Rebe­ca Bra­vo (NÓS-UP): «Há que unir o con­jun­to da esquer­da inde­pen­den­tis­ta e nacionalista»


Cas­te­llano

A pocos días de la jor­na­da patrió­ti­ca del 25 de julio el Dia­rio Liber­da­de entre­vis­tó a la por­ta­voz nacio­nal de NÓS-Uni­da­de Popu­lar, Rebe­ca Bra­vo. En esta con­ver­sa­ción, ade­más de lo rela­ti­vo a las movi­li­za­cio­nes del Día de la Patria Gale­ga, la diri­gen­te inde­pen­den­tis­ta ana­li­za las nove­da­des de la coyun­tu­ra polí­ti­ca recien­te y apun­ta los obje­ti­vos de su orga­ni­za­ción en el con­tex­to actual.

Diá­rio Liber­da­de- Recien­te­men­te vues­tra orga­ni­za­ción hacía públi­co que, a pesar de la pro­pues­ta hecha a las orga­ni­za­cio­nes del ámbi­to del nacio­na­lis­mo y del inde­pen­den­tis­mo para la con­vo­ca­to­ria de un Día de la Patria uni­ta­rio, esta no ha sido posible.

¿Por qué no ha sido posible?

Rebe­ca Bra­vo ‑NÓS-UP envió el 27 de mayo una pro­pues­ta de mani­fes­ta­ción uni­ta­ria al con­jun­to de las fuer­zas patrió­ti­cas, obte­nien­do como res­pues­ta el silen­cio. Des­pués de más de un mes de haber envia­do esta ini­cia­ti­va, man­tu­vi­mos reunio­nes con el BNG, que mani­fes­tó ama­ble­men­te no exis­tir con­di­cio­nes para tal esce­na­rio. Ante la impo­si­bi­li­dad de una alian­za amplia en base a un pro­gra­ma avan­za­do, es decir, la uni­dad del nacio­na­lis­mo y del inde­pen­den­tis­mo, trans­mi­ti­mos a los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras de Cau­sa Gali­za que NÓS-UP había deci­di­do por cuar­to año con­se­cu­ti­vo con­vo­car la mani­fes­ta­ción independentista.

Lamen­ta­mos una vez más no haber sido capa­ces de ver­te­brar una res­pues­ta uni­ta­ria de las fuer­zas gale­gas para el Dìa de la Patria. Ante la dra­má­ti­ca situa­ción que atra­vie­sa el pro­yec­to nacio­nal gale­go y su mayo­ría social, es impres­cin­di­ble dar pasos fir­mes en la uni­dad de acción. De ahí que defen­da­mos res­pues­tas con­jun­tas de las fuer­zas de la izquier­da real, las que con­si­de­ra­mos que la trans­for­ma­ción social debe enmar­car­se en el espa­cio de lucha galego.

Las res­pon­sa­bi­li­da­des son colec­ti­vas. Sin embar­go, [email protected] apos­ta­mos sin­ce­ra­men­te en un Día de la Patria que unie­se todo el nacio­na­lis­mo e inde­pen­den­tis­mo en una úni­ca mani­fes­ta­ción soberanista.

DL – Es así que, final­men­te, os deci­dis­teis por una con­vo­ca­to­ria de una movi­li­za­ción pro­pia para este 25 de Julio, repi­tien­do el mode­lo esco­gi­do en los últi­mos años. ¿Que dirías a las per­so­nas que com­po­nen la base social del inde­pen­den­tis­mo y del sobe­ra­nis­mo para que se deci­die­sen a par­ti­ci­par en la mani­fes­ta­ción de NÓS-UP?

Rebe­ca – La cohe­ren­cia polí­ti­ca, la fir­me­za ideo­ló­gi­ca, la hones­ti­dad de un cuer­po mili­tan­te orga­ni­za­do con una prác­ti­ca dellu­cha per­sis­ten­te. Somos un modes­to y emer­gen­te pro­yec­to socio­po­lí­ti­co que cree en las inmen­sa poten­cia­li­da­des de nues­tro pue­blo, para median­te la auto-orga­ni­za­ción y la lucha, con­quis­te­mos el futuro.

En los últi­mos años hemos man­te­ni­do el timón del inde­pen­den­tis­mo en las coor­de­na­das de la izquier­da anti-capi­ta­lis­ta y socia­lis­ta defen­dien­do la cons­truc­ción de un pro­yec­to de libe­ra­ción nacio­nal y social de géne­ro útil para el pre­sen­te. Al con­tra­rio que otras fuer­zas, no nos deja­mos arras­trar por el opor­tu­nis­mo ni rea­li­za­mos pirue­tas tác­ti­cas. Segui­mos des­de 2001 don­de siem­pre hemos esta­do, luchan­do incan­sa­ble­men­te, con acier­tos y erro­res, pero de for­ma permanente.

DL ‑Don­de ha sido posi­ble una mani­fes­ta­ción patrió­ti­ca uni­ta­ria ha sido en el ámbi­to juve­nil y estu­dian­til. ¿Cómo eva­luáis des­de NÓS-UP este hecho y su con­ti­nui­dad res­pec­to del año pasado?

Rebe­ca ‑En el ámbi­to juve­nil, el inde­pen­den­tis­mo tie­ne una mayor mus­cu­la­tu­ra rela­ti­va que en el espa­cio adul­to. Simul­tá­nea­men­te, la corre­la­ción de fuer­zas es des­fa­vo­ra­ble para las no explí­ci­ta­men­te independentistas.

Feli­ci­ta­mos al con­jun­to de las orga­ni­za­cio­nes juve­ni­les y estu­dian­ti­les de la izquier­da patrió­ti­ca por ser capa­ces un año más de demos­trar que la uni­dad no sólo es posi­ble, es impres­cin­di­ble para hacer fren­te a la ofen­si­va espa­ño­li­za­do­ra, bur­gue­sa y patriar­cal que está con­tri­bu­yen­do para situar Gali­za y su pue­blo tra­ba­ja­dor al lado de un des­ca­la­bro histórico.

Que­re­mos sub­ra­yar el deter­mi­nan­te papel de BRIGA en todo este pro­ce­so, por su madu­rez y luci­dez en la cons­truc­ción de este ciclo polí­ti­co en el movi­mien­to juve­nil gale­go, impen­sa­ble hace dos años.

DL- Pasan­do a un aná­li­sis de la coyun­tu­ra polí­ti­ca de los últi­mos meses en Gali­za y en el cam­po de la izquier­da nacio­nal, pare­ce que el pro­ce­so de recom­po­si­ción de la mis­ma ini­cia­do hace más de dos años está lejos de su fina­li­za­ción. ¿Cómo ves la situa­ción actual y las pers­pec­ti­vas de este pro­ce­so, des­de el pun­to de vis­ta de NÓS-UP?

Rebe­ca – La his­tó­ri­ca mani­fes­ta­ción por la rup­tu­ra demo­crá­ti­ca y en pro de un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te gale­go de mar­zo de 2013 fue deter­mi­nan­te para que­brar la enre­da­da situa­ción en que esta­ba ins­ta­la­da la izquier­da patrió­ti­ca, la injus­ti­fi­ca­ble ausen­cia de diá­lo­go e inter­lo­cu­ción. [email protected], a par­tir de 2012, hemos ido cons­ta­tan­do que los movi­mien­tos polí­ti­cos del nacio­na­lis­mo era más que decla­ra­cio­nes de inten­cio­nes y, ante el giro sobe­ra­nis­ta del BNG, opta­mos por mover ficha. Sin embar­go, el pro­ce­so en estos 15 meses no se pue­de cali­fi­car de posi­ti­vo, pues no se pro­fun­di­zó en la uni­dad de acción y una ini­cia­ti­va que [email protected] con­si­de­ra­mos estra­té­gi­ca como la GPS está congelada.

Los fenó­me­nos elec­to­ra­les de las Auto­nó­mi­cas de 2012 y de las recien­tes Euro­peas cons­ta­tan un preo­cu­pan­te pro­ce­so de espa­ño­li­za­ción de la inter­ven­ción y de la lógi­ca socio­po­lí­ti­ca gale­ga. El aban­dono del prin­ci­pio de auto-orga­ni­za­ción pre­ce­dió a la entre­ga de las lla­ves de oro de la refe­ren­cia­li­dad de la lucha a una fuer­za espa­ño­la y refor­mis­ta por par­te de un sec­tor del nacio­na­lis­mo gale­go. Si a esto le aña­di­mos el fenó­meno de Pode­mos, el resul­ta­do es más que preocupante.

DL -¿Cuá­les pue­den ser las vías para hacer avan­zar la cons­truc­ción nacio­nal y sumar más pue­blo tra­ba­ja­dor a la lucha de libe­ra­ción nacio­nal, social y de géne­ro que la izquier­da inde­pen­den­tis­ta defiende?

Rebe­ca ‑Es fun­da­men­tal man­te­ner la fir­me­za en el prin­ci­pio medu­lar de la auto-orga­ni­za­ción que pro­pi­ció la recon­fi­gu­ra­ción de la izquier­da patrió­ti­ca hace medio siglo. Hay que man­te­ner la sere­ni­dad y no dejar­se arras­trar ni con­fun­dir por el baru­llo ambien­tal. Tal como en 1989 – 1991 no capi­tu­la­mos en la defen­sa de los prin­ci­pios socia­lis­tas ante la derro­ta de la URSS, hoy tam­po­co debe­mos abra­zar de for­ma pre­ci­pi­ta­da e irre­fle­xi­va uni­da­des comoo pro­yec­tos polí­ti­cos que actúan en Gali­za como si fue­se Mur­cia o La Rioja.

Las fuer­zas de direc­ción gale­ga y que cree­mos en Gali­za tene­mos que dar pasos cla­ros en la con­fi­gua­ción de un cua­dro gale­go de lucha, lo que [email protected] deno­mi­na­mos por el patrió­ti­co rup­tu­ris­ta. El pri­mer obje­ti­vo de este pro­ce­so es con­fi­gu­rar can­di­da­tu­ras de uni­dad popu­lar con un pro­gra­ma sobe­ra­nis­ta, de izquier­da avan­za­da y femi­nis­ta para las Elec­cio­nes muni­ci­pa­les de la pri­ma­ve­ra de 2015.

La refun­da­ción de la izquier­da patrió­ti­ca debe ser la con­clu­sión natu­ral de este pro­ce­so. Es nece­sa­rio uniir una amplia, plu­ral y que abar­que la orga­ni­za­ción socio­po­lí­ti­ca, el con­jun­to de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta y nacio­na­lis­ta. Tene­mos el deber his­tó­ri­co de evi­tar un desas­tre que por muy anun­cia­do que esté será inevi­ta­ble si no actua­mos con cora­je, urgen­cia y visión lar­go plazista.

DL ‑Todo esto se enmar­ca en un con­tex­to de cri­sis del régi­men don­de la oli­gar­quía está dan­do pasos, como el cam­bio en el seno de la monar­quía espa­ño­la, en la línea de ofre­cer una ima­gen de reno­va­ción. Este cam­bio impul­sa el deba­te sobre las alter­na­ti­vas al régi­men des­de las diver­sas izquier­das actuan­tes en Gali­za: rup­tu­ra o refor­ma, actua­ción cen­tra­da en Gali­za o en Madrid, Repú­bli­ca Gale­ga o Repú­bli­ca espa­ño­la. Como valo­ra­mos el pro­ce­so movi­li­za­dor de las últi­mas sema­nas y todos estos debates.

Rebe­ca ‑El régi­men espa­ñol de la II Repú­bli­ca bor­bó­ni­ca atra­vie­sa una mul­ti­cri­sis de carác­ter estruc­tu­ral. Los resul­ta­dos de las Elec­cio­nes euro­peas for­za­ron la imple­men­ta­ción de cam­bios ‑más cos­mé­ti­cos que reales- aún así con cier­tas dosis de ries­go, para recu­pe­rar la esta­bi­li­dad polí­ti­ca de un mode­lo cada vez más des­acre­di­ta­do entre amplios sec­to­res de la pobla­ción. Los par­ti­dos del bipar­ti­dis­mo opta­ron por for­zar la abdi­ca­ción del Jefe del Esta­do espa­ñol siguien­do las reco­men­da­cio­nes del gran capital.

El deba­te monar­quía ver­sus repú­bli­ca fue posi­ti­vo, por­que per­mi­tió des­en­mas­ca­rar las posi­cio­nes opor­tu­nis­tas de la izquier­da espa­ño­la, que tan sólo pre­ten­de ocu­par un espa­cio de ges­tió en el sis­te­ma. Tam­bién se cons­ta­tó la enor­me debi­li­dad y raqui­tis­mo del movi­mien­to de masas en la hora de apos­tar en movi­li­za­cio­nes de carác­ter estric­ta­men­te polí­ti­co. No es lo mis­mo salir a la calle en defen­sa de la sani­dad o edu­ca­ción públi­cia, con­tra la refor­ma labo­ral que exi­gir el cam­bio de mode­lo de Estado.

[email protected] opta­mos por apro­ve­char la coyunt­ju­ra para dar una bata­lla de ideas con carác­ter de masas, dejan­do cla­ro que la úni­ca alter­na­ti­va genui­na­men­te rup­tu­ris­ta y anti­sis­te­ma es la defen­sa de la Repú­bli­ca Galega.

El régi­men pue­de asu­mir una III Repú­bli­ca si sir­ve para garan­ti­zar los enor­mes lucros de las empre­sas del Ibex 35. Tam­bién para per­pe­tuar la cas­ta corrup­ta que nos des­go­bier­na, para man­te­ner la esta­bi­li­dad polí­ti­ca basa­da en el des­em­pleo, en los sala­rios y pen­sio­nes de mise­ria, en la pobre­za y exclu­sión social, en la emi­gra­ción juve­nil, en la des­truc­ción de las con­quis­tas socia­les en el ámbi­to de la sani­dad y edu­ca­ción públi­cas. En defi­ni­ti­va, la uni­dad de mer­ca­do deno­mi­na­da España.

La úni­ca for­ma de trans­for­mar esto, de avan­zar en direc­ción a la trans­for­ma­ción que ansían cada vez más sec­to­res socia­les, es a tra­vés de la aper­tu­ra de pro­ce­sos cons­ti­tu­yen­tes que reco­noz­can el ejer­ci­cio de auto­de­ter­mi­na­ción de las nacio­nes opri­mi­das. Sin este pre­mi­sa demo­crá­ti­ca, no habrá cam­bio real

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *