EEUU: Caí­da del PIB podría dar pie a una nue­va guerra

Foto: Spencer Platt/AFP.Foto: Spen­cer Platt/​AFP.

La esta­dís­ti­ca ofi­cial de EE.UU. regis­tró en el pri­mer tri­mes­tre del 2014 la mayor con­trac­ción del pro­duc­to interno bru­to en cin­co años: el 2,9%. El índi­ce es mucho peor que todas las pre­vi­sio­nes y esti­ma­cio­nes publi­ca­das anteriormente.
Según las expli­ca­cio­nes publi­ca­das por la Ofi­ci­na de Aná­li­sis Eco­nó­mi­co de Esta­dos Uni­dos (BEA, por sus siglas en inglés) en su blog, la caí­da del PIB se debe en gran par­te a la reduc­ción de inver­sio­nes y de expor­ta­cio­nes. Ade­más, con­tri­bu­ye­ron a la ten­den­cia los gas­tos del Gobierno fede­ral y las admi­nis­tra­cio­nes muni­ci­pa­les y la inver­sión en el sec­tor inmo­bi­lia­rio. En con­tras­te, el con­su­mo iba cre­cien­do, espe­cial­men­te en los servicios.
“En caso de que esa ten­den­cia con­ti­núe, es alta­men­te pro­ba­ble que las agen­cias de cali­fi­ca­ción de ries­gos mun­dia­les reba­jen la nota a EE.UU”, advir­tió en un comen­ta­rio con­ce­di­do al sitio poli​ton​li​ne​.ru el corre­dor de bol­sa Phil Solen­son. “No se asom­bren, este ya fue el caso hace unos años y en aquel enton­ces la situa­ción fue seme­jan­te, aun­que algo mejor”.
Según pro­nos­ti­ca el exper­to, eso suce­de­rá “si EE.UU. no recu­rre a su motor pre­fe­ri­do de cre­ci­mien­to: una gue­rra con alguien”. Hace poco algu­nos medios de comu­ni­ca­ción esta­dou­ni­den­ses ya plan­tea­ron el tema del impul­so que podría dar a la eco­no­mía una gue­rra even­tual y con­ta­ban con varias opi­nio­nes de los eco­no­mis­tas invi­ta­dos a favor de esa suposición.
En el perío­do ante­rior a esta caí­da, el cuar­to tri­mes­tre del 2013, el PIB había aumen­ta­do el 2,6%, por eso esta­dís­ti­ca­men­te toda­vía no se habla de una recaí­da en la rece­sión (lo que requie­re al menos dos tri­mes­tres con­se­cu­ti­vos de decre­ci­mien­to). Sobre lo que sí insi­núan los ana­lis­tas es la posi­ble mani­pu­la­ción por par­te del Gobierno esta­dou­ni­den­se del con­jun­to de los datos esta­dís­ti­cos reales.
Cier­ta modi­fi­ca­ción de los índi­ces eco­nó­mi­cos per­mi­te influir de una mane­ra indi­rec­ta sobre la deman­da de los bonos del Teso­ro siem­pre que se acer­quen los pla­zos de colo­ca­ción o ven­ci­mien­to de gran­des lotes de la deu­da, según expli­can los exper­tos del ser­vi­cio bur­sá­til ruso BCS-express. El Gobierno de EE.UU. podría mane­jar de este modo el nivel de atrac­ción inver­sio­nis­ta del país.
Así, las dos inter­pre­ta­cio­nes pre­do­mi­nan­tes de la des­alen­ta­do­ra cifra del PIB son la pre­vi­sión de una gue­rra y un inten­to de mani­pu­lar con la esta­dís­ti­ca para obte­ner ven­ta­jas en la admi­nis­tra­ción de la deuda. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.