Prue­bas de la sub­ver­sión yan­qui con­tra Venezuela

injerencia-eeuu-venezuelaEsta­dos Uni­dos no pude seguir ocul­tan­do su pro­ta­gó­ni­ca par­ti­ci­pa­ción en la cons­pi­ra­ción y accio­nes des­es­ta­bi­li­za­do­ras en mar­cha des­de el 12 de febre­ro en Vene­zue­la, van a hacer cua­tro meses, y que inclu­yen el ase­si­na­to del pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro y otros altos funcionarios.

Madu­ro anun­ció esta sema­na que su gobierno posee prue­bas sobre el plan de gol­pe de Esta­do y mag­ni­ci­dio obte­ni­das en una inves­ti­ga­ción que median­te orden de juez ha moni­to­rea­do lla­ma­das tele­fó­ni­cas y cien­tos de correos elec­tró­ni­cos inter­cam­bia­dos entre los líde­res opo­si­to­res María Cori­na Macha­do, Hen­ri­que Salas Römer y Die­go Arria y entre estos y per­so­nas en el exte­rior, inclu­yen­do nada menos que fun­cio­na­rios del Depar­ta­men­to de Esta­do de Washing­ton des­de sus cuen­tas ofi­cia­les. La inves­ti­ga­ción, de la que se había dado un ade­lan­to el 28 de mayo, seña­la como ele­men­tos impor­tan­tes de la tra­ma cons­pi­ra­ti­va al emba­ja­dor esta­du­ni­den­se en Colom­bia Kevin Whi­ta­ker y como uno de sus finan­cis­tas a Eli­gio Cede­ño, ban­que­ro pró­fu­go de la jus­ti­cia vene­zo­la­na refu­gia­do en Esta­dos Unidos.

“Están los cer­ti­fi­ca­dos, los códi­gos fuen­tes, los enca­be­za­dos y los ip que cer­ti­fi­can el con­te­ni­do, el ori­gen y des­ti­na­ta­rio de cada correo elec­tró­ni­co, lo cual cons­ti­tu­ye ple­na prue­ba para cual­quier jui­cio”, pre­ci­só Tareck El Ais­sa­mi, reco­no­ci­do abo­ga­do cri­mi­na­lis­ta, gober­na­dor del esta­do de Ara­gua y miem­bro del Alto Man­do Polí­ti­co de la Revo­lu­ción. En el mate­rial reco­lec­ta­do en la inves­ti­ga­ción, cuyos impli­ca­dos serán lle­va­dos a jui­cio por la jus­ti­cia vene­zo­la­na, tam­bién hay videos. No obs­tan­te, Madu­ro anun­ció la pre­sen­ta­ción de nue­vas prue­bas “mucho más gra­ves” en unos días.

Lo que está en mar­cha en Vene­zue­la es un con­jun­to enor­me de prác­ti­cas que cali­fi­can den­tro de la tipo­lo­gía de la lla­ma­da gue­rra de cuar­ta gene­ra­ción. Pero gue­rra al fin, con accio­nes diver­sas, unas simul­tá­neas y otras secuen­cia­les, que inclu­yen con­duc­tas muy vio­len­tas con el obje­ti­vo de derro­car gobier­nos legí­ti­mos y en las que inter­vie­nen el Depar­ta­men­to de Esta­do, el Pen­tá­gono, la CIA y una coor­di­na­ción inter­agen­cias de ese gobierno. Son ejem­plos de esta prác­ti­ca la ex Yugos­la­via, Irak, Afga­nis­tán, Ucra­nia y Libia. Tam­bién Cuba, don­de ha fra­ca­sa­do des­de hace déca­das, la inter­ven­ción en Siria y la arre­me­ti­da lan­za­do con­tra Vene­zue­la casi inme­dia­ta­men­te des­pués de la elec­ción de Hugo Chá­vez a la pre­si­den­cia don­de han ido de derro­ta en derro­ta ampa­ra­dos por el fue­go de una cam­pa­ña mediá­ti­ca que no ha dado tre­gua, des­de el gol­pe de Esta­do de abril de 2003 y el gol­pe petro­le­ro entre fines de ese año e ini­cios de 2003 has­ta el actual plan gol­pis­ta. Debe aña­dir­se que com­po­nen­tes de esta estra­te­gia son apli­ca­dos con­tra los gobier­nos de Boli­via, Ecua­dor, Argen­ti­na y Brasil.

La pre­sen­te eta­pa del plan des­es­ta­bi­li­za­dor ini­ció cuan­do el can­di­da­to opo­si­tor Hen­ri­que Capri­les no reco­no­ció la vic­to­ria de Madu­ro en las elec­cio­nes de abril de 2013 y en pala­bras car­ga­das de odio lla­mó a sus segui­do­res a salir a la calle. “Des­car­guen esa arre­che­ra”, voci­fe­ró. El resul­ta­do inme­dia­to fue una ola de actos vio­len­tos y van­dá­li­cos y la muer­te de 9 per­so­nas, la mayo­ría chavistas.

La estra­te­gia com­bi­na la gue­rra sico­ló­gi­ca median­te masi­vos barra­jes de la mafia mediá­ti­ca ‑con CNN en pri­me­ra línea- antes y duran­te el des­en­ca­de­na­mien­to de las accio­nes vio­len­tas, gue­rra eco­nó­mi­ca, tác­ti­cas de gue­rra irre­gu­lar urba­na con uso de fran­co­ti­ra­do­res y medios explo­si­vos e incen­dia­rios dis­fra­za­das de pro­tes­ta de pací­fi­cos estu­dian­tes. Es sig­ni­fi­ca­ti­vo que de una cifra pro­vi­sio­nal de 42 falle­ci­dos has­ta mayo en la actual ofen­si­va des­es­ta­bi­li­za­do­ra 20 son cha­vis­tas, en muchos casos por dis­pa­ros en la cabe­za, típi­cos de fran­co­ti­ra­do­res o sica­rios como docu­men­ta deta­lla­da­men­te el escri­tor vene­zo­lano Luis Britto(http://www.cubadebate.cu/opinion/2014/06/01/pacificos-venezolanos/#.U49rX3J5NuQ)

En el plan gol­pis­ta la pla­ta jun­to con el adies­tra­mien­to de los “pací­fi­cos” corre des­de la CIA y la AID a la infi­ni­dad de ONG finan­cia­das por Esta­dos Uni­dos o sus alia­dos y otras fuen­tes “pri­va­das” como se dedu­ce de los correos elec­tró­ni­cos, lla­ma­das tele­fó­ni­cas y videos cita­dos por Maduro.

Un comen­ta­rio recien­te del perio­dis­ta y ex vice­pre­si­den­te de Vene­zue­la José Vicen­te Ran­gel hacía la siguien­te refle­xión sobre el gol­pe en mar­cha: “para aca­bar con su capa­ci­dad para reci­clar­se y su per­sis­ten­cia en el tiem­po, hay que ata­car la madri­gue­ra como pasa con la bes­tia. No exis­te otra mane­ra.” El autor sabe de lo que habla, fue actor prin­ci­pal en el vito­rio­so con­tra­gol­pe del 13 de abril de 2002.

Twit­ter: @aguerraguerra

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.