili­tar, inclu­yen­do el mane­jo de misi­les, la inte­li­gen­cia, la gue­rra elec­tró­ni­ca y la crea­ción y man­te­ni­mien­to de una infra­es­truc­tu­ra en el mane­jo de las telecomunicaciones.

Todo este cono­ci­mien­to ha sido apli­ca­do en Gaza en el cam­po de bata­lla con­tra Israel y ha que­da­do plas­ma­do en los éxi­tos obte­ni­dos en el terreno de la pro­tec­ción de las comu­ni­ca­cio­nes, la lucha con­tra los tan­ques, el lan­za­mien­to inin­te­rrum­pi­do de misi­les etc.

Un tra­ba­jo muy impor­tan­te en Gaza, dado su carác­ter de isla rodea­da sin una pro­fun­di­dad estra­té­gi­ca en la reta­guar­dia es el de la logís­ti­ca, en espe­cial la impor­ta­ción de arma­men­to de con­tra­ban­do, la crea­ción de túne­les y refu­gios y todo lo nece­sa­rio para cons­truir una fuer­za mili­tar capaz de resis­tir una agresión.

La for­ma­ción reci­bi­da por los ofi­cia­les de la resis­ten­cia ha per­mi­ti­do a ésta fabri­car en la pro­pia Gaza cohe­tes, misi­les y par­tes de ellos tras lle­var a cabo cur­sos de for­ma­ción sobre estas armas. Esto ha con­tri­bui­do a crear una capa­ci­dad para lan­zar ata­ques con­tra Israel y lle­var a cabo una gue­rra de des­gas­te. De este modo, cabe enfa­ti­zar que la Resis­ten­cia en Gaza posee aho­ra sufi­cien­tes capa­ci­da­des para alcan­zar sus obje­ti­vos en esta gue­rra y en el futuro.

Los éxi­tos en Gaza han ele­va­do el caris­ma y la auto­ri­dad de Moham­med Deif entre todas las fac­cio­nes de la Resis­ten­cia. Esto ha lle­va­do tam­bién a que sean aho­ra los jefes mili­ta­res de las fac­cio­nes los que ten­gan la últi­ma pala­bra en la apro­ba­ción de un acuer­do de cese el fue­go, que debe­rá ser en todo caso bene­fi­cio­so para el pue­blo pales­tino y lle­var nece­sa­ria­men­te al levan­ta­mien­to del bloqueo.

Lo más impor­tan­te, por enci­ma de todo, es la volun­tad del pue­blo pales­tino de seguir luchan­do por sus dere­chos y con­tra la ocu­pa­ción y agre­sión israe­líes. Ella no pue­de ser que­bra­da por la cruel­dad, el sal­va­jis­mo y los crí­me­nes del régi­men israe­lí, como demues­tran las decla­ra­cio­nes de los pales­ti­nos a los medios des­de las rui­nas de sus casas en las que mani­fies­tan su volun­tad de sacri­fi­car sus vidas y todo lo que poseen en aras de la liber­tad y la dig­ni­dad. Estas esce­nas son simi­la­res a las que tuvie­ron lugar en el Líbano duran­te la Gue­rra de Julio de 2006.

Esta vez la Resis­ten­cia pales­ti­na es la que dic­ta las reglas del jue­go. Vere­mos muchos más esce­nas de crí­me­nes y atro­ci­da­des israe­líes, pero la Resis­ten­cia tie­ne aho­ra la lla­ve del cam­po de bata­lla. Ella no ha mos­tra­do aún toda su capa­ci­dad y reser­va varias sor­pre­sas como podrían ser la exis­ten­cia de misi­les más pesa­dos y con una mayor car­ga explo­si­va que no han sido uti­li­za­dos toda­vía y que podrían cau­sar enor­mes daños en las infra­es­truc­tu­ras y la eco­no­mía de la enti­dad sio­nis­ta. En la pró­xi­ma bata­lla no hay lugar para el temor o las vaci­la­cio­nes. Es la bata­lla de unos com­ba­tien­tes por la liber­tad hono­ra­bles, diri­gi­dos por Moham­med Deif, con­tra unos cri­mi­na­les que se empe­ñan inú­til­men­te en pro­se­guir con su plan de domi­nio colo­nial en Pales­ti­na y toda la región.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.