Tras­na­cio­na­les impo­nen lim­pie­za total en sur­es­te ucraniano

La ana­lis­ta de la Fun­da­ción rusa de la Cul­tu­ra Estra­té­gi­ca, Olga Chet­ve­rí­ko­va, denun­ció hoy que la “lim­pie­za total” por tro­pas ucra­nia­nas en zonas del sur­es­te bus­ca el con­trol de esa región para extraer gas de esquis­to sin obstáculos.

Recor­dó la ana­lis­ta un acuer­do por 50 años fir­ma­do duran­te el man­da­to del expre­si­den­te Vík­tor Yanu­kó­vich entre el Gobierno y la cor­po­ra­ción Royal Dutch Shell sobre pro­duc­ción com­par­ti­da en con­di­cio­nes favo­ra­bles para la explo­ra­ción, desa­rro­llo y pro­duc­ción del yaci­mien­to Yuzovski.

Pre­ci­só la inves­ti­ga­do­ra que esta fuen­te de gas de esquis­to se encuen­tra en la fron­te­ra de las regio­nes de Donetsk y Járkov.

Men­cio­nó entre las empre­sas invo­lu­cra­das en el desa­rro­llo de ese tipo de hidro­car­bu­ro en el país esla­vo a Euro Gas ucra­nia­na, par­te de cuyas accio­nes se hallan en manos de la com­pa­ñía bri­tá­ni­ca Mc Callan Oil&Gas (UK) Ltd.

Chet­ve­rí­ko­va pre­ci­só que este últi­mo gru­po empre­sa­rial per­te­ne­ce a la cor­po­ra­ción Euro Gas de Esta­dos Uni­dos y Buris­ma Hol­dings, en cuya jun­ta direc­ti­va entró recien­te­men­te el hijo del vice­pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano, Joseph Biden.

Indi­có la ana­lis­ta que las estruc­tu­ras de poder esta­ble­ci­das en Kiev son solo un deco­ra­do para encu­brir la gran lim­pie­za étni­ca de la pobla­ción ruso­par­lan­te que lle­van a cabo las Fuer­zas Arma­das en las auto­pro­cla­ma­das Repú­bli­cas Popu­la­res de Donetsk y Lugansk.

El artícu­lo 37.2 del acuer­do obli­ga a quie­nes viven en los alre­de­do­res del yaci­mien­to Yuzovs­ki a ven­der sus pro­pie­da­des, y en caso de que se nie­guen serán obli­ga­dos a hacer­lo en inte­rés de la fir­ma Shell, sos­tu­vo la investigadora.

Al abun­dar sobre el tema, la denun­cian­te expli­có que tras la “ope­ra­ción de lim­pie­za” el acuer­do pre­vé ins­ta­lar en la zona cono­ci­da como Dom­bass entre 80 mil y 140 mil pozos, con la corres­pon­dien­te des­truc­ción del área de sem­bra­dos, edi­fi­cios indus­tria­les, resi­den­cia­les y de descanso.

En cuan­to a la tie­rra negra fér­til (Ucra­nia posee 27 por cien­to de todo el sue­lo negro del mun­do), se pre­vé ven­der­lo en el extran­je­ro. En tiem­pos de paz es impo­si­ble lograr­lo, pero la gue­rra lo jus­ti­fi­ca todo, dijo Chet­ve­rí­ko­va cita­da por la tele­vi­so­ra glo­bal RT.

Acla­ró la ana­lis­ta que los pro­mo­to­res del con­tra­to pre­ten­den diez­mar drás­ti­ca­men­te a la pobla­ción ruso­par­lan­te local y dejar solo el núme­ro de emplea­dos nece­sa­rios para el man­te­ni­mien­to de la extrac­ción de gas.

La masa­cre de civi­les, la crea­ción de una atmós­fe­ra de páni­co que obli­gue a la gen­te a aban­do­nar su patria y con­ver­tir­se en refu­gia­dos son las prin­ci­pa­les herra­mien­tas para hacer valer los intere­ses de las tras­na­cio­na­les, con­clu­yó la ana­lis­ta de la Fun­da­ción rusa de la Cul­tu­ra Estratégica.

Por su par­te, Oleg Tsa­riov, pre­si­den­te del Par­la­men­to uni­fi­ca­do de Donetsk y Lugansk, denun­ció en el Pri­mer Canal de la tele­vi­sión rusa que Ucra­nia es un país total­men­te ocu­pa­do por Esta­dos Unidos.

La prin­ci­pal auto­ri­dad en Kiev es el emba­ja­dor esta­dou­ni­den­se, recal­có el líder de la cáma­ra legis­la­ti­va rebelde.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.