[Fotos] Reco­rren el cen­tro de Onda­rroa para exi­gir la liber­tad de [email protected] [email protected] [email protected]

Alre­de­dor de 4.000 per­so­nas han reco­rri­do las calles de Onda­rru, exi­gien­do la liber­tad de todos los pre­sos gra­ve­men­te enfer­mos, hacien­do espe­cial men­ción a Ibon Ipa­rra­gi­rre, vecino de Ondarroa.

COMUNICADO LEÍDO:

«Una vez más que­re­mos traer a la pales­tra, la situa­ción de los y las pre­sas con enfer­me­da­des gra­ves. Una vez más deci­mos, por­que cada día que pasa las reali­da­des que se viven en pri­sión se hacen cada vez más alar­man­tes. Pare­ce que mien­tras en nues­tro pue­blo la inmen­sa mayo­ría de la socie­dad se mues­tra dis­pues­ta para dar una solu­ción al con­flic­to, por par­te de los esta­dos el ansia de ven­gan­za no cono­ce lími­tes. Son ya 3 pre­sos polí­ti­cos vas­cos los que han muer­to en pri­sión en un solo año. La dis­per­sión, el ais­la­mien­to o man­te­ner encar­ce­la­das a las per­so­nas gra­ve­men­te enfer­mas, posi­bi­li­tan situa­cio­nes extre­mas que desem­bo­can en tragedia.

Y cono­cien­do las dife­ren­tes cir­cuns­tan­cias no es de extra­ñar. Son 11 los y las pre­sas que man­tie­nen en pri­sión aún estan­do gra­ve­men­te enfer­mas. La per­ma­nen­cia en pri­sión supo­ne, negar la posi­bi­li­dad de un tra­ta­mien­to en con­di­cio­nes dig­nas, vul­ne­rar el dere­cho a la salud, incum­plir los tra­ta­dos inter­na­cio­na­les y la pro­pia legis­la­ción peni­ten­cia­ria. El caso de Iosu Uri­betxe­be­rria es real­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vo, per­ma­ne­ce en casa encar­ce­la­do, aún sien­do una situa­ción ter­mi­nal. La cam­pa­ña mediá­ti­ca y judi­cial con­tra su per­so­na es la mues­tra de una ansia de ven­gan­za sin límite.

No pode­mos sacar nin­gu­na otra con­clu­sión. Habla­mos de situa­cio­nes extre­mas: Ven­tu­ra Tomé, Aitzol Gogor­za, Ibon Fern­dan­dez Ira­gi, Txus Mar­tín… de diag­nós­ti­cos de cán­cer, tras­tor­nos com­pul­si­vos, escle­ro­sis, pro­ble­mas car­día­cos… diag­nós­ti­cos con los que nos juga­mos la vida. Más aún pri­va­dos de libertad.

La situa­ción de Ibon Ipa­rra­gi­rre, es otra mues­tra más de esta total fal­ta de huma­ni­dad. Ibon, se encon­tra­ba en situa­ción de pri­sión ate­nua­da por la gra­ve enfer­me­dad que pade­ce. Ha día de hoy su situa­ción no hace más que agra­var­se, ya que ha sido nue­va­men­te encar­ce­la­do. Su tra­ta­mien­to se ve con­di­cio­na­do por no poder con­ti­nuar­lo en el hos­pi­tal de Basur­to, ya que lo han dis­per­sa­do y ale­ja­do a Naval­car­ne­ro. Todas las alar­mas están encen­di­das en el caso de Ibon, has­ta con­ver­tir­se en la cara de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria más cruel.

La socie­dad vas­ca, anhe­la cerrar las puer­tas al sufri­mien­to. Anhe­la abrir la puer­ta a una reso­lu­ción defi­ni­ti­va y los gobier­nos espa­ñol y fran­cés se empe­ñan en dar pasos en la direc­ción con­tra­ria. No lo enten­de­mos, pero sobre todo no lo vamos a per­mi­tir. Somos par­te de un pue­blo que quie­re mirar al futu­ro y para ello somos cons­cien­tes de que es urgen­te dar una solu­ción a la situa­ción de los y las pre­sas polí­ti­cas vascas.

Exi­gi­mos la pues­ta en liber­tad de todos los y las pre­sas con enfer­me­da­des gra­ves o incu­ra­bles. Man­te­ner­las en pri­sión es actuar en con­tra del dere­cho a la dig­ni­dad huma­na, con­tra su inte­gri­dad físi­ca y moral, y con­lle­va un tra­to inhu­mano. Por todo ello, por­que es de urgen­cia y cada minu­to cuen­ta. ¡Por­que las que­re­mos vivas y en casa!

Dere­chos huma­nos. Reso­lu­ción. Paz
¡Por la liber­tad de las y los pre­sos enfermos!»



Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *