Euro­pa no es la UE- Borro­ka Garaia

europa

Autor: Borro­ka garaia da!

En estos momen­tos, un gol­pe de esta­do ampa­ra­do por la Unión Euro­pea don­de la pun­ta de lan­za está sien­do un movi­mien­to abier­ta­men­te nazi y fas­cis­ta, que rodea y que­ma vivos a sin­di­ca­lis­tas de izquier­da, se inten­ta abrir paso en Ucra­nia. Un gobierno gol­pis­ta y títe­re del euro­im­pe­ria­lis­mo que apun­ta­la la domi­na­ción polí­ti­ca de EEUU y la UE, la domi­na­ción eco­nó­mi­ca (FMI) y la domi­na­ción mili­tar (OTAN) en una zona vital para los intere­ses geo­es­tra­té­gi­cos de los mis­mos como ha denun­cia­do recien­te­men­te Aska­pe­na. Des­de cri­te­rios anti­im­pe­ria­lis­tas como anti­fas­cis­tas, tene­mos que denun­ciar la situa­ción de aco­so impe­ria­lis­ta que sufre esta región y en par­ti­cu­lar “la caza de bru­jas” que se está des­ple­gan­do con­tra comu­nis­tas, fede­ra­lis­tas, anti­fas­cis­tas y rusoparlantes.

La social­de­mo­cra­cia euro­pea podrá hacer mil aná­li­sis sobre Rusia pero no es más que la vase­li­na que nece­si­ta la UE para que la equi­dis­tan­cia se ins­ta­le, las man­da­das de FEMEN podrán ense­ñar las tetas, pero son las mis­mas que salen en los anun­cios comer­cia­les. El caso es que no se pue­de borrar lo que está suce­dien­do, aun­que se inten­te enredar.

Y lo que está suce­dien­do en toda Euro­pa es más de lo mis­mo. Apun­ta­lar la domi­na­ción de EEUU, la UE, el FMI y la OTAN. Aun­que la social­de­mo­cra­cia y la dere­cha con­fun­dan Euro­pa con la UE. No es lo mis­mo. La cla­se tra­ba­ja­do­ra está sien­do pues­ta con­tra las cuer­das y nume­ro­sos pue­blos siguen tenien­do secues­tra­da su sobe­ra­nía con el per­mi­so de la UE, ya que solo los esta­dos miem­bros tie­nen dere­cho a “ges­tio­nar ese tema”.

En cam­bio la troi­ka y la UE sí es lo mis­mo. Pues la troi­ka con­cre­ta­men­te es el gru­po de deci­sión for­ma­do por la Comi­sión Euro­pea (CE), el Ban­co Cen­tral Euro­peo (BCE) y el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI). ¿Y qué es la Comi­sión Euro­pea?. Es la par­te eje­cu­ti­va de la Unión Euro­pea encar­ga­da de pro­po­ner la legis­la­ción, la apli­ca­ción de las deci­sio­nes, la defen­sa de los tra­ta­dos de la Unión y del día a día de la UE.

Y es que otra Euro­pa es posi­ble pero no otra UE. Ya que la UE es pura esen­cia anti­de­mo­crá­ti­ca vin­cu­la­da ple­na­men­te al capi­tal y naci­da para satis­fa­cer­lo. Una trans­for­ma­ción demo­crá­ti­ca de la UE es como pedir una trans­for­ma­ción demo­crá­ti­ca del capi­ta­lis­mo. Si es capi­ta­lis­mo no es democracia.

En Amé­ri­ca lati­na muchos lo enten­die­ron bien. Por eso fren­te al ALCA (Área de Libre Comer­cio de las Amé­ri­cas ) y vin­cu­la­do al capi­tal y al impe­ria­lis­mo, se empe­zó a cons­truir e impul­sar el ALBA (Alian­za Boli­va­ria­na para los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca) como alter­na­ti­va. Esto pare­ce que no entra en la cabe­za de la social­de­mo­cra­cia euro­pea que nos insis­te en lo refor­ma­ble de la UE con­tra todo dato y evi­den­cia. ¿Quién ima­gi­na­ba la CELAC (¡y Cuba pre­si­dién­do­la!) en 1998, cuan­do Chá­vez ganó sus pri­me­ras elec­cio­nes? ¿la OEA igno­ra­da y puen­tea­da? ¿un eje con­ti­nen­tal como el ALBA? ¿UNASUR?. Pasos y pro­yec­tos, aun con sus con­tra­dic­cio­nes. Pero medi­das eco­nó­mi­cas a con­tra­vía de la orto­do­xia neo­li­be­ral, sobe­ra­nía sobre cier­tos recur­sos natu­ra­les y regu­la­cio­nes sobre el sacro­san­to mer­ca­do no desea­das por sus bene­fi­cia­rios oligárquicos.

De haber una alter­na­ti­va a la situa­ción Euro­pea, ésta pasa por dar ini­cio a pro­ce­sos simi­la­res y no por la inte­gra­ción, sumi­sión y acep­ta­mien­to del actual esta­tus quo y de la mis­ma exis­ten­cia de la UE.

Eus­kal Herria pre­ci­sa­men­te pue­de ser vital, e inclu­so pun­ta de lan­za en ese reco­rri­do si la medio­cri­dad euro­peis­ta, o mejor dicho UEis­ta, aban­do­na Eus­kal Herria jun­to a sus patrañas .

Patra­ñas de las que vamos a aca­bar has­ta arri­ba en esta nue­va cam­pa­ña electoral.

A gran­des pro­ble­mas, gran­des retos. Eus­kal Herria no solo debe oír­se en Euro­pa sino que tie­ne que ser ella la que ini­cie el pro­ce­so de cam­bio euro­peo. Ahí es nada. Decla­ran­do la sobe­ra­nía y ponien­do la pri­me­ra pie­dra para la alter­na­ti­va real. Es decir, el camino hacia el socia­lis­mo fue­ra de las garras de los esta­dos espa­ñol y fran­cés así como de la UE. No será com­pa­ñe­ro de via­je la UE, pero Euro­pa si pue­de ser­lo y millo­nes de euro­peos y euro­peas. Los y las de abajo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.