De Feli­pe V «El Loco» a Feli­pe VI «El Bre­ve»- Ama­deo Mar­ti­nez Ingles

En el año de des­gra­cia de 1700, tras el Segun­do Tra­ta­do de Par­ti­ción Euro­peo y des­pués de ganar­se la volun­tad de Car­los II «El Hechi­za­do» el mori­bun­do últi­mo monar­ca espa­ñol de la Casa de Habs­bur­go, Luis XIV de Fran­cia, «Le roi Soleil», con­si­guió poner en el trono de Espa­ña a su sobrino/​nieto Feli­pe de Anjou, enfer­mo cró­ni­co de psi­co­sis manía­co-depre­si­va y que ense­gui­da pasa­ría a la his­to­ria de este país como Feli­pe V «El Ani­mo­so», «El Negre­ro» o «El Melan­có­li­co» y más a nivel del hom­bre de la calle como «El Cho­ta» o «El Loco», pro­vo­can­do con ello una terri­ble gue­rra de suce­sión en este país al no estar de acuer­do con seme­jan­te deci­sión de la Casa de Bor­bón el archi­du­que Car­los de Habs­bur­go, que se creía con más dere­cho y mejo­res con­di­cio­nes psi­co­fí­si­cas que el francés.

Tres­cien­tos cator­ce años des­pués, el 19 de junio de 2014, inmer­sa Espa­ña en una cri­sis ter­mi­nal, el caci­que galle­go Mariano I «El Men­ti­ro­so» y «El Sobre­co­ge­dor», con el fun­da­men­tal apo­yo mediá­ti­co y polí­ti­co del social monár­qui­co Alfre­do X «El Cal­vo» y “El Trai­dor”, líder cadu­co del vie­jo y abo­rre­ga­do PSOE “Pro­mo­nár­qui­cos Socia­lis­tas Obre­ros Espa­ño­les” (aho­ra el cara­du­ra dice que se va defi­ni­ti­va­men­te en Sep­tiem­bre des­pués de haber trai­cio­na­do y escu­pi­do sobre miles y miles de cadá­ve­res de ver­da­de­ros socia­lis­tas que murie­ron luchan­do por la II Repú­bli­ca Espa­ño­la), no dudó (que ya es decir) en colo­car en la Jefa­tu­ra del Esta­do espa­ñol, a títu­lo fran­quis­ta de rey y con la coope­ra­ción nece­sa­ria de la sumi­sa mayo­ría abso­lu­ta que osten­ta y de la de miles de poli­cías arma­dos has­ta los dien­tes, a otro Feli­pe que tras la abdi­ca­ción de su señor padre, Juan Car­los I, «El Caza­dor» o «El Fra­tri­ci­da» (que con ambos sobre­nom­bres pue­de pasar a la his­to­ria, si es que pasa) pron­to será cono­ci­do a nivel nacio­nal e inter­na­cio­nal, si Dios no lo reme­dia que es de espe­rar que no, como Feli­pe VI «El Bre­ve», dada la fecha de cadu­ci­dad que la Jun­ta Elec­to­ral Cen­tral de este país ha estam­pa­do en la monu­men­tal coro­na de dere­cho fran­quis­ta exhi­bi­da en su pro­cla­ma­ción (que yo no he vis­to, por­que estas reli­quias feu­da­les me dan arca­das) y que cla­ra­men­te seña­la a «Diciem­bre de 2015» (elec­cio­nes gene­ra­les) como tope máxi­mo para su ridícu­lo, ile­gí­ti­mo y bre­ví­si­mo reinado.

Y es que, que­ri­dos y en estos momen­tos ape­sa­dum­bra­dos ami­gos y com­pa­ñe­ros repu­bli­ca­nos espa­ño­les y de todo el mun­do civi­li­za­do, aun­que parez­ca lo con­tra­rio dados los fas­tos y el pelo­teo enfer­mi­zo de los medios de comu­ni­ca­ción espa­ño­les, la cuen­ta atrás para el defi­ni­ti­vo hun­di­mien­to de la forá­nea y depra­va­da dinas­tía bor­bó­ni­ca que duran­te tres­cien­tos años lar­gos ha sumi­do a este país en la mise­ria, el anal­fa­be­tis­mo, la sumi­sión y la explo­ta­ción del pue­blo mien­tras sus inde­sea­bles miem­bros y miem­bras se pega­ban la gran vida bebien­do y for­ni­can­do a pla­cer, ha comen­za­do ya de for­ma impa­ra­ble tras la pues­ta en mar­cha el pasa­do 2 de junio de 2014, des­pués del «pac­to entre sin­ver­güen­zas» fir­ma­do en La Zar­zue­la cua­tro días antes por el Bor­bón, el Rajoy y el Rubal­ca­ba, de la sor­pren­den­te, cha­pu­ce­ra, impro­vi­sa­da, opor­tu­nis­ta e impues­ta manio­bra gol­pis­ta del Gobierno dic­ta­to­rial del señor Rajoy (un autén­ti­co gol­pe de Esta­do des­de el poder y con­tra el pue­blo sobe­rano) pro­ce­dien­do en cues­tión de muy pocos días, sin tes­ti­gos exte­rio­res, blin­dan­do el Con­gre­so de los Dipu­tados con miles de guar­dias de la porra, cerran­do la capi­tal de la nación al pue­blo de Madrid y apro­ve­chán­do­se de un Esta­do de Excep­ción no decla­ra­do pero efec­ti­vo, a pro­cla­mar como nue­vo Jefe del Esta­do espa­ñol a otro rey sali­do de la entre­pier­na del dic­ta­dor Fran­co como el ante­rior, tan ile­gí­ti­mo como el ante­rior y, segu­ra­men­te, tan gol­fe­ras como el anterior.

Pero la cosa, ami­gos, por muy bien que pin­te en el pre­sen­te la tal manio­bra para sus espu­rios pro­mo­to­res en la som­bra, que la han orga­ni­za­do depri­sa y corrien­do de una for­ma total­men­te dic­ta­to­rial, gol­pis­ta, cha­pu­ce­ra y a espal­das del pue­blo, no les va a salir bien, no les pue­de salir bien… y muy pron­to los ciu­da­da­nos de este país, en la actua­li­dad nue­va­men­te bajo el yugo de una nue­va y más sofis­ti­ca­da dic­ta­du­ra de cor­te fran­quis­ta que hace del frau­de de ley y de la mayo­ría elec­to­ral con­se­gui­da en un esta­do de cri­sis total sus pecu­lia­res armas de some­ti­mien­to del pue­blo, vamos a ser tes­ti­gos del rápi­do e incues­tio­na­ble dis­cu­rrir de las ins­ti­tu­cio­nes por ellos repre­sen­ta­das por la empi­na­da pen­dien­te que las va a lle­var hacia la muer­te. La pri­me­ra en coger su par­ti­cu­lar bille­te cor­po­ra­ti­vo hacia la nada va a ser (ya lo está sien­do) la por mí deno­mi­na­da líneas arri­ba y sin nin­gún «ani­mus inju­rian­di» » Pro­mo­nár­qui­cos Socia­lis­tas Obre­ros Espa­ño­les» (PSOE) que, afor­tu­na­da­men­te, y des­pués del últi­mo ser­vi­cio pres­ta­do al sis­te­ma corrup­to que toda­vía pade­ce­mos los espa­ño­les por su dimi­ti­do líder, el toda­vía inse­pul­to repu­bli­cano de noche y monár­qui­co de día, Alfre­do X «El Cal­vo» y “El Trai­dor”, pare­ce dis­pues­ta, como el ave Fénix, a resur­gir de sus ceni­zas dan­do la pala­bra a sus cen­te­na­res de miles de mili­tan­tes para que eli­jan nue­vos dirigentes.

La segun­da, el PPT (Par­ti­do Popu­lar Tota­li­ta­rio) del caci­que Rajoy, toda­vía tie­ne cier­to tiem­po por delan­te (año y medio) para sucum­bir elec­to­ral­men­te y «uce­di­zar­se» como Dios man­da des­pués de las barra­ba­sa­das come­ti­das en sus dos años y medio de poder abso­lu­to pero su dece­so por vía de las urnas, tras la pér­di­da de iden­ti­dad sufri­da y su vira­je hacia una for­ma­ción auto­ri­ta­ria y corrup­ta que ha hecho de la tin­ta negra y de los sobres sin remi­te sus señas de vasa­lla­je ponién­do­se al pue­blo sobe­rano por mon­te­ra… es impa­ra­ble y lle­ga­rá inde­fec­ti­ble­men­te lo más tar­dar a fina­les del año que vie­ne, por mucha inge­nie­ría fis­cal que se inven­te el ato­lon­dra­do Mon­to­ro y mucho coña­zo económico/​financiero/​recuperador que orde­ne difun­dir a los cua­tro vien­tos por decre­to (aquí no le va a fun­cio­nar el decre­ta­zo) el Sobre­co­ge­dor-Jefe del Partido.

Y la ter­ce­ra ins­ti­tu­ción fir­man­te del con­tu­ber­nio de alto nivel que dio vida al «pro­cla­ma­zo» exprés del 19‑J, la monar­quía bor­bó­ni­ca, la ins­ti­ga­do­ra del mis­mo para inten­tar sobre­vi­vir cam­bian­do su mas­ca­ron de proa, o sea «El Fra­tri­ci­da» por «El Bre­ve» (y con ello el tipo de caza, de juer­gas, de ami­gas entra­ña­bles, de via­jes de pla­cer, de pala­cios, de comi­lo­nas, de ága­pes, de estre­cha­mien­to de rela­cio­nes… y, eso sí, siguien­do con la mis­ma bico­ca de los ocho millo­nes de euros en mano y otros cien­to sesen­ta en gas­tos), su por­ve­nir a medio pla­zo, tras el abra­zo del oso reci­bi­do de Mariano I y Alfre­do X y una vez ter­mi­na­dos los fas­tos y el engo­rro ins­ti­tu­cio­nal y mediá­ti­co de las pri­me­ras sema­nas, se pre­sen­ta total­men­te incier­to. O mejor dicho, total­men­te cier­to, negro sobre blan­co y can­ta­do. No pue­de, no debe y no lo hará, sobre­vi­vir a la deba­cle anun­cia­da para los par­ti­dos que toda­vía lide­ran ambos geri­fal­tes polí­ti­cos y, en con­cre­to, a la caí­da tsu­ná­mi­ca pre­vis­ta para el PPT del caci­que galle­go que en solo unos meses pue­de pasar de masa­crar Espa­ña con mano de hie­rro y cara (la que tie­ne) de muy pocos ami­gos al infierno polí­ti­co uce­diano de la desin­te­gra­ción y el bochorno nacio­nal. Su prin­ci­pio del fin, el prin­ci­pio del fin de la monar­quía ins­tau­ra­da por el dic­ta­dor Fran­co en 1969 en la per­so­na de su lamecu­los per­so­nal, el enton­ces cade­te Jua­ni­to (lue­go Juan Car­los I «El Fra­tri­ci­da») tras la masa­cre del pue­blo espa­ñol ini­cia­da con su trai­cio­ne­ra rebe­lión de 1936, ha comen­za­do ya y su fecha de cadu­ci­dad (Diciem­bre de 2015) per­ma­ne­ce y per­ma­ne­ce­rá gra­ba­da a fue­go en el alma de millo­nes y millo­nes de ciu­da­da­nos espa­ño­les (demó­cra­tas y, por ende, repu­bli­ca­nos) has­ta que, tras más de seten­ta años de dic­ta­du­ra, pue­dan vol­ver a ser due­ños de sus pro­pios destinos.

