Rebe­ca Bra­vo (NÓS-UP): «Há que unir o con­jun­to da esquer­da inde­pen­den­tis­ta e nacionalista»


Cas­te­llano

A pocos días de la jor­na­da patrió­ti­ca del 25 de julio el Dia­rio Liber­da­de entre­vis­tó a la por­ta­voz nacio­nal de NÓS-Uni­da­de Popu­lar, Rebe­ca Bra­vo. En esta con­ver­sa­ción, ade­más de lo rela­ti­vo a las movi­li­za­cio­nes del Día de la Patria Gale­ga, la diri­gen­te inde­pen­den­tis­ta ana­li­za las nove­da­des de la coyun­tu­ra polí­ti­ca recien­te y apun­ta los obje­ti­vos de su orga­ni­za­ción en el con­tex­to actual.

Diá­rio Liber­da­de- Recien­te­men­te vues­tra orga­ni­za­ción hacía públi­co que, a pesar de la pro­pues­ta hecha a las orga­ni­za­cio­nes del ámbi­to del nacio­na­lis­mo y del inde­pen­den­tis­mo para la con­vo­ca­to­ria de un Día de la Patria uni­ta­rio, esta no ha sido posible.

¿Por qué no ha sido posible?

Rebe­ca Bra­vo ‑NÓS-UP envió el 27 de mayo una pro­pues­ta de mani­fes­ta­ción uni­ta­ria al con­jun­to de las fuer­zas patrió­ti­cas, obte­nien­do como res­pues­ta el silen­cio. Des­pués de más de un mes de haber envia­do esta ini­cia­ti­va, man­tu­vi­mos reunio­nes con el BNG, que mani­fes­tó ama­ble­men­te no exis­tir con­di­cio­nes para tal esce­na­rio. Ante la impo­si­bi­li­dad de una alian­za amplia en base a un pro­gra­ma avan­za­do, es decir, la uni­dad del nacio­na­lis­mo y del inde­pen­den­tis­mo, trans­mi­ti­mos a los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras de Cau­sa Gali­za que NÓS-UP había deci­di­do por cuar­to año con­se­cu­ti­vo con­vo­car la mani­fes­ta­ción independentista.

Lamen­ta­mos una vez más no haber sido capa­ces de ver­te­brar una res­pues­ta uni­ta­ria de las fuer­zas gale­gas para el Dìa de la Patria. Ante la dra­má­ti­ca situa­ción que atra­vie­sa el pro­yec­to nacio­nal gale­go y su mayo­ría social, es impres­cin­di­ble dar pasos fir­mes en la uni­dad de acción. De ahí que defen­da­mos res­pues­tas con­jun­tas de las fuer­zas de la izquier­da real, las que con­si­de­ra­mos que la trans­for­ma­ción social debe enmar­car­se en el espa­cio de lucha galego.

Las res­pon­sa­bi­li­da­des son colec­ti­vas. Sin embar­go, [email protected] apos­ta­mos sin­ce­ra­men­te en un Día de la Patria que unie­se todo el nacio­na­lis­mo e inde­pen­den­tis­mo en una úni­ca mani­fes­ta­ción soberanista.

DL – Es así que, final­men­te, os deci­dis­teis por una con­vo­ca­to­ria de una movi­li­za­ción pro­pia para este 25 de Julio, repi­tien­do el mode­lo esco­gi­do en los últi­mos años. ¿Que dirías a las per­so­nas que com­po­nen la base social del inde­pen­den­tis­mo y del sobe­ra­nis­mo para que se deci­die­sen a par­ti­ci­par en la mani­fes­ta­ción de NÓS-UP?

Rebe­ca – La cohe­ren­cia polí­ti­ca, la fir­me­za ideo­ló­gi­ca, la hones­ti­dad de un cuer­po mili­tan­te orga­ni­za­do con una prác­ti­ca dellu­cha per­sis­ten­te. Somos un modes­to y emer­gen­te pro­yec­to socio­po­lí­ti­co que cree en las inmen­sa poten­cia­li­da­des de nues­tro pue­blo, para median­te la auto-orga­ni­za­ción y la lucha, con­quis­te­mos el futuro.

En los últi­mos años hemos man­te­ni­do el timón del inde­pen­den­tis­mo en las coor­de­na­das de la izquier­da anti-capi­ta­lis­ta y socia­lis­ta defen­dien­do la cons­truc­ción de un pro­yec­to de libe­ra­ción nacio­nal y social de géne­ro útil para el pre­sen­te. Al con­tra­rio que otras fuer­zas, no nos deja­mos arras­trar por el opor­tu­nis­mo ni rea­li­za­mos pirue­tas tác­ti­cas. Segui­mos des­de 2001 don­de siem­pre hemos esta­do, luchan­do incan­sa­ble­men­te, con acier­tos y erro­res, pero de for­ma permanente.

