Israel: la cam­pa­ña del mie­do y la nega­ción de la historia

Mapa 1

En el mar­co de la inva­sión y bom­bar­deos sis­te­má­ti­cos a la Fran­ja de Gaza, las Fuer­zas de Defen­sa de Israel (FDI) publi­ca­ron una serie de polé­mi­cos mapas mos­tran­do el alcan­ce que ten­drían los misi­les de Hamás si actua­ran en otras par­tes del mun­do. La des­con­tex­tua­li­za­ción del con­flic­to y la omi­sión de la historia.

Hacien­do caso omi­so a cual­quier aná­li­sis social e his­tó­ri­co serio, las FDI difun­die­ron mapas com­pa­ra­ti­vos don­de ubi­can la Fran­ja de Gaza en dis­tin­tas par­tes del mun­do y mues­tran el radio de acción de los misi­les que la orga­ni­za­ción polí­ti­co-mili­tar Hamás sue­le dis­pa­rar con­tra Israel ante las cons­tan­tes agre­sio­nes del Esta­do ocupante.

Esta cam­pa­ña de mie­do y terror bus­ca jus­ti­fi­car la inva­sión y masa­cre indis­cri­mi­na­da de civi­les que el gobierno israe­lí vie­ne per­pe­tran­do en esa peque­ña fran­ja cos­te­ra de 350 kiló­me­tros cua­dra­dos hace ya dos sema­nas. El obje­ti­vo es que en dis­tin­tas par­tes del mun­do se pue­da “ima­gi­nar” el peli­gro que sig­ni­fi­ca­ría tener un terri­to­rio como Gaza tan cerca.

Aho­ra bien, lo que las FDI deci­den igno­rar deli­be­ra­da­men­te con esta cam­pa­ña son las cau­sas que lle­van a los pales­ti­nos que viven en la Fran­ja a resis­tir y defen­der­se del blo­queo y la ocu­pa­ción ile­gi­ti­ma e ile­gal del Esta­do de Israel.

¿Por qué la Fran­ja de Gaza está en Medio Orien­te y no en otro lugar del mundo?

Este peque­ño terri­to­rio se cons­ti­tu­ye como tal en 1948. Lue­go de la gue­rra entre Israel y los paí­ses ára­bes que se opo­nían a la reso­lu­ción de la ONU que creó dicho Estado.

Como resul­ta­do de ese enfren­ta­mien­to en el cual el nacien­te país salió vic­to­rio­so, Israel ocu­pó un terri­to­rio mucho mayor al 54% de la “Pales­ti­na his­tó­ri­ca” que le otor­gó ori­gi­nal­men­te Nacio­nes Uni­das. Solo que­da­ron bajo con­trol de Jor­da­nia la actual Cis­jor­da­nia y Egip­to ocu­pó la Fran­ja de Gaza.

Duran­te los años siguien­tes los pales­ti­nos que habi­ta­ron estos terri­to­rios care­cie­ron, en su mayo­ría, de dere­chos. Con mati­ces esta situa­ción se man­tu­vo has­ta 1967 año en que se pro­du­ce la Gue­rra de los Seis Días don­de, en un muy bre­ve lap­so de tiem­po Israel ocu­pa los terri­to­rios pales­ti­nos, ade­más de con­quis­tar la penín­su­la del Sinaí a Egip­to (lue­go devuel­ta) y los Altos del Golán a Siria.

Des­de aquel año has­ta la actua­li­dad, los pales­ti­nos han vivi­do bajo la ocu­pa­ción mili­tar de Israel que, ade­más, ha avan­za­do aun más sobre los terri­to­rios. Los lími­tes que uno obser­va que tie­ne Israel en los mapas, en reali­dad son fic­ti­cios. Este Esta­do es el úni­co en el mun­do que no ha decla­ra­do cuá­les son sus fron­te­ras ofi­cia­les, mos­tran­do que la ocu­pa­ción, ane­xión y amplia­ción de terri­to­rios no es deci­sión de tal o cual gobierno.

Duran­te los acuer­dos de Oslo de 1993 que tenían el obje­ti­vo de avan­zar en la con­for­ma­ción de dos Esta­dos, Israel cedió a la recién con­for­ma­da Auto­ri­dad Nacio­nal Pales­ti­na el con­trol de la Fran­ja de Gaza y el 40% de Cis­jor­da­nia. Pero se que­dó bajo su con­trol las prin­ci­pa­les rutas, las fuen­tes de agua, las fron­te­ras y la sali­da al mar.

Según un estu­dio del Ban­co Mun­dial del año 2013 el Pro­duc­to Interno Bru­to (PIB) de Pales­ti­na cre­ce­ría en más de un ter­cio sin la ocu­pa­ción y con el con­trol sobe­rano de su terri­to­rio y fron­te­ras. Esto equi­va­le a 3400 millo­nes de dóla­res anuales.

A este aho­go eco­nó­mi­co se le pue­de agre­gar el dato que, des­de la Segun­da Inti­fa­da del año 2000 don­de los pales­ti­nos se alza­ron con­tra la ocu­pa­ción y antes de la recien­te incur­sión mili­tar en Gaza, 1.523 niños pales­ti­nos han sido ase­si­na­dos por las fuer­zas arma­das de Israel. La cuen­ta rápi­da da un pro­me­dio de un niño ase­si­na­do cada tres días.

“Pero Hamás es terrorista”

La res­pues­ta que ha sos­te­ni­do sis­te­má­ti­ca­men­te el sio­nis­mo (corrien­te ideo­ló­gi­ca hege­mó­ni­ca en Israel) es que todas sus accio­nes mili­ta­res son para defen­der­se de una orga­ni­za­ción terro­ris­ta como Hamás. Que no pue­den per­mi­tir que su pue­blo sufra los ata­ques con misi­les que se lan­zan des­de la Fran­ja de Gaza. Nada se dice de los pade­ci­mien­tos de los pales­ti­nos enu­me­ra­dos bre­ve­men­te más arriba.

Aho­ra bien, esta res­pues­ta supo­ne una dema­go­gia y un deli­be­ra­do ocul­ta­mien­to de infor­ma­ción. Por empe­zar, la ocu­pa­ción israe­lí y ase­si­na­tos de pales­ti­nos no comen­zó con Hamás (orga­ni­za­ción fun­da­da en 1987) sino mucho antes. La excu­sa enton­ces era com­ba­tir a la Orga­ni­za­ción para la Libe­ra­ción de Pales­ti­na (OLP) una orga­ni­za­ción lai­ca que apun­ta­ba a cons­truir un Esta­do democrático.

Por otra par­te, en una inver­sión asom­bro­sa de los tér­mi­nos que pocos medios de comu­ni­ca­ción se atre­ven a cues­tio­nar, cul­pan a Hamás por resis­tir a una ocu­pa­ción y blo­queo ile­gal. Ubi­can de esta for­ma la cau­sa del con­flic­to en la resis­ten­cia pales­ti­na y no en la polí­ti­ca colo­nial israelí.

Cabe recor­dar que las Nacio­nes Uni­das emi­tió en 1967 la reso­lu­ción 242 que obli­ga a Israel a reti­rar­se com­ple­ta­men­te de Gaza y Cis­jor­da­nia, algo que evi­den­te­men­te no ha cumplido.

Final­men­te, el argu­men­to del terro­ris­mo tie­ne un asi­de­ro en la reali­dad. Efec­ti­va­men­te Hamás uti­li­za el terro­ris­mo como méto­do de acción polí­ti­ca. Lo que curio­sa­men­te no se dice (aun­que se ve a sim­ple vis­ta) es que tam­bién lo lle­va a cabo Israel y a una esca­la mucho mayor.

En estos días los habi­tan­tes de Gaza se levan­tan cada maña­na y se van a dor­mir cada noche sin saber si un misil cae­rá sobre su casa, la de algún fami­liar o ami­go. A esto se sumó que aho­ra pue­den salir a la calle y ser masa­cra­dos por un ejér­ci­to de ocu­pa­ción que ha inva­di­do sus barrios.

Por todas estas razo­nes es que la Fran­ja de Gaza no pue­de estar en nin­gún otro lugar del mun­do. Por más que le pese a los agen­tes de pro­pa­gan­da de las FDI y quie­ran incul­car el terror para jus­ti­fi­car sus masa­cres. La cau­sa prin­ci­pal de este con­flic­to es la polí­ti­ca colo­nia­lis­ta y expan­sio­nis­ta de Israel. Has­ta que esta no aca­be no habrá paz, ni para pales­ti­nos ni israelíes.

Mapa 5 Mapa 1 Mapa 2 Mapa 3 Mapa 4

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *