Irak: cómo se ha ini­cia­do una nue­va gue­rra y por qué ame­na­za a toda la región

El EIIL con­ti­núa su ata­que en Irak des­de hace varios meses. A comien­zos del mes de junio, el gru­po ata­có y logró ocu­par las ciu­da­des de Mosul, Tikrit y Tal Afar, y en Sama­rra, y en otros luga­res reali­zó dife­ren­tes ata­ques y aten­ta­dos terro­ris­tas, inclui­da la toma de rehe­nes en la Uni­ver­si­dad de Al Anbar, en Rama­di, el 7 de junio.

Lo sor­pren­den­te en el avan­ce del EIIL es la tor­pe reac­ción de las fuer­zas mili­ta­res de Irak. El Ejér­ci­to ira­quí aban­do­nó la ciu­dad de Mosul casi sin ofre­cer resis­ten­cia a los asal­tan­tes. Muchos mili­ta­res fue­ron cap­tu­ra­dos y, según infor­ma­ción dis­po­ni­ble en Inter­net, eje­cu­ta­dos por los radicales.

La rela­ti­va faci­li­dad con la que el EIIL se ha apo­de­ra­do de ciu­da­des ente­ras y regio­nes ira­quíes ya ha pro­vo­ca­do varias pre­gun­tas sobre la com­pe­ten­cia del Ejér­ci­to del país, que había sido entre­na­do por espe­cia­lis­tas mili­ta­res de EE.UU y que había reci­bi­do de este país arma­men­to moderno en gran­des can­ti­da­des que aho­ra cae en manos de los radi­ca­les. Así, el desa­rro­llo de la situa­ción no satis­fa­ce a Washing­ton, que reti­ró sus fuer­zas de Irak en 2011 tras una inter­ven­ción de casi 8 años.

En Mosul los isla­mis­tas saquea­ron ban­cos y las bases mili­ta­res loca­les, y aho­ra son uno de los movi­mien­tos radi­ca­les más ricos y mejor arma­dos del mundo.

La fal­ta de aten­ción mundial

La cri­sis ira­quí no ha atraí­do la aten­ción com­ple­ta de gran­des agen­cias mun­dia­les por una serie de razones.

Pri­me­ro, la Unión Euro­pea está dis­traí­da por el con­flic­to sobre el pago de la deu­da de Ucra­nia con Rusia por el gas, ya que la dispu­ta tie­ne muchas posi­bi­li­da­des de pro­vo­car una cri­sis ener­gé­ti­ca en cier­tos paí­ses de europeos.

Segun­do, EE.UU. está muy cen­tra­do en la cri­sis ucra­nia­na y la rena­cien­te gue­rra fría con­tra Rusia. Tam­bién ‘el fin’ de la cam­pa­ña mili­tar en Irak en 2011 se pro­mo­vió como un gran éxi­to del Gobierno esta­dou­ni­den­se, y la brus­ca explo­sión de la vio­len­cia en este país es una sor­pre­sa des­agra­da­ble para EE.UU.

Ter­ce­ro, el comien­zo de la Copa del Mun­do de fút­bol lle­vó a una cier­ta dis­mi­nu­ción de la aten­ción gene­ral del públi­co hacia los acon­te­ci­mien­tos en Orien­te Próximo.

Sin embar­go, la cri­sis actual en Irak sig­ni­fi­ca un ries­go para la segu­ri­dad regio­nal vin­cu­la­do con el colap­so del país y la expor­ta­ción de la vio­len­cia a paí­ses tan­to veci­nos como lejanos.

Las cau­sas de la crisis

La cau­sa de la nue­va cri­sis en Irak reco­no­ci­da por EE.UU. es la polí­ti­ca cues­tio­na­ble del actual pri­mer minis­tro, Nuri Al Mali­ki. Este últi­mo, chií, solía repre­sa­liar, eje­cu­tar o dis­cri­mi­nar a los suníes ira­quíes por razo­nes tan­to polí­ti­cas como religiosas.

Con la ausen­cia de las tro­pas esta­dou­ni­den­ses en el país y la inca­pa­ci­dad del Ejer­ci­to nacio­nal para com­ba­tir a los radi­ca­les, la nue­va ola de vio­len­cia pare­cía una cues­tión del tiempo.

Sin embar­go, tam­bién hay opi­nio­nes bas­tan­te ori­gi­na­les: por ejem­plo, el ex pri­mer minis­tro del Rei­no Uni­do Tony Blair nie­ga que la inter­ven­ción ‘bene­vo­len­te’ de Occi­den­te tuvie­ra algo que ver con la vio­len­cia de hoy en Irak. Según el fun­cio­na­rio bri­tá­ni­co, los erro­res del Gobierno ira­quí y la gue­rra en Siria son las dos ver­da­de­ras cau­sas de la crisis.

Con­se­cuen­cias del colap­so: tres par­tes independientes

Los pro­ce­sos del des­man­te­la­mien­to del esta­do de Irak podrían lle­var a la apa­ri­ción de tres regio­nes de fac­to inde­pen­dien­tes: la región suní pro­cla­ma­da por EIIL, la región chií con­tro­la­da por el Gobierno actual de Irak y la región autó­no­ma kur­da. Esto podría tener varias con­se­cuen­cias para el futu­ro de Orien­te Próximo.

El radi­ca­lis­mo de los yiha­dis­tas de EIIL lle­va­rá a la con­ver­sión de los terri­to­rios ocu­pa­dos en bases para isla­mis­tas y dife­ren­tes gru­pos mili­tan­tes de la región, espe­cial­men­te de Siria. Las par­tes chiíes de Irak podrían caer bajo la influen­cia de Irán, que ya está dis­pues­to a ayu­dar al Gobierno ira­quí a man­te­ner el orden. Irán se expre­sa con­tra una posi­ble inter­ven­ción de EE.UU., lo que ayu­da­rá a Tehe­rán a for­ta­le­cer sus posi­cio­nes de poder regio­nal y actor impor­tan­te de la polí­ti­ca local. La apa­ri­ción de un terri­to­rio inde­pen­dien­te kur­do será un gran paso para el movi­mien­to de los kur­dos hacia la crea­ción de un Esta­do propio.

El pue­blo kur­do vive en varios paí­ses de la región —Tur­quía, Siria, Irak e Irán— y la crea­ción de un posi­ble Esta­do sobe­rano podría des­atar pro­ce­sos inde­pen­den­tis­tas en otras pro­vin­cias kur­das, lo que pre­sen­ta­ría un enor­me desa­fío para todos los acto­res regio­na­les, espe­cial­men­te para Tur­quía, que tie­ne una lar­ga his­to­ria de con­flic­to con los movi­mien­tos kur­dos de su terri­to­rio. Los kur­dos ira­quíes ya han acu­sa­do el Gobierno de pasi­vi­dad fren­te al avan­ce de los yihadistas.

Un futu­ro incier­to de Irak

Por el momen­to lo más segu­ro en la situa­ción en Irak es que se agrava.

El Ejér­ci­to ira­quí con­tra­ata­ca, las tri­bus orga­ni­zan en todo el país des­ta­ca­men­tos irre­gu­la­res para pro­te­ger­se de los radi­ca­les y los paí­ses veci­nos sope­san su pos­tu­ra ante la nue­va cri­sis. Así, Irán supues­ta­men­te ya ha envia­do unos 2000 mili­ta­res para ayu­dar a las fuer­zas ira­quíes y el Ejér­ci­to sirio ha libe­ra­do la ciu­dad fron­te­ri­za de Kasab, base del EIIL cer­ca de Turquía.

EE.UU. con­tem­pla ata­ques aéreos con­tra los yiha­dis­tas y ha envia­do un por­ta­avio­nes al gol­fo Pér­si­co, pero inten­ta evi­tar el envió de tro­pas terrestres.

Los radi­ca­les del EIIL han lle­ga­do a zonas bien ale­ja­das de las áreas de com­ba­te. En Espa­ña la Poli­cía detu­vo a ocho acti­vis­tas del EIIL que inten­ta­ban reclu­tar a yiha­dis­tas espa­ño­les para enviar­los a Siria e Irak.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.