La Resis­ten­cia pales­ti­na no baja la guar­dia en Gaza

La pre­sen­cia de la pobla­ción en las calles de Gaza en el pri­mer día del cese el fue­go era bas­tan­te dis­cre­ta excep­to en los mer­ca­dos. Muchas per­so­nas lle­va­ban bol­sas y barras de pan. No se ve en las calles la pre­sen­cia de miem­bros de las orga­ni­za­cio­nes de la resis­ten­cia. Sin embar­go, ellos están allí.

Las orga­ni­za­cio­nes de la resis­ten­cia han adop­ta­do medi­das de segu­ri­dad para pro­te­ger las vidas de sus miem­bros y no con­fían en que las fuer­zas de ocu­pa­ción vayan a res­pe­tar la tre­gua, que han roto en dos oca­sio­nes antes ata­can­do a civiles.

En el nor­te de la Fran­ja de Gaza, repor­te­ros del perió­di­co Al Akh­bar se reu­nie­ron con Abu al Mumin, un jefe de la uni­dad de fran­co­ti­ra­do­res de las Bri­ga­das Al Qas­sam, la rama mili­tar de Hamas. Él ha esta­do ocul­to en una posi­ción cer­ca­na y recor­dó el ata­que lle­va­do a cabo por una uni­dad de las fuer­zas espe­cia­les de la Mari­na israe­lí, que ter­mi­nó en fra­ca­so en el mis­mo momen­to de lle­gar a la ori­lla cuan­do fra­co­ti­ra­do­res y fuer­zas de la Resis­ten­cia pales­ti­na abrie­ron fue­go con­tra ella, cau­sán­do­le al menos cua­tro heri­dos y obli­gán­do­la a huir.

Abu al Mumin dijo que no ha aban­do­na­do su posi­ción des­de hace un lar­go tiem­po y que él y sus com­pa­ñe­ros no han podi­do regre­sar toda­vía a sus hoga­res y com­pro­bar como se hallan sus fami­lias por­que tie­nen órde­nes estric­tas de man­te­ner su dis­po­si­ción mili­tar en sus pues­tos de com­ba­te has­ta que reci­ban nue­vas órde­nes del man­do y con­ti­nuar su vigi­lan­cia de los movi­mien­tos de las tro­pas israe­líes al otro lado de la fron­te­ra. Ellos seña­lan que res­pon­de­rán a cual­quier incur­sión terres­tre israe­lí duran­te el cese el fuego.

Con­tra­ria­men­te a lo que ha suce­di­do en las filas israe­líes, en esta gue­rra la tasa de muer­tos entre los com­ba­tien­tes pales­ti­nos ha sido mucho menor que en enfren­ta­mien­tos ante­rio­res debi­do a las medi­das de segu­ri­dad adop­ta­das. Esto pro­vo­có la rabia de los israe­líes que ata­ca­ron a civi­les al ser inca­pa­ces de loca­li­zar a los com­ba­tien­tes, que según miem­bros de la Bri­ga­da al Gola­ni actua­ban como “fan­tas­mas”.

La rama mili­tar del Yihad Islá­mi­co, las Bri­ga­das de Al Quds, anun­ció la muer­te de 60 de sus com­ba­tien­tes y así hicie­ron las Bri­ga­das de Al Qas­sam. Las Bri­ga­das de Al Quds seña­lan que sus com­ba­tien­tes mar­ti­ri­za­dos falle­cie­ron en los bom­bar­deos con­tra los civi­les y no como resul­ta­do de com­ba­tes con­tra el Ejér­ci­to israelí.

Los com­ba­tien­tes de las Bri­ga­das Al Qas­sam han seña­la­do que su futu­ra estra­te­gia depen­de­rá de “las aspi­ra­cio­nes de nues­tro pue­blo que no pode­mos igno­rar”. “El com­por­ta­mien­to del enemi­go deter­mi­na­rá el cur­so futu­ro de la bata­lla y sus resultados”.

Por su par­te, el sitio israe­lí Deb​ka​.com ha señal­do que Hamas ha sali­do de la gue­rra con la gran mayo­ría de su infra­es­truc­tu­ra mili­tar intac­ta y sus miem­bros cons­ti­tu­yen aho­ra “el núcleo de un futu­ro ejér­ci­to regu­lar palestino”.

“Sus com­ba­tien­tes son aho­ra, des­pués de la Ope­ra­ción Roca Sóli­da, una fuer­za acti­va de com­ba­te entre­na­da y con una gran popu­la­ri­dad entre la pobla­ción pales­ti­na, no sólo en Gaza sino tam­bién en Cis­jor­da­nia. Esto per­mi­ti­rá a Hamas nego­ciar con una car­ta mili­tar fuer­te sobre la mesa en El Cai­ro”, indicó.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.