Un año del gobierno de Madu­ro: La clau­di­ca­ción como for­ma de gobierno- Amé­ri­co Gallego

Duran­te el últi­mo mes y medio el Pro­ce­so Boli­va­riano enca­be­za­do por Nico­lás Madu­ro vie­ne pre­sen­tan­do una rotun­da inca­pa­ci­dad para com­pren­der la cri­sis polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y social que ha per­mi­ti­do a los sec­to­res de la dere­cha orga­ni­zar una ofen­si­va en con­tra de las con­quis­tas alcan­za­das duran­te todo el perío­do revo­lu­cio­na­rio bri­llan­te­men­te diri­gi­do por el Pre­si­den­te Chá­vez, y que a sol de hoy, podría­mos decir ha sido liqui­da­do por unos diá­lo­gos de paz que solo vie­nen a rati­fi­car el reor­de­na­mien­to de los dis­tin­tos sec­to­res de la bur­gue­sía en su posi­ción de que los cos­tes de la cri­sis eco­nó­mi­ca deben salir del sudor del pue­blo, que a su vez es quien mas ha sacri­fi­ca­do en la con­quis­ta del avan­ce anti­ca­pi­ta­lis­ta de nues­tra revo­lu­ción, y quien sue­le pagar con fre­cuen­cia los dife­ren­tes erro­res de direc­ción que has­ta aho­ra hemos enfrentado.

Una carac­te­ri­za­ción erró­nea de la situa­ción actual, y bas­tan­te intere­sa­da en mani­pu­lar la opi­nión públi­ca lle­va al actual gobierno a cali­fi­car los hechos que vie­nen suce­dien­do des­de el pasa­do 12 de Febre­ro como un “Gol­pe de Esta­do”, y según se des­en­vuel­ven los hechos, en menos de dos días pue­de que el Pdte. Madu­ro sal­ga en Tele­vi­sión expli­can­do que el mis­mo se encuen­tra en mar­cha, o que aho­ra se encuen­tra derro­ta­do, para lue­go decir­nos que fue derro­ta­do solo par­cial­men­te, o rec­ti­fi­car en el hecho de que segui­mos com­ba­tién­do­lo (Con Diá­lo­gos de Paz) hoy día. Lo cier­to, es que los fac­to­res polí­ti­cos de la reac­ción que con­du­je­ron a Vene­zue­la por los cami­nos vio­len­tos del 11−04−02 o por el looc­kout petro­le­ro en diciem­bre de ese mis­mo año, si se encuen­tran pre­sen­tes, sin embar­go, para hablar de un gol­pe de esta­do en cual­quier caso esta­ría ausen­te has­ta aho­ra el fac­tor mili­tar de la con­ju­ra, que no ha toma­do nin­gu­na acción para visi­bi­li­zar­se, y al que en todo caso quien alu­de cons­tan­te­men­te es el gobierno, por un lado para ven­der la “Con­fian­za abso­lu­ta en las FANB”, o para narrar mis­te­rio­sas cap­tu­ras de supues­tos gol­pis­tas en el seno de la FANB en la que dice con­fiar plenamente.

Por otro lado, tam­bién es cier­to des­de el pun­to de vis­ta cien­tí­fi­co, mate­ria­lis­ta, que hay una cri­sis eco­nó­mi­ca fuer­te, sig­na­da por un colap­so gra­dual del esque­ma con el cual se reali­zó la ges­tión de Chá­vez en los últi­mos seis o sie­te años, apro­xi­ma­da­men­te. Bási­ca­men­te, podría­mos resu­mir­lo en una incle­men­te infla­ción –3,26% en enero, vinien­do de cerrar 2013 en 55,83% – y alta esca­sez –28% en enero– de bie­nes y pro­duc­tos bási­cos, inclu­yen­do insu­mos médi­cos. Por detrás de esto, una rela­ti­va esca­sez de dóla­res en el país y la puja por el nivel de ganan­cia de los capitalistas.

El país duran­te la ges­tión Madu­ro no ha con­ta­do con los dóla­res nece­sa­rios para cubrir las nece­si­da­des de la eco­no­mía nacio­nal, para el pago de las deu­das y las com­pras nece­sa­rias tan­to del Esta­do como de los pri­va­dos, el Esta­do deter­mi­na el uso de las divi­sas, y esto ame­na­za con una pará­li­sis en sec­to­res de la eco­no­mía nacio­nal, pues­to que los empre­sa­rios en su mayo­ría opo­si­to­res argu­men­tan como eje cen­tral de una polí­ti­ca que les excul­pa de la situa­ción que care­cen de dóla­res para pagar deu­das a pro­vee­do­res en el exte­rior –los cua­les no les des­pa­chan más has­ta tan­to no se pon­gan al día– y para nue­vas com­pras. De mane­ra que ade­más la esca­sez sería tam­bién de insu­mos para la indus­tria (mate­rias pri­mas, repues­tos, maqui­na­ria, etc.), y no solo de bie­nes de con­su­mo. A este con­trol de cam­bio inefi­caz, hay que aña­dir­le un con­trol de pre­cios que se des­acre­di­ta a sí mis­mo con las espe­luz­nan­tes cifras de infla­ción, y el hecho de que recien­te­men­te y tras el fra­ca­so de las dos ini­cia­ti­vas ante­rio­res, la ges­tión de Madu­ro se pro­po­ne tam­bién “con­tro­lar las ganan­cias” (para “per­mi­tir un máxi­mo de 30%”); ini­cia­ti­va que ya cuen­ta con la opo­si­ción radi­cal de las patronales.

En el seno de la opo­si­ción, exis­ten aho­ra mis­mo dos gran­des blo­ques cuyas apues­tas con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias avan­zan en sen­ti­dos dife­ren­tes; por un lado el sec­tor más nume­ro­so, juri­di­cis­ta por nom­brar­lo de algu­na for­ma, se enca­mi­na al diá­lo­go que el gobierno les ha obse­quia­do sin mere­ci­mien­to alguno, y el sec­tor mas inme­dia­tis­ta, cuyos agen­tes más diná­mi­cos pro­vie­nen del movi­mien­to estu­dian­til bur­gués, cuyo plan­tea­mien­to es insu­rrec­cio­nal-reac­cio­na­rio, des­ti­na­do a no aban­do­nar la vio­len­cia calle­je­ra has­ta no lograr el derro­ca­mien­to del proceso.

El prin­ci­pal pun­to de acuer­do entre los dos gran­des blo­ques de opo­si­ción se encuen­tra en una res­pues­ta neo-libe­ral a la cri­sis, que pasa por eli­mi­nar cual­quier for­ma de con­trol del gobierno sobre las divi­sas, las ganan­cias y los pre­cios, arro­di­llan­do al país a las exi­gen­cias de los empre­sa­rios pri­va­dos, y su dife­ren­cia fun­da­men­tal es de orden meto­do­ló­gi­co, en cuan­to a las for­mas para lograr con inme­dia­tez tales respuestas.

El gobierno como direc­ción del pro­ce­so ha mos­tra­do gran­des dife­ren­cias, pues­to que des­de un pri­mer momen­to han habi­do en su seno sec­to­res más par­ti­da­rios a eli­mi­nar los con­tro­les de todo tipo de for­ma inme­dia­ta, libe­ra­li­zan­do la eco­no­mía, y otros sec­to­res que han abo­ga­do por una libe­ra­li­za­ción pau­la­ti­na de tales con­tro­les, es decir, den­tro del blo­que que diri­ge la Revo­lu­ción boli­va­ria­na, pode­mos seña­lar que exis­ten par­ti­da­rios de libe­ra­li­zar la eco­no­mía de for­ma inme­dia­ta tal y como exi­ge la bur­gue­sía empre­sa­rial, y otros que pro­po­nen libe­ra­li­zar la eco­no­mía de for­ma gra­dual… ¿La libe­ra­li­za­ción de la eco­no­mía pue­de ser una res­pues­ta socia­lis­ta, revo­lu­cio­na­ria anti­ca­pi­ta­lis­ta y anti-impe­ria­lis­ta a la crisis?

La res­pues­ta es obvia­men­te que no, y mas tris­te es reco­no­cer que los espa­cios de par­ti­ci­pa­ción del movi­mien­to popu­lar y comu­ne­ro, inclu­so de los sec­to­res pro­gre­sis­tas en tér­mi­nos gene­ra­les en la cons­truc­ción de una sali­da des­de la izquier­da a la situa­ción son nega­dos sis­te­má­ti­ca­men­te por el pro­pio gobierno, quien pare­ce mas dado a dia­lo­gar como esta­mos pre­sen­cian­do todos con la burguesía.

Esta bur­gue­sía que llo­ra ado­lo­ri­da y que estran­gu­la al país, aho­ra en diá­lo­go con­cer­ta­do con la direc­ción de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, paso de poseer un capi­tal en el extran­je­ro cer­cano a los 49000 millo­nes de dola­res en 2003, a poseer un capi­tal cer­cano a los 166000 millo­nes de dola­res en el extran­je­ro para el año 2013 a pesar de los con­tro­les que denun­cia, y el Gobierno sin embar­go, lejos de plan­tear­se un deba­te hacia el socia­lis­mo, como dije­ra el Coman­dan­te Chá­vez en bus­ca del “Gol­pe de Timón”, en su con­di­ción de nue­vos pri­vi­le­gia­dos bus­can la paz social a cos­ti­llas de los des­fa­vo­re­ci­dos, pro­cu­ran­do las con­di­cio­nes para un diá­lo­go don­de pase lo que pase el gran derro­ta­do es el pue­blo. mien­tras segui­mos cacarean­do sobre el anti-impe­ria­lis­mo, nues­tra deu­da públi­ca, cuyo mayor mon­tan­te corres­pon­de con deu­da exter­na, sigue sien­do paga­da reli­gio­sa­men­te, que en este últi­mo año, se corres­pon­dió con un incre­men­to del 55%, y que enci­ma repre­sen­ta el 24% del pre­su­pues­to nacio­nal de este año.

Una sali­da por la izquier­da pasa por no hacer fren­te al pago de la deu­da exter­na y poten­ciar la pro­duc­ción socia­lis­ta y comu­nal… Pero para noso­tros no habrá un lla­ma­do al diá­lo­go, y si se pre­ten­de­rá que sir­va­mos como úni­co bas­tión de defen­sa del pro­ce­so cuan­do la bur­gue­sía, sus con­tra­dic­cio­nes y trai­cio­nes nos vuel­van a emba­ru­llar en un nue­vo Abril de 2002… La ver­da­de­ra cues­tión, es que si esta vez que­re­mos hablar de un gol­pe, ten­dría­mos que seña­lar que el Gobierno y la reac­ción bur­gue­sa se lo están dan­do a las masas popu­la­res que depo­si­ta­ron esfuer­zos, orga­ni­za­ción y legí­ti­ma espe­ran­za en la revo­lu­ción Bolivariana.

El momen­to de des­mo­vi­li­za­ción gene­ra­li­za­do crea­do por dife­ren­tes des­acier­tos coyun­tu­ra­les del Gobierno en un mar­co de amplia­ción de la ofen­si­va con­tra-revo­lu­cio­na­ria, ha pro­pi­cia­do el sur­gi­mien­to de un momen­to de divor­cio entre el movi­mien­to popu­lar de izquier­da y el gobierno que a su vez con­du­ce a más erro­res, en eje­cu­ción del más per­fec­to para­dig­ma de mar­co pro­pi­cia­to­rio. El lla­ma­do es a con­fi­gu­rar un fren­te polí­ti­co de amplio cala­do por la izquier­da, uni­ta­rio y con unos míni­mos muy cla­ros, para exi­gir un mayor con­trol de las bases sobre el ejer­ci­cio de gobierno, y a su vez dina­mi­zar el pro­gre­so estra­té­gi­co de tran­si­ción luchan­do por con­tro­lar cada peque­ño espa­cio al que ten­ga­mos acce­so con una pro­pues­ta de vaso comu­ni­can­te entre la estruc­tu­ra for­mal y un pro­yec­to de eje­cu­ción colec­ti­va-revo­lu­cio­na­ria para empren­der el ¨gran gol­pe de timón¨, no nece­sa­rio, más bien impres­cin­di­ble es per­se­ve­rar, no ceder y no clau­di­car en la con­se­cu­ción de una gran cade­na de peque­ñas vic­to­rias pro­gre­sis­tas en la mayor can­ti­dad de espa­cios posi­bles, par­tien­do de los aná­li­sis cla­sis­tas mas micro-crí­ti­cos y los obje­ti­vos más direc­tos para rever­tir­los, por­que ganan­do cada peque­ña bata­lla, con­quis­ta­re­mos paso a paso el socia­lis­mo de gran demo­cra­cia popular.

Des­de algu­na trin­che­ra de pen­sa­mien­to, cono­cién­do­les des­de den­tro las fau­ces, nave­gan­do a pies en una mon­ta­ña de masas en pro­ce­so de construcción…

Amé­ri­co Gallego

Foro Inter­na­cio­nal Ale­xis Vivista!!!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *