Eus­kal Herria no es Hawai- Borro­ka Garaia

only_in_hawai

Pare­ce que se ha pues­to de moda otra vez decir que Eus­kal Herria no es Viet­nam. Últi­ma­men­te en artícu­los, dis­cur­sos y demás. Lo cier­to es que no he vis­to por aho­ra nin­gún Viet Cong por muy peque­ño que sea que pue­da levan­tar temo­res, así que bási­ca­men­te pue­de ser debi­do a un acto refle­jo ante la cre­cien­te nece­si­dad popu­lar de radi­ca­li­za­ción polí­ti­ca en el buen sen­ti­do de la pala­bra, el ir a la raíz y ace­le­rar las con­tra­dic­cio­nes, ante un pano­ra­ma de cri­sis que está gol­pean­do como nun­ca y una situa­ción polí­ti­ca cada vez más nor­ma­li­za­da, en el mal sen­ti­do de la palabra.

Y es que eso de que “Eus­kal Herria no es Viet­nam” me recuer­da al his­tó­ri­co dis­cur­so jel­tza­le cuan­do afir­man que no hay con­di­cio­nes para la inde­pen­den­cia. Cla­ro que eso lo dicen a pos­te­rio­ri y por lo baji­ni, no situán­do­se en el suje­to que haga posi­ble la inde­pen­den­cia. Es como poner bote en la cua­dri­lla y decir que no lle­ga para la ron­da. Nor­mal, el que lo dice es el que no ha pues­to pasta.

A veces, situa­cio­nes simi­la­res entran en los terre­nos de Kaf­ka cuan­do repe­ti­da y macha­co­na­men­te se nos advier­te que el enemi­go pue­de ins­tru­men­ta­li­zar ini­cia­ti­vas y que no se hable de lo impor­tan­te. Si la mitad de las per­so­nas que nos han adver­ti­do de ello habla­ran de lo impor­tan­te en esas oca­sio­nes el supues­to pro­ble­ma estoy segu­ro que no sería tal.

Es legí­ti­mo que cada cual ten­ga su opi­nión, for­mas de actuar, manías, cos­mo­vi­sio­nes y prio­ri­da­des. Pero en reali­dad lo que ocu­rre aquí es otra cosa. Lo de antes son pantallas.

¿Eus­kal Herria no es Viet­nam? Cla­ro que no, Eus­kal Herria es Eus­kal Herria y con eso tene­mos bas­tan­te y de sobra. En cual­quier caso, que nadie pien­se que eso de equi­pa­rar Eus­kal Herria con Viet­nam es nue­vo. Casi todas las nue­vas gene­ra­cio­nes de lucha­do­res lo han teni­do que oir en Eus­kal Herria en un inten­to de con­te­ner­las. Aun recuer­do al hilo de ésto, por­que me hizo bas­tan­te gra­cia en su día, haber leí­do en un docu­men­to de Jarrai hace 20 años el títu­lo “Eus­kal Herria no es Viet­nam , pero tam­po­co es Hawai”. Y posi­ble­men­te no estén muy lejos algu­nos de los que lo com­par­tie­ron enton­ces de los que aho­ra supri­men la segun­da par­te para recla­mar mode­ra­ción, o hacer utó­pi­co lo via­ble y posible.

Y es que aun­que hayan pasa­do 20 años, y hayan sali­do ya algu­nas canas, y muchas cosas hayan cam­bia­do (pre­ci­sa­men­te por­que creí­mos que Eus­kal Herria no era Viet­nam pero tam­po­co Hawai), otros segui­mos pen­san­do lo mis­mo. Que aún hoy Eus­kal Herria no es Viet­nam pero tam­po­co Hawai.

La juven­tud si a algo tie­ne dere­cho es a equi­vo­car­se o acer­tar libre­men­te. A poder ser sin la influen­cia de pre­jui­cios y vicios adqui­ri­dos en el pro­ce­so de vejez de los que ya hemos deja­do atrás la juven­tud. Al fin y al cabo, va a tener que ser sobre todo la juven­tud la que ver­da­de­ra­men­te pro­duz­ca un cam­bio de para­dig­ma que actua­li­ce el socia­lis­mo revo­lu­cio­na­rio aber­tza­le, algo en extin­ción, y rege­ne­re el movi­mien­to de libe­ra­ción nacio­nal, estan­ca­do en ese sen­ti­do por la sabia vie­ja que no supo rein­ven­tar­se tra­yen­do un colap­so ideo­ló­gi­co rami­fi­ca­do en muchas ver­tien­tes, del cual algu­nos de los pro­ble­mas actua­les son ejemplo.

Los perio­dos de cri­sis tam­bién lo son de opor­tu­ni­dad. ¡Que­da mucho por hacer! Y lo hare­mos jun­tos por­que los que no ven los topes, cho­ca­rán con­tra ellos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.