Se rea­li­za el refe­ren­dum en el este de Ucra­nia, pese a la repre­sión que cuen­ta con ayu­da de mer­ce­na­rios yanques

Mercenarios estadounidenses reprimen en el este de Ucrania

Mer­ce­na­rios esta­dou­ni­den­ses repri­men en el este de Ucrania

Pese a la pre­sen­cia de unos 400 mer­ce­na­rios nor­te­ame­ri­ca­nos en la repre­sión con­tra el este ucra­niano, en Lugansk ya votó la gran mayo­ría del padrón pre­vis­to con vis­ta al refe­ren­do de auto­de­ter­mi­na­ción.

La cifra fue con­fir­ma­da por el por­ta­voz de la Comi­sión Elec­to­ral Cen­tral, Vasi­li Nikitin.

Denun­ció el voce­ro que en algu­nas zonas escua­dro­nes neo­na­zis arma­dos ate­mo­ri­zan a los veci­nos con medios blin­da­dos y otra téc­ni­ca mili­tar que se des­pla­za entre un pobla­do y otro.

Sin embar­go, en Lugansk la gen­te ha res­pon­di­do igno­ran­do la atmós­fe­ra repre­si­va, dijo en refe­ren­cia a los 15 mil efec­ti­vos del Ejér­ci­to y escua­dro­nes neo­na­zis de la Guar­dia Nacio­nal y el par­ti­do Sec­tor Dere­cho envia­dos al sur­es­te del país.

El refe­ren­do de auto­de­ter­mi­na­ción que cele­bran este domin­go las regio­nes de Donetsk y Lugansk inclu­ye una úni­ca pre­gun­ta sobre el res­pal­do o no a la inde­pen­den­cia de las repú­bli­cas popu­la­res homó­ni­mas, con­for­ma­das como nue­vas enti­da­des en el este de Ucrania.

Medios de pren­sa rusos des­ta­can hoy la pre­sen­cia jun­to a los repre­so­res ucra­nia­nos en las zonas rebel­des de unos 400 mer­ce­na­rios de la empre­sa de segu­ri­dad pri­va­da nor­te­ame­ri­ca­na Aca­demy, con­tro­la­da por los ser­vi­cios de espio­na­je de Washington.

La tele­vi­so­ra sate­li­tal RT cita un artícu­lo publi­ca­do por el dia­rio ale­mán Bild am Son­tag, el cual se refie­re a un infor­me del Ser­vi­cio de Inte­li­gen­cia Fede­ral ger­mano (BND por sus siglas en ale­mán) envia­do al Gobierno de ese país el 29 de abril.

El repor­te pre­ci­sa que los sol­da­dos de for­tu­na de Aca­demy pue­den par­ti­ci­par en la coor­di­na­ción de ope­ra­cio­nes que el Ejér­ci­to y los escua­dro­nes de la Guar­dia Nacio­nal jun­to a para­mi­li­ta­res neo­na­zis rea­li­zan con­tra par­ti­da­rios de la fede­ra­li­za­ción en el sur­es­te del país.

Has­ta 2009, Aca­demy era cono­ci­da como Black Water y se hizo tris­te­men­te céle­bre duran­te la inva­sión con­tra Irak, don­de sus asa­la­ria­dos come­tie­ron crí­me­nes masi­vos con­tra la pobla­ción y pro­vo­ca­ron escán­da­los por con­tra­ban­do de armas y otros delitos.

Las fuer­zas de auto­de­fen­sas de Sla­viask con­fir­ma­ron el 2 de mayo que la inter­fe­ren­cia de comu­ni­ca­cio­nes radia­les evi­den­ció la par­ti­ci­pa­ción de extran­je­ros en la ope­ra­ción puni­ti­va del gobierno al que deno­mi­nó como jun­ta gol­pis­ta, según Itar-Tass.

Esta­dos Uni­dos, en tan­to, rati­fi­có este sába­do el apo­yo incon­di­cio­nal a quie­nes derro­ca­ron al pre­si­den­te Vík­tor Yanukóbvich.

Un comu­ni­ca­do publi­ca­do por la emba­ja­da nor­te­ame­ri­ca­na en Kiev men­cio­na como pila­res de la ayu­da de Washing­ton a Kiev para solu­cio­nar la cri­sis el apo­yo finan­cie­ro, téc­ni­co y en el orden de la segu­ri­dad, según indi­có la sub­se­cre­ta­ria de Esta­do Vic­to­ria Nuland.

Washing­ton tam­bién inten­tó ocul­tar el 6 de mayo su pro­ta­go­nis­mo como prin­ci­pal sos­tén del gobierno impues­to en Ucra­nia al des­vir­tuar el papel repre­si­vo que desem­pe­ñan en Kiev dece­nas de ofi­cia­les de su apa­ra­to de espionaje.

Kom­mer­sant, dia­rio ruso, comen­tó la infor­ma­ción publi­ca­da recien­te­men­te por el Bild am Sonn­tag sobre dece­nas de agen­tes del FBI y la CIA envia­dos a Kiev para ayu­dar en nom­bre de la Casa Blan­ca a repri­mir la suble­va­ción en las regio­nes del sureste.

Des­ta­có el perió­di­co que el Depar­ta­men­to de Esta­do se apre­su­ró a des­men­tir esas infor­ma­cio­nes con el argu­men­to del envío de esos espe­cia­lis­tas con la tarea de «ayu­dar al gobierno ucra­niano a inves­ti­gar y reco­pi­lar prue­bas para recu­pe­rar los acti­vos sus­traí­dos y saca­dos al extranjero».

Fun­cio­na­rios diplo­má­ti­cos esta­dou­ni­den­ses dije­ron a Kom­mer­sant que los exper­tos del Buró Fede­ral de Inves­ti­ga­cio­nes radi­ca­dos en Kiev ase­so­ran a las auto­ri­da­des loca­les en la lucha con­tra el cri­men organizado.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.