DL ‑Don­de ha sido posi­ble una mani­fes­ta­ción patrió­ti­ca uni­ta­ria ha sido en el ámbi­to juve­nil y estu­dian­til. ¿Cómo eva­luáis des­de NÓS-UP este hecho y su con­ti­nui­dad res­pec­to del año pasado?

Rebe­ca ‑En el ámbi­to juve­nil, el inde­pen­den­tis­mo tie­ne una mayor mus­cu­la­tu­ra rela­ti­va que en el espa­cio adul­to. Simul­tá­nea­men­te, la corre­la­ción de fuer­zas es des­fa­vo­ra­ble para las no explí­ci­ta­men­te independentistas.

Feli­ci­ta­mos al con­jun­to de las orga­ni­za­cio­nes juve­ni­les y estu­dian­ti­les de la izquier­da patrió­ti­ca por ser capa­ces un año más de demos­trar que la uni­dad no sólo es posi­ble, es impres­cin­di­ble para hacer fren­te a la ofen­si­va espa­ño­li­za­do­ra, bur­gue­sa y patriar­cal que está con­tri­bu­yen­do para situar Gali­za y su pue­blo tra­ba­ja­dor al lado de un des­ca­la­bro histórico.

Que­re­mos sub­ra­yar el deter­mi­nan­te papel de BRIGA en todo este pro­ce­so, por su madu­rez y luci­dez en la cons­truc­ción de este ciclo polí­ti­co en el movi­mien­to juve­nil gale­go, impen­sa­ble hace dos años.

DL- Pasan­do a un aná­li­sis de la coyun­tu­ra polí­ti­ca de los últi­mos meses en Gali­za y en el cam­po de la izquier­da nacio­nal, pare­ce que el pro­ce­so de recom­po­si­ción de la mis­ma ini­cia­do hace más de dos años está lejos de su fina­li­za­ción. ¿Cómo ves la situa­ción actual y las pers­pec­ti­vas de este pro­ce­so, des­de el pun­to de vis­ta de NÓS-UP?

Rebe­ca – La his­tó­ri­ca mani­fes­ta­ción por la rup­tu­ra demo­crá­ti­ca y en pro de un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te gale­go de mar­zo de 2013 fue deter­mi­nan­te para que­brar la enre­da­da situa­ción en que esta­ba ins­ta­la­da la izquier­da patrió­ti­ca, la injus­ti­fi­ca­ble ausen­cia de diá­lo­go e inter­lo­cu­ción. [email protected], a par­tir de 2012, hemos ido cons­ta­tan­do que los movi­mien­tos polí­ti­cos del nacio­na­lis­mo era más que decla­ra­cio­nes de inten­cio­nes y, ante el giro sobe­ra­nis­ta del BNG, opta­mos por mover ficha. Sin embar­go, el pro­ce­so en estos 15 meses no se pue­de cali­fi­car de posi­ti­vo, pues no se pro­fun­di­zó en la uni­dad de acción y una ini­cia­ti­va que [email protected] con­si­de­ra­mos estra­té­gi­ca como la GPS está congelada.

Los fenó­me­nos elec­to­ra­les de las Auto­nó­mi­cas de 2012 y de las recien­tes Euro­peas cons­ta­tan un preo­cu­pan­te pro­ce­so de espa­ño­li­za­ción de la inter­ven­ción y de la lógi­ca socio­po­lí­ti­ca gale­ga. El aban­dono del prin­ci­pio de auto-orga­ni­za­ción pre­ce­dió a la entre­ga de las lla­ves de oro de la refe­ren­cia­li­dad de la lucha a una fuer­za espa­ño­la y refor­mis­ta por par­te de un sec­tor del nacio­na­lis­mo gale­go. Si a esto le aña­di­mos el fenó­meno de Pode­mos, el resul­ta­do es más que preocupante.

DL -¿Cuá­les pue­den ser las vías para hacer avan­zar la cons­truc­ción nacio­nal y sumar más pue­blo tra­ba­ja­dor a la lucha de libe­ra­ción nacio­nal, social y de géne­ro que la izquier­da inde­pen­den­tis­ta defiende?

Rebe­ca ‑Es fun­da­men­tal man­te­ner la fir­me­za en el prin­ci­pio medu­lar de la auto-orga­ni­za­ción que pro­pi­ció la recon­fi­gu­ra­ción de la izquier­da patrió­ti­ca hace medio siglo. Hay que man­te­ner la sere­ni­dad y no dejar­se arras­trar ni con­fun­dir por el baru­llo ambien­tal. Tal como en 1989 – 1991 no capi­tu­la­mos en la defen­sa de los prin­ci­pios socia­lis­tas ante la derro­ta de la URSS, hoy tam­po­co debe­mos abra­zar de for­ma pre­ci­pi­ta­da e irre­fle­xi­va uni­da­des comoo pro­yec­tos polí­ti­cos que actúan en Gali­za como si fue­se Mur­cia o La Rioja.

Las fuer­zas de direc­ción gale­ga y que cree­mos en Gali­za tene­mos que dar pasos cla­ros en la con­fi­gua­ción de un cua­dro gale­go de lucha, lo que [email protected] deno­mi­na­mos por el patrió­ti­co rup­tu­ris­ta. El pri­mer obje­ti­vo de este pro­ce­so es con­fi­gu­rar can­di­da­tu­ras de uni­dad popu­lar con un pro­gra­ma sobe­ra­nis­ta, de izquier­da avan­za­da y femi­nis­ta para las Elec­cio­nes muni­ci­pa­les de la pri­ma­ve­ra de 2015.

La refun­da­ción de la izquier­da patrió­ti­ca debe ser la con­clu­sión natu­ral de este pro­ce­so. Es nece­sa­rio uniir una amplia, plu­ral y que abar­que la orga­ni­za­ción socio­po­lí­ti­ca, el con­jun­to de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta y nacio­na­lis­ta. Tene­mos el deber his­tó­ri­co de evi­tar un desas­tre que por muy anun­cia­do que esté será inevi­ta­ble si no actua­mos con cora­je, urgen­cia y visión lar­go plazista.

DL ‑Todo esto se enmar­ca en un con­tex­to de cri­sis del régi­men don­de la oli­gar­quía está dan­do pasos, como el cam­bio en el seno de la monar­quía espa­ño­la, en la línea de ofre­cer una ima­gen de reno­va­ción. Este cam­bio impul­sa el deba­te sobre las alter­na­ti­vas al régi­men des­de las diver­sas izquier­das actuan­tes en Gali­za: rup­tu­ra o refor­ma, actua­ción cen­tra­da en Gali­za o en Madrid, Repú­bli­ca Gale­ga o Repú­bli­ca espa­ño­la. Como valo­ra­mos el pro­ce­so movi­li­za­dor de las últi­mas sema­nas y todos estos debates.

Rebe­ca ‑El régi­men espa­ñol de la II Repú­bli­ca bor­bó­ni­ca atra­vie­sa una mul­ti­cri­sis de carác­ter estruc­tu­ral. Los resul­ta­dos de las Elec­cio­nes euro­peas for­za­ron la imple­men­ta­ción de cam­bios ‑más cos­mé­ti­cos que reales- aún así con cier­tas dosis de ries­go, para recu­pe­rar la esta­bi­li­dad polí­ti­ca de un mode­lo cada vez más des­acre­di­ta­do entre amplios sec­to­res de la pobla­ción. Los par­ti­dos del bipar­ti­dis­mo opta­ron por for­zar la abdi­ca­ción del Jefe del Esta­do espa­ñol siguien­do las reco­men­da­cio­nes del gran capital.

El deba­te monar­quía ver­sus repú­bli­ca fue posi­ti­vo, por­que per­mi­tió des­en­mas­ca­rar las posi­cio­nes opor­tu­nis­tas de la izquier­da espa­ño­la, que tan sólo pre­ten­de ocu­par un espa­cio de ges­tió en el sis­te­ma. Tam­bién se cons­ta­tó la enor­me debi­li­dad y raqui­tis­mo del movi­mien­to de masas en la hora de apos­tar en movi­li­za­cio­nes de carác­ter estric­ta­men­te polí­ti­co. No es lo mis­mo salir a la calle en defen­sa de la sani­dad o edu­ca­ción públi­cia, con­tra la refor­ma labo­ral que exi­gir el cam­bio de mode­lo de Estado.

[email protected] opta­mos por apro­ve­char la coyunt­ju­ra para dar una bata­lla de ideas con carác­ter de masas, dejan­do cla­ro que la úni­ca alter­na­ti­va genui­na­men­te rup­tu­ris­ta y anti­sis­te­ma es la defen­sa de la Repú­bli­ca Galega.

El régi­men pue­de asu­mir una III Repú­bli­ca si sir­ve para garan­ti­zar los enor­mes lucros de las empre­sas del Ibex 35. Tam­bién para per­pe­tuar la cas­ta corrup­ta que nos des­go­bier­na, para man­te­ner la esta­bi­li­dad polí­ti­ca basa­da en el des­em­pleo, en los sala­rios y pen­sio­nes de mise­ria, en la pobre­za y exclu­sión social, en la emi­gra­ción juve­nil, en la des­truc­ción de las con­quis­tas socia­les en el ámbi­to de la sani­dad y edu­ca­ción públi­cas. En defi­ni­ti­va, la uni­dad de mer­ca­do deno­mi­na­da España.

La úni­ca for­ma de trans­for­mar esto, de avan­zar en direc­ción a la trans­for­ma­ción que ansían cada vez más sec­to­res socia­les, es a tra­vés de la aper­tu­ra de pro­ce­sos cons­ti­tu­yen­tes que reco­noz­can el ejer­ci­cio de auto­de­ter­mi­na­ción de las nacio­nes opri­mi­das. Sin este pre­mi­sa demo­crá­ti­ca, no habrá cam­bio real

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.