Irak, 23 obser­va­cio­nes sobre la nue­va gue­rra líqui­da de EEUU

EIIL

Resu­men Latinoamericano/​Nazanín Armanian/Público.es - 1. El 20 de junio, en el medio de la matan­za de los ira­quíes, Israel reci­bió el pri­mer car­ga­men­to de petró­leo cru­do envia­do des­de el Kur­dis­tán ira­quí. El Esta­do Islá­mi­co de Irak y el Levan­te (EIIL) con­tro­la el nor­te del país, inclui­da la ciu­dad petro­lí­fe­ra de Kir­kuk, cuyo oleo­duc­to alcan­za el puer­to tur­co de Ceyhan. Es una demos­tra­ción de la nue­va situa­ción polí­ti­ca de la región y plan­tea muchas sos­pe­chas sobre lo que suce­de en el esce­na­rio ira­quí y los que diri­gen la fun­ción. EEUU se pre­pa­ra para un nue­vo asal­to sobre el país, y, como siem­pre, la ver­dad —a la que sue­len deno­mi­nar Teo­ría de la cons­pi­ra­ción— es la pri­me­ra víc­ti­ma de la gue­rra. Ya saben, ni Irak tenía las dicho­sas armas, ni Bin Laden esta­ba en Afga­nis­tán [Ver: Doce años de la OTAN en Afga­nis­tán: un fra­ca­so histórico].
2. Dada la alta capa­ci­dad des­truc­ti­va y el nivel de orga­ni­za­ción de unos 8.000 hom­bres de EIIL, lle­ga­dos de las fron­te­ras de Siria con Tur­quía —país miem­bro de la OTAN que les alo­ja y les arma — , y el alcan­ce que está toman­do su ofen­si­va, en pre­sen­cia de 55.000 efec­ti­vos esta­dou­ni­den­ses en el país y 300.000 sol­da­dos ira­quíes entre­na­dos por ase­so­res occi­den­ta­les, es con­ve­nien­te que Barak Oba­ma acla­re, a estas altu­ras, si esta ban­da (y gru­pos pare­ci­dos) han for­ma­do par­te o no de las redes stay-behind* ame­ri­ca­nas en Orien­te Pró­xi­mo. [*Así se lla­ma­ban a las redes de espías nazis que ope­ra­ban en dis­tin­tos paí­ses y que fue­ron aco­gi­das por la CIA tras la Segun­da Gue­rra Mun­dial, sir­vien­do, así, a los intere­ses de EEUU]. Sor­pren­de el pare­ci­do en la for­ma de actuar del núcleo de los “rebel­des” de Ucra­nia y de Irak-Siria. Qui­zás se deba a que sus entre­na­do­res son los mis­mos: ser­vi­cios de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les, sau­díes y turcos.
3. Tam­po­co es una coin­ci­den­cia la actual esca­la­da de vio­len­cia en Irak —gran pro­vee­dor de ener­gía — , con el cor­te de gas por par­te de Rusia a Ucra­nia, o que Vla­di­mir Putin haya fir­ma­do un acuer­do de ven­ta de gas a Chi­na por el valor de 400.000 millo­nes de dóla­res. Oba­ma ha envia­do fuer­zas mili­ta­res a las pro­xi­mi­da­des de ambos esce­na­rios, y mien­tras no se atre­ve a inva­dir a Rusia, sí que se pre­pa­ra (con un plan para cam­biar el mapa de la zona a medi­da de sus intere­ses y sin la auto­ri­za­ción del Con­gre­so) para un nue­vo bom­bar­deo al sufri­do pue­blo ira­quí. De hecho, la ins­ta­la­ción de un régi­men sec­ta­rio en el Irak en 2003 y el haber­le dise­ña­do un ejér­ci­to basa­do en uni­da­des étni­co-reli­gio­sas con­si­guie­ron su obje­ti­vo: man­te­ner el cal­do de cul­ti­vo de la ten­sión y divi­sión entre la pobla­ción, la ira­qui­za­ción de la gue­rra, que le per­mi­te poder inter­ve­nir en cual­quier momen­to, bajo cual­quier pre­tex­to. Que man­da­ra al famo­so John Negro­pon­te como emba­ja­dor en Irak (2005) para que for­ma­se a los Escua­drón de Muer­te —como lo hizo en Amé­ri­ca Lati­na— iba en esta dirección.