Y aho­ra, para ter­mi­nar, ami­gos repu­bli­ca­nos espa­ño­les, trai­cio­na­dos (de momen­to) por unos polí­ti­cos cara­du­ras que se recla­man de repu­bli­ca­nos (por la noche) pero actúan de monár­qui­cos ver­gon­zan­tes (de día) para seguir cobran­do sus sucu­len­tas bico­cas, paso a comen­tar, recha­zar, mati­zar, repro­bar o man­dar al cara­jo, como quie­ra ver­lo cada cual, algu­nas de las deci­sio­nes que pare­ce ser ya ha toma­do (o está en vías de hacer­lo usan­do su rodi­llo mayo­ri­ta­rio en Las Cor­tes) este Gobierno dic­ta­to­rial del caci­que Rajoy que, como pla­ga bíbli­ca, cayó en Diciem­bre de 2011 sobre las ya cas­ti­ga­das tie­rras de esta piel de toro que habi­ta­mos 48 millo­nes de espa­ño­les (un 20% pasan­do ya ham­bre físico):

1ª.- Un rey, por muy ile­gí­ti­mo, fran­quis­ta (o sea, fas­cis­ta), des­ce­re­bra­do, caza­dor y sin­ver­güen­za que sea, cuan­do abdi­ca deja de ser rey. Rea­li­za­do el corres­pon­dien­te trá­mi­te de acep­ta­ción por las Cor­tes Gene­ra­les pasa a ser un ciu­da­dano común, no de los que pasa­rán ham­bre en el futu­ro, evi­den­te­men­te, que para eso el que más y el que menos se habrá arro­pa­do pre­via­men­te en Sui­za, pero des­de lue­go ya no será rey ni, por ende, le corres­pon­de­rá el títu­lo de majes­tad. Enton­ces ¿a qué vie­ne esa maja­de­ría de que el ciu­da­dano Juan Car­los Bor­bón, que ha abdi­ca­do, sigue y segui­rá sien­do rey con dere­cho al títu­lo de majes­tad? ¿Pero es que en este país nues­tros polí­ti­cos se han con­ver­ti­do en mucho más gili­po­llas de lo que ya eran? ¿Es que se han vuel­to ton­tos del culo? Pero es que una cosa (o per­so­na o ani­mal) pue­de ser, digo yo, una cosa y a la vez no ser­lo. Ser o no ser. Esa es la cues­tión, que diría aquél. Ser rey a estas altu­ras del siglo XXI y en un país moderno, euro­peo, desa­rro­lla­do, demó­cra­ta… es una per­fec­ta ridi­cu­lez, una gili­po­lla­da de no te menees y un ana­cro­nis­mo como la copa de un pino, pero lo de seguir sien­do rey des­pués de abdi­car ya me con­ta­rán los anal­fa­be­tos fun­cio­na­les que tuvi­mos los bemo­les de ele­girl en diciem­bre de 2011 para que nos gober­na­ran, qué coño es. Por­que tam­po­co es de reci­bo la figu­ra de rey hono­rí­fi­co. Se es rey o no se es. Aho­ra, ade­más, para los que en este país no que­re­mos café (monar­cas estul­tos, que son casi todos) nos obli­gan a tomar­nos dos tazas o sea a tener que doblar el espi­na­zo por par­ti­da doble, ante dos reyes (el salien­te o abdi­ca­do y el entran­te y nue­va­men­te ele­gi­do por la som­bra tes­ti­cu­lar del dic­ta­dor), dos rei­nas, la niñi­ta here­de­ra del here­de­ro, la madre que la parió y el pro­pio here­de­ro que aho­ra, por la mis­ma lógi­ca que se sigue con su padre, debe­rá seguir sien­do here­de­ro y prín­ci­pe de Astu­rias a la par que el nue­vo rey Feli­pe VI El Breve.

2ª.- ¿Por qué tan­ta pri­sa en afo­rar a este nue­vo ciu­da­dano Juan­ca Bor­bón, antes rey (es un decir) de Espa­ña? ¿Tie­ne algo que ocul­tar a la Jus­ti­cia? ¿Es un pre­sun­to delin­cuen­te que todos estos años ha come­ti­do autén­ti­cas bar­ba­ri­da­des per­so­na­les e ins­ti­tu­cio­na­les por las que podría ser juz­ga­do ipso fac­to? Segu­ro que sí. De no ser así no se entien­de el furor ute­rino y no ute­rino (hay varo­nes en el Gobierno) que les ha entra­do a los que com­po­nen el Eje­cu­ti­vo del señor Rajoy para afo­rar cuan­to antes al ex rey caza­dor y su extra­ña fami­lia. Las per­so­nas hones­tas y res­pon­sa­bles no nece­si­ta­mos nin­gún afo­ra­mien­to y des­de lue­go no con tan­ta pri­sa. Si en este país hay diez mil afo­ra­dos es por­que hay mucho sin­ver­güen­za que nece­si­ta ser­lo para seguir roban­do y tra­pi­chean­do sin que nin­gún juez de a pie, tipo Cas­tro, pue­da tocar­le los cata­pli­nes vía auto de imputación.

3ª.- Que el señor minis­tro de Defen­sa que tene­mos, el tal More­nés, es un anal­fa­be­to fun­cio­nal en cues­tio­nes del depar­ta­men­to que teó­ri­ca­men­te diri­ge no es nin­gún secre­to de Esta­do detrás del cual se mue­van dece­nas de célu­las yiha­dis­tas. Pero lo de nom­brar al suso­di­cho ciu­da­dano Juan Car­los Bor­bón capi­tán gene­ral en la reser­va es de auro­ra boreal y toda­vía no me expli­co como nin­guno de los gene­ra­les de des­pa­cho (ope­ra­ti­vos reales con expe­rien­cia de gue­rra no hay nin­guno) de las FAS espa­ño­las ha pues­to has­ta el momen­to el gri­to en el cie­lo. Cla­ro, son tan dis­ci­pli­na­dos los pobres…

El señor Juan Car­los de Bor­bón, no pue­de ser capi­tán gene­ral en la reser­va, por la sen­ci­lla razón de que no es ni nun­ca ha sido capi­tán gene­ral. De carre­ra, se entien­de. Ha sido, mien­tras ha sido rey, jefe pro­to­co­la­rio, hono­rí­fi­co o cons­ti­tu­cio­nal de los Ejér­ci­tos espa­ño­les pero nun­ca ha osten­ta­do el man­do real de los mis­mos que corres­pon­de al Gobierno a tra­vés del JEMAD (Jefe del Esta­do Mayor de la Defen­sa). Pero cesa­do o abdi­ca­do como rey ese man­do pro­to­co­la­rio u hono­rí­fi­co decae de inme­dia­to y, como no es mili­tar de carre­ra ni ha efec­tua­do los cur­sos corres­pon­dien­tes para los suce­si­vos ascen­sos, nun­ca podrá osten­tar esa cate­go­ría en la reser­va ins­ti­tui­da para que los altos man­dos del Ejér­ci­to con una gran pre­pa­ra­ción y cono­ci­mien­tos pro­fe­sio­na­les pue­dan ser lla­ma­dos a filas y a diri­gir los Ejér­ci­tos en tiem­po de gue­rra o gra­ve cri­sis nacio­nal. Ya está bien de caci­ca­das y abu­sos de auto­ri­dad, señor minis­tro y seño­res incom­pe­ten­tes del Gobierno.

Ama­deo Mar­tí­nez Inglés es mili­tar, con el gra­do de coro­nel, escri­tor e historiador.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *