#40akLIBRE Absuel­ven a todas las per­so­nas acu­sa­das en el pro­ce­so con­tra Segi

Etx_131014_879609
Ima­gen de los encau­sa­dos. (J.J.GUILLÉN/EFE)

La Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la ha absuel­to a los 40 jóve­nes inde­pen­den­tis­tas juz­ga­dos en el tri­bu­nal espe­cial acu­sa­dos de ser de Segi, según ha podi­do saber NAIZ. La deci­sión del tri­bu­nal va en con­tra del cri­te­rio de la Fis­ca­lía, que defen­dió en la fase final la vali­dez de las acu­sa­cio­nes seña­la­das en los infor­mes poli­cia­les y en las auto­in­cul­pa­cio­nes de los jóve­nes a pesar de las denun­cias de tor­tu­ra. Se soli­ci­ta­ban seis años de pri­sión para cada uno de los jóvenes.

36 de ellos fue­ron pro­ce­sa­dos en un jui­cio cele­bra­do entre octu­bre y enero pasa­dos, mien­tras que otros cua­tro (Goi­za­ne Pine­do, Unai Ruiz Pou, Ido­ya Ira­go­rriIra­ti Muji­ka) fue­ron juz­ga­dos el pasa­do mes de mar­zo, al haber lle­va­do a cabo ante­rior­men­te una acción desobediente.

Los cua­tro fue­ron encar­ce­la­dos des­pués de no haber­se pre­sen­ta­do al macro­jui­cio que comen­zó  el 14 de octu­bre de 2013, aun­que reco­bra­ron la liber­tad tras ser juz­ga­dos.

En su sen­ten­cia, el tri­bu­nal con­si­de­ra nulas las decla­ra­cio­nes efec­tua­das por los jóve­nes juz­ga­dos ante la Poli­cía mien­tras estu­vie­ron inco­mu­ni­ca­dos –la mayo­ría de ellos denun­cia­ron haber sido tor­tu­ra­dos– y pone en cues­tión que decla­ra­sen «en ejer­ci­cio de su libertad».

Aun­que indi­ca que «no es obje­to del jui­cio deci­dir si alguno de ellos fue some­ti­do a tor­tu­ras o tra­tos degra­dan­tes» duran­te el tiem­po que per­ma­ne­cie­ron inco­mu­ni­ca­dos antes de decla­rar ante el juez ins­truc­tor, apun­ta que solo las decla­ra­cio­nes suma­ria­les que se hayan rea­li­za­do «libre, volun­ta­ria y espon­tá­nea­men­te pue­den ser teni­das en cuen­ta para obte­ner ele­men­tos incriminatorios».

Así, los jue­ces ape­lan a la Con­ven­ción con­tra la Tor­tu­ra para recha­zar como prue­bas las con­fe­sio­nes obte­ni­das bajo tor­tu­ra y afir­man que «en el pro­ce­so penal la pre­ven­ción de toda for­ma de tor­tu­ra y de tra­tos inhu­ma­nos o degra­dan­tes pasa por no uti­li­zar infor­ma­ción algu­na obte­ni­da del encar­ta­do duran­te su deten­ción cuan­do haya denun­cia­do, de mane­ra vero­sí­mil o pro­ba­ble, algún tipo de vio­len­cia. De esa mane­ra, el sis­te­ma pre­ten­de disua­dir con­duc­tas simi­la­res futu­ras. Por­que la liber­tad de decla­ra­ción resul­ta com­pro­me­ti­da cuan­do el incul­pa­do afir­ma que su volun­tad ha sido for­za­da», sos­tie­ne la sentencia.

La inco­mu­ni­ca­ción, «situa­ción de espe­cial ries­go para los dere­chos huma­nos del detenido»

En esa línea, recuer­da que «el artícu­lo 15 de la Con­ven­ción con­tra la Tor­tu­ra y otros tra­tos o penas crue­les, inhu­ma­nos o degra­dan­tes, obli­ga a todo Esta­do a ase­gu­rar­se de que nin­gu­na decla­ra­ción que se demues­tre ha sido hecha como resul­ta­do de tor­tu­ra pue­da ser invo­ca­da como prue­ba en un pro­ce­di­mien­to, sal­vo el que se diri­ja con­tra la per­so­na impu­tada de este delito».

El tri­bu­nal lle­ga a cues­tio­nar la pro­pia inco­mu­ni­ca­ción, situa­ción que a su jui­cio «gene­ra una situa­ción de espe­cial ries­go para los dere­chos huma­nos bási­cos del detenido».

