Posi­ción ante las pró­xi­mas elec­cio­nes al par­la­men­to euro­peo- Anda­lu­cia Comunista

ANDALUCÍA COMUNISTA hizo públi­co meses atrás su dis­po­si­ción a apo­yar e inclu­so a for­mar par­te de cual­quier can­di­da­tu­ra la par­la­men­to euro­peo ins­pi­ra­da en la izquier­da trans­for­ma­do­ra y rup­tu­ris­ta y en el dere­cho a la sobe­ra­nía nacio­nal de los pue­blos. Como con­di­ción para ese apo­yo o par­ti­ci­pa­ción pro­po­nía­mos una serie de ejes pro­gra­má­ti­cos tales como: el reco­no­ci­mien­to del dere­cho a la auto­de­ter­mi­na­ción y sobe­ra­nía del pue­blo anda­luz, la sali­da de la UE, del Euro y de la OTAN, la des­mi­li­ta­ri­za­ción del terri­to­rio anda­luz, no al pago de la deu­da y la nacio­na­li­za­ción de la ban­ca y de los sec­to­res estra­té­gi­cos de la economía.

Tal y como expli­cá­ba­mos en nues­tra pasa­da decla­ra­ción públi­ca, con­ce­bía­mos la par­ti­ci­pa­ción en dichas elec­cio­nes como una mera cues­tión tác­ti­ca, es decir, como una herra­mien­ta con la cual poder exten­der nues­tras posi­cio­nes y obje­ti­vos polí­ti­cos. Des­de ANDALUCÍA COMUNISTA no cree­mos que la par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral o en las ins­ti­tu­cio­nes del gran capi­tal, sean las que sean, por si mis­ma vaya a ser la herra­mien­ta prin­ci­pal para trans­for­mar nues­tra actual reali­dad de mise­ria y opre­sión, sino que será la orga­ni­za­ción y la movi­li­za­ción del pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz la úni­ca herra­mien­ta capaz y lo sufi­cien­te­men­te efi­caz para trans­for­mar nues­tra reali­dad. Por tan­to, nues­tra par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral o ins­ti­tu­cio­nal irá en fun­ción de si pue­de apo­yar y desa­rro­llar la orga­ni­za­ción de nues­tro pue­blo y de dina­mi­zar las luchas obre­ras y popu­la­res en Andalucía.

Al no haber­se dado las cir­cuns­tan­cias pro­gra­má­ti­cas ade­cua­das para nues­tro apo­yo o par­ti­ci­pa­ción a algu­na de las can­di­da­tu­ras, des­de ANDALUCÍA COMUNISTA lla­ma­mos al con­jun­to del pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz a abs­te­ner­se en los pró­xi­mos comi­cios euro­peos. Si nin­gu­na de las opcio­nes elec­to­ra­les repre­sen­ta los intere­ses del pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz ni sus aspi­ra­cio­nes nacio­na­les o socia­les, lo lógi­co es no par­ti­ci­par. Si se mar­gi­na cons­cien­te o incons­cien­te­men­te al pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz, por cohe­ren­cia, que nadie cuen­te con nues­tro voto.

Apro­ve­cha­mos la oca­sión una vez más para denun­ciar al blo­que impe­ria­lis­ta euro­peo y su pre­ten­di­da demo­cra­cia, basa­da solo en apa­rien­cias y en cos­mé­ti­ca, sien­do el par­la­men­to euro­peo el mejor ejem­plo de esa demo­cra­cia vacía y sin con­te­ni­dos. Mien­tras nos piden el voto, se some­te a los dife­ren­tes pue­blos a los dic­ta­dos de una mino­ría faná­ti­ca que solo quie­re acu­mu­lar capi­tal a cos­ta de nues­tro dolor y sufri­mien­to. En el caso de Anda­lu­cía, la Unión Euro­pea, en estos momen­tos de cri­sis, se ha encar­ga­do de acen­tuar nues­tro papel como país opri­mi­do y depen­dien­te, así como de gen­dar­me de su fron­te­ra racista.

Tam­bién, apro­ve­cha­mos la oca­sión para res­pon­sa­bi­li­zar al blo­que impe­ria­lis­ta euro­peo jun­to con los Esta­dos Uni­dos del con­flic­to que se está desa­rro­llan­do en el Este de Ucra­nia, un con­flic­to que pone muy a las cla­ras la natu­ra­le­za cri­mi­nal de los impe­ria­lis­tas euro­peos y nor­te­ame­ri­ca­nos, así como todo su dis­cur­so hipó­cri­ta sobre la demo­cra­cia y los dere­chos huma­nos cuan­do apo­yan y finan­cian, como lo están hacien­do, cla­ra­men­te a ban­das fas­cis­tas que están sem­bran­do el terror en el terri­to­rio ucraniano.

POR UNA ANDALUCÍA LIBRE, SOBERANA Y SOCIALISTA, ¡ABSTENCIÓN!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.