Mani­fies­to de las Mar­chas de la Dig­ni­dad ante el 1º de mayo

El 1º de Mayo es el día de la cla­se obre­ra, y este año vie­ne pre­ce­di­do por la mani­fes­ta­ción más gran­de que hemos lle­va­do a cabo: la mani­fes­ta­ción del 22 de Mar­zo. No sólo superó a todas las mani­fes­ta­cio­nes que se recuer­dan, la mani­fes­ta­ción del 22 de Mar­zo for­ma par­te de la His­to­ria por­que se ha hecho con la volun­tad sobe­ra­na de nues­tros pue­blos, que han deci­di­do irrum­pir en la esce­na polí­ti­ca con voz pro­pia, desa­fian­do el silen­cio de los gran­des medios de comu­ni­ca­ción y toman­do la ini­cia­ti­va para con­vo­car superan­do a las cúpu­las sin­di­ca­les ins­ta­la­das en el pac­to social y en la desmovilización.

El 22 M ha sido tan tras­cen­den­tal que des­pués han que­ri­do ocul­tar­lo tras un mon­ta­je poli­cial y una pro­vo­ca­ción, de for­ma que el men­sa­je que lle­ga­ra a nues­tros pue­blos fue­ra el de la vio­len­cia y la cri­mi­na­li­za­ción, lla­ma­mos a la más amplia y fir­me soli­da­ri­dad con todas las per­so­nas repre­sa­lia­das, espe­cial­men­te para con­se­guir la liber­tad inme­dia­ta de Miguel e Ismael.

Las Mar­chas de la Dig­ni­dad son la máxi­ma expre­sión de las luchas obre­ras y popu­la­res que en los últi­mos tiem­pos han demos­tra­do una nue­va volun­tad de resis­ten­cia y de com­ba­te ante la patro­nal y el gobierno. Gamo­nal, Pan­ri­co, Coca-Cola, las luchas de lxs barren­derxs, de los mine­ros, de las per­so­nas para­das, pen­sio­nis­tas, de la juven­tud, con­tra la pri­va­ti­za­ción de la sani­dad y de la edu­ca­ción, con­tra los ERE´s y cien­tos de otras que demues­tran que los tiem­pos de lamen­tos han pasado.

La cla­se obre­ra y los pue­blos han apren­di­do que la lucha es el úni­co camino.

El man­da­to de millo­nes de per­so­nas, las que han veni­do y las que se han que­da­do en sus terri­to­rios apo­yan­do, exi­ge que los obje­ti­vos de las Mar­chas de la Dig­ni­dad se cons­ti­tu­yan en pro­gra­ma polí­ti­co del nue­vo movi­mien­to que ha naci­do: NO AL PAGO DE LA DEUDA. NI UN RECORTE MÁS. FUERA LOS GOBIERNOS DE LA TROIKA. PAN, TRABAJO (O RENTA BÁSICA), TECHO Y SERVICIOS PÚBLICOS PARA TODOS Y TODAS. A ellas se unen las rei­vin­di­ca­cio­nes que las y los repre­sen­tan­tes de las Mar­chas de todos los terri­to­rios, reu­ni­dos en Bar­ce­lo­na, hacen cons­tar en el Mani­fies­to Esta­tal como el Dere­cho de los Pue­blos a Deci­dir o la Ple­na Igual­dad de las Muje­res, dos rei­vin­di­ca­cio­nes que se suman al nue­vo Movi­mien­to de la Dignidad.

Este pro­gra­ma tie­ne la volun­tad de unir en una sola lucha a los dife­ren­tes sectores.

Las Mar­chas de la Dig­ni­dad han demos­tra­do que es posi­ble y abso­lu­ta­men­te nece­sa­rio qui­tar a la extre­ma dere­cha espa­ño­la, como extre­ma capi­ta­lis­ta que es, la denun­cia de una UE que sólo sir­ve al capi­tal glo­bal, cuan­do ni en el seno de uno ni de otro tie­nen cabi­da los dere­chos más ele­men­ta­les de la cla­se obre­ra y de los pue­blos. Los obje­ti­vos polí­ti­cos del 22M, y de for­ma des­ta­ca­da el “No al pago de la Deu­da” pue­den ser­vir de base a movi­li­za­cio­nes uni­ta­rias con otros pue­blos euro­peos opri­mi­dos por las mis­mas polí­ti­cas y las mis­mas ins­ti­tu­cio­nes que nos oprimen.

Una vez más este 1º de mayo se con­vo­can en Madrid mani­fes­ta­cio­nes sin­di­ca­les con reco­rri­dos dis­tin­tos, noso­tras y noso­tros que hemos lucha­do uni­dos el 22 M, lamen­ta­mos pro­fun­da­men­te esa divi­sión. Las y los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras de las Mar­chas de la Dig­ni­dad esta­re­mos en todas las mani­fes­ta­cio­nes difun­dien­do nues­tra voz, que es tam­bién la de la cla­se obre­ra que cla­ma por la uni­dad de cla­se fren­te a nues­tros enemi­gos comu­nes. Reco­no­ce­mos y valo­ra­mos el tra­ba­jo de las y los sin­di­ca­lis­tas de dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes, así como el tra­ba­jo de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les que for­man par­te de las Mar­chas de la Dig­ni­dad y que han tra­ba­ja­do en ellas por­que com­par­ten sus obje­ti­vos políticos.

En nues­tra volun­tad está el pro­pó­si­to de exten­der el ger­men uni­ta­rio de orga­ni­za­ción, el mis­mo que ha hecho posi­ble las Mar­chas de la Dig­ni­dad. Para lle­var a cabo esa tarea debe­mos pedir vues­tra par­ti­ci­pa­ción, que la uni­dad eche raíz en cada cen­tro de tra­ba­jo y de estu­dio, en cada pue­blo y en cada barrio. Sin la cons­truc­ción de orga­ni­za­cio­nes de base y uni­ta­rias, arti­cu­la­das en torno a nues­tros ejes pro­gra­má­ti­cos, corre­mos el gra­ve ries­go de que el movi­mien­to se disuel­va, y eso no nos lo pode­mos permitir.

Cons­cien­tes de ese peli­gro, os lla­ma­mos a todas y todos para hacer cre­cer la orga­ni­za­ción que impul­só el 22 M.

Caja de Resis­ten­cia: apor­tar un día de sala­rio o de pen­sión o hacer una dona­ción a la cuenta:

Bene­fi­cia­rio: Mar­chas de la DIGNIDAD 22M

Caja Labo­ral ES89 3035 0376 17 3760006480

Con­cep­to: DONACIÓN

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.