Con­tra Israel, esta­do terro­ris­ta y depredador

Tres años des­pués de la terri­ble agre­sión sio­nis­ta con­tra Gaza de 2008 – 2009, Israel vuel­ve a ata­car al pue­blo pales­tino. Los ata­ques siem­pre se pre­sen­tan como res­pues­ta a algo que los pales­ti­nos han hecho, sea cier­to o fal­so. Des­de que empe­zó este últi­mo ata­que de Israel con­tra Gaza han sido ase­si­na­dos más de 800 pales­ti­nos, lo que es una mues­tra más de la polí­ti­ca geno­ci­da de Israel.

El obje­ti­vo de Israel es el de apo­de­rar­se de todo el terri­to­rio de Pales­ti­na con los míni­mos pales­ti­nos en su inte­rior, para ello lan­za san­grien­tos ata­ques con­tra lo que toda­vía que­da del terri­to­rio de Pales­ti­na no ocu­pa­do, dedi­cán­do­se a ase­si­nar impu­ne­men­te al máxi­mo núme­ro de sus habi­tan­tes, ya sean jóve­nes, mayo­res, niños… lo fun­da­men­tal para Israel es que que­den los menos pales­ti­nos posibles.

Lo que ha hecho que sona­ra la alar­ma ha sido la deci­sión de Hamas y de Al-Fatah de for­mar un gobierno de uni­dad. Israel no está dis­pues­to a que se lle­gue a cons­ti­tuir una uni­dad entre Gaza y Cis­jor­da­nia, tam­po­co está dis­pues­to a que Pales­ti­na pue­da apro­ve­char­se de sus rique­zas, como por ejem­plo de las reser­vas de gas que hay en las aguas terri­to­ria­les de Gaza.

Esta vez tam­bién Israel cuen­ta con el apo­yo esta­dou­ni­den­se y el apo­yo de la Unión Euro­pea, con gran par­te de la inte­lli­gen­tsia occi­den­tal domi­na­da por el lobby sio­nis­ta. Lo mis­mo pue­de decir­se de los medios de comu­ni­ca­ción, que en su gran mayo­ría repi­ten como lori­tos la pro­pa­gan­da sio­nis­ta. La ONU sigue sin voz real y sus deci­sio­nes con­ti­núan sin ser apli­ca­das por Israel sin que por ello se tome nin­gu­na medi­da de coer­ción sobre el Esta­do sionista.

Hay que tener en cuen­ta que todo esto está den­tro de la estra­te­gia de Esta­dos Uni­dos y de otras poten­cias occi­den­ta­les de remo­de­lar Orien­te Pró­xi­mo para sus pro­pios intere­ses. Esta remo­de­la­ción, entre otros obje­ti­vos, debe ser­vir para que Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos se apo­de­ren de los yaci­mien­tos de gas que exis­ten en esa zona del mun­do, así como de los oleo­duc­tos para su trans­por­te. De ahí todas las gue­rras que Esta­dos Uni­dos ha des­en­ca­de­na­do en Irak, Lybia, Siria, Pales­ti­na… sin olvi­dar Ucrania.

La últi­ma gran «bro­ma» ha sido lo que ha dicho el emba­ja­dor israe­lí en Esta­dos Uni­dos, que, des­pués de que el minis­tro de Asun­tos Extran­je­ros de Israel dije­ra que «el ejér­ci­to israe­lí es el ejér­ci­to más moral y más valien­te del mun­do», dijo sin un ápi­ce de ver­güen­za que a «las fuer­zas de defen­sa israe­líes debe­rían con­ce­dér­se­les el Pre­mio Nobel de la Paz por su con­ten­ción». Cla­ro que des­pués de con­ce­der­le ese pre­mio a Oba­ma, cual­quier cosa es posible.

Como hemos dicho estos son los obje­ti­vos de Israel y del impe­ria­lis­mo occi­den­tal, pero todo esto está pen­sa­do sin tener en cuen­ta la férrea deci­sión del pue­blo pales­tino de defen­der su tie­rra y de opo­ner­se con todas sus fuer­zas a las exac­cio­nes de Israel, como están sopor­tan­do el cri­mi­nal blo­queo al que tie­ne some­ti­do a Gaza des­de el año 2006, al poco tiem­po de ganar Hamas las elec­cio­nes. El pue­blo pales­tino, a pesar de la situa­ción en que se encuen­tra a cau­sa de la ocu­pa­ción israe­lí de su terri­to­rio, de la terri­ble repre­sión que sopor­ta, del blo­queo, del muro, esté deci­di­do a con­ti­nuar su lucha, pero para ello nece­si­ta la soli­da­ri­dad internacional.

A pesar de que se nos quie­re pre­sen­tar la situa­ción que hay actual­men­te en esta zona como enfren­ta­mien­tos entre dife­ren­tes par­ti­dos reli­gio­sos, la lucha que exis­te en la actua­li­dad es una lucha entre resis­ten­tes y cola­bo­ra­do­res del imperialismo.

Boltxe kolek­ti­boa

24 de julio de 2014

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *