La res­pon­sa­bi­li­dad de Maio Soa­res en la con­tra­re­vo­lu­ción del capi­tal- Miguel Urbano

Los tex­tos reu­ni­dos en el V Tomo de las Obras Esco­gi­das de de Alva­ro Cunhal *ilu­mi­nan acon­te­ci­mien­tos del ter­mino de la eta­pa crea­do­ra de la Revo­lu­ción Por­tu­gue­sa y el ini­cio de la con­tra revo­lu­ción que lle­vó al poder las fuer­zas polí­ti­cas con­tro­la­das por el gran capi­tal y el imperialismo.
La ocul­ta­ción de la His­tó­ria pro­fun­da en la mayo­ría de nues­tras uni­ver­si­da­des y escue­las secun­dá­rias fue un objec­ti­vo de suce­si­vos gobier­nos de derecha.

La lec­tu­ra de eses dis­cur­sos, inter­ven­cio­nes y entre­vis­tas del gran diri­gen­te del Par­ti­do Comu­nis­ta Por­tu­gués con­tri­bui­rá para que miles de jóve­nes rom­pan el telón de igno­ran­cia que ocul­ta hoy el 25 de Abril y medi­ten sobre las cir­cuns­tan­cias y los actos de los pro­ta­go­nis­tas de la mudan­za de rum­bo que fre­nó la revo­lu­ción demo­crá­ti­ca y nacio­nal y lle­vó Por­tu­gal a la actual cri­sis y a la situa­ción semi­co­lo­nial en que se encuentra.

La lucha de cla­se, que explo­tó en las jor­na­das en que se for­mó la alian­za Pue­blo-Movi­mien­to de las Fuer­zas Armadas(MFA) fue des­de enton­ces per­ma­nen­te, inten­si­fi­cán­do­se des­pués de la inten­to­na del 25 de Sep­tiem­bre de 1974 y de la derro­ta­da ten­ta­ti­va gol­pis­ta del 11 de mar­zo de 1975.

La gran­de ola de nacio­na­li­za­cio­nes, el con­trol obre­ro y las luchas con­tra el lati­fun­dio que han pre­ce­di­do en Alen­te­jo la Refor­ma Agrá­ria alar­ma­ron el Par­ti­do Socialista.

La ausen­cia de liber­ta­des en amplias regio­nes del país, sobre­to­do en el Nor­te, per­mi­tió al PS obte­ner en las elec­cio­nes para la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te una gran vota­ción, lo que lle­vó su direc­ción a olvi­dar que el pro­gra­ma del par­ti­do tenia ins­pi­ra­ción marxista.

El PS empe­zó a cons­pi­rar y ‚alia­do al Par­ti­do Popu­lar Demo­crá­ti­co ( dere­cha libe­ral) y a otras fuer­zas reacio­ná­rias, cum­plió papel ful­cral en el pro­ce­so de la con­tra revolución.

EL GIRO A DERECHA DEL PS

El giro a dere­cha del PS alte­ró pro­fun­da­men­te el cua­dro revo­lu­cio­ná­rio. Esbo­za­do duran­te el deba­te sobre la uni­ci­dad sin­di­cal y en manio­bras cons­pi­ra­ti­vas con el gene­ral Spi­no­la para sabo­tear la inde­pen­den­cia de Ango­la, ganó trans­pa­ren­cia des­pués del 11 de mar­zo y se con­cre­tó el 17 de julio cuan­do los minis­tros socia­lis­tas aban­do­na­ron el IV Gobierno Pro­vi­só­rio de Vas­co Gonçal­ves. Dias antes Mário Soa­res cri­ti­ca­ra la apro­ba­ción del Docu­men­to Guia de la Alian­za Pueblo-MFA.

La rela­ción de fuer­zas que has­ta enton­ces era favo­ra­ble al pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio se alteró.
La série de asal­tos a Cen­tros de Tra­ba­jo del PCP, ini­cia­da con la des­truc­ción del Cen­tro de Rio Maior, el l6 de julio, incen­ti­va­da por cua­dros del PPD, coin­ci­dió con la cam­pa­ña del PS que exi­gia la demi­sión de Vas­co Gonçal­ves y con la cri­sis del MFA, inocul­ta­ble des­de la divul­ga­ción del lla­ma­do «Docu­men­to de los Nue­ve» fir­ma­do por miem­bros del Con­se­jo de la Revolución.

El 19 de julio en un mitin gigan­tes­co en la Ala­me­da Afon­so Hen­ri­ques, Lis­boa, Mário Soa­res, secre­tá­rio gene­ral del PS y ex minis­tro de Rela­cio­nes Exte­rio­res, exi­gió con arro­gan­cia ‚con el apo­yo del PPD, el ale­ja­mien­to del gene­ral Vas­co Gonçal­ves, pri­mer ministro.

Para las gene­ra­cio­nes naci­das des­pues del 25 de Abril el con­te­ni­do de este Tomo de las Obras Esco­gi­das de Álva­ro Cunhal no es sola­men­te una lec­ción de His­tó­ria . Per­mi­te al lec­tor cami­nar, como si fue­ra espec­ta­dor de una pelí­cu­la, en el cená­rio de un perio­do dra­má­ti­co, acom­pa­ñar la ofen­si­va con­jun­ta del PS-PPD , la mar­cha de la cons­pi­ra­ción con­tra revolucionária.

El narra­dor baja a las raí­ces de la cri­sis, infor­ma, acla­ra, inter­pre­ta, suge­re en esas sema­nas en que la cons­pi­ra­ción avan­za­ba rum­bo a un des­en­la­ce toda­vía impredecible.

En su inter­ven­ción duran­te la reu­nión de la ple­ná­ria del Comi­té Cen­tral de 10 de Agos­to de 1975 afir­ma que al avan­zar por la ruta del anti­co­mu­nis­mno abier­ta por el PS la con­tra­re­vo­lu­ción había pasa­do al ata­que con sus banderas.

La ofen­si­va del PS puso fin a la uni­dad del MFA. Divi­di­do en tres ten­den­cias que se cho­ca­ban, el Movi­mien­to seguía a la deri­va con el Con­se­jo de la Revo­lu­ción para­li­za­do. Esa situa­ción puso fin a la Alian­za Pueblo-MFA.

Al defi­nir las tareas polí­ti­cas prio­ri­tá­rias, Álva­ro Cunhal sub­ra­ya que el PCP, defen­dien­do la ins­tau­ra­ción de un régi­men« carac­te­ri­za­do por las mas amplias liber­ta­des, era blan­co de una cam­pa­ña de calu­nias abyec­ta, trans­pa­ren­te en la « tole­ran­cia, la con­des­cen­den­cia, la pasi­vi­dad , a veces en laa cola­bo­ra­ción de algu­nos des­ta­ca­men­tos mili­ta­res Face a los asal­tos a las sedes del Partido ».
Con­cien­te de la nece­si­dad de evi­tar «una con­fron­ta­ción de fuer­zas que debi­li­ta­ria el con­jun­to del movi­mien­to revo­lu­cio­ná­rio por­tu­gués», adver­tia para el peli­gro de la ten­de­nia al sec­ta­ris­mo. Era un error ver en los mili­ta­res mode­ra­dos y los que los apo­ya­ban gen­te per­di­da para el pro­ce­so revolucionário.

En el auge de la cri­sis, dis­cursdn­do en el Pala­cio de los Depor­tes, afir­mó que el movi­mien­to popular
sin los mili­ta­res no podría cons­truir el nue­vo Por­tu­gal demo­crá­ti­co ‚ni los mili­ta­res sin el movi­mien­to popular.

El 6 de Sep­tiem­bre ‚des­pués de la demi­sión del V Gobierno Pro­vi­só­rio, que había per­di­do el apo­yo de la mayo­ría del MFA, la situa­ción polí­ti­ca y mili­tar se dete­rio­ró rápidamente.

El gobierno del almi­ran­te Pinhei­ro de Aze­ve­do sur­gió como mal menor. La alter­na­ti­va- como sub­ra­yó Álva­ro Cunhal -« no era un gobierno revo­lu­cio­ná­rio ni un gobierno con una posi­ción seme­jan­te a la del V Gobierno Pro­vi­só­rio. La alter­na­ti­va seria la for­ma­ción a cor­to­pla­zo de un gobierno más a la dere­cha apo­ya­do en fuer­zas con­ser­va­do­ras y reaccionárias».
El DISCURSO DE 7 DICIEMBRE DE 1975

El dis­cur­so pro­nun­cia­do por Álva­ro Cunhal en el mitín de Cam­po Pequeno ‚el 7 de diciembre
es uno de los mas bellos y lúci­dos docu­men­tos revo­lu­cio­ná­rios del diri­gen­te comunista.
El 25 de Noviem­bre, abrien­do la puer­ta a la con­tra­re­vo­lu­ción, había gene­ra­do des­alien­to y frus­tra­ción en amplios sec­to­res de las fuer­zas progresistas.

Para se defen­der Abril ‚«en el momen­to gra­ve que se vive , un momen­to en que con­ti­nuan a ser efec­tua­das deten­cio­nes y demi­sio­nes masi­vas a la izquier­da – son pala­bras suyas- en ves de recri­mi­na­cio­nes ‚en ves de la res­pues­ta polé­mi­ca y vio­len­ta a todos los que por sus alian­zas a dere­cha abrie­ron las puer­tas a la reac­ción diri­gi­mos un lla­ma­mien­to a todas las fuer­zas y sec­to­res mili­ta­res y polí­ti­cos , a todos los hom­bre y muje­res que desean que nues­tro pue­blo viva en liber­tad, para que se unan face al peli­gro mayor que ame­na­za no sola­men­te a este o aquel partido,mas a todo nues­tro pue­blo :el peli­gro del fascismo».

Que­dó trans­pa­ren­te en eses dias ten­sos que el PCP «se opu­so sis­te­má­ti­ca­men­te a una poli­ti­ca que con­du­cie­ra a la guerra».

En la par­te final de su inter­ven­ción el secre­ta­rio gene­ral del PCP afir­mó que los trá­gi­cos acon­te­ci­mien­tos del 25 de Noviem­bre, por las lec­cio­nes que car­ga­ban y por los peli­gros ime­dia­tos crea­ban ‚para­do­ji­ca­men­te, «con­di­cio­nes nue­vas para la uni­dad de las fuer­zas intere­sa­das en pre­ser­var las liber­ta­des, la demo­cra­cia y la revolución».

Diri­gien­do­se al gran colec­ti­vo par­ti­da­rio enun­ció los objec­ti­vos polí­ti­cos a cor­to y medio pla­zo para la defen­sa de la revo­lu­cion y de las con­quis­tas de Abril y exor­tó los mili­tan­tes a par­ti­ci­par con con­fian­za y entu­sias­mo en las tareas revolucionárias.

El PCP- afir­mó -«hacien­do fren­te a los temporales,lucha y lucha­rá siem­pre y siem­pre por
La libertad,por la liqui­da­ción de la explo­ra­ción capi­ta­lis­ta, por la vic­to­ria del socia­lis­mo en Por­tu­gal. El PCP es el Par­ti­do de la ver­dad, es el Par­ti­do de la Espe­ran­za. El PCP hará todo lo posi­ble para estar al nível de la con­fian­za que en el tie­nen la cla­se obre­ra y las amplas masas populares».

PREGUNTAS SIN RESPUESTA Y UNA CONCLUSIÓN

Trans­co­rri­das casi cua­tro déca­das de la som­bria jor­na­da del 25 de Noviem­bre, que seña­ló el fin de la saga revou­cio­ná­ria de Abril ‚ya es posi­ble refle­xio­nar sin pasión sobre la rup­tu­ra de la Alian­za Pue­blo-MFA, el giro a dere­cha del PS y las situa­cio­nes que han pre­ce­di­do la vic­to­ria elec­to­ral que lle­vó al gobierno Fran­cis­co Sá Car­nei­ro ‚en la épo­ca el líder de las fuer­zas que lucha­ban por la res­tau­ra­ción ple­na del capi­ta­lis­mo, seria­men­te gol­pea­do duran­te los gobier­nos de Vas­co Gonçalves.
El gene­ral Gonçal­ves ‚en la entre­vis­ta-libro de Manue­la Cru­zei­ro afir­ma que en su opi­nión el MFA nun­ca fue un movi­mien­to revolucionário.Esa ilu­sión, muy gene­ra­li­za­da, tuvo vida bre­ví­si­ma des­pués del 11 de Marzo.

El gene­ral vió en el MFA des­de el ini­cio un amal­ga­ma de ten­den­cias uni­das por la aspi­ra­ción comun de poner fin a la gue­rra colo­nial. Sola­men­te una peque­ña mino­ría del cuer­po de ofi­cia­les que con­ce­bió el 25 de Abril era revolucionária.

Esa reali­dad aju­da ayu­da a com­pren­der los con­fli­tos que en el verano de 1975 abrie­ron camino al 25 de Noviembre.

Alva­ro Cunhal en su libro «La Ver­dad y la Men­ti­ra en la Revo­lu­ción de Abril-La Con­tra­re­vo­lu­cion se Con­fie­sa» ilu­mi­na aspec­tos poco cono­ci­dos de la con­tra­re­vo­lu­cion y ‚con docu­men­ta­ción irre­fu­ta­ble, saca la más­ca­ra a des­ta­ca­das per­so­na­li­da­des del PS que par­ti­ci­pa­ran acti­va­men­te de la pre­pa­ra­ción del 25 de Noviembre.

Cunhal y Gonçal­ves coin­ci­den en atri­buir a Mário Soa­res un papel deci­si­vo en la crea­ción de con­di­cio­nes para acon­te­ci­mien­tos que inver­tie­ron el rum­bo del pro­ce­so revo­lu­cio­ná­rio, des­tru­ye­ron con­quis­tas de Abril, esti­mu­la­ron la esca­la­da de pri­va­ti­za­cio­nes y, final­men­te, per­mi­tie­ron la reto­ma­da del poder polí­ti­co y eco­nó­mi­co por el gran capital.

Pero no es toda­vía posi­ble res­pon­der con rigor a cues­tio­nes que han sido deter­mi­nan­tes para el giro his­tó­ri­co a dere­cha del año 75.

Sabe­mos que el cam­bio estra­té­gi­co del PS (rene­gan­do su pro­gra­ma) fue el fac­tor lla­ve en la mudan­za de la rela­ción de fuer­zas . En pocos días esta se modi­fi­có dramáticamente.

Habria sido posi­ble evi­tar los con­fli­tos en el MFA y su ale­ja­mien­to del movi­mien­to popular ?
El pro­lon­ga­do y noci­vo con­su­la­do de Cava­co Sil­va era inevi­ta­ble o podía no haber ocu­rri­do si el Pre­si­den­te Ramal­ho Eanes no hubie­se disol­vi­do um par­la­men­to en el cual la dere­cha era minoritária?
Esas y otras pre­gun­tas son repe­ti­da­men­te for­mu­la­das en deba­tes sobre el cam­bio en la rela­ción de fuer­zas que detu­vo el avan­zo dela Revo­lu­ción Por­tu­gue­sa. Pre­gun­tas que con­du­cen a una cuyas res­pues­tas no sus­ci­tan con­sen­so: era inevi­ta­ble la con­tra­re­vo­lu­cion ini­cia­da en Noviem­bre de 1975?
Toda revo­lu­ción gene­ra des­de el comien­zo semi­en­tes de con­tra­re­vo­lu­cion. La Por­tu­gue­sa no fue excep­ción. El pro­yec­to con­tra­re­vo­lu­cio­ná­rio es iden­ti­fi­ca­ble en la ten­ta­ti­va de gol­pe del pre­mier minis­tro Pal­ma Car­los, en la manio­bra spi­no­lis­ta de la «mayo­ría silen­cio­sa», en la inten­to­na del 11 de Marzo.

En la gran Revo­lu­cion Fran­ce­sa ‚tal como en las Revo­lu­cio­nes Rusas de Febre­ro y Octu­bre de 1917 la vic­to­ria pasó a ser posi­ble cuan­do la rela­ción de fuer­zas se modi­fi­có en bene­fi­cio de las masas popu­la­res y de sus vanguardias.

En Fran­cia y en la URSS ocu­rrie­ron situa­cio­nes seme­jan­tes en el Ter­mi­dor y el gol­pe Yel­tsi­ne-Gor­bat­chov cuan­do la mudan­za de rela­ción de fuer­zas via­bi­li­zó el éxi­to de la contrarevolución.
Fac­to­res sub­jec­ti­vos son a veces deter­mi­nan­tes para la súbi­ta alte­ra­ción de la rela­ción de fuerzas.
Si la Alian­za Pue­blo-MFA hubie­se sobre­vi­vi­do, garan­ti­zan­do la con­ti­nui­dad de la revo­lu­ción demo­crá­ti­ca y nacio­nal, aca­so Por­tu­gal podría haber lle­ga­do a la meta defi­ni­da por la Cons­ti­tu­cion :un régi­men socialista?

No lo creo. Es mi con­vic­ción que el rum­bo de la His­tó­ria en Euro­pa des­pués de la des­agre­ga­ción de la Unión Sovié­ti­ca impri­mi­rían un carác­ter román­ti­co a esa aspi­ra­ción. El des­apa­re­ci­mien­to de la URSS cam­bió drás­ti­ca­men­te el equi­li­brio de pode­res pre-exis­ten­te. Lo que ocu­rrió en Ásia –inva­sio­nes de Afga­nis­tán y Iraq – demues­tra que en el nue­vo con­tex­to mun­dial hege­mo­ni­za­do por Washing­ton, los EE UU y suas alia­dos de la OTAN no per­mi­ti­rían la ins­ta­la­ción en Por­tu­gal de um Esta­do socia­lis­ta. Des­apa­re­ci­da la Unión Sovié­ti­ca, la inter­ven­ción mili­tar extran­je­ra seria inevitable.

Sin embar­go, las inte­rro­ga­cio­nes sin res­pues­ta sobre el even­tual rum­bo de Por­tu­gal si la con­tra­re­vo­lu­cion hubie­ra fra­ca­sa­do no dis­mi­nu­yen la res­pon­sa­bi­li­dad fren­te a la His­tó­ria de los poli­ti­cos que han con­tri­bui­do deci­si­va­men­te para abrir­le paso.

Para Álva­ro Cunhal y Vas­co Gonçal­ves el prin­ci­pal suje­to de la con­tra­re­vo­lu­ción por­tu­gue­sa fue Mário Soa­res. Me iden­ti­fi­co con esa opinión.
__
Alva­ro Cunhal, Obras Escolhi­das V.1974 – 75,Edições Avan­te, Junho de 2014

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.