Desa­rro­lla­ban «actos de con­te­ni­do político»

El fallo con­clu­ye tam­bién que no se ha acre­di­ta­do la «afi­lia­ción o mili­tan­cia» de los jóve­nes en «la orga­ni­za­ción terro­ris­ta Segi», ni que par­ti­ci­pa­ran en actos de «kale borro­ka», como sos­te­nían las acu­sa­cio­nes. El tri­bu­nal entien­de que los juz­ga­dos desa­rro­lla­ban «actos de con­te­ni­do polí­ti­co». De esta mane­ra, afir­ma que algu­nos de ellos toma­ron par­te acti­va en el movi­mien­to juve­nil o en sin­di­ca­tos estu­dian­ti­les, y que ejer­cie­ron de por­ta­vo­ces de «Gaz­te inde­pen­den­tis­tak», pero acla­ra que este colec­ti­vo «no se vin­cu­ló, ni pla­ni­fi­có, ni pro­mo­ció, ni diri­gió accio­nes de vio­len­cia calle­je­ra, ni cons­ta que con­fi­gu­ra­ra gru­pos para ejecutarla»

«No cons­ta que Gaz­te Inde­pen­den­tis­tak depen­die­ra de ETA ni que esta dise­ña­ra su estra­te­gia y acti­vi­da­des. Este colec­ti­vo no asu­mió tarea algu­na rela­cio­na­da con la vio­len­cia calle­je­ra, ni cons­ta su depen­den­cia o com­ple­men­ta­rie­dad con ETA», afir­ma el fallo judicial.

La reso­lu­ción judi­cial seña­la que el movi­mien­to juve­nil en Eus­kal Herria se arti­cu­la­ba a par­tir de los gaz­tetxes, «luga­res ideo­ló­gi­ca­men­te plu­ra­les y con intere­ses diver­sos, que repre­sen­tan expre­sio­nes que van des­de el femi­nis­mo al ambien­ta­lis­mo, los pro­ble­mas de la ense­ñan­za secun­da­ria y uni­ver­si­ta­ria, el acce­so a la vivien­da, la pro­ble­má­ti­ca del con­su­mo de dro­gas, el ocio y el depor­te, la músi­ca y otras mani­fes­ta­cio­nes de la cul­tu­ra popu­lar». Según el tri­bu­nal, no se ha podi­do acre­di­tar que Segi con­tro­la­ra estos espacios.

Los 40 jóve­nes pro­ce­sa­dos son natu­ra­les de las cua­tro pro­vin­cias de Hego Eus­kal Herria y la mayo­ría per­ma­ne­cía en liber­tad des­pués de haber pasa­do en pri­sión pro­vi­sio­nal entre uno y dos años. Muchos de ellos fue­ron dete­ni­dos en una reda­da en la que denun­cia­ron haber sufri­do torturas.

Voto par­ti­cu­lar de Nico­lás Poveda

Las dos sen­ten­cias cuen­tan con el voto par­ti­cu­lar del magis­tra­do Nico­lás Pove­da, que dis­cre­pa del pare­cer mayo­ri­ta­rio y se mues­tra par­ti­da­rio de con­de­nar a 35 de los jóve­nes a seis años de pri­sión y de absol­ver a Euken Villa­san­te, Mikel Aies­ta­ran, Asier Colo­ma, Car­los Rene­do y Bit­ton González.

Los jóve­nes juz­ga­dos y aho­ra absuel­tos son los siguien­tes: los nava­rros Aina­ra Bake­dano, Amaia Elkano, Gar­bi­ñe Urra, Itxa­so Torre­gro­sa, Oier Zuñi­ga, Fer­min Mar­ti­nez, Artzai San­tes­te­ban y Jon Ciri­za. Los ala­ve­ses Jon Anda, Jon Liguer­za­na, Nes­tor Sil­va, Unai Ruiz, Goi­za­ne Pine­do, Jago­ba Apao­la­za, Zumai Olal­de, Aitor Liguier­za­na y Bit­tor Gon­za­lez. Los viz­cai­nos Gaiz­ka Liko­na, Eñaut Aiar­tza­gu­nea, Mikel Toto­ri­ka, Nahaia Agua­do, Idoia Ira­go­rri, Xabier de la Maza, Haritz Petra­lan­da, Ibai Estei­bar­lan­da, Kar­los Rene­do y Zuri­ñe Goje­no­la. Los gui­puz­coa­nos Ira­ti Muji­ka, Olatz Iza­gi­rre, Ion Telle­ria, Gara­zi Rodrí­guez, Maia­len Eldua, Eihar Ega­ña, Euken Villa­san­te, Mikel Esqui­roz, Mikel Ayes­ta­ran, Xumai Matxain, Aritz Lopez, Asier Colo­ma y Aitzi­ber Arrieta.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.