Socia­lis­mo femi­nis­ta y III con­gre­so PSUV- Blan­ca Romero

Para las mili­tan­tes del PSUV es un deber y un com­pro­mi­so his­tó­ri­co par­ti­ci­par en el deba­te de todos los temas y docu­men­tos plan­tea­dos en el III Con­gre­so de nues­tro par­ti­do, con la orien­ta­ción de trans­ver­sa­li­zar el enfo­que de géne­ro en todos los deba­tes e incor­po­rar el Socia­lis­mo Femi­nis­ta como una temá­ti­ca espe­ci­fi­ca; con ello nos pro­po­ne­mos man­te­ner y pro­fun­di­zar este lega­do sur­gi­do en el pro­ce­so de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, impul­sa­do con mucha fuer­za y amor por nues­tro líder Eterno Hugo Chávez.

His­tó­ri­ca­men­te los pro­yec­tos socia­lis­ta se plan­tea­ron la lucha por la eman­ci­pa­ción de las muje­res como subal­ter­na, se con­si­de­ra­ba que bas­ta­ba con ini­ciar la cons­truc­ción socia­lis­ta para que las muje­res jun­to al res­to de la socie­dad logra­ran la eman­ci­pa­ción, si bien es cier­to que en expe­rien­cias socia­lis­tas de otros paí­ses, las muje­res alcan­za­ron muchos dere­chos en mate­ria civil, polí­ti­ca, sexual, repro­duc­ti­va entre otros, debe­mos seña­lar que no se logró la ple­na igual­dad y equi­dad de géne­ro En esen­cia la estruc­tu­ra patriar­cal no fue tras­to­ca­da y se man­tu­vie­ron prac­ti­cas machis­tas, misó­gi­nas y sexis­tas que por supues­to cons­ti­tu­yen des­igual­dad y opresión.
Pro­duc­to del aná­li­sis de las expe­rien­cias socia­lis­tas del siglo XX, los movi­mien­tos femi­nis­tas revo­lu­cio­na­rios se plan­tean la pro­pues­ta del Femi­nis­mo Socia­lis­ta, que incor­po­ra el pro­gra­ma revo­lu­cio­na­rio de las muje­res al pro­gra­ma eman­ci­pa­dor del movi­mien­to obre­ro, para desa­rro­llar simul­tá­nea­men­te la lucha con­tra el capi­ta­lis­mo y el patriarcado.

En Vene­zue­la, los movi­mien­tos de muje­res impul­sa­ron déca­das la lucha por la igual­dad de géne­ro y el Socia­lis­mo; duran­te estos 15 años de Revo­lu­ción han sido muchos los logros alcan­za­dos, des­ta­cán­do­se la actua­ción y las ini­cia­ti­vas de nues­tro máxi­mo líder. Pode­mos men­cio­nar algu­nas: La visi­bi­li­za­ción y par­ti­ci­pa­ción pro­ta­gó­ni­ca de la mujer, la incor­po­ra­ción masi­va a las misio­nes edu­ca­ti­vas, la crea­ción de BANMUJER, de la Misión Madres del Barrio, El Minis­te­rio del Poder Popu­lar para la Mujer y la Igual­dad de Géne­ro, La Ley Orgá­ni­ca por el Dere­cho de las Muje­res a una Vida Libre de Vio­len­cia, Las Fis­ca­lías y Tri­bu­na­les espe­cí­fi­cos para aten­der los casos de vio­len­cia con­tra la mujer, los Ins­ti­tu­tos Muni­ci­pa­les y esta­da­les de la Mujer, las Casas de Abri­go entre otras. Hace ape­nas 8 años que Hugo Chá­vez plan­teó el carác­ter Socia­lis­ta de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, y es en 2009 que se decla­ra femi­nis­ta cuan­do afir­ma que una socie­dad patriar­cal, machis­ta es anta­gó­ni­ca al mode­lo de socie­dad que esta­mos construyendo.

De tal mane­ra que hoy cuan­do sabe­mos el papel fun­da­men­tal que lle­va­mos a cabo las muje­res en este pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio, el lla­ma­do es que apro­ve­che­mos la opor­tu­ni­dad que nos brin­da el III Con­gre­so para apor­tar al deba­te del pro­gra­ma, los prin­ci­pios y los Esta­tu­tos del PSUV con el pro­pó­si­to de Defen­der y pro­fun­di­zar el Socia­lis­mo Femi­nis­ta. Revi­se­mos con visión cri­ti­ca los docu­men­tos, inter­cam­bie­mos ideas, expe­rien­cias, pro­pues­tas que sur­jan des­de nues­tras Uni­da­des Bolí­var Chá­vez, y par­ti­ci­pe­mos en los Encuen­tros muni­ci­pal, esta­dal y nacio­nal para sis­te­ma­ti­zar el docu­men­to que entre­ga­re­mos a la Direc­ción Nacio­nal como apor­te de las Muje­res del PSUV para el rum­bo revo­lu­cio­na­rio de nues­tro par­ti­do hacia el pun­to de no retorno a la socie­dad capi­ta­lis­ta y patriarcal.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *