[Video] Con­tra­ban­do de ideas hacia la inde­pen­den­cia- Borro­ka Garaia

http://youtu.be/A‑2ItNiQKfg
Los curi­llas de todo tipo se han esfor­za­do duran­te siglos por con­so­lar al de aba­jo median­te limos­nas que lim­pian con­cien­cias sin expli­car­le el por­qué de su situa­ción, ya que eso supon­dría des­mon­tar toda su infra­es­truc­tu­ra pro­pa­gan­dís­ti­ca e inver­tir­la en el com­ba­te real con­tra la pobre­za que no es otro más que ter­mi­nar con los que acu­mu­lan capi­tal median­te la explo­ta­ción. Y como estos curi­llas nun­ca se han enfren­ta­do ni al feu­da­lis­mo ni al capi­ta­lis­mo sino que siem­pre han for­ma­do opor­tu­na­men­te par­te impres­cin­di­ble del poder, han teni­do que pro­me­ter el paraí­so y la sal­va­ción en otra vida des­pués de la muer­te. Si haces lo que dicen, cla­ro está. Que el cie­lo tam­bién tie­ne cuo­ta mensual.

Ocu­rre algo pare­ci­do con las bue­nas inten­cio­nes de dejar un mun­do mejor a las gene­ra­cio­nes veni­de­ras, que se sue­len pro­nun­ciar cuan­do las actua­les no entien­den muy bien que es lo que se cue­ce o le quie­ren cocer en el aho­ra. El aho­ra mismo.

Pri­me­ro la inde­pen­den­cia, lue­go ya vere­mos. ¿No pue­de haber una fra­se mas con­tra­dic­to­ria en sí misma?

La inde­pen­den­cia de los pue­blos es la no depen­den­cia, de la mis­ma for­ma que la insu­mi­sión es la no sumi­sión. Y no depen­der supo­ne que una colec­ti­vi­dad como la vas­ca sea libre para tomar deci­sio­nes polí­ti­cas, eco­nó­mi­cas y de todo tipo, para pos­te­rior­men­te lle­var­las a cabo sin inje­ren­cia de esta­dos aje­nos, mer­ca­dos, ejér­ci­tos o cual­quier tipo de poder fác­ti­co del capi­tal interno o externo que se super­pon­ga a la volun­tad popular.

El pro­yec­to de Esta­do inde­pen­dien­te es por tan­to una car­ca­sa vacía de no dotar­lo de con­te­ni­do. Ya que es pre­ci­sa­men­te el con­te­ni­do lo que le hace ser inde­pen­dien­te. Es pre­ci­sa­men­te “ese lue­go ya vere­mos” lo ante­rior a la inde­pen­den­cia for­mal. Cuan­do un pue­blo opri­mi­do pone sobre la mesa “ese lue­go ya vere­mos” en el aho­ra es cuan­do se vehi­cu­li­za su camino hacia la inde­pen­den­cia. Lo que dota al pro­yec­to inde­pen­den­tis­ta de fun­da­men­to, pues es pre­ci­sa­men­te ese “lue­go ya vere­mos” lo que hay que con­quis­tar en el aho­ra, sien­do la inde­pen­den­cia un ins­tru­men­to hacia ello. El fin es el con­te­ni­do que la depen­den­cia tra­ta de impe­dir que se abra paso.

Pen­sar­se inde­pen­dien­tes en el aho­ra y ade­más hacer­lo de una for­ma mate­rial, lle­nán­do­lo de con­te­ni­do es un mis­mo pro­ce­so. Es el mis­mo pro­ce­so de cons­truc­ción nacio­nal y social y de des­truc­ción de la depen­den­cia. Pre­ci­sa­men­te un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te del esta­do vas­co nace­rá del “pen­sar en el lue­go ya vere­mos” y vehi­cu­li­zar­lo en el aho­ra median­te un pro­ce­so de auto­de­ter­mi­na­ción inte­gral don­de nace­rá una reali­dad nue­va cons­ti­tui­da que será refle­jo del equi­li­brio de fuer­zas de la lucha de cla­ses rea­li­za­da has­ta jus­to ese momento.

El nacio­na­lis­mo bur­gués insis­te en que debe­mos olvi­dar­nos de todo y cen­trar­nos en la car­ca­sa pese a que eso supon­ga depen­den­cia. Tie­ne razo­nes para expre­sar­se así. En reali­dad es una peti­ción a los de aba­jo para que sus pri­vi­le­gios que crean depen­den­cia se man­ten­gan cerran­do el círcu­lo vicio­so que impi­de ade­más abrir puer­tas a la inde­pen­den­cia nacional.

Para que el pro­yec­to inde­pen­den­tis­ta avan­ce, aumen­te y rom­pa muros, el con­te­ni­do es vital y el con­tra­ban­do de ideas en torno ello fun­da­men­tal. Sin com­ple­jos pin­te­mos el futu­ro soña­do en el pre­sen­te de rojo, ver­de, mora­do y de los mil colo­res de la sub­ver­sión has­ta des­tro­zar la opre­sión nacio­nal espa­ño­la y fran­ce­sa y del capi­tal que se impo­ne a la volun­tad de nues­tro pue­blo. No hay nada a que esperar.

— — — — –

Inde­pen­den­cia no es el nom­bre de un nue­vo mode­lo de coche. Ni tam­po­co el de una colo­nia que atrae irre­sis­ti­ble­men­te a las mujeres.

A pesar de que en la boca del nazi John Way­ne adquie­ra el hedor de la mier­da de vaca, es la idea que nos ayu­da a avan­zar hacia la uto­pía. Si asu­mi­mos como rea­li­za­ble este proyecto.

El via­je sin fron­te­ras ni pasa­por­te des­de la Eus­kal Herria inde­pe­dien­te a la Cata­lun­ya libre. Pro­lon­gar la era de la explo­ta­ción entre los seres huma­nos o vivir sin estar subor­di­na­do a nada, ni a nadie.

Auto­ges­tión, impul­san­do la capa­ci­dad de deci­sión. Decir­lo en voz alta y difun­dir la idea. Si asu­mi­mos como rea­li­za­ble este proyecto.

Inde­pen­den­cia no es una cam­pa­ña pro­mo­cio­nal de las mul­ti­na­cio­na­les dise­ña­da para ven­der dis­cos de gru­pos nove­les, sino la tela de ara­ña que esta­mos cons­tru­yen­do los que ayu­da­mos a atra­ve­sar las fron­te­ras clan­des­tí­na­men­te hacien­do con­tra­ban­do de ideas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.