Per­do­na Pales­ti­na- Borro­ka Garaia

484535_3965541693409_1376166586_n

He vis­to la iku­rri­ña muchas veces jun­to a la ban­de­ra galle­ga y la cata­la­na. Es lógi­co, estas tres nacio­nes tie­nen cosas en común y lazos de soli­da­ri­dad. Que el esta­do espa­ñol no res­pe­te sus dere­chos nacio­na­les es algo que comparten.

Sin embar­go, algo no ya tan común es ver estas tres ban­de­ras de nacio­nes sin esta­do jun­to a la del esta­do de Israel. Un esta­do que al igual que el espa­ñol tam­po­co res­pe­ta dere­chos nacio­na­les como ocu­rre con Palestina.

Esa ima­gen, tres ban­de­ras de nacio­nes opri­mi­das jun­to a la de un esta­do opre­sor es la que enca­be­za un mani­fies­to titu­la­do “Por la Paz, con­tra el boi­cot a Israel”. En el mani­fies­to se ase­gu­ra que “el esta­do de Israel es demo­crá­ti­co” y que resul­ta “infa­me” equi­pa­rar el régi­men sio­nis­ta con el del apartheid suda­fri­cano. Por ello hacen un lla­ma­mien­to con­tra el boi­cot a Israel al que con­si­de­ran que pro­mue­ve un “racis­mo anti-judio”. Sen­ten­cian que “Israel, a pesar de los defec­tos que se le pue­dan repro­char, ha sido una refe­ren­cia para los pue­blos que aspi­ran a su sobe­ra­nía”. Entre los fir­man­tes del mani­fies­to cons­tan res­pon­sa­bles públi­cos de PNV, EA ‚Amaiur, CiU, ERC e inclu­so de euskaltzaindia.

Lo cier­to es que no se en que mun­do habrán vivi­do los fir­man­tes del mani­fies­to pero si Israel ha sido algu­na refe­ren­cia lo ha sido pre­ci­sa­men­te jus­to para lo con­tra­rio de lo que afir­man. Para ani­qui­lar pue­blos. Recuer­do viva­men­te cuan­do las auto­ri­da­des israe­li­tas afir­ma­ron públi­ca­men­te que el tra­to a los dete­ni­dos y pri­sio­ne­ros pales­ti­nos esta­ba ins­pi­ra­do en el del esta­do español.

Sin embar­go, los fir­man­tes, des­de una supues­ta defen­sa del sobe­ra­nis­mo vas­co, cata­lan y galle­go se posi­cio­nan con el esta­do que pre­ci­sa­men­te nie­ga a san­gre y fue­go el sobe­ra­nis­mo pales­tino. San­gre y fue­go que estos días está sal­pi­can­do las tie­rras pales­ti­nas. Les moles­ta a los fir­man­tes del mani­fies­to que se “inten­te impor­tar a nues­tras socie­da­des un con­flic­to externo”. Supon­go que la pala­bra inter­na­cio­na­lis­mo les que­da dema­sia­do grande.

El caso de Pales­ti­na es per­fec­ta­men­te equi­pa­ra­ble al del apartheid. Y para derro­tar al apartheid uno de los pun­tos impor­tan­tes fue la cam­pa­ña de boi­cot y des­in­ver­sio­nes. Saben que eso es así, saben que es una herra­mien­ta efi­caz para pre­sio­nar a esta­dos opre­so­res y por eso nie­gan la mayor, que el esta­do de Israel sea opre­sor. Y al igual que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, esa que recien­te­men­te Gal­deano afir­ma­ba que es el nom­bre artís­ti­co que los Esta­dos Uni­dos se ponen cuan­do hacen tea­tro, hacen lla­ma­mien­to a la nego­cia­ción y a los acuer­dos inter­na­cio­na­les sabe­do­res de que la capa­ci­dad nego­cia­do­ra y los acuer­dos están ínti­ma­men­te liga­dos a la capa­ci­dad fác­ti­ca. Y que la capa­ci­dad fác­ti­ca y bue­na situa­ción de Israel en el entra­ma­do impe­ria­lis­ta le hace pasar­se por el arco del triun­fo toda reso­lu­ción inter­na­cio­nal e impo­ner siem­pre sus condiciones.

Por eso son vita­les medi­das de pre­sión como el boi­cot inter­na­cio­nal, una for­ma de lucha pací­fi­ca que está ero­sio­nan­do al régi­men sio­nis­ta y por eso éste tie­ne que acti­var su con­tra-cam­pa­ña. La lucha pací­fi­ca de boi­cot y des­in­ver­sio­nes es ple­na­men­te légi­ti­ma. Tan légi­ti­mo como que el pue­blo pales­tino haga uso de todos los méto­dos que con­si­de­ren opor­tu­nos para librar­se de la opre­sión arma­da sio­nis­ta que les está lle­van­do a su des­apa­ri­ción nacional.

Defen­der al pue­blo de Pales­ti­na fren­te a la agre­sión impe­ria­lis­ta es defen­der a Eus­kal Herria fren­te a lo mis­mo. Pues tam­bién hará fal­ta pre­sión inter­na­cio­nal a los esta­dos espa­ñol y fran­cés para que aban­do­nen Eus­kal Herria. Y eso no es ser racis­ta anti-espa­ñol ni anti-francés.

Los pro­ce­sos de libe­ra­ción nacio­nal vas­co, cata­lán y galle­go que­dan toca­dos y des­le­gi­ti­ma­dos cuan­do la UE, EEUU, Israel o el impe­ria­lis­mo son tra­ta­dos de demo­crá­ti­cos o supues­tos alia­dos. Pues pre­ci­sa­men­te todos ellos son entes de máxi­mo ran­go en la opre­sión nacio­nal y social.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.