4. Para­do­jas de la vida: Hace tre­ce años EEUU derro­có a su vie­jo alia­do, Sad­dam Hus­sein, inten­tan­do des­truir el pue­blo, el Esta­do y las infra­es­truc­tu­ras ira­quíes, con la ilu­sión de domi­nar aque­lla tie­rra de Oro Negro has­ta la eter­ni­dad. Hoy pre­ten­de des­ha­cer­se de otro de “sus hom­bres”: Nuri Al Mali­ki —colo­ca­do en el poder por Bush en 2006 — , y no por ser un cri­mi­nal y un corrup­to, sino por inep­to e inca­paz de ins­ta­lar la paz de cemen­te­rio en un país que se nie­ga a morir. Si no se va por las bue­nas, envia­rá a Hilary Clin­ton para que le pro­nun­cie en su cara el “Fui­mos, vimos y él murió” que can­tó tras ase­si­nar a Gada­fi. Con­se­guir que el par­la­men­to ira­quí des­na­cio­na­li­ce la indus­tria de hidro­car­bu­ros, será otro obje­ti­vo de Oba­ma, ya que Mali­ki no se ha atre­vi­do lle­var el pro­yec­to al Par­la­men­to. La corres­pon­dien­te pro­tes­ta de los sin­di­ca­tos ter­mi­nó en deten­cio­nes y el asal­to de los para­mi­li­ta­res a sus sedes.
5. Mien­tras se des­va­ne­ce la ilu­sión de que Irak aumen­te su pro­duc­ción de petró­leo de los 3 millo­nes de barri­les por día actua­les a 12 millo­nes en 2017, los espe­cu­la­do­res hacen su agos­to: han subi­do el pre­cio del barril de 110 a 113 dóla­res (y pue­de lle­gar has­ta 150), sin que haya habi­do per­tur­ba­ción en su sumi­nis­tro. Así, aumen­ta­rá tam­bién el pre­cio de los ali­men­tos, los impues­tos y el núme­ro de per­so­nas que dor­mi­rán con el estó­ma­go vacío.
6. Los estra­te­gas del Pen­tá­gono han con­se­gui­do con­ver­tir lo que era con­si­de­ra­do el prin­ci­pal con­flic­to de la zona, el ára­be-israe­lí, pri­me­ro en pales­tino-israe­lí, y aho­ra en el sun­ni­ta-chii­ta. Ésta ha sido la guin­da de los éxi­tos de Tel Aviv, que ha vis­to cómo su pro­tec­tor ame­ri­cano ha pues­to fin a cua­tro de los esta­dos ára­be-musul­ma­nes : Irak, Sudán, Libia y Siria.
7. En esta empre­sa de matar­se entre los her­ma­nos, has­ta el aya­to­la ira­quí, Alí Sis­ta­ni, se ha meti­do. En vez de invi­tar a dia­lo­gar con los repre­sen­tan­tes suni­tas, lai­cos, chií­tas, ára­bes y kur­dos de la socie­dad des­con­ten­ta ira­quí, está inci­tan­do a una gue­rra reli­gio­sa, lla­man­do a los chií­tas a luchar no se sabe con­tra quién. En este mis­mo país, des­de su fun­da­ción en 1934, el pode­ro­sos Par­ti­do Comu­nis­ta había sido el espa­cio don­de los acti­vis­tas de todos los cre­dos y etnias se daban la mano en una lucha de cla­se por la demo­cra­cia polí­ti­ca y económica.
8. Barak Oba­ma inten­ta envol­ver a Irán en esta mor­tal tram­pa y con­ver­tir­lo en car­ne de cañón de sus intere­ses. Y, de paso, rega­lar sus res­tos a Netan­yahu. El pre­si­den­te Roha­ni se pre­pa­ra para caer en ella de cabe­za: ha dicho que lo hará cuan­do los yiha­di­tas sun­níes ata­quen los san­tua­rios chií­tas en Irak.
9. El avan­ce de dichas fuer­zas —apo­ya­das por Tur­quía y Ara­bia Sau­dí— coin­ci­de con la clau­su­ra, casi exi­to­sa, de la pri­me­ra ron­da de las nego­cia­cio­nes nuclea­res irano-esta­dou­ni­den­ses. ¡Hay que con­te­ner a Irán, aun­que sea des­de Siria e Irak!
10. Los maes­tros de la His­to­ria ya seña­la­ban a Irak como el segun­do Viet­nam del impe­rio esta­dou­ni­den­se, don­de se pre­ci­pi­tó su deba­cle. El actual infierno de Meso­po­ta­mia, tam­bién es un gran cla­vo para el ataúd de Oba­ma: el pre­si­den­te que qui­so ir al Pací­fi­co a meter mie­do en el cuer­po a la tie­rra de Mao, se vuel­ve a dejar uti­li­zar por sus alia­dos débi­les en Orien­te Pró­xi­mo. Caso omi­so a la sabi­du­ría de Albert Eins­tein: “La locu­ra es hacer la mis­ma cosa una y otra vez y espe­rar resul­ta­dos diferentes”.
11. EEUU, que impor­ta tan sólo el 3% de sus nece­si­da­des petro­lí­fe­ras de Iraq, nece­si­ta con­tro­lar el sumi­nis­tro total de la región y el con­su­mo de riva­les como Chi­na, Japón o Euro­pa, India para man­te­ner su poten­cia hegemónica.
12. Ante el rue­go de Mali­ki a Oba­ma de “¡Por favor, bom­bar­dea las aldeas y ciu­da­des de mi país!”, el pre­si­den­te pone con­di­cio­nes: impu­ni­dad para sus sol­da­dos. ¿Para que mon­ten más Guan­tá­na­mos y Abu Ghraib, vio­len y maten a muje­res y hom­bres ira­quíes, entre otros ser­vi­cios que prestan?
13. Los EIIL, tras asal­tar ban­cos, ya tie­nen 425 millo­nes de dóla­res y una gran can­ti­dad de lin­go­tes de oro para fun­dar su amplio esta­do medie­val con tie­rras arran­ca­das de Siria e Irak, y des­de allí aten­tar con­tra Jor­da­nia, Irán y los demás vecinos.
14. En pasa­do mes de febre­ro y antes de ser cesa­do, el direc­tor de la Agen­cia de Inte­li­gen­cia de Defen­sa de EEUU, el gene­ral Michael Flynn advir­tió ante el Con­gre­so del inten­to de la toma de Irak y Siria por los yiha­dis­tas [Ver: ¿Por qué Oba­ma no luchó en Irak con­tra Al Qaeda?].
15. Esta nue­va gue­rra favo­re­ce a la eco­no­mía de EEUU: des­tru­ye a los com­pe­ti­do­res, y con­vier­te a los paí­ses de la zona en sus colo­nias eco­nó­mi­cas. Una nue­va ame­na­za terro­ris­ta vol­ve­rá a ser un nego­cio redon­do de los ven­de­do­res de armas, arte­fac­tos de segu­ri­dad, etc. ¡Cuán­to más bar­ba­ros se com­por­ten los “malos”, más bene­fi­cios reci­bi­rán “los sal­va­do­res de la humanidad”!
16. La incer­ti­dum­bre que domi­na la Casa Saud, con el rey Abda­lah enfer­mo y anciano, y una lucha por la suce­sión en otro país pro­vee­dor de fuel, es otro moti­vo de diri­gir las armas y las mira­das hacia esta región.
17. Mien­tras se frus­tró el plan de la OTAN para cons­truir el gaseo­duc­to Turk­me­nis­tán-Afga­nis­tán-Pakis­tán (uno de los prin­ci­pa­les moti­vos de la ocu­pa­ción del país de los afga­nos) , los tur­co­ma­nos sumi­nis­tran su gas a Chi­na –por un tubo de 7000 kiló­me­tros— y otro a Irán, habien­do aca­ba­do con los sue­ños cen­troa­siá­ti­cos de EEUU y sus socios.
18. Ante la pre­sión de EEUU, Bul­ga­ria (con­su­mi­dor total del gas ruso) y Ser­bia han sus­pen­di­do los tra­ba­jos de cons­truc­ción del gaso­duc­to South Stream, pro­yec­to ruso que iba a lle­var a par­tir de 2015 unos 60 millo­nes de metros cúbi­cos de gas al año a Euro­pa y que iba a ser rival del Gaso­duc­to Nabuc­co. Con­ge­la­da tam­bién su pues­ta en mar­cha [Ver: Nabuc­co: Euro­pa escla­va], pue­de empe­zar a ope­rar con el gas iraní.
19. Una vez inte­gra­do Irán en el mer­ca­do occi­den­tal, aumen­ta­ban las posi­bi­li­da­des de reavi­var el pro­yec­to Nabuc­co —que iba a ser tra­za­do des­de el Cas­pio has­ta Euro­pa, sor­tean­do Rusia — . Sin embar­go el gas azer­bai­yano no daba para tan­to, por lo que el pro­yec­to mima­do por Washing­ton —cuyo fin era redu­cir la depen­den­cia de Euro­pa al gas ruso— se con­ge­ló. Aun­que Tehe­rán nor­ma­li­ce sus rela­cio­nes con Occi­den­te, este gaso­duc­to no deja­rá de ser polí­ti­co y, por lo tan­to, esta­rá a mer­ced de los cam­bios cons­tan­tes en el table­ro de energía.
20. Se des­mon­ta el pro­yec­to del gaso­duc­to South Pars (el cam­po ira­ní de gas, el más gran­de del mun­do) que en sus 6.000 kiló­me­tros iba a unir el Gol­fo Pér­si­co con el Medi­te­rrá­neo pasan­do por Irak, Siria, y Líbano. Qatar, Ara­bia Sau­dí, Tur­quía e Israel res­pi­ran tran­qui­los [Ver: El «fac­tor gas» en la cri­sis siria].
21. Todo ello, al ser­vi­cio del estran­gu­la­mien­to de la eco­no­mía rusa pri­me­ro, y chi­na des­pués, por Washing­ton, cuyo obje­ti­vo es man­te­ner su esta­tus como úni­ca super­po­ten­cia mundial.
22. La ene­mis­tad de EEUU hacia los rusos va en para­le­lo a la rein­te­gra­ción de Irán —la pri­me­ra reser­va mun­dial del gas— en la esfe­ra del occi­den­te. En sep­tiem­bre, Tehe­rán con­vo­ca­rá a las gran­des petro­le­ras euro­peas y esta­dou­ni­den­ses para poner en mar­cha las concesiones.
23. Ya ven, la era del post-isla­mis­mo —tan tra­ta­da des­pués de las rebe­lio­nes “lai­cas” ára­bes— aún no ha lle­ga­do. Le que­da mucha vida a la reli­gión uti­li­za­da por los políticos.
En pocos días, un millón de niños, ancia­nos, enfer­mos, muti­la­dos, deses­pe­ra­dos ciu­da­da­nos ira­quíes han hui­do de sus hoga­res hacia nin­gu­na par­te, en una tie­rra mal­di­ta por el petróleo. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.